TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA, CONTENCIOSA ADMINISTRATIVA, SOCIAL Y ADMINISTRATIVA PRIMERA

Auto Supremo Nº 133

Sucre, 2 de abril de 2018


Expediente:                295/2018

Demandante:                María Mercedes del Rosario Ascarrunz Mercado

Demandado:        Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR)

Distrito:                        La Paz

Magistrado Relator:        Dr. Esteban Miranda Terán

VISTOS: El Recurso de Casación en el fondo de fs. 142-139 vta., interpuesto por Juan Edwin Mercado Claros, Director General Ejecutivo a.i., del Servicio de Reparto (SENASIR), contra el Auto de Vista N° 175/2016 SSA-I de 05 de octubre de 2016, cursante a fs. 135-134 vta., emitido por la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, dentro del recurso de reclamación por Compensación de Cotizaciones formulada por María Mercedes del Rosario Ascarrunz Mercado, contra el SENASIR, la respuesta de fs. 145 a 144, el Auto de 1º de junio de 2016 de fs. 146, por el que se concedió el recurso, el Auto Supremo Nº 295-A, de fs. 156 y vta., que admitió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Resolución Comisión Nacional de Prestaciones:

Que, por Resolución Nº 4065 de 16 de junio de 2015, cursante a fs. 105, la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto del SENASIR, concedió a favor de María Mercedes del Rosario, el Formulario de Cálculo de Compensación de Cotizaciones Nº 50.019, por el monto de Bs. 750,88, respecto de cotizaciones efectuadas a la Caja Nacional de Salud, por 157 aportes al Sistema de Reparto (13 años y un mes).

Resolución de la Comisión de Reclamación:

Ante el Recurso de Reclamación interpuesto por la asegurada (fs. 110) en el que reclama, adicionalmente a los efectuados en la Caja Nacional de Salud, el reconocimiento de los aportes efectuados en el periodo de 12/1993 a 04/1998, por Seguro Voluntario y de 1968 a 1971 en Correos de Bolivia, la Comisión de Reclamación del SENASIR, mediante Resolución Nº 616/15, de 12 de agosto (fs. 118-115), confirmó la Resolución Nº 4065, de 16 junio de 2015, emitida por la Comisión Nacional de Prestaciones del SENASIR, al encontrar que se encuentra de acuerdo a los datos del expediente y la normativa en vigencia.

Auto de Vista:

Interpuesto Recurso de Apelación por la asegurada (fs. 127-126), en el que reclamó el reconocimiento de los aportes efectuados en el periodo de 12/1993 a 04/1997, por Seguro Voluntario y de 1968 a 1971 en Correos de Bolivia, habiendo la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, emitido el Auto de Vista N° 175/2016 SSA-I de 05 de octubre de 2016, cursante a fs. 135 a 134, en el que REVOCÓ la Resolución N° 615/2015 de 12 de agosto de 2015, dejando sin efecto la Resolución 4065 de 16 de junio de 2015, disponiendo que el SENASIR debe efectuar una nueva Certificación de Compensación de Cotizaciones de la interesada por el tiempo real y efectivo aportado, considerando las observaciones de dicha resolución.

Argumentos del Recurso de Casación:

Contra la Resolución emitida por el Tribunal de apelación, el Director General Ejecutivo a.i., del SENASIR, formuló Recurso de Casación en el fondo, en el que luego de efectuar un análisis de los antecedentes del proceso y de la normativa y principios aplicables al caso presente, acuso que no se habría valorado la documentación cursante en obrados, incurriendo en aplicación indebida del art. 1º del “Decreto Supremo” (DS) Nº 1732 de 29 de noviembre de 1996, que se encuentra derogado por la Ley de Pensiones Nº 065 de 10 de diciembre de 2010, incurriendo en violación de los arts. 24-I de la aludida Ley Nº 065 y 1º del DS Nº 0822 de 16 de marzo de 2011, que establecen que la Compensación de Cotizaciones es un reconocimiento que otorga el Estado a los asegurados por los aportes efectuados al SENASIR y que son financiados con los recursos del Tesoro General de la Nación y la Densidad de Aportes efectivamente cotizados por el asegurado, por lo que mal podría dejarse sin considerar las certificaciones e informes cursante en obrados y que tienen el valor legal previsto por los arts. 1287, 1289-I, 1296 y 1523 del Código Civil (CC).

