TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 372

Sucre, 27 de julio de 2018

Expediente                        : 073/2018

Demandante                : Guillermo Condori Ramos

Demandado                : Servicio Nacional del Sistema de Reparto

Materia        Materia                       : Renta por Riesgo Profesional 

Distrito                        : La Paz

Magistrada Relatora        : María Cristina Díaz Sosa

VISTOS: Los recursos de casación en el fondo interpuesto por Guillermo Condori Ramos, a través de su representante Humberto Quiñonez Pozo de fs. 217 a 218; y Juan Edwin Mercado Claros, Director General Ejecutivo del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR) de fs. 234 a 236, ambos contra el Auto de Vista N° 109/2017-S.S.A. II de 19 de septiembre de 2017, pronunciado por la Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz; cursante de fs. 212 a 213, dentro del trámite de Renta Única  por Enfermedad Profesional iniciado por Guillermo Condori Ramos contra la entidad recurrente, el Auto que concede los recursos, antecedentes del proceso; y:

I. ANTECEDENTES PROCESALES

Resolución de la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto

A la tercera solicitud de Renta por Riesgo Profesional por Guillermo Condori Ramos, el Tribunal Médico Nacional Calificador de Incapacidades mediante Informe Nº 654/06 de 14 de junio de 2007, cursante a fs. 52, señala: que de acuerdo a los nuevos exámenes efectuados en el Departamento Nacional de Medicina del Trabajo, ADOLECE DE ENFERMEDAD PROFESIONAL PÙLMONAR, SILICOSIS INICIAL; que determina 30% de incapacidad para el trabajo, la Comisión de Reclamación de Rentas por Resolución Nº 700 de 12 de junio de 2008, dispone otorgar la Renta Única por Enfermedad Profesional; tras un nuevo examen médico por Informe Nº 145/15 de 26 de noviembre de 2015, el Tribunal Médico Nacional Calificador de Incapacidades de la C.N.S. determina que Guillermo Condori Ramos, NO ADOLECE DE ENFERMEDAD PROFESIONAL PULMONAR que le incapacite para trabajar, que por Resolución Nº 00006041 de 10 de octubre de 2015, resuelven la suspensión definitiva de la Renta Única por Enfermedad Profesional y terminar el pago de lo indebidamente cobrado para su recuperación; Resolución que fue impugnada mediante recurso de reclamación por el rentista, mereciendo la Resolución Nº094/16 de 1 de marzo de 2016, que confirma la Resolución Nº 00006041, lo que fue apelada por Guillermo Condori Ramos.

Auto de Vista

En apelación interpuesta por el rentista, la Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz; emite el Auto de Vista N° 109/2017-SSA II de 19 de septiembre de 2017, cursante de fs. 212 a 213, que Confirma en parte la Resolución Nº 094/16 de 1 de marzo de 2016, pronunciada por la Comisión de Reclamación del SENASIR, dejando sin efecto el monto de lo indebidamente cobrado que emerge de la Renta Única por Enfermedad Profesional.

II. ARGUMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

II.1 El recurso de casación en el fondo interpuesto por Guillermo Condori Ramos, a través de su apoderado Humberto Quiñonez Pozo de fs. 217 a 218, señala que:

El SENASIR no ha demostrado que el recurrente haya falsificado la resolución que dio lugar a la Renta Única por Enfermedad Profesional Nº 0007000 de 12 de junio de 2008, o haya sido fundada la misma en la presentación de documentación falsa o fraudulenta, toda vez que no existe antecedentes sobre declaraciones fraudulentas por parte del asegurado, por lo que se trataría simple y llanamente de una mala aplicación del tribunal médico calificador de incapacidades.

Existiría una seria contradicción en la emisión de los informes médicos, porque provinieron de la entidad aseguradora C.N.S. y no así del asegurado, pues el mismo no intervino en ningún momento para la calificación de la enfermedad profesional que dio lugar en derecho a que perciba la renta única señalada.

