TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 220-1

Sucre, 23 de mayo de 2018


Expediente                        :004/2018

Demandante        :AXS BOLIVIA S.A.

Demandado                :Sala Social Administrativa Contenciosa y

                                      Contenciosa   Administrativa Segunda del

                                      Tribunal Departamental de Justicia de La Paz

Proceso                        :Compulsa

Magistrado Tramitador: María Cristina Díaz Sosa

VISTOS: El recurso de compulsa cursante de fs. 168 y vta., interpuesto por Vladimir Fernando Álvarez Roa, en representación de la Empresa AXS BOLIVIA S.A., contra el Auto Nº 58/2018 SSA.II de 11 de abril de 2018 cursante a fs. 166, pronunciado por la Sala Social, Administrativa, Contencioso y Contencioso Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del proceso de “Cobro Coactivo” seguido por Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transporte (ATT), contra la Empresa compulsante, AXS BOLIVIA S.A., los antecedentes adjuntos, y:

I. Argumentos del recurso de compulsa.

Que por memorial de fs. 168 y vta., de obrados, Vladimir Fernando Álvarez Roa, en representación de AXS BOLIVIA S.A, por escrito de fs. 139-142, interpuso recurso de compulsa contra los Vocales de la Sala Social, Administrativa, Contencioso y Contencioso Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, señalando que por Auto Nº 58/2018 de 11 de abril de 2018, cursante a fs. 166, del testimonio remitido, se rechazó indebidamente el recurso de casación planteado de su parte.

Refiere que la Resolución Nº 07/2016 emitida por el Juez a quo, que resolvió la excepción de prescripción de deuda que interpuso, fue declarada improbada, sin considerar la normativa vigente, la jurisprudencia existente y que el derecho al cobro por parte del coactivante ya se encuentra prescrito, constituyendo dicha resolución un auto definitivo que tiene fuerza de sentencia.

También indica el compulsante, que el Auto Nº 58/2018 SSA. II de 11 de abril de 2018, por el cual se rechazó el recurso de casación planteado, basó su decisión indicando que la Resolución Nº 07/2016 es un Auto Interlocutorio Simple y que no admite recurso ulterior, situación que genera a sus intereses daño económico y que transgrede su derecho a la defensa y al debido proceso.

Concluye solicitando se declare la legalidad de la compulsa, se conceda y sustancie el recurso, al haber sido denegado indebidamente el recurso de casación interpuesto contra el Auto Nº 08/2018 SSA. II de 25 de enero de 2018.

II. Antecedentes del proceso.

De la revisión de los antecedentes se establece que mediante Auto A.I. Nº 08/2018 SSA II de 25 de enero de 2018 (fs. 140-141), emitido por la Sala Social, Administrativa, Contencioso y Contencioso Administrativa Segunda, CONFIRMÓ la Resolución Nº 07/2016 de 27 de septiembre de 2016, de fs. 110 a 147, que declaró IMPROBADA la excepción de prescripción planteada por AXS BOLIVIA S.A., ordenando que se prosiga con el cobro coactivo.

Contra esta determinación el coactivado, interpuso recurso de casación en el fondo y en la forma, de acuerdo a los fundamentos del escrito de fs. 151 a 155 vta., el que previo respuesta, mediante Auto Nº 58/2018 SSA.II de 11 de abril de 2018, se rechazó, declarándose la ejecutoria del A.I. Nº 08/2018 SSA. II de 25 de enero de 2018

III. Fundamentos jurídicos del fallo y análisis del caso en concreto.

El recurso de compulsa, que se encuentra previsto por el art. 279 del CPC, establece que procede en los siguientes casos:

1) Por negativa indebida del recurso de apelación;

2) Por haberse concedido la apelación en efecto que no corresponda, y;

3) Por negativa indebida del recurso de casación.

En el caso presente se alega que se hubiese negado de manera indebida el recurso de casación promovido mediante el escrito de fs. 151-155 vta., de obrados; por consiguiente corresponde determinar si el tribunal de apelación actuó acorde a la normativa vigente para rechazar dicho recurso:

Para ese efecto se debe recordar que ciertamente el presente proceso de cobro coactivo, se inició en su trámite en vigencia del Código de Procedimiento Civil de 1975, cuyo art. 255 identificaba las resoluciones contra las cuales procedía el recurso de casación, consignando a: “1) Autos de vista que resolvieren en apelación las sentencias definitivas en los procesos ordinarios, ejecutivos, sumarios, concursales y de árbitros de derecho. 2) Autos de vista que resolvieren una declinatoria de jurisdicción, decidieren una excepción de incompetencia o anularen el proceso. 3) Autos de vista referentes a autos interlocutorios que pusieren término al litigio 4) Autos de vista que declararen haber lugar o no a oír a un litigante condenado en rebeldía. 5) Sentencias definitivas pronunciadas en primera instancia por las Cortes Superiores de Distrito”.

