TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 47

Sucre, 27 de febrero de 2018


Expediente                        : 67/2017

Demandante                : Isabel Melgar Soruco Vda. de Oliveira

Demandado                : Servicio Nacional del Sistema de Reparto

Materia                        : Reclamación (Compensación de Cotizaciones)

Distrito                        : Santa Cruz

Magistrado Relator        : Dr. Esteban Miranda Terán


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 161 a 168, interpuesto por Olga Duran Uribe y Verónica Ardaya Miranda en representación de Juan Edwin Mercado Claros Director General Ejecutivo a.i. del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), contra el Auto de Vista Nº 118 de 11 de agosto de 2016 de fs. 157 a 158, pronunciado por la Sala Social, Contencioso Tributario y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro el proceso de reclamación seguido por Isabel Melgar Soruco Vda. de Oliveira contra la entidad recurrente; el Auto de fs. 172, que concedió el recurso; los antecedentes del proceso;


I. ANTECEDENTES DEL PROCESO.

Resolución Comisión Nacional de Prestaciones.

Que, iniciado el trámite de Compensación de Cotizaciones por Isabel Melgar Soruco viuda de Oliveira derechohabiente de Luis Fernando Oliveira Sánchez, la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto del SENASIR emitió la Resolución Nº 2696 de 27 de abril de 2015 (fs. 61), por la que resolvió otorgar en favor del asegurado el Formulario de Cálculo de Compensación de Cotizaciones Nº 48.194, en el cual se considera un monto de Compensación de Cotización de Bs.9.072,00.

Resolución Comisión de Reclamación.

Ante el recurso de reclamación por parte de Isabel Melgar Soruco Vda. de Oliveira derechohabiente de Luis Fernando Oliveira Sánchez (fs. 76), la Comisión de Reclamación del SENASIR, mediante Resolución Nº 423/15 de 15 de junio (fs. 85 a 88), resolvió confirmar la Resolución Nº 2696 de 27 de abril de 2015 cursante a fs. 61, emitida por la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto del SENASIR, por encontrarse de acuerdo a los datos del expediente y normativa en vigencia.

Auto de Vista.

En recurso de apelación deducido por Isabel Melgar Soruco Vda. de Oliveira, derechohabiente de Luis Fernando Oliveira Sánchez (fs. 96), la Sala Social, Contencioso Tributario y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, ante la nulidad dispuesta en grado de casación del Auto de Vista Nº 12 de 7 de septiembre de 2015 de fs. 116 a 118, expidió nuevo Auto de Vista signado con el Nº 118 de 11 de agosto de 2016, cursante de fs. 157 a 158, revocando la Resolución Nº 423/15 de 15 de junio de fs. 85 a 88 y, deliberando en el fondo, ordenó al SENASIR tomar en cuenta los períodos acreditados en la certificación de años de servicio de la Caja Petrolera de Salud-Regional Santa Cruz.


II. FUNDAMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN EN EL FONDO.

Por memorial de fs. 161-168, Olga Duran Uribe y Verónica Ardaya Miranda, en representación de Juan Edwin Mercado Claros Director General Ejecutivo a.i. del SENASIR, interponen recurso de casación alegando:

Que el Tribunal de Alzada sin considerar lo peticionado por el apelante ni realizar una revisión de los documentos cursantes en el expediente, ordenó se le reconozcan aportes inexistentes, en razón a que el asegurado no figura en planillas, conforme a la certificación de fs. 58 y 59, que no fue tomada en cuenta en el Auto de Vista, estableciendo que se debe aplicar el Decreto Supremo (DS) Nº 27543, mismo que se encontraría erróneamente interpretado, toda vez que en el caso específico si existiría planillas pero el asegurado no figuraría en ellas.

Que no se consideró el art. 51 del DS Nº 822 que establece que para la calificación se debe tomar en cuenta los aportes, en el caso presente no existirían portes al no figurar en planillas. Infringiendo así los arts. 14 del DS Nº 27543 y 18, 13, 16 y 17 del D.S. 27543, así como el art. 265.I del CPC, por falta de congruencia.

Petitorio.

Concluyó solicitando que el Tribunal Supremo de Justicia, case el Auto de Vista Nº 118/2016 y se confirme la Resolución Nº 423/15 de 15 de junio.

Admisión.

Mediante Auto Supremo Nº 67-A de 22 de febrero de 2017, la Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia resolvió admitir el recurso de casación en el fondo de fs. 161 a 165, interpuesto por Olga Duran Uribe y Verónica Ardaya Miranda en representación de Juan Edwin Mercado Claros Director General Ejecutivo a.i. del SENASIR, contra el Auto de Vista Nº 118 de 11 de agosto de 2016 de fs. 157 a 158, pronunciado por la Sala Social, Contencioso Tributario y Contenciosa Administrativa Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz.


III. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO.

Que así planteado el recurso de Casación en el fondo, corresponde resolver el mismo en base a los siguientes razonamientos:

Se acusa en primer término la errónea interpretación del art. 14 del Decreto Supremo (DS) Nº 27543 de 31 de mayo de 2004, en el entendido que la mencionada norma condicionaría la certificación de aportes con la documentación que cursa en el expediente del asegurado, a la inexistencia de planillas y comprobantes de pago en los archivos del SENASIR, situación que no sería el caso en cuestión, dado que la institución gestora contaría con las planillas respectivas, en las que no figuraría el asegurado, conforme a la certificación de fs. 58 y 59 de obrados.