No se está cumpliendo con lo establecido en el art. 39 y 40 del Código de Seguridad Social, el Reglamento del C.S.S. y la normativa legal vigente, que establecen: “Cuando el trabajador es declarado con incapacidad permanente para el trabajo, se le concederá una renta en proporción al grado de incapacidad para el trabajo como consecuencia de la enfermedad profesional contraída, toda vez que existe disminución para la capacidad del trabajo y consecuentemente no puede contar con medios económicos para su subsistencia.

Hace una mención de los principios constitucionales relacionados al derecho a la seguridad social como el de universalidad, integralidad, equidad, solidaridad, unidad de gestión economía, oportunidad, interculturalidad y eficacia. Por lo que bajo esta premisa el Tribunal Medico Calificador de Incapacidades de la C.N.S. dicto el informe cuestionado, lo que el SENASIR no probó lo observado por ellos.

Que debe tomarse en cuenta una tercera y definitiva valoración médica del Tribunal Medico Calificador.

Finaliza su fundamento solicitando se revoque el Auto de Vista impugnado y en consecuencia ordene a SENASIR la reposición de la renta que venía percibiendo con carácter retroactivo a la fecha de su suspensión.

II.2 El recurso de casación en el fondo interpuesto por el Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR) representado legalmente por Juan Edwin Mercado Claros Director General Ejecutivo, de fs. 234 a 236, indica lo siguiente:

El Tribunal Ad-quem realizo un correcto análisis y aplicación de la normativa en cuestión en referencia a la suspensión definitiva de renta única por enfermedad profesional y pago de P.R.A. (pago de renta anticipado), y al contrario realiza una incorrecta aplicación del art. 477 del R.C.S.S., acusando al SENASIR de tomar en cuenta dicha disposición legal, siendo que esta entidad en ninguna de sus Resoluciones funda su decisión de la recuperación del cobro indebido, aplicando el art. 477 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

El Tribunal de alzada, no tomo en cuenta que la suspensión de la renta se ha generado a consecuencia de la vulneración de los requisitos establecidos para su acreencia, como ser la inexistencia de una enfermedad profesional pulmonar de parte del apelante, que le permitió acceder a una renta por enfermedad profesional cuando no le correspondía el beneficio, situación que le indujo al error al ente gestor, generándose cobros indebidos que deben ser recuperados por el SENASIR  a efectos de reparar el daño económico al Estado, por cuanto se entiende que las prestaciones pecuniarias otorgadas en forma indebida constituyen un enriquecimiento económico injusto de terceros, y un empobrecimiento del Estado, que desestabilizan de alguna u otra manera el sistema financiero de la Seguridad Social, generando el enriquecimiento ilícito de particulares.