Esta norma, concuerda con lo previsto en el art. 270-I del CPC, que dispone: “El recurso de casación procede para impugnar autos de vista dictados en procesos ordinarios y en los casos expresamente señalados por ley…” y que se aplica al presente proceso, por determinación del art. 55 de la Ley de Procedimiento Administrativo (LPA) Nº 2341 y normas complementarias contenidas en los arts. 50 in fine, 111 y 114 del Reglamento de la Ley de Procedimiento Administrativo, Decreto Supremo (DS) Nº 27113 y 53 del DS Nº 27172 que Reglamenta la aludida Ley Nº 2341, para el SIRESE, por consiguiente resulta inaplicable las previsiones del Decreto Ley (DL) Nº 14933 de Procedimiento Coactivo Fiscal, elevado a Ley por determinación del art. 52 de la Ley Nº 1178, porque esta normativa regula los trámites coactivos fiscales, para recuperación de recursos del Estado, emergentes de Dictámenes de Responsabilidad Civil, aprobados por la Contraloría General del Estado, en cumplimiento de los arts. 31 y 47 de dicha Ley Nº 1178; mientras que el caso presente se refiere al cobro coactivo de una sanción determinada en proceso administrativo por infracción de un Reglamento de la ATT, que se tramita en la vía judicial, por determinación del aludido art. 55 de la Ley Nº 2341 y normas conexas, ya citadas.

En ese sentido, del análisis y revisión de los antecedentes que cursan en el expediente, se evidencia a los efectos de la procedencia del recurso de compulsa, que el yerro del Tribunal de alzada, tendría que estar referida a la “negativa indebida del recurso de casación”.

Conforme se advierte del Auto Nº 58/2018 de 11 de abril de 2018 de fs. 166, del expediente en análisis, el recurso de casación interpuesto por el recurrente de compulsa, fue considerado como un recurso cuya resolución impugnada no admite recurso de casación, de conformidad al art. 274-II núm. 2 del CPC que dispone que el Tribunal negará directamente la concesión del recurso cuando: Hubiere sido interpuesto después de vencido el plazo; y, cuando la resolución impugnada no admita recurso de casación.

En ese entendido, lo determinado en dicha resolución, en relación a lo establecido en el art. 279 del CPC-2013, no constituye una “negativa indebida” al recurso de casación, sino por el contrario, la afirmación justificada en norma de que el Auto Nº 08/2018 SSA. II de 25 de enero de 2018, no es recurrible de casación, al no cumplir con la exigencia procesal contemplada como requisitos para el recurso de casación contenidos en el art. 274 del adjetivo Civil citado; porque la referida resolución, si bien constituye un Auto de Vista que resuelve una resolución definitiva; ésta se refiere a la resolución de una excepción opuesta dentro de un proceso especial de cobro coactivo, en ejecución de fallos de determinaciones emitidas por una Autoridad de Regulación Sectorial que es la ATT, por consiguiente, en aplicación de la norma citada precedentemente, se asimila esta ejecución al trámites de los procesos ejecutivos, o de ejecución en los que sólo se encuentra permitido interponer el recurso de apelación en efecto devolutivo contra las resoluciones y no así el recurso de casación, como erróneamente pretendió el compulsante; es decir, se aplica el trámite previsto por los arts. 375 y siguientes y 397 del Código Procesal Civil, por la permisión contenida en el art. 114 in fine del DS Nº 27113.

En conclusión, de acuerdo a los fundamentos que anteceden, se establece que el Tribunal de alzada, al haber negado el recurso de casación, cumplió de manera correcta las previsiones del art. 274-II núm. 2 del CPC, correspondiendo dar aplicación al art. 282-I del CPC.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio de la atribución conferida por el art. 42. 4) de la Ley del Órgano Judicial, declara ILEGAL, el recurso de compulsa cursante de fs. 168 y vta., interpuesto por Vladimir Fernando Álvarez Roa, en representación de AXS BOLIVIA S.A., contra el Auto Nº 58/2018 SSA.II de 11 de abril de 2018 cursante a fs. 166, pronunciado por la Sala Social, Administrativa, Contencioso y Contencioso Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz.

Se impone multa al compulsante, que se gradúa en el equivalente a tres días de haber del Juez ante quien se tramita la causa, conforme dispone el Reglamento de Multas Procesales del Órgano Judicial, cuyo pago mandará hacer efectivo el Tribunal de Alzada.

Regístrese, comuníquese y notifíquese.