TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 24

Sucre, 8 de febrero de 2018


Expediente                  : 446/2016

Demandante                   : Alejandra Sofía Rivera López

Demandado                    : Caja Petrolera De Salud

Materia                           : Beneficios Sociales

Distrito                         : Tarija

Magistrado Relator        : Dr. Esteban Miranda Terán


VISTOS: El recurso de casación en el fondo y la forma, interpuesto por JOSUE BARRIOS MEDINA, en representación de la CAJA PETROLERA DE SALUR REGIONAL TARIJA de fs. 86 a 87 contra el Auto de Vista N° 165/2016 de 14 de septiembre, cursante de fs. 47 a 48, pronunciado por la Sala Social, Seguridad Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa  del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija; en la demanda de pago de beneficios sociales seguida por ALEJANDRA SOFIA RIVERA LOPEZ, contra la entidad recurrente; la respuesta de fs. 91 a 92; el Auto 38/2016 de 25 de octubre que concedió el recurso (fs. 93); El Auto de Admisión Nº 399-A de fs. 101, los antecedentes procesales; y:

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

Sentencia

Planteada la demanda social de pago de beneficios sociales y tramitado el proceso, El Juez Primero del Trabajo y Seguridad Social del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, pronunció la Sentencia sin número de 18 de julio de 2012, cursante de fs. 47 a 48, declarando PROBADA la demanda de fs. 5 a 6, aclarada a fs. 8; disponiendo que la entidad demandada cancele a favor de la demandante, la suma de Bs.10.026,66. (Diez mil veintiséis 66/100 bolivianos), por concepto de desahucio y sueldos devengados; monto sobre el que se dispone calcularse la multa de ley en ejecución de fallos.

Auto de Vista

En grado de apelación a instancias de la entidad demandada, la Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, expidió el Auto de Vista N° 165/2016 de 14 de septiembre, cursante de fs. 74 a 77, confirmando totalmente la sentencia de primera instancia.

Argumentos del recurso de casación

1.        Que la demandante entró a trabajar con contrato a plazo fijo en febrero de 2009 y se le entregó el memorándum de agradecimiento de servicios en 26 de mayo de 2009 y no es como alega la demandante que hubiese sido despedida antes  que cumpla el contrato.

Que la institución rompió la relación laboral una vez finalizada la relación contractual en la fecha indicada.

Agrega que el Auto de Vista no se pronuncia sobre el fondo de las pruebas presentadas por el demandado.

2. Acusa que en el Auto de Vista se concluyó sobre la inexistencia de agravios y no señalan las normas en la que se sustentan.

3. Alega que el tribunal de apelación calificó la defensa como floja sin que sea de su competencia tal análisis, pues conforme al art. 158 del Código Procesal del Trabajo le corresponde valorar la prueba y no la conducta o supuesta actuación de las partes.

4.        Bajo el rótulo de error en la apreciación de los hechos denunciados, acusa infracción de los arts. 258.2) y art. 330 del Código de Procedimiento Civil, así como los arts. 151, 153 y 158 del Reglamento de la Ley General del Trabajo.

Agrega que el Auto de Vista, bajo los principios de legalidad, de convalidación, señaló que no ha existido agravio alguno en la sentencia, obviando una buena interpretación de las pruebas que se presentó la institución.

Petitorio

Concluye solicitando se CASE el Auto de Vista y, deliberando en el fondo, se declare improbada la demanda.


II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

De la revisión del recurso de casación, se advierte que el mismo adolece de una debida técnica recursiva, por cuanto no llega a consolidar con precisión su tesis y divaga en aspectos imprecisos. Sin embargo, del contexto general de los antecedentes contenidos en el expediente, se advierte que la problemática ronda en el momento del distracto laboral, en cuyo marco, le corresponderá a éste Tribunal juzgar la decisión del tribunal de apelación a efectos de establecer si el tribunal de apelación incurrió en infracción legal al condenar el pago del desahucio en base a su conclusión en sentido que tal distracto se hubo producido antes del vencimiento de la fecha pactada en el contrato a plazo fijo.

Establecido así el problema jurídico sometido a juicio de éste tribunal y para resolver la controversia, corresponde precisar que conforme al art. 12 de la Ley General del Trabajo, modificado por el D.S. 6813 de 3 de julio de 1964, el desahucio constituye un pago indemnizatorio a favor del trabajador en caso de despido intempestivo y, siendo así, corresponderá entonces establecer previamente si el juicio de los de instancia, para concluir que en el caso presente se produjo un despido intempestivo, resulta correcto, a cuyo propósito ha menester consultar con las pruebas de fs. 1, 2 y 3 base de la conclusión fáctica en las instancias, amén de constituirse en las únicas pre constituidas con valor fundante y pertinentes en razón a que la de fs. 4 constituye copia del acta de audiencia en la vía de conciliación sin mayor relevancia, lo mismo que las testificales de cargo en el que se sostiene conocimiento de los hechos a partir de las referencias de su misma proponente.

Analizada la prueba en el marco de lo anterior expuesto, se advierte que a fs. 1 cursa un contrato de trabajo en el que se pacta como fecha de conclusión del contrato a plazo fijo en 30 DE MAYO DE 2009.

Asimismo, a fojas 2 cursa memorándum de agradecimiento de servicios dirigida a la ahora demandante, fechado en 26 de mayo de 2009, en el que se le comunica que a partir de esa fecha se le agradece los servicios, señalándosele además “deberá entregar toda la documentación ordenada y al día en el transcurso del día de hoy…”.

Con base en lo anterior, no resulta difícil establecer que el distracto laboral se produjo en 26 de mayo de 2009, más aún si tal hecho se encuentra admitido expresamente por la entidad demandada a fs. 27 in fine.

Así entonces y con base en lo anterior, éste Tribunal concluye que el juicio del tribunal de apelación tanto sobre los hechos y el derecho resulta correcto, por cuanto el empleador, de manera unilateral, decidió extinguir la relación laboral cuatro días antes de la fecha pactada.

Con base en lo anterior, éste Tribunal concluye que no son evidentes las infracciones acusadas, por lo que, no encontrándose fundados los argumentos del recurso, corresponde dar aplicación del art. 220.2) del Código Procesal Civil (Ley Nº 439); aplicable en la materia por expresa determinación del art. 252 del Código Procesal del Trabajo.


POR TANTO:

La Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184-1 de la Constitución Política del Estado y 42-I-1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por JOSUE BARRIOS MEDINA, en representación de la CAJA PETROLERA DE SALUD REGIONAL TARIJA de fs. 86 a 87 contra el Auto de Vista N° 165/2016 de 14 de septiembre, cursante de fs. 47 a 48, pronunciado por la Sala Social, Seguridad Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa  del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija. Sin costas.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.