TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA


Auto Supremo Nº 302

Sucre, 6 de julio de 2018

Expediente                        : 141/2017

Demandante                : KAISER SERVICIOS S.R.L.

Demandado        : Gerencia Grandes Contribuyentes Santa Cruz (GRACO-STC) del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN)

Proceso        : Contencioso Tributario

Distrito                        : Santa Cruz

Relatora                        : Magistrada María Cristina Díaz Sosa

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 97 a 98 vta., interpuesto por Jorge Fernando Delius Senzano en representación legal de la sociedad mercantil KAISER SERVICIOS S.R.L., contra el Auto de Vista Nº 115 de 29 de julio de 2016 cursante de fs. 93 a 94 vta., pronunciado por la Sala Social, Contenciosa Tributaria y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso contencioso tributario seguido por la empresa recurrente contra Gerencia Grandes Contribuyentes Santa Cruz (GRACO-STC) del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN); contestación al recurso de fs. 103 a 107 vta.; el Auto que concede el recurso de 108; los antecedentes del proceso; y,

I. ANTECEDENTES PROCESALES

Auto Definitivo Nº 19 de 16 de junio de 2014

Presentado el proceso contencioso tributario por KAISER SERVICIOS S.R.L. contra GRACO-STC del SIN, que pretende dejar sin efecto el Proveído Nº 24-000079-12 de 29 de marzo de 2012, cursante a fs. 19 que  resuelve rechazar la solicitud de dejar sin efecto el Proveído de Inicio de Ejecución Tributaria Nº 24-000049-12 de 8 de marzo de 2012, el Juez Primero Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario de Santa Cruz, emite el Auto Definitivo Nº 19 de 16 de junio de 2014 de fs. 72 a 73 vta., que rechaza la demanda de fs. 20 a 23, fundamentando que el Proveído de Inicio de Ejecución Tributaria Nº 24-000049-12, es inimpugnable de conformidad a los arts. 3 y 4 del DS 27874 de 26 de noviembre de 2004.

Auto de Vista Nº 115 de 29 de julio de 2016

La empresa KAISER S.R.L. demandante, presenta el recurso de reposición bajo alternativa de apelación de fs. 75 a 77 vta., contra el Auto Definitivo Nº 19; y, el Juez de la causa, el 22 de junio de 2015, concede el recurso de apelación mediante Auto de fs. 82; en apelación, la Sala Social, Contenciosa Tributaria y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, pronuncia el Auto de Vista Nº 115 de 29 de julio de 2016, cursante de fs. 93 a 94 vta., que anula la concesión del recurso de apelación de fs. 82 y bajo el argumento de no haberse formulado apelación directa, declara ejecutoriado el Auto Definitivo Nº 19 de 16 de junio de 2014.

II. ARGUMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN Y PETITORIO

El representante legal de KAISER S.R.L, interpone recurso de casación en la forma y en el fondo contra el Auto de Vista Nº 115 de 29 de julio de 2016, con los siguientes argumentos:

Casación en la forma:

1.- El proveído de radicatoria del proceso, de 28 de junio de 2016 (fs. 88), refiere que el trámite se sujetará a lo establecido por los arts. 261 y 264 del Código Procesal Civil (CPC); sin embargo, el Tribunal de apelación omite dar lectura del Auto de Vista en audiencia.

2.- El art. 265.I del citado CPC, prevé que el tribunal de alzada debe pronunciarse sobre los puntos resueltos por el inferior que hubieran sido objeto de apelación y fundamentación; pese a los agravios expuestos ante el ilegal rechazo de la demanda, el Auto de Vista omite el pronunciamiento sobre los mismos.

3.- El art. 265.II del CPC, establece        que el Tribunal de alzada no podrá modificar la resolución impugnada en perjuicio del apelante; empero, el Auto de Vista refiere erróneamente que no correspondía el recurso de reposición bajo alternativa de apelación, basándose solamente en la SCP 00437/2015-S2 de 29 de abril y en los arts. 215, 227, 220.I inc. 1) del Código de procedimiento Civil (CPC-1975) y no así en el Nuevo Código Procesal Civil, ni en la Ley 1340.

Casación en el fondo:

1.- Violación de los arts. 115, 120.I y 180 de la Constitución Política del Estado y 30 incs. 7, 10, 12 y 30.14 de la LOJ: se rechazó ilegalmente la demanda, vulnerando los derechos a la doble instancia, acceso a la justicia pronta, oportuna y efectiva, al debido proceso, a ser oído y a un juez competente e imparcial e incumpliendo los arts. 250, 251, 252 y siguientes del CPC, al impedir que la jurisdicción ordinaria conozca y juzgue los actos ilegales de la Autoridad Tributaria.

