TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 142

Sucre, 2 de abril de 2018


Expediente            : 311/2017

Demandante             : Carmen Silvia Gómez Barrientos

Demandado             : Servicio Nacional del Sistema Reparto  “SENASIR”

Materia                  : Reclamación de Pensiones

Distrito                  : Cochabamba

Magistrado Relator: María Cristina Díaz Sosa


VISTOS: El Recurso de casación de fs. 162 a 165 del expediente, planteado por Claudia Maldonado Encinas, en su condición de Abogada Regional Cochabamba y apoderada del Director General Ejecutivo y representante legal del SENASIR Juan Edwin Mercado Claros, contra el Auto de Vista Nº 007/2016 de 14 de octubre, cursante de fs. 158 a 160, pronunciado por la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro el proceso Social de Reclamación de Compensación de Cotizaciones, seguido por Carmen Silvia Gómez Barrientos contra la institución recurrente, el Auto que concede el recurso de fs. 172, el Auto Supremo de admisión 311-A de 21 de julio de 2017, antecedentes del proceso; y:

I. ANTECEDENTES PROCESALES.

Resolución de la Comisión de Calificación de Rentas del SENASIR.

Iniciado el trámite de Compensación de Cotizaciones (CC) Procedimiento Automático por Carmen Silvia Gómez Barrientos, el SENASIR por Formulario de Cálculo de Compensación de Cotizaciones Procedimiento Automático FORM-SIP-CC-A-001 Nº 1167 de 8 de agosto de 2011 (fs. 55 de obrados), otorga a la asegurada una CC Global, reconociendo 33 cotizaciones de febrero/1977 a abril/1981; formulario que una vez notificado fue rechazado por la asegurada; iniciando en consecuencia el trámite de Compensación de Cotizaciones Procedimiento Manual, luego de los trámites correspondientes, la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto del SENASIR por Formulario de Cálculo de Compensación de Cotizaciones Procedimiento Manual FORM-SIP-CC-M-001 Nº 46649 y Resolución 1564 de 18 de marzo de 2015 (fs. 108 del expediente), otorga a la asegurada una CC Global, reconociendo 52 aportes, de acuerdo al siguiente detalle: Al Colegio Franco Boliviano de marzo/1976 a diciembre/1976, Dirección Regional del Menor (DIRME) de marzo/1977 a abril/1978 y de diciembre/1978 a agosto/1980, Ministerio de Educación y Cultura de octubre/1980 a abril/1981; totalizando 4 años y 4 meses de aportes.  

Resolución de la Comisión de Reclamación del SENASIR.

La asegurada presenta recurso de reclamación contra la Resolución 1564, que le otorgó una CC Global, resuelto por la Comisión de Reclamación del SENASIR mediante Resolución 537/158 de 17 de julio, confirmando la resolución reclamada, por encontrarse de acuerdo a los datos del expediente y normativa en vigencia.

Auto de Vista.

En apelación interpuesta por la asegurada, la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, por Auto de Vista 7/2016 de 14 de octubre, cursante de fs. 158 a 160, revoca la resolución de la Comisión de Reclamación, disponiendo que el SENASIR dicte nueva resolución incluyendo en el cálculo de CC de la asegurada los periodos de mayo/1977 a enero/1978.

II. ARGUMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN.

Contra el Auto de Vista, la entidad gestora formula recurso de casación, cuyo escrito cursa de fs. 162 a 165, con los argumentos siguientes:

Señala que el Auto de Vista recurrido realiza una incorrecta interpretación del art. 14 del Decreto Supremo (DS) 27543 de 31 de mayo de 2004, argumentando que la acreditación de aportes por vía extraordinaria, es decir por documentación supletoria, no aplica cuando el trabajo es en periodos simultáneos, conforme lo establece el Manual de Procesos y Procedimientos para la Compensación de Cotizaciones aprobado por la Resolución Administrativa (RA) 299.13 de 31 de julio de 2013, que en su Capítulo III, inciso f) establece, que en caso de que el asegurado hubiera trabajado en periodos simultáneos no corresponde la certificación por la vía extraordinaria debiendo ser certificados estrictamente por la vía ordinaria…

Existe errónea aplicación del DS 26069 de 2 de febrero de 2001, específicamente del art. 23 (Cotizaciones Simultáneas en un Mismo Periodo); sin tomar en cuenta que el 27 de marzo de 2013, la RA 64.13, aprueba el Manual de Procesos y Procedimiento para la Compensación de Cotizaciones; en consecuencia al no aplicar la norma actualizada, existe una errónea aplicación del referido DS.

Solicita que el Tribunal Supremo de Justicia previa deliberación en el fondo, Case el Auto de Vista 7/2016 de 14 de octubre, y confirme la resolución de la Comisión de Reclamación del SENASIR.

III. ANÁLISIS JURÍDICO LEGAL, DOCTRINAL Y JURISPRUDENCIAL, APLICABLE AL CASO EN CONCRETO.

En el Estado Constitucional de Derecho vigente en nuestro país desde el 7 de febrero de 2009, el análisis sobre la problemática planteada, deber ser realizada desde y conforme la Constitución, el Bloque de Constitucionalidad y las normas ordinarias aplicables al caso.

La Seguridad Social en Bolivia ha tenido una serie de transformaciones o cortes, es así que, para que una persona acceda a una jubilación en el Sistema Integral de Pensiones, vigente desde la promulgación de la Ley de Pensiones 065, 10 de diciembre de 2010, su densidad de aportes, que es la suma de los periodos efectivamente aportados por el asegurado al Sistema de Reparto, al Seguro Social Obligatorio de largo plazo y al Sistema Integral de Pensiones, incidirán en el monto de la renta; derecho fundamental reconocido en el art. 45 de la CPE y considerado actualmente como un derecho humano inalienable, protegido por organismos internacionales e instituciones supranacionales.

