TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto de Supremo Nº 10

Sucre, 23 de enero de 2018


Expediente                        : 452/2016-C

Proceso                        : Contencioso

Demandante                : Empresa Constructora “ECOSAV”

Demandado                : Gobierno Autónomo Municipal de Sucre

Acto Impugnado                : Sentencia Nº 572/2016 de 16 de septiembre

Magistrado Relator        : Dr. Esteban Miranda Terán


VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 121 a 126 vta., interpuesto por el Gobierno Autónomo Municipal de Sucre, a través de su Alcalde Municipal Santiago Vargas Beltrán, en contra de la Sentencia Nº 572/2016 de 16 de septiembre, pronunciado por la Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa, del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca; cursante de fs. 109 a 114 vta., dentro del proceso contencioso de cumplimiento de contrato seguido por Empresa Constructora “ECOSAV” contra el Gobierno Autónomo Municipal de Sucre; el auto de fs. 140., que concedió el recurso, los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I.1 Antecedentes del proceso

I.1.1 Sentencia

Que tramitado el proceso contencioso de cumplimiento de contrato, la Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa, del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, emitió la Sentencia Nº 572/2016 de 16 de septiembre, cursante de fs. 109 a 114, declarando probada la demanda contenciosa y disponiendo el pago de daños y perjuicios, fijando el interés de 6% anual, conforme lo dispuesto por el art. 414 del Cód. Civil, cuantía a ser calificada en ejecución de sentencia.

I.2. Motivos del Recurso de Casación

Dicha sentencia motivó el recurso de casación en el fondo de fs. 121 a 126, interpuesto por el Gobierno Autónomo Municipal de Sucre, a través de su Alcalde Municipal, acusando:

Que en la Sentencia Nº 572/2016 de 16 de septiembre, las autoridades de primera instancia, incurrieron en error de derecho y de hecho en la apreciación de los medios de prueba aportados por el GAMS, vulnerando los artículos 397 del Código de Procedimiento Civil y 1297 del Código Civil, así como el principio de verdad material, en razón a que no tomaron en cuenta las literales de fs. 54 y 55, según las cuales, alegan haber demostrado que la firma del Arq. Alvaro Urquizu en el acta adjuntada por la entidad demandante para subsanar las observaciones realizadas en el acta original fueron falsificadas, literales que no fueron consideradas en sentencia.

Agrega que, habiéndose observado la falta de la firma del Arq. Alvaro Urquizu en el acta de recepción de la obra, el demandante adjuntó una fotocopia simple con la firma extrañada, la misma que resultó siendo falsa, conforme se hubo probado, señala, en las literales de fs. 54 y 55, literales que no fueron consideradas por el tribunal de primera instancia.

Señala finalmente que a efectos de probar tales extremos solicitó al tribunal se conmine a la empresa demandante presente ese documento, la misma que le fue negada mediante Auto Nº 101/2016 de 11 de marzo de 2016 señalando textualmente: “Al punto III y Otrosí 2do. No ha lugar, debiendo la parte demandada acudir a la instancia legal que corresponda para el fin impetrado”; hecho que probaría que ECOSAV, no habría cumplido con los requisitos exigidos por el D.S. Nº 0181, vulnerando el art. 1286 del Cod. Civil y el numeral 4, del art. 9 de la CPE.

I.2.2. Petitorio.

Concluye solicitando casar la Sentencia 572/2016 de 16 de septiembre,  de 2015, y deliberando en el fondo declare improbada la demanda y el pago de daños y perjuicios, con costas.

I.3. Respuesta al Recurso de Casación

La Empresa Constructora “ECOSAV” responde al recurso de casación en los siguientes términos:

En cuanto a la errónea valoración de la prueba acusada por la entidad recurrente, señala que es un aspecto totalmente falso, ya que revisada la Sentencia Nº 572/2016, se advierte que en la misma se consideró toda la prueba documental ofrecida, producida y, sobre todo, ratificada por el recurrente en todo el curso del proceso, en los que admitió que debe y no pagó a la ECOSAV la Planilla de Avance Nº 2 que cuenta con la aprobación de supervisión de 27 de mayo del 2015.

