TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

                               Auto Supremo Nº 19

                           Sucre, 8 de febrero de 2018


I. Datos del Proceso y de las Partes.

Expediente                        : 460/2016

Demandante                : Elizabeth Avilés Estrada

Demandada                : Fundación Smiles Forever

Distrito                        : Cochabamba

Magistrada Relatora        : María Cristina Díaz Sosa.


VISTOS: El Recurso de Nulidad y/o Casación de fs. 135 a 137 vta., interpuesto por Grisel Paniagua Alderete, contra el Auto de Vista N° 77/2016 de 06 de mayo, cursante de fs. 131 a 133 de obrados, pronunciado por la Sala Social, Contencioso Tributario y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, dentro del proceso laboral seguido por la recurrente contra la Caja Nacional de Salud, Auto de concesión del recurso de fs.150 y antecedentes procesales.


II. Antecedentes del Proceso: Sentencia y Auto de Vista.

Sentencia

Por memorial de fs. 3 a 4 del expediente, Elizabeth Miriam Avilés Estrada planteó demanda por pago de beneficios sociales en contra de la Fundación Smiles Forever, señalando en resumen, que trabajó en dicha entidad primeramente desde el 15 de agosto de 2002 hasta diciembre de 2007 como docente instructora de higiene dental mecánico y posteriormente hasta el 31 de marzo de 2009, como cirujano dentista, fecha en la que considera haber sido retirada intempestivamente por no haberle sido cancelados sus salarios; en consecuencia, solicitó en su demanda el pago de indemnización, desahucio, duodécimas de aguinaldo, salarios devengados, vacaciones devengadas, más la aplicación del 30% de multa establecido por el art. 9 del D.S. 28699.


Admitida la demanda (fs. 9) y corrido en traslado, la Fundación Smiles Forever, contestó la misma en forma negativa, aduciendo que la desvinculación de la trabajadora fue a consecuencia del preaviso de ley, además que hubo una restructuración interna, al margen que no trabajó hasta marzo de la gestión 2009 no percibiendo sus salarios respectivos, motivo por los cuales, no corresponde el reconocimiento de los beneficios sociales reclamados.


Una vez agotado el procedimiento, el Juez de Partido del Trabajo y Seguridad Social Tercero Cochabamba, pronunció la Sentencia de 16 de noviembre de 2011, declarando probada la demanda y determinó el pago de Bs. 13.481,56.-, por concepto de beneficios sociales correspondientes a indemnización, desahucio, vacación, menos pago de quinquenio, correspondiendo el total de servicios  a  6 años, 4 meses y 16 días.


Auto de Vista

Interpuesto el Recurso de Apelación por el demandado y corrido el traslado de Ley, se concedió el mismo ante la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, que pronunció el Auto de Vista Nº 191/2015 de 31 de diciembre, que confirma la Sentencia apelada, modificando la liquidación efectuada por el A quo, en lo referente al cálculo de vacaciones y al cálculo en la indemnización que vario de 7 a 6 años, disponiendo el pago de 10.603,46 bs., más la actualización y multa del 30% prevista por el DS Nº 28699 de 1º de mayo de 2006.


III. Argumentos del Recurso de Casación

La resolución de segunda instancia, motivó que la Fundación SMILES FOREVER, mediante memorial de fs. 163 a 165, interponga Recurso de Nulidad y/o Casación, bajo los siguientes argumentos:


a) El Auto de Vista reconoce que se produjo la reconducción laboral, quedando sin efecto el preaviso al no haber cumplido su finalidad, aspecto que denota una errónea interpretación de la Ley al comparar el derecho laboral con el derecho civil, específicamente a los contratos civiles que sí aceptan la reconducción tácita por silencio de partes. Que, el art. 64 del Código Procesal del Trabajo fue erróneamente interpretado, ya que la pretensión de pago de desahucio fue solicitada en la demanda, discutido y probado el despido intempestivo y no como solicitó la actora por retiro indirecto por falta de pago de salarios, por lo que no es aplicable el referido artículo ya que este sólo opera cuando el demandante solicita un sueldo inferior al mínimo nacional; sí los días de vacaciones son inferiores a los establecidos por ley según el tiempo de trabajo o cuando el demandante erróneamente solicita una liquidación inferior a lo que por ley le correspondiese.