La Compensación de Cotizaciones, definida por la Ley de Pensiones 065, como el reconocimiento que realiza el Estado Plurinacional de Bolivia a través del SENASIR, a los Asegurados por los aportes efectuados al Sistema de Reparto vigente hasta el 30 de abril de 1997, financiado con recursos del Tesoro General de la Nación; viene a ser una prestación del Sistema Residual de Reparto, aportes que necesariamente incidirán en el monto de pensión, cuando el trabajador decida acogerse a la jubilación; motivo que obliga a éste Tribunal Supremo de Justicia aplicar las normas que resguardan el derecho fundamental a la jubilación.

Bajo este entendimiento, el Principio de Verdad Material reconocido en el art. 180 de la CPE y desarrollado por la SCP 1662/2012 de 1 de octubre, señala que, constituye en la prevalencia del derecho sustancial sobre el formal, siendo aquella verdad que corresponde a la realidad, superando cualquier limitación formal que restrinja o distorsione la percepción de los hechos a la persona encargada de juzgar a otro ser humano, o de definir sus derechos y obligaciones, dando lugar a una decisión injusta que no responda a los principios, valores y valores éticos consagrados en la Norma Suprema de nuestro país, a los que, todas las autoridades del Órgano Judicial y de otras instancia, se encuentran impelidos a dar aplicación. Si bien las normas adjetivas prevén métodos y formas que aseguren el derecho a la igualdad de las partes procesales, para garantizar la paz social evitando cualquier tipo de desorden o caos jurídico; sin embargo, los mecanismos previstos no pueden ser aplicados por encima de los deberes constitucionales, como es la de otorgar efectiva protección de los derechos constitucionales y legales, accediendo a una justicia material y por lo tanto, verdaderamente eficaz y eficiente.

En obrados cursan documentos que evidencian que la asegurada trabajó en el Centro Cultural Anglo Americano de la ciudad de Cochabamba en el periodo mayo/1977 a enero/1978 y que aportó a la seguridad social de largo plazo durante los nueve meses; tiempo reconocido incluso por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes como años de trabajo en colegio particular; aportes realizados de manera simultánea como dependiente de DIRME, aportes paralelos que impedirían, como señala SENASIR, se pueda certificar los mismos de forma extraordinaria, es decir, con documentación supletoria y que cursan en el expediente, conforme lo previsto en el art. 14 del DS 27543 de 31 de mayo de 2004, respaldando su posición en el Capítulo III, inc. f) y Punto 4 inc. a) del Manual de Certificación de Salario Cotizable y Densidad de Aportes para la Compensación de Cotizaciones aprobado por RA 299.13 de 31 de julio de 2013, que señala: en periodos simultáneos, no corresponde la certificación por la vía extraordinaria, debiendo ser certificados estrictamente por la vía ordinaria; en total desconocimiento de la jerarquía normativa establecida en el art. 410 de la CPE, que pone en la cúspide de nuestro ordenamiento jurídico a la Constitución y al Bloque de Constitucionalidad, que consideran a la jubilación como un derecho humano, que debe ser protegido.

Desde el 10 de diciembre de 2010 se encuentra vigente en nuestro país la Ley 065 de Pensiones, que en el art. 198.I abroga la Ley 1732 de 29 de diciembre de 1996, de Pensiones y todas las disposiciones contrarias; en el Capítulo III arts. 24 al 30 regula la Compensación de Cotizaciones; por su parte el DS 822 de 16 de marzo de 2011, Reglamento de Desarrollo Parcial a la Ley de Pensiones en materia de prestaciones solidarias de vejez, prestaciones por riesgos, pensiones por muerte derivadas de éstas y otros beneficios, en el Título II, arts. 46 al 80 reglamenta la CC, especificando en el art. 78 lo referido a Aportes Simultáneos.

Aplicando estos argumentos, al caso que nos ocupa, queda demostrado que la asegurada trabajó y aportó a la seguridad social como dependiente del Colegio particular Anglo Americano de Cochabamba desde mayo/1977 a enero/1978, aportes que deben ser reconocidos por el SENASIR, siempre en busca de la justicia material, porque el argumento del ente gestor, referido al cumplimiento de disposiciones de menor jerarquía, no puede estar por encima de la Constitución y el Bloque de Constitucionalidad, más si tomamos en cuenta que el Sistema Integral de Pensiones prevé la certificación de aportes simultáneos, no siendo responsabilidad del trabajador y/o asegurado la inexistencia de planillas en los archivos del ente gestor, considerando además la aplicación directa del principio constitucional de verdad material y siempre resguardando el derecho a la jubilación que asiste a la asegurada, al no ser ciertas las vulneraciones alegadas por el ente gestor, se evidencia que el Tribunal Ad quem al revocar la resolución del SENASIR y disponer la emisión de una nueva resolución, incluyendo en el cálculo de CC, los periodos de mayo/1977 a enero/1978, actuó conforme a derecho y precautelando el derecho fundamental y humano que asiste a la asegurada de acceder a una jubilación eficaz y equitativa que sea resultado de los aportes realizados durante su vida activa.

De lo analizado, corresponde a este Tribunal aplicar la disposición comprendida en el art. 220.II del Código Procesal Civil (CPC), por mandato de la norma remisiva contenida en el art. 55.III del DS 822 Reglamento de Desarrollo Parcial a la Ley 065 de Pensiones.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 162 a 165, interpuesto por el Servicio Nacional del Sistema de Reparto “SENASIR” mediante su representante legal.

Sin costas en aplicación de los arts. 39 de la Ley 1178 de 20 de julio de 1990 (SAFCO) y 52 del DS 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase