TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Auto Supremo Nº 143

Sucre, 2 de abril de 2018


Expediente                        : 042/2017

Demandante                : Betty Kally Yale

Demandado        : PUNTO ENTEL

Materia        : Beneficios Sociales

Distrito                        : Chuquisaca

Magistrada Relatora        : María Cristina Díaz Sosa


VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 97 a 98 vta., interpuesto por Jhony Aguilar Iporre, contra el Auto de Vista Nº 685/2016 de 28 de noviembre de fs. 92 a 93, pronunciado por la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, dentro del proceso laboral por pago de beneficios sociales seguido por Betty Kally Yale contra el recurrente en su condición de propietario del PUNTO ENTEL, contestación al recurso de fs. 101 y vta., los antecedentes del proceso; y,

I. ANTECEDENTES PROCESALES.

SENTENCIA.

Tramitado el proceso laboral, el Juez Tercero de Partido del Trabajo y Seguridad Social, Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario de Chuquisaca, emitió la Sentencia Nº 52/2016 de 24 de mayo, cursante de fs. 62 a 65, declara probada en parte la demanda de fs. 5 a 7 subsanada a fs. 9 y vta., sin costas; ordenando el pago de  beneficios sociales por la suma de Bs.13.743,20. (trece mil setecientos cuarenta y tres 20/100 bolivianos).

AUTO DE VISTA.

Interpuesto el recurso de apelación por el demandado Jhony Aguilar Iporre, el 1 de julio de 2016 (fs. 170 y vta.), la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, mediante Auto de Vista Nº 685/2016 de 28 de noviembre, confirma la Sentencia pronunciada, con costas y costos.

II. ARGUMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN Y PETITORIO.

El demandado Jhony Aguilar Iporre, interpone recurso de casación en la forma y en el fondo contra el Auto de Vista Nº 685/2016, con los siguientes argumentos:

En la forma.- El Auto de vista viola disposiciones procedimentales e incurre en error de hecho: a) Incumple el art. 202 inc. a) del Código Procesal del Trabajo (CPT) concordante con el art. 192 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil (CPC-1975), por cuanto no refiere a la prueba documental presentada en alzada, que demuestra que cuando se pronuncia Sentencia, no existía nota del Secretario del Juzgado de ingreso a despacho, documental que tiene el valor probatorio reconocido por el art. 159 del CPT, existiendo error de hecho al omitir que no consta dicha nota, como causal de casación prevista en el art. 258 inc. 2) del CPC-1975; y, b) Contradicción, incongruencia e incoherencia al indicar que no existen agravios de hecho o de derecho en la apelación, cuando contiene la vulneración de la forma esencial del debido proceso, infracciones de orden público y cumplimiento de normas y plazos, situación que amerita nulidad por infracción del art. 190 del CPC-1975.

Petitorio.- El recurrente peticiona anular obrados hasta el Auto de Vista, ordenando que se pronuncie uno nuevo sobre la prueba documental de fs. 83, en la que no consta nota de ingreso a despacho.

En el Fondo.- Para el caso que no se anule obrados, formula casación en el fondo: a) Incurre en error de hecho en la valoración de la prueba vinculada a la confesión provocada que cursa de fs. 43 a 44, por cuanto se concluye que trabajó desde el 4 de abril hasta el 25 de octubre de 2015, situación que no es evidente, según la confesión trabajó de 4 de mayo a 25 de octubre de 2015, en consecuencia, los beneficios sociales  corresponden por 4 meses y 22 días y no por 5 meses y 22 días; y, b) Error de hecho al señalar que corresponde el pago por 6 días feriados, por cuanto sólo existen 4 días feriados desde mayo a octubre de 2015, 25 de mayo, 4 de junio, 21 de junio y 6 de agosto.     

Petitorio.- El recurrente solicita casar la Sentencia de 24 de mayo de 2016, declarando probada en parte la demanda, fijando la reducción de los beneficios sociales por los dos conceptos (1 mes no trabajado y 2 días feriados) y sea mediante nuevo cálculo de beneficios sociales.

III. ANÁLISIS JURÍDICO LEGAL Y JURISPRUDENCIAL PERTINENTE.

En consideración de los argumentos expuestos por el recurrente, de acuerdo a la problemática planteada, se realiza una interpretación desde y conforme la Constitución Política del Estado, el bloque de constitucionalidad y las normas ordinarias aplicables al caso concreto; en ese marco caben las siguientes consideraciones de orden legal:

El derecho al debido proceso, consagrado por el art. 115.II de la CPE, constituye una garantía constitucional que abarca los presupuestos procesales mínimos que rigen un proceso judicial, administrativo o corporativo, vinculados a todas las formas propias del mismo y a las leyes preexistentes, para materializar la justicia con base en la igualdad de condiciones de los sujetos intervinientes, de conformidad con el art. 119.I de la Ley Fundamental; el debido proceso tiene dos perspectivas; de un lado, se trata de un derecho en sí reconocido a todo ser humano; y de otro, es una garantía jurisdiccional a favor de toda persona para asegurar el ejercicio de sus derechos en las instancias administrativas, jurisdiccionales o jurisdicciones especiales; con sus elementos configurativos defensa, y motivación y fundamentación de las decisiones judiciales o administrativas.

