TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 282

Sucre, 18 de junio de 2018


Expediente                  : 116/2017

Demandante                   : Inés Flores Villanueva

Demandado                    : Silvia Patricia Lázaro Montenegro

Materia                           : Pago de Beneficios Sociales

Distrito                         : Santa Cruz

Magistrado Relator        : Dr. Esteban Miranda Terán


VISTOS: El recurso de nulidad de fs. 120 a 121 interpuesto por Inés Flores Villanueva, contra el Auto de Vista Nº 158 de 11 de octubre de 2016, cursante de fs. 109 a 110, pronunciado por la Sala Social, Contencioso Tributario y Contencioso Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, en el proceso sobre pago de beneficios sociales que sigue la recurrente contra Silvia Patricia Lázaro Montenegro; el Auto de 6 de marzo de 2017 que concedió el recurso (fs. 125); el Auto de Admisión Nº 116-A de fs. 134, los antecedentes procesales, y;

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Sentencia.-

Tramitado el proceso laboral, el Juez Primero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Santa Cruz, emitió la Sentencia Nº 21 de 11 de mayo de 2016 (fs. 88-90), declarando probada en parte la demanda, condenando a la demandada pagar la suma de Bs. 19.325,15 (Diecinueve mil trescientos veinticinco 15/100 Bolivianos) a favor de la demandante, por concepto de indemnización, aguinaldo, vacaciones y horas extras, más la multa del 30%, conforme al DS N° 28699.

Auto de Vista.-

En grado de Apelación, promovido por la demandada, la Sala Social, Contencioso Tributario y Contencioso Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, por Auto de Vista Nº 158 de 11 de noviembre de 2016, cursante de fs. 109 a 110, revocó parcialmente la Sentencia Nº 21 de 11 de mayo de 2016, suprimiendo el pago de horas extras, manteniendo subsistente todo lo demás.

II.- FUNDAMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN:

Contra el indicado Auto de Vista, Inés Flores Villanueva, interpone recurso de casación, alegando:

Acusa que el Tribunal de Apelación no tomó en cuenta las pruebas testificales de cargo en los que se señala haber trabajado horas extras, con una jornada laboral de 12 a 15 horas diarias, además de no contar con seguro social.

Agrega también que fue objeto de malos tratos por parte de su empleadora.

Petitorio:

Concluye el memorial solicitando se confirme la sentencia de primer grado.

III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO:

Del tenor del recurso de casación, se advierte que la controversia traída a juicio casatorio se encuentran referidas al pago de horas extraordinarias y si en ese propósito el Tribunal de Apelación incurrió en infracción legal.

Sobre las horas extraordinarias, la Ley especial 2450 de 9 de abril de 2003 (DE REGULACION DEL TRABAJO ASALARIADO DEL HOGAR), en su art. 11 señala:

El trabajo asalariado del hogar, está sujeto a la siguiente jornada de trabajo:

Diez horas (de trabajo efectivo para los(as) que habitan en el hogar donde prestan sus servicios, ocho horas diarias de trabajo efectivo para los(as) que no habitan en el lugar donde prestan su servicio. El tiempo destinado a la alimentación, no se computará en la jornada laboral; la jornada laboral de menores de edad, está regulada por el Código Niño, Niña y Adolescente”.

En el caso presente, la demandante acusó que su condición de trabajadora del hogar  “cama adentro” trabajó en jornadas laborales superiores a las 10 horas que establece la norma supra citada.

Asimismo, en el periodo probatorio, ofreció las testificales que fueron absueltas a fs. 57, 58 y 59 de obrados, en las que se corrobora lo aseverado por la demandante respecto al trabajo en horas extraordinarias.

Por su parte, la demandada, se limitó a una respuesta en la que de manera general rechaza “cada una de las acusaciones vertidas por la demandante”, protestando cancelar los “CORRECTOS BENEFICIOS SOCIALES”, sin mayores fundamentos respecto al ítem específico de las horas extraordinarias, incumpliendo la previsión legal contenida en el art. 137 del Código Procesal del Trabajo El demandado, al contestar a la demanda, expresará cuáles hechos admite como ciertos y cuáles rechaza o niega, explicando las razones de su negativa y consignando los hechos y motivos o excepciones en que apoya su defensa”.

Asimismo, en el período de prueba no aportó elemento de prueba alguno que desvirtúe lo aseverado por la demandante, conforme era su deber y obligación en el marco de los arts. 3.h) y 150 del Código Procesal del Trabajo; mucho menos que contradiga la prueba testifical de cargo supra citada.

En el marco de la facticidad expuesta, la conclusión del Tribunal de Apelación en sentido que durante el proceso no se ha demostrado con prueba idónea la existencia de horas de trabajo mayor a las establecidas en la norma jurídica…”, no parece consultar con los hechos, lo que supone error de hecho en la valoración de la prueba al tenor del art. 271.I del Código Procesal Civil.

s aún, tal conclusión no consulta con la previsión legal contenida en los arts. 3.h) y 150 del Código Procesal del Trabajo, según los cuales corresponde al empleador desvirtuar las pretensiones de la demandante, de tal modo que mal podría cargarse a la responsabilidad del trabajador tal probanza; aunque en los hechos, como se tiene expuesto supra, la demandante presentó la prueba testifical referida.

Con base en lo anterior, éste Tribunal concluye que el Tribunal de Apelación incurrió en infracción legal del art. 11 de la Ley de Regulación del Trabajo Asalariado del Hogar, por lo que, corresponde dar aplicación del art. 220.IV) del CPC; aplicable en la materia por expresa determinación del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en el numeral 1 del artículo 184 de la CPE y del numeral 1 del parágrafo I del artículo 42 de la LOJ, CASA el Auto de Vista Nº 158 de 11 de octubre de 2016, cursante de fs. 109 a 110, pronunciado por la Sala Social, Contencioso Tributario y Contencioso Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz y, deliberando en el fondo, mantiene firme y subsistente la Sentencia Nº 21 de 11 de mayo de 2016, cursante de fs. 88 a 90.

Sin responsabilidad por ser excusable.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.