Que si bien el Auto de Vista sustenta su fallo en el art. 14 del DS Nº 27543 de 31 de mayo de 2004, para reconocer los aportes de 11/93 al 04/97 del Seguro Voluntario, al Fondo de Pensiones de la Caja Nacional de Salud, no consideró que dicha norma se aplica bajo presunción “Juris Tamtum”, que implica la posibilidad de prueba en contrario.

En el caso, se ha considerado solo la prueba de fs. 31 a 63, presentada por la asegurada, sin considerar la nota de fs. 100, por la que consta que entre los convenios y listados de seguros voluntarios no cursa el nombre de la asegurada María Mercedes Del Rosario Ascarrunz Mercado, los Informes Técnicos de fs. 113 a 113 y el certificado de fs. 104, documentos que desacreditarían lo alegado por la asegurada.

Considera el recurrente, que estos aportes, en aplicación del art. 3 de la Ley Nº 924 de 15 de abril de 1987, se refieren a cotizaciones para los servicios de salud a corto plazo, por ello es que el porcentaje de cotización se consigna el 9,2%, siendo diferente porcentaje para las cotizaciones a largo plazo, estableciendo en mérito a esa normativa y disposiciones complementarias que las cajas de salud, son las responsables de la gestión administrativa de los servicios de salud a corto plazo, mientras que los fondos de pensiones son los responsables de la gestión y administración de las prestaciones básicas y complementarias del régimen a largo plazo, por ello considera que dichos documentos considerados supletoriamente, no constituyen aportes al tenor del art. 14 del DS Nº 27543 que deban ser considerados para las prestaciones a largo plazo como es la renta de vejez, evidenciando la errónea e incompleta interpretación de esta norma.

Petitorio:

Solicitó que se conceda el recurso de casación, para que este Tribunal resuelva CASANDO el Auto de Vista recurrido y se confirme la resolución emitida por la Comisión de Reclamación del SENASIR.

Respuesta a la Casación:

Por memorial de fs. 145-144, la asegurada María Mercedes Del Rosario Ascarrunz Mercado, respondió el recurso de casación, indicando que la Seguridad Social es una Política del Estado y que por ello, si bien existen diferentes normas referidas al tema, estas no pueden ir en contra de la Constitución Política del Estado, los principios constitucionales y procesales del Derecho Social.

Argumenta que se aplicó de manera correcta el art. 14 del DS Nº 27543 y que si bien existe una imprecisión en el porcentaje, este se aplicó de acuerdo a la normativa vigente, pues no existían aportes al “Seguro Social a Corto Plazo Complementario”.

Por ello es que teniendo derecho a percibir una renta completa, suficiente y oportuna es que solicita que este Tribunal declare infundado el recurso.

Admisión:

Mediante Auto Supremo Nº 295-A de 25 de junio de 2017, este Tribunal admitió el recurso de casación en el fondo de fs. 142-137, interpuesto el Director General Ejecutivo a.i. del SENASIR, contra el Auto de Vista Nº 175/2016 de 05 de octubre de 2016, cursante de fs. 135-134, pronunciado por la Sala Social y Administrativa, Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz.

II.- FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO:

Doctrina aplicable al caso en concreto.-

La compensación de cotizaciones conforme establecía el art. 63 de la Ley de Pensiones, Nº 1732 de 29 de noviembre de 1996, (versión ordenada por DS Nº 25851), ratificado por el art. 24 de la Ley de Pensiones Nº 65 de 10 de diciembre de 2010, es el reconocimiento que paga el Estado, a través del Tesoro General, a los afiliados de las AFPs que realizaron aportes al Sistema Nacional de Reparto (SENASIR) y que no hubiesen obtenido las rentas de vejez o invalidez, ni fueron receptores de pagos globales emitidos por dicha entidad. Este reconocimiento se hace efectivo cuando la persona acceda a la jubilación y se cancela mensualmente o mediante un pago global, acreditándose a su cuenta individual, en función al cálculo establecido para el efecto, sin posibilidad de otro tipo de devolución.

Por ello es que se ha instituido dos tipos de compensación de cotizaciones, la primera denominada Compensación de Cotizaciones Mensual, que se cancelan en moneda nacional, con mantenimiento de valor anual, de manera mensual y vitalicia a favor de las personas que cuentan con 60 o más aportes o cotizaciones al SENASIR, este pago se efectúa a partir del momento de su jubilación.