Sobre el particular, ésta Sala considera que, para su correcta aplicación, el art. 14 del DS Nº 27543, debe interpretarse conforme y desde la Constitución, por cuanto el límite de una interpretación gramatical ejercido por el recurrente, trae más probabilidad de error en cuanto a la tutela judicial efectiva.

Así entonces, cuando el citado dispositivo legal señala que “En el caso de inexistencia de planillas y comprobantes de pago en los archivos del SENASIR, del periodo comprendido entre enero de 1957 y abril de 1997, el SENASIR certificará los aportes con la documentación que cursa en el expediente del asegurado, a la fecha de publicación del presente Decreto Supremo, bajo presunción iuris tantum. Los documentos serán uno o más de los siguientes: Finiquitos, Certificados de trabajo, boletas de pago o planillas de haberes, partes de filiación y baja de las Cajas de Salud respectivas, record de servicios o calificación de años de servicio,…”, debe considerarse que la pretensión del legislador estuvo orientada a garantizar el acceso a una jubilación justa, otorgando mayores facilidades al beneficiario para acceder a una renta digna, de tal modo que la referencia a la ausencia de planilla no se tenga como mandato restrictivo y se entienda que, en ese espíritu, aun contando con las mismas por los periodos reclamados por el trabajador, éste último no figure en dichas planillas, cumpliendo de esa manera los principios y valores comprendidos en el art. 45 de la CPE, concordante con el Convenio 102 de la OIT de 1952, el art. 25.1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), los arts. 2.1 y 9 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) y el art. XVI de la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre (DADDH); tomando en cuenta que los derechos reconocidos en la norma jurídica fundamental del Estado son inviolables, universales, interdependientes, indivisibles y progresivos, conforme señala el art. 13.I de su mismo cuerpo normativo, conforme se tiene establecido en la uniforme jurisprudencia de éste Tribunal, entre ellas, el Auto Supremo Nº 31/2016, de 18 de febrero, correspondiente a esta Sala.

Siguiendo el razonamiento anterior, esta Sala no encuentra cierta la acusada interpretación errónea de la norma ut supra anotada, por cuanto es evidente que la norma que regula el derecho a la jubilación debe ser interpretada y aplicada en el marco de los principios y valores fundamentales consagrados constitucionalmente, conforme quedó anotado precedentemente; así, de poco serviría reconocer la aplicabilidad de la norma en cuestión, si sólo se limitaría a una interpretación literal de la misma, para entender que su regulación sólo se limitaría al supuesto de inexistencia física de las planillas en archivos del SENASIR, cuando es evidente que tal inexistencia puede deberse a otros supuestos, como la ausencia del nombre del trabajador asegurado en las planillas que puedan cursar en los archivos del SENASIR, lo que ocurre en el caso de examen.

Es uniforme la jurisprudencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia en cuanto al empleo de documentación supletoria a considerar por el SENASIR para la certificación de aportes reclamados y probados por los trabajadores, en el entendido que, cuando el SENASIR no cuente en su archivo central con planillas o datos que le permita verificar el real tiempo de servicios de sus asegurados, dificultando con ello su labor de certificación en base a una real densidad de aportes, tiene el deber de considerar a dicho efecto los finiquitos, certificados de trabajo, boletas de pago, planillas de haberes, partes de afiliación y baja de las Cajas de Salud respectivas, record de servicios o calificación de años de servicio, contratos de trabajo, memorándums de designación y despido, y tratándose de cooperativistas mineros, liquidación de internación de minerales u otros documentos equivalentes, presentados por el asegurado, ello considerando que dicha documentación tiene eficacia probatoria para acreditar dicho aspecto, al ser reconocidos por el art. 14 del DS N° 27543 de 31 de mayo de 2004, así como por el art. 1296. I del Código Civil, no siendo razonable su falta de consideración bajo el sólo argumento que la norma regularía casos específicos, como los señalados en el recurso propuesto.

Por lo anotado, se concluye que las autoridades recurridas no incurrieron en las infracciones legales acusadas, en cuyo mérito corresponde resolver el Recurso en la forma prevista por el art. 220.II del Código Procesal Civil, aplicable por la norma permisiva contenida en el art. 633 del Reglamento al Código de Seguridad Social y art. 15 del Manual de Prestación de Rentas en Curso de Pago y Adquisición aprobado por RS Nº 10.0.0.087 de 21 de julio de 1987.

POR TANTO: La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la LOJ, declara INFUNDADO el recurso de casación en el fondo de fs. 161 a 168, interpuesto por Olga Duran Uribe y Verónica Ardaya Miranda en representación de Juan Edwin Mercado Claros Director General Ejecutivo a.i. del SENASIR, contra el Auto de Vista Nº 118 de 11 de agosto de 2016.

Sin costas ni costos en aplicación de los arts. 39 de la Ley No 1178 de 20 de julio de 1990 y 52 del DS No 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.