TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

AUTO SUPREMO Nº 83

Sucre, 14 de marzo de 2018

Expediente:                031/2017

Materia:                        Social

Demandante                Jenny Juana Segales Reyes.

Demandado:                Noel Edmundo Yriberry Soldán

Magistrado Relator:        Dr. Esteban Miranda Terán.

VISTOS: El recurso de casación de fs. 144, interpuesto por Nelly Reyna Condori Mamani, en representación de Noel Edmundo Martín Yriberry Paz Soldán, en virtud al Testimonio de Poder amplio Nº 167/2014 de 18 de febrero, otorgado ante Notaría Nº 057 de la ciudad de La Paz, a cargo del Abogado, Jorge Loayza Molina, (fs. 34 y vta.), dentro del proceso social por pago de beneficios sociales seguido por Jenny Juana Segales Reyes, contra el indicado poderdante, el Auto Supremo Nº 31-A de 01 de febrero de 2017, por el que se admitió el recurso (fs. 156 y vta.), los antecedentes del proceso y,

I.- ANTECEDENTES DEL PROCESO:

Sentencia.- Que, tramitado el proceso laboral, el Juez Segundo de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, emitió la Sentencia de Nº 279/2014 de 12 de noviembre de 2014 (fs. 120-125), declarando probada en parte la demanda de fojas 13-14, subsanada a fs. 17, 18 y 20, ordenando al demandado Noel Edmundo Yriberry Paz Soldán, propietario y representante legal de la empresa “COENBOL” el pago a favor de la actora, de los siguientes conceptos:

Indemnización por 6 años, diez meses y seis días:        Bs. 18.416,36

Vacaciones gestiones 2010 a 2011:                        Bs.   2.258,33

Aguinaldo gestión 2010-2011:                                Bs.    2.284,63

Incremento salarial (9 meses):                                Bs.    1.612,00

Total:                                                                Bs.  24.517,31

Menos lo recibido:                                                Bs.    7.000.00

Total:                                                        Bs. 17.571.31

Más el 30% de multa:                                Bs.   5.271,39

Total a cancelar                                        Bs. 22.842,70

Monto que determinó que en ejecución de sentencia sería actualizado de acuerdo a ley.

Rechazando la solicitud de complementación y enmienda presentada por la demandante, conforme consta el Auto de 23 de febrero de 2015, cursante a fs. 128.

Auto de Vista.- En grado de Apelación, promovido por la apoderada del demandado, (fs. 126 y vta.), mediante Auto de Vista Res. Nº 091/2016 de 11 de octubre, cursante a fs. 140-141, la Sala Social, Administrativa, Contencioso y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, CONFIRMÓ la Sentencia Nº 279/2014 de 12 de noviembre y Auto Complementario de fs. 128.

II.- RECURSO DE CASACIÓN, RESPUESTA Y ADMISIÓN:

Contra el referido Auto de Vista, Nelly Reyna Condori Mamani, en representación del demandado Noel Edmundo Martín Yriberry paz Soldán, interpuso recurso de casación, conforme el escrito de fs. 144, recurso que fue respondido por la demandante, por escrito de fs. 147; que luego de su remisión ante este Tribunal, mediante Auto Supremo Nº 31-A de 01 de febrero de 2017, emitido por este tribunal (fs. 156 y vta.), se declaró admisible, por consiguiente, dicho recurso se pasa a considerar y resolver:

Argumentos del recurso de casación:

La recurrente alega que el Auto de Vista impugnado, no valoró los argumentos del recurso de apelación y por consiguiente no se ha considerado las pruebas que se presentaron durante el periodo de prueba, que demostró que la demandante se llevó consigo clientela de la compañía de su representado, generando una deficiencia en la economía de la empresa, por lo que al evidenciar que existió deslealtad, no corresponde el pago de los derechos laborales, por el daño económico generado.

Petitorio:

Concluyó el memorial solicitando que se conceda el recurso interpuesto, remitiendo el expediente ante este Tribunal Supremo de Justicia, para que ANULEN el Auto de Vista y consecuentemente, declaren IMPROBADA la demanda de beneficios sociales.