2.- Inobservancia del principio de legalidad contenido en el art. 30.6 de la LOJ, por cuanto no se aplicaron las normas constitucionales y las leyes vigentes.

Petitorio.-

El recurrente solicita anular el Auto de Vista impugnado, disponiendo que el Tribunal de alzada dicte nueva resolución sujetándose al trámite y competencia previstos en los arts. 264 y 265 del CPC y art. 15.I de la Ley del Órgano Judicial (LOJ); o, en caso de conocer el recurso en el fondo, casar el Auto de Vista y deliberando en el fondo ordenar al Juez de la causa admita la demanda.

III. ANÁLISIS JURÍDICO LEGAL Y JURISPRUDENCIAL PERTINENTE

En consideración de los argumentos expuestos por el recurrente, de acuerdo a la problemática planteada, se realiza una interpretación desde y conforme la Constitución Política del Estado, el bloque de constitucionalidad y las normas ordinarias aplicables al caso concreto; en ese marco caben las siguientes consideraciones de orden legal:

El derecho al debido proceso, consagrado por el art. 115.II de la CPE, constituye una garantía constitucional que abarca los presupuestos procesales mínimos que rigen un proceso judicial, administrativo o corporativo, vinculados a todas las formas propias del mismo y a las leyes preexistentes, para materializar la justicia con base en la igualdad de condiciones de los sujetos intervinientes, de conformidad con el art. 119.I de la Ley Fundamental; el debido proceso tiene dos perspectivas; de un lado, se trata de un derecho en sí reconocido a todo ser humano; y de otro, es una garantía jurisdiccional a favor de toda persona para asegurar el ejercicio de sus derechos en las instancias administrativas, jurisdiccionales o jurisdicciones especiales; con sus elementos configurativos defensa, y motivación y fundamentación de las decisiones judiciales o administrativas.

Por su parte, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la Opinión Consultiva OC-16/99 de 1 de octubre de 1999, ha manifestado: “En opinión de esta Corte, para que exista «debido proceso legal» es preciso que un justiciable pueda hacer valer sus derechos y defender sus intereses en forma efectiva y en condiciones de igualdad procesal con otros justiciables. Al efecto, es útil recordar que el proceso es un medio para asegurar, en la mayor medida posible, la solución justa de una controversia. A ese fin atiende el conjunto de actos de diversas características generalmente reunidos bajo el concepto de debido proceso legal”.

El art. 256 del CPC, prevé que procederá el recurso ordinario de apelación a favor de todo litigante que habiendo sufrido algún agravio con objeto de que el tribunal superior la modifique, revoque, deje sin efecto o en su caso anule obrados; por su parte, el art. 261 del citado CPC, establece que la apelación contra la sentencia o auto definitivo se interpondrá por escrito fundado, que refiere a que contendrá la motivación y fundamentación inherente al agravio sufrido.

En cuanto a la pertinencia de la resolución que se pronuncie en alzada o en segunda instancia, el art. 265.I del CPC, determina que el auto de vista deberá circunscribirse precisamente a los puntos resueltos por el inferior y que hubieran sido objeto de la apelación y fundamentación a que se refiere el citado art. 274.I.3 del mismo texto legal.

Sobre el recurso de casación, se deja establecido que procede en los casos estrictamente señalados por ley y está dirigido a lograr que el Tribunal Supremo de Justicia revise y en su caso modifique, las resoluciones pronunciadas en apelación y que infrinjan las normas del derecho material, del derecho al debido proceso o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales; por ello, es considerado como una demanda nueva de puro derecho y cuando se interpone en el fondo, será por errores en la resolución definitiva impugnada, hechos que deben adecuarse a las causales establecidas en el art. 271 del CPC, siendo la finalidad del recurso, la casación del Auto de Vista recurrido y correspondiente emisión de una nueva decisión con base en una correcta interpretación o aplicación de la ley sustantiva, o eliminado el error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba, cuando sea el caso.

Además, resulta necesario referirnos al art. 264 del CPC, que establece que recibido el expediente original (efecto suspensivo), el tribunal de alzada decretará la radicatoria de la causa, señalando audiencia en el plazo máximo de 15 días para el diligenciamiento de la prueba a que se refiere el Artículo 261.III de ese mismo Código, ello únicamente en caso de solicitud expresa de las partes o si el tribunal de apelación considera pertinente para resolver; que en esta audiencia las partes podrán formular sus conclusiones y luego se nombrará vocal relator para que en el plazo máximo de veinte días, se proceda a la relación de la causa; además, que vencido este plazo el tribunal señalará día y hora de audiencia para la lectura del auto de vista, que no podrá exceder de tres días.

