TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA.

Auto Supremo Nº 265

Sucre, 18 de junio de 2018


Expediente                        : 135/2017

Demandante                : Caja Nacional de Salud (CNS) Regional Santa Cruz

Demandado        : Hilse Vaca Diez Guardia

Materia        : Coactivo Social

Distrito                        : Santa Cruz

Magistrado Relator        : María Cristina Díaz Sosa


VISTOS: El Recurso de Casación de fs. 95 interpuesto por la Caja Nacional de Salud Regional Santa Cruz, a través de Leonardo Flores Ribera, administrador regional y apoderado del representante legal y gerente general Juan Alfredo Jordán Romero, contra el Auto de Vista 110 de 30 de agosto de 2016, cursante de fs. 87 a 88, emitido por la Sala Social, Contencioso Tributario y Contencioso Administrativo Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso Coactivo Social que sigue el ente gestor recurrente contra Hilse Vaca Diez Guardia, por Aportes Devengados a la Seguridad Social de Corto Plazo; el Auto de fs. 100, que concedió el recurso; Auto Supremo N° 135-A de 14 de abril de 2017 de admisibilidad del recurso; los antecedentes del proceso.

I. ANTECEDENTES PROCESALES.

Auto Definitivo.

Formulada la demanda señalada al exordio y tramitado el proceso, la Juez de Partido Tercero del Trabajo y Seguridad Social, Octavo de Santa Cruz, pronunció el Auto Definitivo 170/15 de 11 de marzo, cursante a fs. 69, declarando improbada la excepción de falta de acción para el ejercicio de la presente acción coactiva, modificando la suma de la nota de cargo en el monto de Bs.568.8, correspondiente a las dos primeras cotizaciones impagas.

Auto de Vista.

En grado de apelación deducida por el ente gestor demandante, conforme memorial de fs. 75, la Sala Social, Contencioso Tributario y Contencioso Administrativo Primera del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, mediante Auto de Vista 110 de 30 de agosto de 2016, cursante de fs. 87 a 88, confirma en todas sus partes el Auto apelado.

En procesos coactivos sociales aplicando el art. 229 del Código de Seguridad Social, los autos de vista son recurribles de Nulidad ante el Tribunal Supremo de Justicia, por falta absoluta de jurisdicción; norma ampliada por el art. 608 de su Decreto Reglamentario, que dispone que también pueden ser recurridos por “Violación de Ley expresa y terminante”; por consiguiente, al ser éste un argumento casacional, se concluye que la presente causa es susceptible de ser recurrible en casación; quedando así, reconocida nuestra competencia.

II. ARGUMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN.

Contra la mencionada resolución, el ente gestor formuló Recurso de Casación en el fondo, cuyo escrito cursa a fs. 95, conforme los argumentos siguientes:

Señala que, el Auto de Vista 110 de 30 de agosto de 2016, vulnera los derechos del ente gestor de salud, al interpretar erróneamente el art. 11 del DS 22578 de 13 de agosto de 1990 y no respetar el convenio suscrito entre el ente gestor y la coactivada, contrato suscrito con pleno y libre consentimiento de ambas partes, donde se estipula que la afiliación es indefinida, siendo necesario cumplir como mínimo dos años de cotizaciones; estableciendo que únicamente existe dos formas de extinción, siendo la muerte del asegurado una de ellas, y la renuncia expresa del asegurado a la misma, la otra.

Solicita que el Tribunal Supremo de Justicia previa deliberación en el fondo, Case el Auto de Vista 110 de 30 de agosto de 2016.

III. ANÁLISIS JURÍDICO LEGAL, DOCTRINAL Y JURISPRUDENCIAL, APLICABLE AL CASO EN CONCRETO.

La problemática central en el presente caso y traída a casación, radica en establecer, la forma de conclusión de la Afiliación Voluntaria a los Seguros a Corto Plazo, que determinará, la facultad que asiste a la Caja Nacional de Salud Regional Santa Cruz para cobrar a su afiliada Hilse Vaca Diez Guardia, el monto establecido en la nota de cargo.

Bajo esa premisa, advertimos en el caso objeto de análisis, que el ente gestor de salud, en su recurso, cuestiona el fallo del Tribunal Ad quem por haber confirmado en todas sus partes el Auto 170/15 de 11 de marzo; porque, dice,  interpreta erróneamente el art. 11 del DS 22578, y va en contra de los intereses del ente gestor.

