TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 391

Sucre, 27 de julio de 2018

Expediente                                : 214/2018

Demandante                        : Hubert Nicolás Fernández Sejas

Demandado                        : Servicio Nacional del Sistema de Reparto

Proceso                                     : Reclamación (Compensación de Cotizaciones)

Distrito                                : Santa Cruz

Magistrado Relator                : Dr. Esteban Miranda Terán

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo, de fs. 101 a 106, interpuesto por el Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), representado por su Director General Ejecutivo a.i. Juan Edwin Mercado Claros, a través de sus apoderados Olga Durán Uribe, Marcelo Alejandro Patzi Pino y Luis Ángel Arias Sánchez, contra el Auto de Vista Nº 24/2018 de 23 de marzo, pronunciado por la Sala en materia del Trabajo y Seguridad Social Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz; dentro del trámite de Compensación de Cotizaciones iniciado por Hubert Nicolás Fernández Sejas; el Auto de 03 de mayo de 2018 (fs. 131 y vta.), que concedió el recurso; el Auto de 22 de mayo de 2018 (fs. 139 y vta.), por el cual se declara admisible el recurso de casación en la forma y en el fondo interpuesto; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I.1. Antecedentes del Proceso

I.1.1. Resolución de la Comisión Nacional de Prestaciones.

Dentro del trámite de Compensación de Cotizaciones efectuado por Hubert Nicolás Fernández Sejas, la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto mediante la Resolución Nº 0001856 de 14 de junio de 2017 de fs. 30, resolvió desestimar la solicitud de Compensación de Cotizaciones por Procedimiento Manual del asegurado Sr. Hubert Nicolás Fernández Sejas.

I.1.2. Resolución de la Comisión de Reclamacn.

Ante la interposición del recurso de reclamación por el asegurado Hubert Nicolás Fernández Sejas a fs. 41 y vta., el Director General Ejecutivo del SENASIR, mediante Resolución de la Comisión de Reclamación Nº 714/17 de 07 de diciembre de 2017, cursante de fs. 78 a 83, confirmó la Resolución Nº 0001856 de 14 de junio de 2017, emitida por la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto, por encontrarse de acuerdo a los datos del expediente y normativa en vigencia.

I.1.3. Auto de Vista.

En conocimiento de la determinación asumida por la Comisión de Reclamación, el asegurado Hubert Nicolás Fernández Sejas interpuso recurso de apelación, cursante a fs. 84 y vta. de obrados; que fue resuelto por la Sala en materia del Trabajo y Seguridad Social Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, mediante Auto de Vista 24/2018 de 23 de marzo, que revocó la Resolución Nº 714/17 de 07 de diciembre de 2017 y en definitiva se ordena al SENASIR, reconocer al Sr. Hubert Nicolás Fernández Sejas, una densidad de aportes de 06 años y 3 meses, y un salario cotizable correspondiente al mes de abril de 1990 en la suma de Bs.2.731,56 (ver liquidación de beneficios sociales de fs. 1) a efectos de tramitar su Compensación de Cotizaciones. Sin costas.

II. FUNDAMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN:

I.2. Motivos del recurso de casación

Dicha Resolución del Tribunal de apelación motivó que la entidad gestora interponga recurso de casación en la forma y en el fondo, que en lo sustancial de su contenido, refiere:

En la forma.

Señala que el Auto de Vista recurrido adolece de elementos de forma que se deben observar al momento de dictar una resolución judicial; es decir, los requisitos que debe cumplir conforme el art. 218 del Código Procesal Civil (CPC-2013), puesto que, no cumplió con la parte narrativa con exposición sucinta del hecho y del derecho que se litiga porque en ninguna parte del Auto de Vista recurrido se puede evidenciar la relación de hecho y derecho, y la valoración correspondiente que den paso a la fundamentación de la decisión judicial apelada.