El art. 256 del citado CPC, prevé que procederá el recurso ordinario de apelación a favor de todo litigante que habiendo sufrido algún agravio con objeto de que el tribunal superior la modifique, revoque, deje sin efecto o anule; por su parte, el art. 261 del citado CPC, establece que la apelación contra la sentencia o auto definitivo se interpondrá por escrito fundado, que refiere a que contendrá la motivación y fundamentación inherente al agravio sufrido; y, los arts. 260.I y 261.I del mismo texto legal, sobre la procedencia de las apelaciones suspensiva, cuando se trate de sentencias o autos que pongan fin al litigio, o hagan imposible su continuación, medio de impugnación a interponerse dentro del plazo de 10 días; mientras que el recurso de reposición de formula dentro del plazo de 3 días contra decisiones judiciales de distinta naturaleza, de conformidad con el art. 253 y 254 del CPC.

En cuanto a la pertinencia de la resolución que se pronuncie en segunda instancia, el art. 265.I del citado CPC, determina que el auto de vista deberá circunscribirse precisamente a los puntos resueltos por el inferior y que hubieren sido objeto de apelación y fundamentación a que se refiere el citado art. 274.I.3 del mismo texto legal.

Sobre el principio de congruencia, la Sentencia Constitucional 0486/2010-R de 5 de julio, establece que: "El principio de congruencia, responde a la pretensión jurídica o la expresión de agravios formulada por las partes; la falta de relación entre lo solicitado y lo resuelto, contradice el principio procesal de congruencia; la Resolución de primera y/o segunda instancia, debe responder a la petición de las partes y de la expresión de agravios, constituyendo la pretensión jurídica de primera y/o segunda instancia…", razonamiento reiterado por el actual Tribunal Constitucional Plurinacional a través de las Sentencias Constitucionales Plurinacionales 0255/2014 y 0704/2014 y jurisprudencia constitucional contenida en el Auto Supremo Nº 25/2016 de 20 de enero.

IV. ANÁLISIS DEL CASO CONCRETO

La controversia en el presente recurso de casación en la forma y en el fondo radica en determinar: Si existe error en la aplicación de los arts. 264 y 265 del CPC en el Auto de Vista Nº 115 de 29 de julio de 2016 (fs. 93 a 94 vta.) impugnado, en cuanto a la forma considerando que el Tribunal de apelación anula la concesión del recurso de apelación en el efecto suspensivo por considerar que no correspondía la reposición bajo alternativa de apelación sino la apelación directa, omitiendo la expresión de agravios contenida en el medio de impugnación formulado y el derecho de la empresa KAISER S.R.L. de impugnar el Proveído de Ejecución Tributaria Nº 24-00049-12 de 8 de marzo de 2012 (fs. 26); y, en el fondo, sobre la incorrecta aplicación de los arts. 115, 180 y 30.6, 7, 10, 12 y 14 de la LOJ e interpretación de la jurisprudencia constitucional utilizada en el Auto de Vista, respecto al rechazo de la demanda por considerar inimpugnable el Proveído de Ejecución Tributaria que ordena la ejecución de la Resolución Determinativa Nº 17-00230-2011 de 9 de septiembre de 2011 y consiguiente pago de la deuda tributaria de Bs13.187.- (trece mil ciento ochenta y siete bolivianos).

En cuanto al recurso de casación en la forma

El demandante argumenta la infracción de los arts. 265 del CPC, del análisis del Auto de Vista, recurrido y de los antecedentes del proceso, con base en el análisis jurídico legal y jurisprudencial precedente, se tiene que:  

El proveído de radicatoria del proceso, de fs. 88, refiere que el trámite se sujetará a lo establecido por los arts. 261 y 264 del CPC; pese a que el Tribunal de apelación omitió dar lectura del Auto de Vista en audiencia, dicha actuación no tiene trascendencia ni repercute en la validez del Auto de Vista impugnado por el demandante, por cuanto la decisión fue pronunciada dentro del plazo de veinte días previsto por el citado art. 264, conforme consta en el sello de sorteo de fs. 92 de 8 de julio de 2016 y a fs. 93 en la fecha del Auto de Vista de 29 de julio de ese mismo año; además, que una vez emitido el Auto de Vista, se practicó la diligencia de comunicación respectiva, que apertura el plazo para el uso del recurso de impugnación respectivo y en ejercicio pleno de su derecho a la defensa, el demandante inclusive formuló un recurso de impugnación (reposición); en consecuencia, la falta de audiencia de lectura del Auto de Vista, de ninguna manera invalida la decisión contenida en el mismo ni amerita la nulidad bajo el principio de trascendencia. 