Las mencionadas afirmaciones lo sustentan en el art. 9 del DS. 27991 de 28 de enero de 2005, lo que el Tribunal de Alzada no considero que como ente regulador está en la obligación de recuperar esos montos indebidamente cobrados, atribuciones que están enmarcadas en el DS. 27066 de 6 de junio de 2003, de creación del SENASIR, en aras de precautelar los intereses del Estado Boliviano el art. 8 del DS. 23215 Reglamento para el Ejercicio de la Atribuciones de la Contraloría General de la Republica en concordancia con los arts. 42 inc b) y 43 de la Ley 1178, por lo que no se puede ni debe dejar sin efecto legal la determinación de la recuperación de lo indebidamente percibido dispuesto a través de la Resolución Nº 0006041 de 10 de diciembre de 2015, emitida por la Comisión Nacional de Prestaciones del SENASIR, a tal efecto también hace cita del art. 180-I de la C.P.E. respecto al principio de verdad material de la cual el SENASIR cumpliría a cabalidad ya que se debe tomar en cuenta la verdad material en su aplicación concreta , el cual supone la buena fe de los asegurados y sus derechohabientes en el desarrollo del tramite administrativo. En tal virtud hace un resumen de la relación de los hechos indicando que: Guillermo Condori Ramos fue beneficiario de una renta por Enfermedad Profesional desde la gestión 2007, en razón de su condición de salud que fue evaluada por el Tribunal Médico Nacional Calificador de Incapacidades de la C.N.S. mediante Informe Nº 654/06 de 13 de junio de 2007, que determina la dolencia de enfermedad profesional pulmonar SILICOSIS INICIAL situación que no le permitiría continuar con su actividad laboral, posteriormente el Tribunal Médico Nacional Calificador de Incapacidades emite el informe Nº 145/15 de 26 de noviembre de 2015, suscrito por el Dr. Ernesto Castro Ortega, Presidente del Tribunal Médico, Dra. Katia Cazón Chacón, Jefe de División Nacional de Incapacidades, Dr. Ramiro Mamani Callisaya, Medico del Trabajo Vocal, Dr. Arturo Terceros Murillo, Jefe Departamental de Medicina del Trabajo, que determinan que Guillermo Condori Ramos, no adolece de enfermedad profesional pulmonar, que en la actualidad lo incapacite para el trabajo, situación que causa extrañeza al ente gestor siendo que la SILICOSIS PULMONAR es una enfermedad crónica evolutiva e irreversible.  

Concluye su fundamento señalando las normas supuestamente vulneradas en el Auto de Vista impugnado que serían: el art. 477 del Reglamento del Código de Seguridad Social; el art. 4 inc. C) del DS. Nº 26189 de 18 de mayo de 2001, según la Ley Nº 2197 de 9 de mayo de 2001, modificatoria del art. 57-III de la Ley Nº 1732 de pensiones; art. 9 del DS. 27991, de 28 de enero de 2005; DS. 27066 de 6 de junio de 2003; y Ley Nº 004 de 31 de marzo de 2010.

Concluye solicitando se dicte el Auto Supremo casando la Resolución de Auto de Vista Nº 109/2017 S.S.A.-II de 19 de septiembre de 2017, y se confirme en su totalidad la Resolución de la Comisión de Reclamación Nº 094/16 de 1 de marzo de 2016, sea previa las formalidades de rigor.

III. ANÁLISIS JURÍDICO LEGAL, DOCTRINAL Y JURISPRUDENCIAL, APLICABLE AL CASO EN CONCRETO.

1.- De los fundamentos vertidos por el representante de Guillermo Condori Ramos en su recurso de casación en el fondo, su reclamo controvierte en la determinación que tuvo la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, para suspender definitivamente su Renta por Enfermedad Profesional, lo cual fue confirmada en el Auto de Vista impugnado, de lo que indicamos lo siguiente:

El Código de Seguridad Social contiene normas para proteger la salud del capital humano del país, la continuidad de los medios de subsistencia, la aplicación de las medidas adecuadas para la rehabilitación de las personas inutilizadas y la concesión de los medios necesarios para el mejoramiento de las condiciones de vida del grupo familiar. El inciso b) del art. 27 del Código de Seguridad Social previene que los riesgos profesionales comprenden también a la enfermedad profesional originada en todo estado patológico producido como consecuencia del trabajo que sobrevenga por evolución lenta y progresiva, que determine la disminución o pérdida de la capacidad de trabajo y de ganancia o muerte del asegurado y que sea provocada por agentes nocivos.

En el caso presente, de los antecedentes procesales se evidencia que la suspensión de la Renta Única por Enfermedad Profesional de Guillermo Condori Ramos, emerge del Informe Nº 145/15 de 26 de noviembre de 2015, emitido por el Tribunal Médico Nacional Calificador de Incapacidades de la C.N.S. Departamento Nacional de Medicina del Trabajo, que determina por un cuarto examen médico, que Guillermo Condori Ramos NO ADOLECE DE ENFERMEDAD PROFESIONAL PULMONAR que lo incapacite para trabajar, lo que origino la Resolución Nº 00006041 de 10 de diciembre de 2015, que resuelve suspender definitivamente la renta única por enfermedad profesional que se le había otorgado entre otros aspectos.

De la normativa glosada y los antecedentes que dieron origen a la suspensión de la renta extrañada por el recurrente, esta se debe a la facultad que le otorga al SENASIR el DS. Nº 27066 de 6 de junio de 2003, en su Capítulo III, art. 5 (Atribuciones) literal d); y el DS. Nº 27991 de 28 de enero de 2005, en su art. 9, por lo que previo examen médico el Tribunal Médico Nacional Calificador de Incapacidades de la C.N.S. informo que Guillermo Condori Ramos NO ADOLECE DE ENFERMEDAD PROFESIONAL PULMONAR que lo incapacite para trabajar, lo que indudablemente ameritaba que la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, suspenda definitivamente la renta única por enfermedad profesional de Guillermo Condori Ramos, decisión que no está al margen de la Ley, en coherencia al fundamento del Tribunal Ad quem plasmado en el Auto de Vista Nº 109/2017-SSA II de 19 de septiembre, por lo que la denuncia realizada por el recurrente no es evidente.

2.- En atención al recurso de casación en el fondo interpuesto por el representante legal de SENASIR, en el que controvierte la aplicación del art. 477 del Reglamento al Código de Seguridad Social, por el que solicita la recuperación de los montos indebidamente recibidos por Guillermo Condori Ramos, señalamos lo siguiente:

Para viabilizar la devolución de las cantidades indebidamente recibidas por los asegurados, a consecuencia de errores advertidos con posterioridad a la concesión de la renta única por enfermedad profesional, es menester acreditar que dichos errores son la consecuencia de los documentos, datos o declaraciones fraudulentas proporcionadas por el asegurado, caso contrario, de no demostrarse esta situación, los efectos que genera el ejercicio de la facultad de revisión a la que hace alusión el art. 477 del R.C.S.S. extrañada por el recurrente, no surte efecto retroactivo respecto a la recuperación de las mensualidades pagadas, aspectos que -en la especie- el ente gestor en el presente caso no acreditó, de lo contrario se constituiría en una decisión sin sustento fáctico ni jurídico, que no puede mantenerse vigente en detrimento de los derechos del asegurado, máxime si, de la normativa precedentemente señalada, reiteramos se anteponen los principios jurídicos fundamentales del derecho administrativo, como ser el de la verdad material, la buena fe del administrado, ya que el beneficio de la Renta por Enfermedad Profesional otorgada a Guillermo Condori Ramos fue en mérito al Informe Nº 654/06 de 13 de junio de 2007, emitido por el Tribunal Médico Nacional Calificador de Incapacidades de la C.N.S. que estableció la Enfermedad Profesional Pulmonar, SILICOSIS INICIAL, determinándole 30% de incapacidad para el trabajo, hecho que no se configura en lo establecido en el art. 477 de R.C.S.S. lo que pueda  atribuirle al asegurado como el causante al error incurrido por la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR, por lo que si se busca reparar el daño económico al Estado como sostiene el recurrente, este debe ser contra los presuntos causantes para este error mediante la via correspondiente por Ley, por lo que el recurso de casación en el fondo interpuesto por el SENASIR no desvirtúa el fundamento del Auto de Vista impugnado respecto a su pretensión.

Por todo lo expuesto, se concluye que el Tribunal Ad - quem no incurrió en la vulneración e infracciones acusadas en los recursos de casación en el fondo acusados por Guillermo Condori Ramos y por el SENASIR; en consecuencia, corresponde aplicar el art. 220.II del Código de Procesal Civil.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los artículos 184. 1 de la Constitución Política del Estado y 42. I. 1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO los recursos de casación interpuesto por Guillermo Condori Ramos (fs. 217 a 218) y el Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR) (fs. 234 a 236).

Sin costas por existir recursos de casación formulados por ambas partes.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.