Por su parte, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en la Opinión Consultiva OC-16/99 de 1 de octubre de 1999, ha manifestado: “En opinión de esta Corte, para que exista «debido proceso legal» es preciso que un justiciable pueda hacer valer sus derechos y defender sus intereses en forma efectiva y en condiciones de igualdad procesal con otros justiciables. Al efecto, es útil recordar que el proceso es un medio para asegurar, en la mayor medida posible, la solución justa de una controversia. A ese fin atiende el conjunto de actos de diversas características generalmente reunidos bajo el concepto de debido proceso legal”.

El art. 256 del Código Procesal Civil (CPC), prevé que procederá el recurso ordinario de apelación en favor de todo litigante que habiendo sufrido algún agravio con objeto de que el Tribunal Superior la modifique, revoque, deje sin efecto o anule (art. 219 del CPC-1975); por su parte, el art. 261  del CPC, establece que la apelación contra la sentencia se interpondrá por escrito fundado, que refiere a que contendrá la motivación y fundamentación inherente al agravio sufrido.

En cuanto a la pertinencia de la resolución que se pronuncie en alzada o en segunda instancia, el art. 265.I del CPC, determina que el auto de vista deberá circunscribirse precisamente a los puntos resueltos por el inferior y que hubieren sido objeto de la apelación y fundamentación a que se refiere el citado art. 274.I.3 del mismo texto legal (arts. 236 y 227 del CPC-1975).

Al efecto, respecto a la expresión de agravios como requisito para ingresar al análisis de la problemática de fondo en alzada o segunda instancia, resulta necesario precisar que concurre agravio cuando existe una insatisfacción total o parcial de cualquiera de las pretensiones, principal o accesoria, que se dilucidan dentro del proceso judicial o cuando el juzgador rechaza la defensa presentada.

Para ser idónea, la expresión de agravios debe contener un mínimo de técnica recursiva en la que precisen los aspectos del decisorio que el apelante considera equivocados, indicándose los errores y omisiones, además de los fundamentos por los que sostiene una opinión opuesta y así demostrar el desacierto de la sentencia que se impugna a través de la exposición de los motivos que se tienen para considerarla errónea.

Al respecto, éste Tribunal Supremo de Justicia, en el Auto Supremo Nº 490/2013 de 30 de septiembre, como línea jurisprudencial ha razonado que: “Por otra parte, si el Ad quem consideraba que el recurso de Apelación no contenía agravios y no se encontraba fundamentado con la “técnica recursiva” que a su criterio consideraba ser necesaria, debió haber confirmado la Sentencia (…) este Tribunal, a través del A.S. Nº 217/2013 de 26 de abril de 2013, reorientando esa interpretación estableció que lo que en derecho corresponde no es la nulidad del referido Auto de concesión de la apelación sino, como se señaló anteriormente, la confirmación de la Sentencia con el advertido de que no se ingresó a considerar el fondo de la apelación por su deficiente interposición”, igual razonamiento contiene el Auto Supremo Nº 599/2015L de 29 de Julio.

De ello se infiere que conforme a los nuevos lineamientos constitucionales de acceso a la justicia, el Tribunal de alzada o apelación, en caso de advertir la falta de expresión de agravios, debe confirmar la sentencia dejando, constancia que no ingresó a considerar el fondo de la problemática resuelta en sentencia por su deficiente interposición.

Así mismo, en cuanto al principio de congruencia, la Sentencia Constitucional 0486/2010-R de 5 de julio, establece que: "El principio de congruencia, responde a la pretensión jurídica o la expresión de agravios formulada por las partes; la falta de relación entre lo solicitado y lo resuelto, contradice el principio procesal de congruencia; la Resolución de primera y/o segunda instancia, debe responder a la petición de las partes y de la expresión de agravios, constituyendo la pretensión jurídica de primera y/o segunda instancia…", razonamiento reiterado por el actual Tribunal Constitucional Plurinacional a través de las Sentencias Constitucionales Plurinacionales 0255/2014 y Nº 0704/2014 y jurisprudencia constitucional contenida en el Auto Supremo Nº 25/2016 de 20 de enero.

