TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 17

Sucre, 8 de febrero de 2018


I.- Datos del Proceso y de las Partes

Expediente                  : 466/2016

Demandante              : Catia Mariana García Orellana

Demandado              : Empresa Constructora ERCAR

Proceso                     : Beneficios Sociales

Departamento          : Tarija

Magistrada Relatora : María Cristina Díaz Sosa


VISTOS: El recurso de casación de fs. 112 a 113, interpuesto por Catia Mariana García Orellana; impugnando el Auto de Vista Nº 192/2016 de 10 de octubre de fs. 105 a 108 vta., pronunciado por la Sala Social, Seguridad Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, dentro del proceso por reliquidación de beneficios sociales, seguido por la recurrente contra la empresa Constructora “ERCAR”; el Auto de fs. 116 que concedió el recurso de casación; el Auto Supremo Nº 415-A de fs. 124 que admitió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

ANTECEDENTES DEL PROCESO

Sentencia

Que, tramitado el proceso laboral, el Juez de Partido Segundo de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Tarija, pronunció la Sentencia de 29 de junio de 2012 de fs. 81 a 84 que declaró improbada la demanda de fs. 17 a 18, sin costas.

Auto de Vista

En grado de apelación deducido por el demandado de fs. 88 a 90, la   Sala Social, Seguridad Social, Administrativa, Contenciosa y Contenciosa Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Tarija, emitió el Auto de Vista Nº 192/2016 de 10 de octubre, que confirmó la Sentencia apelada. Sin costas.

Argumentos del recurso de casación

Contra el auto de vista la parte demandada formuló recurso de casación, en el que acusó:

Que el tribunal ad quem no valoró ni evaluó la prueba testifical ni documental aportada que demostró su estado de gravidez y que no recibió el pago completo de sus beneficios sociales, infringiendo, quebrantando, conculcando, violando y cercenando los arts. 13, 46, 48, 49 y 60 de la Constitución Política del Estado, Ley 975 de 2 de mayo de 1988, art. 3 del Código Procesal del Trabajo, Decreto Supremo Nº 0012 de 19 de febrero de 2009, Decreto Supremo Nº 21637 de 25 de junio de 1987 y arts. 1, 2 y 4 de l Código de Seguridad Social, manifestando error de interpretación en la valoración de la prueba y de las normas legales citadas.

Petitorio

En ese sentido, concluyó solicitando se case el auto de vista y se declare probada la demanda.

II. Fundamento jurídico aplicables al caso en concreto

Previamente, se debe aclarar que de conformidad con la amplia jurisprudencia nacional, que ha sido desarrollada sobre la base de las disposiciones contenidas en el Código de Procedimiento Civil respecto del recurso extraordinario de casación y la doctrina, éste constituye una nueva demanda de puro derecho, que debe fundamentarse de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación, ya sea en la forma, en el fondo o en ambos casos, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar en qué consiste la infracción que se acusa.

Por lo manifestado, del memorial del recurso de fs. 112 a 113, se evidencia que la recurrente se limita a señalar que no se valoró ni evaluó la prueba testifical que hubiese demostrado su estado de gravidez y que no recibió el pago completo de sus beneficios sociales, por lo que el tribunal ad quem infringió, quebrantó, conculcó, violó y cercenó los arts. 13, 46, 48, 49 y 60 de la Constitución Política del Estado, Ley 975 de 2 de mayo de 1988, art. 3 del Código Procesal del Trabajo, Decreto Supremo Nº 0012 de 19 de febrero de 2009, Decreto Supremo Nº 21637 de 25 de junio de 1987 y arts. 1, 2 y 4 de l Código de Seguridad Social; sin embargo, no indica si recurre de casación en el fondo o en la forma y menos incluye una mínima fundamentación a sus aseveraciones.

En ese entendido, este Supremo Tribunal debe ceñirse a lo expresado en el recurso de casación, no estándole permitido suponer, inferir o deducir lo que el recurrente pretendió al recurrir en el fondo y en la forma, sin especificar claramente las causas que motivaron tal recurso en cada una de sus modalidades, y sin advertir que la doctrina y la abundante jurisprudencia nacional, ha dejado claramente establecido que en casación se plantean cuestiones de derecho y que a ese efecto, el recurrente se encuentra obligado a examinar e impugnar todos y cada uno de los fundamentos de la decisión recurrida, demostrando en forma concreta y precisa, cómo, por qué y en qué forma hubieran sido violadas. Asimismo, tratándose de cuestiones de derecho, el memorial a través del cual se plantea el recurso de casación, debe efectuar una crítica legal de la resolución impugnada, no siendo suficiente la relación de hechos ocurridos en la tramitación del proceso, aun cuando ésta incluyera cita de disposiciones legales, lo que no ocurrió en el caso de autos, inobservancia que de ningún modo pueden suplirse por este tribunal de casación, sin que esta decisión implique que la parte recurrente pueda argumentar negación del derecho de acceso a la justicia, a la tutela judicial efectiva y de otros derechos fundamentales, cuando ésta forma de resolución obedece al propio descuido y negligencia en que incurrió la parte recurrente a tiempo de formular el recurso de casación omitiendo completamente la carga recursiva por ley establecida.      

En consecuencia corresponde resolver en la forma prevista por el art. 220.II  del Código Procesal Civil, con la facultad remisiva del art. 252 del Código Procesal del Trabajo.

DECISORIO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts.  184.1 de la CPE y 42.I.1 de la LOJ, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 112 a 113. Sin costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.