TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 934

Sucre, 05 de enero de 2016


Expediente                : 264/2015-S

Demandante                 : Delia Mendoza Vidaurre

Demandado                        : Antenor Lugo Pinto

Materia                        : Beneficios Sociales

Distrito                         : Potosí  

Magistrado Relator        : Dr. Jorge Isaac von Borries Méndez


VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Eddy Lugo Ortega en representación de Antenor Lugo Pinto representante legal de la Flota “Trans Chicheño”, a fs. 106, contra el Auto de Vista N° 47/2015 de 29 de mayo, cursante de fs. 101 a 103, pronunciado por la Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, la demanda de pago de beneficios sociales interpuesta por Delia Mendoza Vidaurre contra Flota “Trans Chicheño” representada legalmente por Antenor Lugo Pinto; la respuesta a fs. 124, el Auto que concedió el recurso a fs. 125, los antecedentes procesales; y:

CONSIDERANDO I:

I.1. Antecedentes del proceso

I.1.1. Sentencia

Planteada la demanda social y tramitado el proceso, el Juez de Partido del Trabajo y Seguridad Social de Tupiza del departamento de Potosí, pronunció la Sentencia Nº 03/2015 de 6 de abril, cursante a fs. 85 a 87, declarando probada en parte la demanda; disponiendo que el demandado cancele a favor de la demandante la suma de Bs. 8.993.- (ocho mil novecientos noventa y tres 00/100 bolivianos), por concepto de beneficios sociales; más la correspondiente actualización y la multa prevista por el art. 9 del Decreto Supremo (DS) 28699 de 1 de mayo de 2006.

I.1.2. Auto de Vista

Interpuesto el recurso de apelación por parte de la parte demandada de fs. 89 a 90, y la respuesta al mismo por parte de la actora a fs. 91, fue resuelto por Auto de Vista N° 47/2015 de 29 de mayo, cursante de fs. 101 a 103, por el cual Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí, revoco parcialmente la Sentencia emitida en primera instancia, cuantificando los derechos laborales en favor de la demandante en la suma de Bs. 7.640.- (siete mil seiscientos cuarenta 00/100 bolivianos); más la correspondiente actualización y la multa prevista por el art. 9 del Decreto Supremo (DS) 28699 de 1 de mayo de 2006. 




I.2.  Motivos del recurso de casación

En conocimiento del señalado Auto de Vista en representación de la parte demandada, Eddy Lugo Ortega, interpone recurso de casación a fs. 106, señalando lo siguiente:

Alega que, el Auto de Vista dictado dentro del presente proceso laboral, constituiría un verdadero agravio a la justicia social, por ello, en virtud de los arts. 210 y 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT); 250, 253-3) y 257 del Código de Procedimiento Civil (CPC), recurre de casación la mencionada decisión argumentando que, adolece de verificación del tiempo del trabajo, que es de dos años, siete meses y diez días, y no así de doce días como indica el Auto de Vista impugnado; señala también que, el aguinaldo de la gestión 2013 es de Bs. 1.200.-, pero en el consigna Bs. 1.440.- en el Auto recurrido; indica que, las vacaciones se habrían cancelado en su totalidad, y solamente se debería por los días trabajados, que conforme al art. 44 de la Ley General del Trabajo (LGT), cuando el trabajador tiene una antigüedad de uno a cinco años, le corresponde una vacación anual de quince días, e indica textualmente: “a la demandante le correspondería, Bs. 600.- por los 15 días trabajados.- de ninguna manera Bs. 1440.- como indica el Auto de Vista recurrido”.   

Arguyendo que, con lo expuesto se estaría demostrando los errores en la concepción del tiempo de trabajo de la actora, por lo que, de acuerdo a los datos le correspondería solamente Bs. 5.480.-, y de ninguna manera el monto que señala el Auto de Vista impugnado; añadiendo que, la línea sindical flota “Trans Chicheño”, no vendría a ser una empresa de lucro, sino una especie de cooperativa, que busca servir a sus clientes y agrupa personas del mismo gremio, que deseen tener una fuente laboral.

I.2.1. Petitorio

La parte recurrente, Eddy Lugo Ortega en representación de Antenor Lugo Pinto representante legal de la Flota “Trans Chicheño”, solicita -aparte de que se admita el recurso- que este alto Tribunal modifique el monto de beneficios que le corresponde a la demandante.

CONSIDERANDO II:

II.1 Fundamentos jurídicos del fallo

Para hacer un análisis del recurso de casación interpuesto contra el Auto de Vista 47/2015 de 29 de mayo; es necesario inferir que este, es un recurso extraordinario que se asemeja a una demanda de puro derecho, a través de la cual se impugna una resolución judicial, que se establecen en el art. 255 del CPC, en el caso de autos contra la resolución de vista referida; empero, tienen que cumplirse requisitos de orden formal para su procedencia, inmersos en el art. 258 de la norma procesal civil ya indicada, y de ninguna manera se podría considerar este recurso como otra instancia, este se limita a determinar si concurren las causales de casación que se especifican en los arts. 253 y 254 del adjetivo civil.