Continúa indicando que el Auto de Vista recurrido no contiene la parte motivada con estudio de los hechos probados y en su caso los no probados, evaluación de la prueba y cita de leyes en que se funda, bajo pena de nulidad, puesto que una correcta motivación para su determinación en una Resolución, es un requisito sine qua non, y cita la Sentencia Constitucional N° 1369/2001-R, referida a la debida fundamentación que debe tener toda resolución; puesto que el Auto de Vista se limitó a transcribir articulados de la Constitución Política del Estado (CPE) y dejó al olvido las leyes especiales en materia de seguridad social en las que basó el SENASIR su decisión de desestimar la renta incoada y olvidando también la obligación que establece el art. 235 de la propia CPE.

Finaliza señalando que el Auto de Vista incumplió con el requisito que, la parte resolutiva debe ser con decisiones claras, positivas y precisas sobre la demanda o la reconvención en su caso, declarando el derecho de los litigantes, puesto que se limitó a indicar la norma que lo facultaba a tomar la decisión de revocar la Resolución N° 714/17 de 07 de diciembre de 2017 emitida por la Comisión de Reclamación del SENASIR, y no menciona la norma en la que basa su decisión que hace al fondo de lo apelado, siendo esa una resolución oscura; por lo que, acusa como normativa transgredida, los arts. 213.II.2), 3) y 4), 265 y 5 del CPC-2013.

En el fondo.

Señala que el Auto de Vista incurre en errónea aplicación de la ley general sobre la ley especial porque realizó una mera transcripción de los arts. 45.I, II y III, 48.II, 115 y 232 de la CPE, pretendiendo imponer una supremacía constitucional en cuanto a los derechos sociales y económicos de los bolivianos y bolivianas de manera genérica establece los derechos de las personas, en cuanto al derecho a la seguridad social y la interpretación de las normas laborales se refiere; sin embargo, no consideró las leyes y procedimientos en materia de seguridad social para el presente caso.

Finaliza acusando como normativa infringida, los arts. 7 del DS N° 13112, 2.c) y 4 del DS N° 17083, 1 del Reglamento Parcial a la Ley N° 065 aprobado por el DS N° 0822, el Manual de Certificación de Salario Cotizable y Densidad de Aportes para la Compensación de Cotizaciones aprobado por la Resolución Administrativa (RA) N° 299.13, en el numeral 2.1 inciso a) y en su punto 4.

I.2.1. Petitorio

Solicita se dicte Auto Supremo declarando la nulidad expresa del Auto de Vista N° 24/2018 de 23 marzo al estar carente de toda fundamentación y motivación y ordene se dicte nuevo Auto de Vista en base a la pertinencia prevista por el art. 220 del CPC-2013; y sin perjuicio de lo solicitado, si se entra a resolver el fondo, se case el Auto de Vista citado, confirmando la Resolución de la Comisión de Reclamación 714/17 de 07 de diciembre de 2017.

CONSIDERANDO II:

II.1. Fundamentos jurídicos del fallo

Que, así formulado el recurso de casación, se ingresa a su análisis en relación a los datos del proceso y las disposiciones legales cuya infracción se acusa, conforme los siguientes razonamientos:

En la forma.

Previamente es necesario hacer notar, que en cuanto a la forma, la entidad recurrente reclama varios agravios que se relacionan entre sí y al estar vinculados con normas de carácter procesal, se resolverán conjuntamente sin que eso amerite falta de pronunciamiento alguno. En ese sentido; es preciso establecer que, la parte recurrente reclama la falta de motivación y fundamentación en el Auto de Vista ahora recurrido porque se omitió la exposición del hecho y derecho que se litiga, la falta de valoración correspondiente de la prueba y la cita de leyes en que se fundó para emitir el fallo de segunda instancia porque no menciona la norma especial en materia de seguridad social en la que basó su decisión que hace al fondo.

Establecidos los agravios citados, en la forma; cabe señalar que, en mérito al principio de legalidad contenido en la CPE, toda decisión judicial emitida por autoridad judicial debe estar debidamente fundamentada y motivada, entendiéndose por lo primero la obligación que tiene esta autoridad judicial de citar los preceptos jurídicos, sustantivos y adjetivos en que se apoya su determinación adoptada y por lo segundo, la referida autoridad debe expresar una serie de razonamientos lógico-jurídicos, con los cuales debe explicar el por qué consideró que el caso concreto se ajusta a la hipótesis normativa.