Este recurso fue respondido por la demandante, conforme el escrito de fs. 147, alegando que en el recurso no se fundamenta adecuadamente incumpliendo las previsiones del art. 271 del Código Procesal Civil (CPC), evidenciando que busca dilatar el proceso, por lo que solicitó que se rechace el recurso.

III.- FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

Que, así expuestos los fundamentos del recurso de casación de fs. 144, para su resolución corresponde realizar las siguientes consideraciones:

Doctrina aplicable al caso:

Conforme ha establecido este Tribunal Supremo en abundante Jurisprudencia, el recurso de casación, se sustenta en la violación, aplicación indebida e interpretación errónea de normas sustantivas. Estas infracciones legales deben estar necesariamente identificadas en el recurso y no en escritos anteriores y posteriores, conforme refieren los arts. 271-I y 274 del CPC.

Por otra parte, tanto la legislación vigente, como la jurisprudencia emitida por este Tribunal, han establecido que en materia de valoración de la prueba, los jueces y tribunales, no se encuentran sujetos a la tarifa legal de la prueba, sino por el contrario, deben formar libremente su convencimiento, inspirándose en los principios científicos que informan la crítica de la prueba y atendiendo las circunstancias más relevantes del proceso, e identificando la conducta procesal observada por las partes, para evitar que éstas se sirvan del proceso para realizar un acto simulado o para perseguir un fin prohibido por la Ley; (arts. 60 y 158 CPT); en mérito a ello, es que las dudas que surjan en el curso del proceso, respecto de la interpretación y aplicación del Código Procesal del Trabajo, debe resolverlas, acudiendo el juez, a los principios generales del Derecho Procesal del Trabajo, para el logro de la finalidad especial que tienen estos procesos, cual es el reconocimiento de los derechos consignados en la ley substancial (arts. 58 y 63 CPT).

Fundamentación del caso concreto:

En el caso presente se ha alegado que el tribunal de alzada no habría valorado adecuadamente los argumentos del recurso de apelación y que tampoco hubiese considerado la prueba de descargo presentada por la parte demandante, en la que se habría demostrado que la actora habría provocado un daño económico a la empresa que representa la recurrente, al haber desviado clientela y que por ese motivo, lo le corresponde los beneficios sociales.

Lamentablemente el recurso, no identifica ninguna norma infringida y tampoco especifica, cuál de las pruebas se habría omitido en su valoración, hecho que impide a este tribunal, volver a valorar la prueba cursante en obrados, porque necesariamente debió identificar en el recurso, el error de hecho o de derecho incurrido por el juez y el tribunal de grado, respecto de la valoración de las pruebas, al ser estas incensurables en casación.

Se infiere que la recurrente, habría pretendido alegar alguna causal de despido justificado previsto por el art. 16 de la Ley General del Trabajo (LGT) o art. 9 de su Decreto Reglamentario (DR), sin embargo, esta fundamentación debió efectuarse al momento de responder la demanda, no se presentó oportunamente, habiendo sido declarada la rebeldía del demandado, conforme consta el Auto de fs. 41 de obrados, implicando que ese su derecho ha precluido conforme establecen los arts. 3 inc. e) y 57 del Código Procesal del Trabajo (CPT)

En el marco legal descrito, se establece que el Tribunal de Alzada no incurrió en violación, aplicación indebida o interpretación errónea de las normas o error de hecho o de derecho en la apreciación de las pruebas, que amerite la casación del Auto de Vista, en consecuencia corresponde, aplicar el artículo 220-II del CPC, con la facultad remisiva del artículo 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en el numeral 1 del artículo 184 de la CPE y del numeral 1 del parágrafo I del artículo 42 de la LOJ, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 144, interpuesto por Nelly Reyna Condori Mamani, en representación del demandado Noel Edmundo Martín Yriberry Reyes, con costas en aplicación del art. 223-V núm. 2 del CPC.

Se regula el honorario profesional en Bs. 1000, que mandará pagar el juez a quo.

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y DEVUÉLVASE.