Ahora, resulta trascendental para la procedencia de este recurso, que quien interponga o haga uso del mismo, cumpla con los requisitos exigidos en la normativa, y el art. 258-2 del adjetivo civil, señala: “El recurso deberá reunir los requisitos siguientes: (…) 2. Deberá citar en términos claros, concretos y precisos la sentencia o auto del que se recurriere, su folio dentro del expediente, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma, o ambos. Estas especificaciones deberán hacerse precisamente en el recurso y no fundarse en memoriales o escritos anteriores ni suplirse posteriormente”; y si este fuera en el fondo, indicar la violación que contiene la resolución que impugna, o la interpretación errónea o aplicación indebida de la normativa actual, especificando que preceptos legales fueron violados y en qué consistió esta violación, o si contiene disposiciones contradictorias, o si se hubiese incurrido en error de derecho o de hecho en la apreciación de la prueba, llegando a demostrar la equivocación en la que hubiese incurrido el juzgador, como establece el art. 253 del CPC; y, si en su caso fuera en la en la forma debe adecuar el recurrente su recurso a una de las causales señaladas en el art. 254 del mismo cuerpo legal; estas exigencias legisladas en el adjetivo civil se encuentran justificadas, al respecto el Auto Supremo Nº 805 de 9 de octubre  de 2015, emitido por esta misma Sala, que infirió: “Exigencias formales que se encuentran debidamente justificadas, toda vez que al interponer recurso de casación en el fondo, se entiende que el recurrente ha advertido errores de fondo en la resolución emitida por el Tribunal de Alzada calificados como error in judicando y su pretensión consistirá en que el Tribunal de casación revise el fondo del litigio, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista y la emisión de una nueva resolución que resuelva el fondo de la litis, (…), asimismo, si se pretende nueva valoración y apreciación de la prueba, él o los recurrentes tienen la obligación de acreditar la existencia de error de hecho o de derecho en su apreciación, toda vez que ésta es una atribución privativa de los juzgadores de instancia incensurable en casación.

Por otro lado, si se interpone recurso de nulidad o de casación en la forma, por errores de procedimiento o denominados errores in procedendo, el recurrente buscará como finalidad la nulidad de la resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por Ley y que conlleven afectación del debido proceso”.

En ese orden de ideas, el recurso de casación en análisis, cursante a fs. 106, no cumple con las exigencias y requisitos precedentemente señalados, al no haber cumplido con la carga procesal fundada en el art. 258-2 del CPC, precepto desarrollado al exordio, ya que, el recurrente no formuló ninguna impugnación específica contra los argumentos o fundamentos contenidos en el Auto de Vista recurrido, no fundamentó qué parte del razonamiento del Tribunal ad quem  afectaría algún derecho, lo omitiría, le generaría algún agravio, fuere contrario a la norma o  estuviese erróneamente aplicada, de qué forma alguno de los puntos plasmados en la Resolución que cuestiona constituyen en  error del Tribunal, no realiza una crítica legal de los fundamentos del Auto confutado; es decir, no fundamenta cual la violación o la errónea aplicación de normativa sustantiva o adjetiva de los administradores de justicia en la emisión de la Resolución que se cuestiona; y, debe entenderse, a la fundamentación de una violación o la errónea aplicación de las normas, a toda formulación específica de hechos vinculada a defectos en aplicación del derecho en la Resolución que se impugna, objetivamente sustentada, no pudiendo pretender sustituir esta fundamentación con una relación del hecho o por una alegación de la postura del apelante sin vinculación directa con el hecho y derecho que invoca, y vincular aquello al error que considera hubiese cometido el administrador de justicia, en este caso los Vocales de la Sala Contenciosa, Contenciosa Administrativa, Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Potosí; no se identificó en el recurso en análisis la ley o leyes que habrían sido voladas, aplicadas falsa o erróneamente, así como la individualización de las disposiciones sustantivas contradictorias aplicadas en el Auto de Vista, o la identificación de las pruebas sobre las que el Tribunal hubiere incurrido en errores de hecho o derecho en su valoración; pues, se limita a señalar la normativa que le permite recurrir de casación, y señalar que el Auto impugnando adolece de errores en la determinación de los días del tiempo trabajado, del monto consignado para el aguinaldo de la gestión 2013, y la vacación otorgada del trabajador, sin considerar que esta simple relación expuesta, no sustituye a la fundamentación  que deben hacer  en su calidad de recurrente, para demostrar que el Tribunal que emitió la resolución que cuestiona violó, interpretó o aplicó erróneamente normas sustantivas; acusando aspectos sin señalar la normativa que hubiese vulnerado el Tribunal ad quem, con las determinaciones asumidas.

Siendo así, al no haber cumplido el recurrente con la carga legal prevista en el art. 258-2) de la norma adjetiva civil, por lo anteriormente considerado, y al no poder suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en que se incurrió en la interposición de este recurso extraordinario, este alto Tribunal se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer el recurso intentado, correspondiendo aplicar el art. 272-2) del CPC, que señala que ante el incumplimiento del art. 258-2) del mismo cuerpo legal, se debe declarar la improcedencia del mismo, normativa aplicable en esta materia por permisión del art. 252 del adjetivo laboral.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184-1 de la Constitución Política del Estado y 42-I-1 de la Ley del Órgano Judicial, y en aplicación del art. 271-1) del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por Eddy Lugo Ortega en representación de Antenor Lugo Pinto representante legal de la Flota “Trans Chicheño”, a fs. 106.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.-