Asimismo, la falta de fundamentación y motivación es una vulneración formal, diferente a la errónea o indebida fundamentación y motivación que es una vulneración material o de fondo. En el caso concreto la entidad recurrente acusa que el Auto de Vista objeto del recurso “carece de fundamentación y motivación”, situación que procesalmente es correcto analizarlo dentro un recurso de casación en la forma.

En ese sentido y de una revisión minuciosa del segundo considerando del Auto de Vista N° 24/2018 de 23 de marzo cursante de fs. 96 a 98, se advierte que el mismo aplica los arts. 14, 18 del DS N° 27543 de 31 de mayo de 2004 y a su vez los arts. 13, 16 y 17 del citado DS, normativa que da mayor facilidad para que los asegurados puedan acceder al beneficio de las rentas que otorga el SENASIR; asimismo aplicó el art. 83 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición (MPRCPA) para argumentar la aplicación de documentación supletoria para la verificación de aportes, con avisos de afiliación y de baja del trabajador, de reingreso del asegurado, complementados por certificados de trabajo, récords de servicios y finiquitos de pago de beneficios sociales. Aplicó también los arts. 23 y 24.2 el Manual Único de Compensación de Cotizaciones aprobado mediante la RA SENASIR N° 021.07 de 11 de enero de 2007 para determinar la densidad de aportes del asegurado, puesto que, se establece dicha normativa que se podrá realizar en base a documentación e información que le fuera presentada por el afiliado al momento de iniciar su trámite, mediante documentos acreditables, consistentes en: boletas de pago original; certificado de aportes originales; planillas selladas originales; calificación de años de servicios; finiquito original que sea anterior a mayo de 1997; aviso de alta y baja de los entes gestores de salud y certificado de trabajo (ver fs. 97 y vta., y fs. 98 vta.).

Asimismo, el Auto de Vista ahora recurrido, señala: “Que, el único considerando del D.S. No. 17083 de 04 de octubre de 1974, establece que dentro del sistema de seguridad social, existen sectores laborales que habiendo prestado servicios renumerados en comisiones mixtas internacionales, entre otras, no han sido reconocidos en su antigüedad a los efectos de la obtención de sus prestaciones, por ello se ha determinado en su Art. 1° entre otras cosas, que los trabajadores comprendidos dentro del campo de aplicación del Código de Seguridad Social que desde el 01 de enero de 1957, no hubieran sido asegurados por sus empleadores a las instituciones de Seguridad Social a las que pertenecen, podrán recuperar su antigüedad dentro de los regímenes de los seguros sociales a la sola exhibición de sus documentos que acrediten una relación de trabajo con cuyos antecedentes se procederá a la liquidación de aportes patronales y laborales en los seguros de invalidez , vejez y muerte” (sic) (las negrillas son añadidas); por consiguiente, claramente se evidencia que, el Tribunal de segunda instancia dio estricto cumplimiento a los requisitos establecidos por ley para la emisión de la Resolución de Alzada, puesto que, cumplió con establecer la parte narrativa con exposición sucinta del hecho y del derecho que se litiga (la compensación de cotizaciones de 27 de febrero de 1984 hasta el 21 el 21 de mayo de 1990 del asegurado Hubert Nicolás Fernández Sejas), así como la normativa legal aplicable al caso concreto, la cual es el DS N° 27543, el MPRCPA, el Manual Único de Compensación de Cotizaciones aprobado mediante RA SENASIR N° 021.07 de 11 de enero de 2007, el art. 1° del D.S. No. 17083 de 04 de octubre de 1974 ya señalados líneas arriba y la correspondiente valoración de la prueba consistente en: Liquidación Final de beneficios sociales; Certificado de Trabajo; boletas de pago de haberes de enero/87, marzo/89, mayo/84 y junio/86 emitidos por la Comisión Mixta Argentino-Boliviana “Construcción Ferrocarril”; contratos de trabajo suscritos entre el asegurado y la Comisión Mixta Ferroviaria Argentino-Boliviana; memorándum de felicitación por el desempeño de sus funciones del asegurado dentro de la Comisión Mixta Argentino-Boliviana; memorándum de designación al cargo como Jefe de Planificación y Control emitida por la citada Comisión Mixta Argentino-Boliviana; Certificado de trabajo emitido por la Comisión Mixta Argentino-Boliviana que certifica que el asegurado trabajo bajo contrato indefinido desde el 27 de febrero de 1984 al 21 de mayo de 1990; certificación emitida por la referida Comisión encargada de la construcción del ferrocarril Santa Cruz-Trinidad, en la que expresa que de acuerdo a la planilla de haberes, se registra descuentos por concepto de renta de servicios personales (quinta categoría) correspondiente a la gestión 1985; y Orden de Pago a favor del asegurado en calidad de Jefe de División, Planificación y Control por concepto de indemnización por tiempo de servicios en la Comisión Mixta desde el 27 de febrero de 1984 a 20 de mayo de 1990 (ver fs. 1, 2, 26 a 29, 31 a 33, 34, 35, 36, 38 y 39 de obrados; respectivamente), por lo que, conforme a la citada documentación supletoria se evidenció que Hubert Nicolás Fernández Sejas trabajó durante el 27 de febrero de 1984 hasta el 21 de mayo de 1990 en la Comisión Mixta Ferroviaria Argentino-Boliviana, aspecto que debe considerarse para el monto de su Compensación de Cotizaciones a considerar, como acertadamente se estableció en el Auto de Vista y conforme a los arts. 14, 18, 13, 16 y 17 del DS N° 27543, 83 del MPRCPA, 23 y 24.2 el Manual Único de Compensación de Cotizaciones aprobado mediante la RA SENASIR N° 021.07 y el art. 1° del D.S. N° 17083 de 04 de octubre de 1974, fue correcta la determinación de realizar el recalculo de la densidad de aportes como adecuadamente lo determinó el Tribunal ad quem en el Auto de Vista ahora recurrible.