Aclara que lo que se está discutiendo es que si se dio el preaviso conforme a ley y que si el juez quiso otorgar más de lo pedido, debió señalar en los puntos a probar a ese aspecto, como lo establece el art. 149 del Código Procesal del Trabajo, con el fin de que exista congruencia entre la Sentencia y los puntos de hecho a probar en el proceso, siendo necesario para aquello que el Auto de  relación procesal sea claro, en la que no indica la reconducción tácita y el despido intempestivo.

b) Acusa que el superior en grado otorgó indebidamente vacaciones de 2008, que no fueron pedidas por el demandante, debido a que ella sabía que la Fundación emitía comunicaciones internas en las cuales determinaba el inicio y fin de las vacaciones, afirmación corroborada por las comunicaciones internas cursantes en el expediente que no fueron debidamente valorados, como por la confesión provocada que en la respuesta 8 manifestó que solamente correspondía al demandante la vacación de la gestión 2009, lo que no fue debidamente valorado por el Tribunal Ad Quem, concediendo de un beneficio al cual ya accedió la actora, en contravención de lo estipulado por el art.154 del Código Procesal Civil, referido a que no se requiere de prueba los hechos afirmados por una parte y admitidos o reconocidos por la contrario, por ende al admitir la actora que su pretensión respecto a las vacaciones sólo era duodécimas de la gestión 2009 y al haber sido demostrado en el proceso que sólo trabajó hasta el 31 de diciembre de 2008, no correspondía vacación alguna.


Petitorio

El recurrente concluye su memorial solicitando que una vez concedido el recurso, el Tribunal superior en grado, Case el Auto de Vista impugnado y se dicte una nueva resolución.


IV. Fundamentos Jurídicos del fallo

Corresponde a este Tribunal ingresar a resolver los puntos traídos a consideración de este Tribunal de Casación, los cuales están claramente relacionados a la valoración probatoria desarrollada por el Tribunal de Apelación, respecto a la reconducción tácita del preaviso y a las vacaciones de la gestión 2008 indebidamente otorgadas sin haber sido pedidas la mismas, tratándose en consecuencia de un Recurso de Casación en el Fondo.


Ahora bien, debemos señalar que el derecho al trabajo se encuentra reconocido constitucionalmente en los arts. 46 y 48. II. III de la CPE, estableciendo que toda persona tiene derecho a un trabajo digno, a un salario o remuneración justa, equitativa y satisfactoria; asimismo, reconoce que las normas laborales se interpretarán y aplicarán bajo los principios de protección de las trabajadoras y trabajadores y que los beneficios sociales reconocidos a favor de los mismos no pueden renunciarse; en ése sentido, se entiende que si se pretende a través de este recurso extraordinario reducir aún más el monto condenado como pago por beneficios sociales al trabajador, los fundamentos del mismo deben ser irrefutables y contundentes.


Sobre el efecto del preaviso de ley cuando no se lo ejecuta en el tiempo estipulado, se tiene que si bien el despido es la forma más frecuente de extinguir una relación laboral, de contrario el preaviso tiene por finalidad hace saber a una de las partes con un tiempo prudencial la culminación del contrato. En los hechos, constituye una manifestación de voluntad unilateral, traducida en una comunicación ya sea al trabajador de que, culminará su contrato a efectos de que busque uno nuevo; o al empleador para que prevea la contratación de un reemplazante del trabajador.

El efecto jurídico en el término del preaviso, es la subsistencia de derechos y obligaciones de las partes, mientras se cumple el plazo para la extinción laboral, y conozca el trabajador de esa conclusión diferida de su contrato, con el fin legal de no desampararlo y pueda tomar las previsiones correspondientes para cuando se cumpla el referido plazo.