La segunda denominada Compensación de Cotizaciones en Pago Global, que es un pago único en moneda nacional, con mantenimiento de valor y se realiza a favor de las a personas que tenían menos de 60 aportes o cotizaciones al SENASIR, este pago se hace efectivo en el momento en que el beneficiario se jubile y se acredita a la cuenta individual de esa persona, una vez que sea aprobada su pensión.

Para acceder a la compensación de cotizaciones, en artículo 27 de la Ley de Reactivación Económica Nº 2064 de 3 de abril de 2000, que fue luego reglamentada en el DS Nº 26069, 9 de febrero de 2001 y ratificada por señalado art. 24-IV de la Ley de Pensiones Nº 065, se han instituido dos procedimientos, el automático, que constituye una opción a la que acceden automáticamente todas las personas incluidas en la base de datos del Ministerio de Hacienda y que además estaban registradas en una AFP hasta el 30 de julio del 2000 y el procedimiento manual, que se concede a todas las personas no incluidas en el proceso anterior, que no se encuentran registradas en la base de datos del Ministerio de Hacienda y/o tampoco estaban registradas en una AFP al 30 de julio del 2000, también se pueden acceder a este procedimiento las personas que asuman un mecanismo de reclamo por no estar conformes con el cálculo obtenido en el proceso automático; en este procedimiento cada persona debe presentar a la Dirección de Pensiones un expediente de todas sus papeletas de pago y otros documentos, que permitan calcular los años que la persona aporto al sistema anterior, conforme a los reglamentos en vigencia.

Por último, en todo este procedimiento manual de calificación de la Compensación de Cotizaciones, por determinación de la RM Nº 550 de 28 de septiembre de 2005, se estableció que puede aplicarse de manera supletoria las determinaciones del DS. Nº 27543 de 21 de mayo de 2004, para identificar las cotizaciones de aportes, en mérito a diferentes documentos acreditables, todo bajo presunción iuris tantum, es decir que pueden ser desvirtuados por prueba contradictoria, calificaciones que se deben realizar en el marco de la legalidad, de la Ley de Pensiones vigente Nº 065 y su Reglamento de Desarrollo Parcial DS Nº 0822 de 16 de marzo de 2001 y otras.

Fundamentación del caso concreto:

En el caso presente, existen dos controversias: La primera, si se aplicó indebidamente las previsiones contenidas en el art. 1º de la Ley Nº 1732 (Ley de Pensiones, hoy abrogada), citada en el Auto de Vista recurrido, como DS. La segunda que se incurrió en errónea interpretación y aplicación del art. 14 del DS Nº 27543 de 31 de mayo de 2004, al momento de considerar los documentos cursantes de fs. 38 a 63 de obrados, porque según el recurrente, se referirían a cotizaciones voluntarias al Servicio de Salud a Corto Plazo y no serían cotizaciones para el Servicio de Salud a Largo Plazo como es la jubilación, al existir documentos que desvirtuaron esa condición, (fs. 100, 104 y 113 a 114 de obrados), que en mérito a los antecedentes concluiría en una incorrecta Certificación de la Compensación de Cotizaciones.

1.- Respecto del primer fundamento, se establece que el Tribunal de alzada, ciertamente incurrió en error al citar el art. 1º de la Ley Nº 1760, Ley de Pensiones abrogada, por el art. 198-I de la Ley Nº 065 de 10 de diciembre de 2010, citándolo como si fuere un Decreto Supremo; sin embargo, la cita efectuada y transcrita en dicha determinación se refiere a las previsiones contenidas tanto en el Anexo de esta última norma, respecto del “Glosario de términos previsionales del sistema integral de pensiones”, definiciones aplicables, respecto a lo que se entiende por Densidad de Aportes: Número de años y fracción de ellos, efectivamente cotizados por el Asegurado al Sistema de Reparto, Seguro Social Obligatorio de largo plazo y Sistema Integral de Pensiones”.

Definición que también se encuentra repetido en el Art. 1º titulado “Definiciones y Terminología” contenido en el DS Nº 822 de 16 de marzo de 2011, modificado por el DS Nº 1888 4 de febrero de 2014, que constituye el Reglamento de la actual Ley de Pensiones Nº 065.