Por lo expuesto, claramente se acredita que el Auto de Vista recurrido contiene fundamentación y motivación suficiente, respecto a la apelación interpuesta; por consiguiente, se advierte que dichos reclamos en la forma no resultan evidentes ya que si bien el Auto de Vista Nº 24/2018 de 23 de marzo (ver fs. 96 a 98 de obrados) no contiene una ampulosa argumentación; empero, se resolvieron todos los puntos, en términos claros, positivos y precisos, resueltos por el inferior y que fueron objeto de la apelación y fundamentación, advirtiéndose con claridad que el proceso se ha desarrollado sin vicios de nulidad, en el marco del debido proceso y que los intereses de las partes han sido debidamente sustanciados, por cuanto, al momento de dictarse el Auto de Vista recurrido se otorgaron a las mismas, la tutela judicial efectiva, cumpliéndose con los requisitos previstos en los arts. 213, 218 del CPC-2013 y con el cumplimiento y pertinencia prevista en los arts. 5 y 265 del citado Código Adjetivo Civil, pronunciándose respecto al recurso de apelación, resolviendo revocar la Resolución N° 714/17 de 07 de diciembre de 2017 de fs. 78 a 83 de obrados, disponiendo al SENASIR reconozca una densidad de aportes de 6 años y 3 meses en favor del asegurado conforme a la ley y dando estricto cumplimiento a las normas procesales en el presente caso, por lo que no resultan evidentes los agravios en la forma realizados por la parte recurrente (las negrillas son añadidas).

En el fondo.