Ahora bien, evidentemente el Auto de Vista impugnado, anula la concesión del recurso de apelación concedido en el efecto suspensivo, pero ello obedece a que el Auto Nº 19 de 16 de junio de 2014, rechaza la demanda por considerar inimpugnable el Proveído de Ejecución Tributaria (fs.72 a 73 vta.) que se pretende dejar sin efecto a través del presente proceso contencioso tributario; sin embargo, dicha Resolución, constituye un Auto de carácter Definitivo y por tanto susceptible de impugnación mediante el recurso de apelación dentro del plazo de diez días, todo de conformidad con la normativa citada y desglosada precedentemente; y, el demandante formuló recurso de reposición bajo alternativa de apelación (fs. 75 a 77 vta.).

El art. 265.I del citado CPC, prevé el principio de pertinencia y congruencia; el Tribunal de alzada debe pronunciarse sobre los puntos resueltos por el inferior que hubieran sido objeto de apelación y fundamentación, sin embargo, el demandante KAISER S.R.L. interpuso recurso de reposición cuando correspondía formular recurso de apelación, razón por la cual, el Tribunal de apelación consideró correctamente que los agravios expuestos en dicho medio de impugnación no merecían pronunciamiento alguno, sino más bien, que correspondía la nulidad del Auto que concede erróneamente el recurso de apelación en el efecto suspensivo, en aplicación del art. 218.II.4 del CPC, sin que ello implique el desconocimiento del derecho a la doble instancia, defensa o acceso a la justicia.

Actuar en contrario, implicaría consentir que el Tribunal de apelación conozca y resuelva un medio de impugnación no idóneo formulado equivocadamente por el demandante KAISER S.R.L., al tratarse de un rechazo de la demanda contenido en un Auto Definitivo que suspende todo procedimiento ulterior o impide la tramitación del proceso, que únicamente es impugnable a través del recurso de apelación directa, de conformidad con el art. 257 del CPC, que reserva éste recurso para impugnar sentencias, autos definitivos y otras resoluciones que expresamente establece la Ley, en caso de pretender la revisión por el superior jerárquico, en ejercicio pleno del derecho a la defensa, hacer valer sus pretensiones y lograr una decisión legal y justa.

Por lo expuesto, si bien todo sujeto que interviene en un proceso judicial en el que se dilucida el reconocimiento de sus derechos, que exprese agravios con las decisiones de la autoridad jurisdiccional, tiene derecho a la doble instancia y a ser oído en igualdad de condiciones, necesariamente debe impugnar las mismas a través del recurso o medio legal previsto por la ley, en este caso de la apelación directa, situación que en el presente caso no ocurrió, por cuanto KAISER S.R.L. formuló erróneamente el recurso reposición previsto por el art. 253 del citado CPC, para impugnar providencias y autos interlocutorios con la finalidad de que la autoridad judicial, advertida de un error, modifique, deje sin efecto o anule obrados, no así contra un Auto Definitivo que en el presente caso suspende todo procedimiento ulterior. 

Sobre el recurso de casación en el fondo

Resulta necesario dejar establecido que éste Tribunal resuelve el recurso de casación intentado en la presente causa con base a los fundamentos expuestos precedentemente y únicamente respecto al recurso de casación en la forma, por cuanto el Auto de Vista anula obrados sin emitir razonamiento alguno sobre el fondo de la problemática vinculada al rechazo de la demanda, por lo que resulta impertinente e incongruente emitir pronunciamiento alguno sobre dicho rechazo y la aplicación correcta o incorrecta de los arts. 115, 180 y 30.6, 7, 10, 12 y 14 de la LOJ o de la interpretación de la jurisprudencia constitucional, que no fueron objeto de análisis por el Tribunal de apelación en el Auto de Vista impugnado.

Por lo expuesto, se concluye que el Tribunal de apelación no incurrió en la vulneración e infracción acusada en el recurso de casación interpuesto por el contribuyente KAISER S.R.L.; en consecuencia, corresponde aplicar el art. 220.II del CPC, por mandato de los artículos 214 y 297 de la Ley 1340.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo; y, en consecuencia, mantiene firme y subsistente el Auto de Vista Nº 115 de 29 de julio de 2016, pronunciado por la Sala Social, Contenciosa Tributaria y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.