V. Análisis del Caso Concreto.

En el caso concreto, se evidencia de fs. 16 a 17, que la institución demandada otorgó el pre aviso de ley a la actora el 31 de julio de 2008, comunicándole del fin o extinción de la relación laboral en el plazo de tres meses, es decir el 31 de octubre de 2008, sin embargo cumplida tal fecha la trabajadora continuó prestando servicios ininterrumpidos hasta el 31 de diciembre de 2008, o sea más allá del tiempo previsto por el preaviso, operándose de esta manera la reconducción laboral, y sin efecto el preaviso por no haber cumplido la finalidad por la que fue expedida. Por otro lado el hecho de que la demandante haya referido en su demanda como casual de retiro indirecto la falta de pago de salarios, no enerva que producto de la tramitación de la causa en sujeción del art. 158 y 64 del Código Procesal del Trabajo, se probó que el despido fue intempestivo, correspondiendo en consecuencia el pago del desahucio, aspecto que no va en contra de las exigencias señaladas en el art. 64 del Adjetivo laboral señalado, puesto que el desahucio fue pedido expresamente en la demanda, siendo además potestad del Juez conceder pretensiones distintas a las pedidas cuando los hechos se hayan discutido y se encuentren probados.             


Sobre el reconocimiento del pago de la vacación de la gestión 2008, que no habría sido pedida por el demandante, de igual modo cabe señalar el art. 64 del Código Procesal del Trabajo, faculta a condenar por pretensiones distintas de las pedidas, cuando se trata de salario mínimo, salario básico, vacaciones, siempre que los hechos que los originen se hallen debidamente probados. En la especie la actora aclaró en su memorial de fs. 8 la cantidad de 13 de días que se le adeudaban al 15 de agosto de 2008, y que no gozó de la vacación colectiva que se otorgó al personal el mes de diciembre de 2008, aspecto ratificado por la confesión provocada cursante  de fs. 83 a 84, extremo que no fue observado en ningún momento por el recurrente, quien además no exhibió los documentos que fueron requeridos por la actora, consistentes en papeletas de uso de vacaciones, tarjetas y/o libros de control de asistencia de las gestiones 2007 a 2009, a fin de demostrar las vacaciones adeudadas, operando de esa manera a favor de la trabajadora la presunción de certidumbre, señalado en el art. 160 del Código Adjetivo de la Materia.      


Por otra parte, es obligación de este Tribunal recalcar que del análisis del Recurso de Casación interpuesto, se puede evidenciar la falta de técnica recursiva y principalmente la falta de fundamentación adecuada a momento de desarrollar los agravios denunciados, los cuales debido a la naturaleza misma del recurso de Casación deben estar expresados de manera clara y precisa indicando cómo dichos agravios afectan o vulneran los derechos del ahora recurrente, tras el análisis del recurso planteado, no obstante de ello, este Tribunal concluye que no existen fundamentos validos que permitan emitir un fallo casando el Auto de Vista recurrido, correspondiendo resolver el recurso interpuesto, conforme las previsiones contenidas en los arts. 271.2 y 273 del CPC, aplicables por mandato del art. 252 del CPT, por no expresar el recurso con claridad y precisión, la ley o leyes infringidas o violadas, aplicadas indebidamente o erróneamente interpretadas y mucho menos especificar en qué consiste la infracción, la violación, falsedad o error, con los fundamentos que se esgrimen en su contenido.


DECISORIO: La Sala Contenciosa, Contencioso Administrativa, Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el Recurso de Nulidad y/o Casación de fs. 163 a 165, interpuesto por Alejandro Bechrich Butron, representante legal de la Fundación “SMILES FOREVER”, contra el Auto de Vista N° 191/2015 de 31 de diciembre, cursante de fs. 156 a 159 de obrados, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba. Con costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.