Sobre la acusada invaloración del documento de fs. 23 alega que la misma fue considerada en la sentencia de primera instancia, señalándose que no habría sido ofrecida como prueba por ninguna de las parte.

I.3.1. Petitorio

Concluye solicitando se declare improcedente el recurso impetrado o alternativamente infundado, debido a omisiones de cumplimiento obligatorio al tenor del art. 90 del Código de Procedimiento Civil, con costas.

CONSIDERANDO II:

II.1 Fundamentos jurídicos del fallo.

De la revisión de antecedentes y el contenido tanto del recurso de casación como de la respuesta al mismo, se advierte que la controversia traída a juicio de éste Tribunal se circunscribe al cumplimiento de las formalidades de entrega de la obra y su incidencia en el pago de la planilla respectiva.

En efecto, a la conclusión de la obra “APERTURA DE LA CALLE FINAL URCULLO” adjudicada a la Empresa ECOSAV, el municipio de Sucre, en su condición de contratante, se negó al pago de la planilla final o planilla de avance 2, alegando, en principio, que el acta de recepción provisional  de 17 de marzo de 2015 no contaba con la firma del Arq. Alvaro Urquizu y, luego, alegando falsificación de la firma del citado funcionario en la fotocopia de la planilla adjuntada posteriormente por la Supervisión.

Sobre el caso, el tribunal de primera instancia concluyó que la ausencia de la firma reclamada por la entidad demandada resultaba irrelevante, por tratarse del acta de recepción provisional y que, por otro lado, dicho documento no fue ofrecido como prueba por ninguna de las partes, con lo que declaró probada la demanda, disponiendo el pago de la planilla, conforme a lo demandado; conclusión y decisión que éste Tribunal encuentra totalmente ajustado a derecho, por cuanto:

La fotocopia del acta de recepción provisional en la que se encontraría la firma falsificada del Arq. Alvaro Urquizu, no fue  adjuntada por ninguna de las partes y menos fue ofrecida como prueba, de tal modo que no existe en el expediente, por lo que mal pudo haber sido valorado por el tribunal de primera instancia y, siendo así, mal podría éste tribunal atribuirle infracción alguna, más aún si tal hecho fue debidamente fundamento por dicho tribunal, señalando: “Referente a que la empresa entregó una fotocopia simple del acta de entrega provisional, donde está firmado por el Arq. Álvaro Urquizu, fotocopia simple, debemos dejar constancia que este Tribunal no tiene constancia de la misma, porque tanto la parte demandante como la demandada, no han ofrecido como medio de prueba, la mencionada fotocopia simple del Acta de Recepción Provisional, para que este Tribunal pueda tener conocimiento y pronunciar al respecto, ya sea en una forma negativa o positiva, al no haber sido ofrecido dicho medio de prueba este tribunal está impedido de pronunciarse al respecto, "(sic), aspecto que demuestra el correcto proceder del tribunal sobre dicha inexistente prueba, citada pero no producida en el proceso.

Por otro lado, la entidad recurrente, como fundamento para negar el pago de la segunda planilla, destaca la importancia de las formalidades que deben cumplirse en el acta de recepción provisional de la obra y la obligación de los servidores públicos de exigir los mismos.

Sobre el particular y de la revisión del contrato de fs. 1 a 22, se advierte que el mismo no le otorga la trascendencia que el recurrente le otorga ahora al acta de recepción provisional de la obra, sino mas bien al acta de recepción definitiva de la obra, tal cual se advierte en la cláusula 38.2.  Tan cierto es aquello que el recurrente no llega a precisar cuál la cláusula del contrato que le otorga tal trascendencia al acta de recepción provisional.