Respecto a la errónea aplicación de la ley general sobre la ley especial realizada por el Tribunal de Alzada; cabe señalar que, el Auto de Vista N° 24/2018 de 23 de marzo de 2018 de fs. 96 a 98, si bien emplea disposiciones legales establecidas en la CPE; empero tales artículos se encuentran íntimamente ligados con el objeto del proceso, precisamente porque están destinados al derecho y protección que el Estado brinda a la seguridad social y entre ella, obviamente a la jubilación. Asimismo, del Auto de Vista recurrido, se advierte que el Tribunal de segunda instancia aplicó la normativa especial, que en el caso de autos es el DS N° 27543 en su art. 14, el cual señala: En el caso de inexistencia de planillas y comprobantes de pago en los archivos del SENASIR, del periodo comprendido entre enero de 1957 y abril de 1997, el SENASIR certificará los aportes con la documentación que cursa en el expediente del asegurado, a la fecha de publicación del presente Decreto Supremo, bajo presunción juris tantum. Los documentos será uno o más de los siguientes: Finiquitos, Certificados de trabajo, boletas de pago o planillas de haberes, partes de filiación y baja de las Cajas de Salud respectivas…. Concordante dicha disposición legal con su art. 18, que dice: “…Para fines de certificación de aportes para la determinación de montos de compensación de cotizaciones por procedimiento manual, se podrán utilizar las modalidades establecidas en los Artículos 13, 16 y 17 del presente Decreto Supremo…”. Como también su art. 16, que va más allá, al señalar: “…Para fines de certificación de aportes en mora de entidades, que dejaron de funcionar y se encuentran actualmente cerradas; que hubieran estado en su momento debidamente afiliadas a los entes gestores de salud y se evidencie la existencia de al menos un aporte al Sistema de Reparto, dichos aportes serán certificados con la documentación que curse en el expediente conforme al Artículo 14 del presente Decreto Supremo". Normativa que dio mayor facilidad para que los beneficiarios pudieran acceder al beneficio de las rentas que otorga el SENASIR; esta determinación, no es la única que prevé dicho procedimiento supletorio, ya que el art. 83 del MPRCPA también aplicado en el fallo recurrido, dispone claramente que, cuando por algunos periodos de tiempo, no existieran planillas en sus archivos, se complementará la verificación de aportes con los avisos de afiliación y de baja del trabajador, de reingreso del asegurado, complementados por certificados de trabajo, récords de servicios y finiquitos de pago de beneficios sociales, normas que velan por el acceso a una jubilación justa y otorgan mayor facilidad para que los beneficiarios puedan acceder al beneficio de las rentas, disponiendo que, cuando por algunos periodos de tiempo, no existieran planillas en archivos del SENASIR, se complemente la verificación de aportes con otros documentos como los finiquitos, certificados de trabajo, avisos de afiliación y de baja del trabajador, etc., norma que debe ser aplicada conforme lo previsto por los arts. 13, 15, 16, 17 y 18 del DS mencionado, así como lo señalado por el art. 83 del MPRCPA (las negrillas son añadidas); por lo que, se evidencia que no resulta evidente la falta de aplicación de leyes y procedimientos establecidos en materia de seguridad social porque aplicó correctamente el ya citado DS N° 27543 de 31 de mayo de 2004, el MPRCPA, 23 y 24.2 el Manual Único de Compensación de Cotizaciones aprobado mediante la RA SENASIR N° 021.07 y el art. 1° del D.S. N° 17083 de 04 de octubre de 1974, como leyes especiales que resultan concordantes con los artículos de la Ley Suprema que aplicó acertadamente el Tribunal ad quem y los artículos descritos ut supra.

Finalmente sobre la normativa infringida alegada por la parte recurrente; cabe señalar que, de acuerdo a los fundamentos de fondo ya expuestos, quedó claro que no existió vulneración alguna a la normativa en materia de seguridad social en el presente caso, al contrario, resulta evidente que se realizó una correcta valoración e interpretación en su fundamentación jurídica respecto a la normativa legal aplicable al presente caso y descrita líneas arriba; en consecuencia, la parte recurrente no demostró las infracciones acusadas en la actuación judicial, ni mala interpretación de la normativa legal en materia de seguridad social por parte del Tribunal de Alzada conforme a los argumentos expuestos; por lo que, corresponde a este Tribunal desestimar las pretensiones del recurso de casación en la forma y en el fondo y fallar conforme dispone el art. 220.II del CPC-2013, aplicable por la norma permisiva contenida en los arts. 633 del Reglamento al Código de Seguridad Social y 15 del MPRCPA aprobado por RS Nº 10.0.0.087 de 21 de julio de 1997.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 101 a 106, interpuesto por el SENASIR, contra el Auto de Vista N° 24/2018 de 23 de marzo, cursante de fs. 96 a 98, emitido por la Sala en materia del Trabajo y Seguridad Social Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

Sin costas ni costos en aplicación de los arts. 39 de la Ley N° 1178 de 20 de julio de 1990 (SAFCO) y 52 del DS N° 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.