Por consiguiente, este yerro incurrido por el Tribunal de alzada, sólo constituye un lapsus cálami, que no afecta al fondo del asunto, careciendo de sustento jurídico para casar el Auto de Vista recurrido, conforme establece el parágrafo III del art. 271 del código procesal Civil, (CPC), aplicable al caso presente por las permisión de los arts. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social (RCSS) y del art. 15 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición (MPRCPA), aprobado por RS Nº 10.0.0.087 de 21 de julio de 1987.

2.- Respecto de la presunta aplicación indebida del DS Nº 27543 de 31 de mayo de 2004, por haberse reconocido de manera errónea los documentos de fs. 38 a 63 de obrados, pese a que existirían documentos contradictorios contenidos en los informes de fs. 100, 104 y 113 a 114 de obrados, previa verificación tanto del contenido de esta norma, como de los aludidos documentos, se establece lo siguiente:

Es evidente que el indicado DS., en su art. 14, establece que: “En caso de inexistencia de planillas y comprobantes de pago en los archivos del SENASIR, del período comprendido entre enero de 1957 y abril de 1997, el SENASIR certificará los aportes con la documentación que cursa en el expediente del asegurado, a la fecha de publicación del presente Decreto Supremo, bajo presunción juris tantum”.

Es decir que se pueden considerar elementos probatorios de manera supletoria, pero que estos, pueden ser desvirtuados por otros que se acumulen al expediente, por su calidad de iuris tantum.

En el caso presente, evidentemente se acreditó por los documentos de fs. 38 a 63 de obrados, cotizaciones al Seguro Voluntario de Vejez, efectuados al Fondo Complementario de la Caja Nacional de Salud, por los periodos reconocidos en el Auto de Vista., siendo que según la entidad recurrente, en mérito a los informes de fs. 100, 104 y 113 a 114, se ha certificado que no existen contratos o convenios y listados, respecto de esas cotizaciones voluntarias a nombre de la actora y solicitante Sra. María Mercedes del Rosario Ascarrunz Mercado, la primera porque esa documentación había sido derivada al ex Fondo de Pensiones Básicas (FOPEBA) hoy SENASIR; mientras que los documentos e informes de 104 y 113 a 114, constituyen informes referenciales que se sustentan en el primer documento analizado.

Es decir, no se han desvirtuado los documentos de fs. 38 a 63 de obrados, que tienen el valor probatorio consignado en los arts. 1287, 1289-I, 1296 y 1523 del CC, que fueron citados en el recurso de casación objeto de análisis; no se desvirtuaron esas cotizaciones efectuadas a favor del Fondo Complementario de la Caja Nacional de Salud, si bien no se pudo identificar los convenidos y listados de asegurados voluntarios; empero, este error, este Tribunal atribuye a la adición de los nombres de la asegurada, pues en estos últimos documentos solo figura como “Rosario” Ascarrunz Mercado, pese a que conforme consta la Resolución 016/2012 de 10 de enero, de fs. 4, y el formulario ARC-25 de 21 de agosto de 2012, cursante a fs. 20, se reconoció que ella debía figurar como “María Mercedes del Rosario Ascarrunz Mercado”, aspectos que no fueron considerados por la entidad ahora recurrente, pretendiendo desconocer esos aportes efectivamente realizados y que no fueron desvirtuados en el curso del proceso administrativa, pese a que ciertamente existe una imprecisión respecto del porcentaje de cotización (9,2%), que no es atribuible a la solicitante.

En base en lo expuesto, ésta Sala advierte que el Tribunal de apelación, al momento de emitir el Auto de Vista N° 175/2016 SSA-I de 05 de octubre de 2016, cursante a fs. 135 a 134, no ha incurrido en ninguna infracción de las normas aludidas en el recurso, porque ha reconocido la validez prevista por ley, respecto de los documentos presentados por la asegurada y que cursan a fs. 38 a 63 de obrados, que acreditaron sus cotizaciones de manera voluntaria al Fondo Complementario de la Caja Nacional de Salud.

Consiguientemente, corresponde resolver el recurso, en la forma prevista por el art. 220-II del CPC, aplicable por la norma permisiva contenida en el art. 633 del RCSS y art. 15 del MPRCPA

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42-I-1 de la LOJ, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fs. 142 a 139 vta., interpuesto por Juan Edwin Mercado Claros, Director General Ejecutivo a.i., del SENASIR, contra el Auto de Vista N° 175/2016 SSA-I de 05 de octubre de 2016, cursante a fs. 135 a 134, sin costas ni costos en aplicación de los arts. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990 y 52 del DS Nº 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.