Asimismo, en el marco de lo previsto en la citada cláusula del contrato, a fs. 23 se tiene el acta de recepción definitiva Nº 118/15 de 26 de mayo de 2015; literal que señala: “Realizada la inspección en presencia de los miembros de la comisión y beneficiarios a la obra se constató que no presenta observaciones. El trabajo realizado por el contratista está en conformidad a las especificaciones técnicas llega a un monto final de Bs. 1.069,475,62 (Un millón sesenta y nueve mil cuatrocientos setenta y cinco con 62/100 Bs.) con un lapso final de ejecución de 433 días calendario. Se hace conocer a la unidad solicitante que durante el periodo de prueba el contratista ya realizó las correcciones a las observaciones que se realizaron en la recepción provisional (…).firman los presentes: POR LA COMISIÓN DE RECEPCIÓN Presidente, Representante Administrativo, Representante Técnico, POR LA EJECUCIÓN DE LA OBRA. Supervisor de Obra, Director de Fiscalización y Supervisión de Obras y el representante de la empresa  Constructora ECOSAV.”(sic). Acta que se constituye en un documento técnico, legal y administrativo que demuestra la conclusión física de la obra, acreditando que todas las observaciones realizadas en la entrega preliminar fueron subsanadas y más que todo la comisión de recepción y ejecución en ese acto no observó ninguna falencia o incumplimiento a las condiciones pactadas en el contrato de obra, motivo por el cual las autoridades señaladas firman en constancia de aceptación de la mencionada acta.

Como consecuencia de la conformidad del GAMS con la entrega de la obra, misma que es avalada por su comité de recepción de obra en el acta de recepción definitiva Nº 118/15 de 26 de mayo de 2015, se advierte también en obrados a fs. 36 a 37, la “Planilla de Avance de Obra Nº 2”, suscrito por el contratista el Director de Fiscalización y Supervisión de Obras del GAMS, Secretario Municipal de Obras Públicas del GAMS y Supervisor de Obras del GAMS; asimismo a fs. 35 cursa la aprobación del informe “Planilla de Avance de Obra Nº 2”, de 27 de mayo de 2015 suscrito por el Director de Fiscalización y Supervisión de obras del GAMS, Secretario Municipal de Obras Públicas del GAMS y Supervisor de Obras del GAMS, quienes refieren: “(...) que realizada la revisión de la documentación presentada por el contratista, esta no presenta observaciones (…) En tal sentido se adjunta toda la documentación requerida para que de esta manera se viabilice la cancelación de la planilla a la empresa constructora ECOSAV (…)”, literal que muestra por un lado la conformidad del contratante (GAMS), con la conclusión total y conformidad con la obra, y en una segunda instancia viabilizando dicho documento la cancelación de la “Planilla de Avance de obra Nº 2” como expresamente lo señala, todo ello en conformidad a los términos del contrato C.D.J. Nº 058/2016 de 16 de septiembre de 2016, no siendo evidente en consecuencia en los términos de dicho contrato, las exigencias referidas por el recurrente para no dar curso a su obligación de contraprestación del pago.

En el entendimiento referido, este tribunal no observa el error de derecho o de hecho en la apreciación de la prueba, y menos vulneración del principio de verdad material acusado por el recurrente; por cuanto el tribunal de instancia le otorgó a cada una de las pruebas, la valoración que la ley les otorga, sin que su contenido objetivo hubiese sido distorsionado, alterado o cercenado, de ahí que el tribunal de instancia manifieste que la empresa demandante conforme la prueba aportada cumplió con la prestación de entrega de la obra vendida, correspondiendo como consecuencia la contraprestación del pago.

Bajo estos parámetros se concluye que al no ser evidentes los extremos y las infracciones acusadas en el recurso de fs. 121 a 126 vta., por carecer de sustento legal; ajustándose la sentencia recurrida a las leyes en vigencia, no observándose violación de norma legal alguna, corresponde resolverlo en el marco de las disposiciones legales contenida en los arts. 271.2) y 273 del CPC, (1975), aplicables por disposición del art. 4 de la Ley Nº 620.

POR TANTO: La Sala Social, Administrativa, Contenciosa y Contencioso Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en el art. 184.1 de la CPE, art. 42.I.1 de la LOJ y art. 5 de la Ley Nº 620, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 121 a 126 vta., interpuesto por el Gobierno Autónomo Municipal de Sucre, sin costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.