El art. 45 de la CPE protege el derecho de todos los bolivianos al acceso a la seguridad social, entendida como las prestaciones de corto y largo plazo, derecho que se presta bajo los principios de universalidad, integralidad, equidad, solidaridad, unidad de gestión, economía, oportunidad, interculturalidad y eficacia; correspondiendo su dirección y administración al Estado, con control y participación social. Régimen que cubre atención por enfermedad, epidemias y enfermedades catastróficas; maternidad y paternidad; riesgos profesionales, laborales y riesgos por labores de campo; discapacidad y necesidades especiales; desempleo y pérdida de empleo; orfandad, invalidez, viudez, vejez y muerte; vivienda, asignaciones familiares y otras previsiones sociales.

El Decreto Supremo (DS) 22578 de 13 de agosto de 1990, realiza cambios para la Seguridad Social de Corto y Largo Plazo, en el caso que nos ocupa, dispone cambios para el Sistema Integrado de los Servicios de Salud de la Seguridad Social, permitiendo a las personas sin seguro de salud o sin relación de dependencia laboral, la incorporación voluntaria al seguro a corto plazo; estableciendo en el art. 11, tres formas de conclusión del seguro voluntario, que son: “a) Vencimiento del plazo mínimo del seguro (dos años) con renuncia expresa firmada por el asegurado. b) Falta de Pago de cotizaciones durante dos meses consecutivos. c) Ingreso a la actividad laboral en calidad de trabajador dependiente”.

De la lectura del artículo podemos concluir, conforme lo hicieron tanto la Juez A quo como el Tribunal Ad quem, que ante el no pago de las cotizaciones por dos meses consecutivos, por parte de la ahora coactivada, el ente gestor se encontraba facultado para dar por concluida la afiliación voluntaria al seguro a corto plazo, no siendo necesario que transcurra dos años para concluir su afiliación y proceder al cobro de aportes devengados a la seguridad social.

Efectivamente el art. 450 del Código Civil establece que hay contrato cuando dos o más personas se ponen de acuerdo para construir, modificar o extinguir entre si una relación jurídica; siempre que no sea contrario a disposiciones legales, encontrándose subordinada la libertad contractual a los límites impuestos por la ley; entonces, existiendo una disposición expresa, nos referimos al art. 11 del DS 22578, que dispone tres formas de conclusión del seguro voluntario a corto plazo, no puede, vía contrato de adhesión establecer en el Convenio de Afiliación Individual de Seguro Voluntario, es de duración indefinida, señalando al mismo tiempo en forma contradictoria, que es necesario cumplir como mínimo dos años de cotizaciones; estableciendo además que el convenio solo se extinguirá por muerte del asegurado y por renuncia expresa del asegurado a la misma.

Por lo señalado, debemos concluir que al amparo del convenio, suscrito voluntariamente, no puede el ente gestor desconocer lo normado en el DS 22578, disposición legal promulgada para el establecimiento progresivo del Sistema Integrado de los Servicios de Salud de la Seguridad Social en busca de que la cobertura de salud llegue a todos los bolivianos.

Es necesario considerar que, el objeto del DS 22578 era establecer el seguro voluntario a la seguridad social de corto plazo, para que los bolivianos sin relación de dependencia laboral tengan acceso al seguro de salud, entonces la prestación que genera el pago de las cotizaciones era la atención médica, hecho que no se hizo efectiva en el caso concreto, porque de acuerdo al informe de la encargada de derechos del Hospital Cañoto, dependiente de la Caja Nacional de Salud, cursante a fs. 57, el ente gestor de salud no prestó ninguna atención médica a la asegurada; pretendiendo ahora, mediante el proceso coactivo social el cobro de aportes devengados de mayo/2009 a febrero/2014, por una prestación inexistente.

En atención a lo manifestado, corresponde afirmar que el Auto de Vista 110 de 30 de agosto de 2016, no interpreta erróneamente el art. 11 del DS 22578 de 13 de agosto de 1990, más al contrario, aplica la ley en contra de la voluntad unilateral del ente gestor, que apartándose de las tres formas de conclusión del seguro voluntario determinado en el artículo 11 del referido DS, establece otras que están en contra no solo de la norma, sino del objeto mismo del DS que regula el seguro voluntario de personas que no cuenten con seguro de salud.

Por lo relacionado, corresponde a este Tribunal dar aplicación a la disposición comprendida en el art. 220.II del Código Procesal Civil (CPC), por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el Recurso de Casación de fs. 95 a 96, interpuesto por la Caja Nacional de Salud, Regional Santa Cruz mediante su representante legal.

Sin costas en aplicación de los arts. 39 de la Ley 1178 de 20 de julio de 1990 (SAFCO) y 52 del DS 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.