IV. ANÁLISIS DEL CASO CONCRETO.

La controversia en el presente caso, radica en determinar: En cuanto a la casación en la forma: Si el Auto de Vista 685/2016 de 28 de noviembre, incumple el art. 202 inc. a) del CPT, sobre la prueba documental que demuestra la inexistencia de la nota de ingreso para Sentencia y si efectivamente la apelación contiene expresión de agravios sobre el fondo de lo resuelto en la Sentencia; y, casación en el fondo: Si existe error de hecho en la valoración de la prueba vinculada a la confesión provocada y a los días feriados que amerite un nuevo cálculo de beneficios sociales.

1. Sobre la casación en la forma.

Cuando se plantea recurso de casación en la forma, procede por errores en el procedimiento, en este caso los agravios deben adecuarse a las causales inmersas en la misma normativa legal, siendo su finalidad la anulación de la resolución impugnada o del proceso mismo, lo primero sucede cuando la Resolución recurrida contiene infracciones formales como ser falta de forma, falta de pertinencia o congruencia, incompetencia del Tribunal, entre otras; y, lo segundo, cuando en la sustanciación del proceso se hubieren violado las formas esenciales sancionadas expresamente con nulidad.

De la revisión de antecedentes, consta a fs. 61 vta. la nota de ingreso de oficio para sentencia, que data de 17 de mayo de 2016, suscrita por el Secretario del Juzgado, y a continuación de fs. 62 a 65, la Sentencia Nº 52/2016 de 24 de mayo; conforme a esos datos del proceso, el Auto de Vista impugnado, contiene la motivación y fundamentación necesaria respecto a la existencia de la nota de ingreso del expediente para Sentencia y el cumplimiento de la normativa inherente al procedimiento y al plazo para pronunciar la misma, conforme a los datos que constan en el proceso, citando al efecto los arts. 79 y 80 del CPT, además de referir que el ingreso de una causa a despacho para sentencia, obedece a la carga procesal del juzgador, habiendo verificado el cumplimiento del plazo para emitir el pronunciamiento de fondo; de ello se infiere que no existe violación alguna al art. 202 inc. a) del citado CPT.

En cuanto a la expresión de agravios, del análisis del recurso de apelación interpuesto por el demandado ahora recurrente, se evidencia que la existencia o no de la nota de ingreso para Sentencia y consiguiente cómputo del plazo para pronunciarla, es el único agravio expuesto en apelación, es decir, la apelación no versa sobre la problemática de fondo resuelta en Sentencia que es precisamente el reconocimiento de la relación laboral, el despido injustificado y consiguiente pago de beneficios sociales por un tiempo de trabajo de 5 meses y 22, días más derechos adquiridos.

En consecuencia, el Auto de Vista aplica correctamente los principios de pertinencia, congruencia y la jurisprudencia transcrita en el análisis precedente; por cuanto se circunscribe a resolver de manera motivada y fundamentada el único punto expuesto como agravio conforme a los datos que constan en el proceso, es decir, la existencia o no de la nota de ingreso a despacho para sentencia, que no está vinculada al fondo de lo resuelto, aclarando que no existe incumplimiento de plazo para emitir sentencia ni retardación de justicia y que la apelación carece de trascendencia por cuanto no ingresa al análisis sobre el fondo de lo resuelto por el Juez a quo.

2. Sobre la casación en el fondo.

El recurso de casación procede en los casos estrictamente señalados por ley y está dirigido a lograr que el Tribunal Supremo revise y en su caso modifique las resoluciones pronunciadas en apelación y que infrinjan las normas del derecho material, del derecho al debido proceso o las formas esenciales para la eficacia y validez de los actos procesales; por ello es considerado como una demanda nueva de puro derecho y cuando se interpone en el fondo, será por errores en la resolución de fondo, hechos que deben adecuarse a las causales establecidas en el art. 271 del CPC, siendo la finalidad la casación del Auto de Vista recurrido y la correspondiente emisión de una nueva resolución en base a una correcta interpretación o aplicación de la ley sustantiva o eliminado el error de hecho o de derecho en la valoración de la prueba.

Con base en el análisis precedente y al hecho expuesto en sentido que la apelación contiene un solo punto de agravio referido a la existencia o no de la nota de ingreso a despacho para sentencia, éste Tribunal está imposibilitado de ingresar al análisis del recurso de casación en el fondo formulado por el demandado, por cuanto la misma refiere a que existe error de hecho en la valoración de la prueba vinculada a la confesión provocada y a los días feriados que amerita un nuevo cálculo de beneficios sociales, empero, ambas situaciones de fondo formuladas en casación, no fueron objeto de apelación, en consecuencia, no pueden ser consideradas por éste Tribunal Supremo de Justicia.

Por lo expuesto, se concluye que el Tribunal ad quem no incurrió en vulneración alguna y no es evidente la infracción acusada en el recurso de casación, por lo que corresponde aplicar el art. 220. II del Código de Procesal Civil, en cumplimiento del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts.  184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley de Organización Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación en la forma y en el fondo; con costas y costos; se regula honorario profesional del abogado en la suma de Bs.500.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.