TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 887

Sucre, 18 de diciembre de 2015


Expediente                        : 270/2015-S

Demandante                : Juan Villca Cacia

Demandada                : SEMAPA

Materia                        : Social 

Distrito                        : Cochabamba  

Magistrado Relator        : Dr. Jorge Isaac von Borries Méndez


VISTOS: El recurso de casación de fs. 85 y vta., interpuesto por Carmen Paola Ivana Camacho Vega en representación del Servicio Municipal de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario (SEMAPA), contra el Auto de Vista N° 209/2014 de 17 de septiembre de 2014, de fs. 81 a 82, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dentro del proceso laboral de pago beneficios sociales, seguido por Juan Villca Cacia contra SEMAPA; el Auto que concedió el recurso, a fs. 88; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I

I.1. Antecedentes del Proceso

I.1.1. Sentencia

Por memorial a fs. 11 a 12., Juan Villca Cacia demanda pago de beneficios sociales contra SEMAPA., Admitida la demanda y corrido el traslado a fs. 14, Luis Fernando Pérez Armendía en representación de SEMAPA, responde la demanda por memorial de fs. 28 a 29; pronunciándose la Sentencia de 21 de octubre de 2014 cursante a fs. 41 a 43, que declara probada en todas sus partes la demanda de fs. 11-12 e improbada el responde de fs. 28-29 conminándose en consecuencia a la EMPRESA SEMAPA, para que por intermedio de su representante legal pagar a Juan Villca Cacia, por el concepto: tiempo de servicios 28 años, 11 meses y 26 días, desahucio, indemnización, aguinaldo 4 duodécimas /2009, vacación 1 gestión, más la multa del 30% del art 9 del DS Nº 28699, saldo por cobrar por el demandante la suma de Bs. 55.670,36. De acuerdo al detalle de la presente Sentencia.

I.1.2. Auto de Vista

El Recurso de apelación deducido por Hernán Jorge Ayala Tejada, en representación de SEMAPA, concedido en efecto devolutivo, dispuso a fs. 88 la remisión de testimonio ante la autoridad superior en grado; de lo que, la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba., en conocimiento del recurso, mediante Auto de Vista N° 209/2014 de 17 de septiembre de fs. 81 a 82, confirmó en parte la Sentencia de 21 de octubre de 2014, con la siguiente modificación: tiempo de servicios: 28 años, 11 meses y 26 días., desahucio, indemnización, aguinaldo (4 meses) vacación (1 gestión) multa 30%, (menos el pago a cuenta de fs. 6) monto a pagar Bs.36.176,98., Sin Costas por la confirmación parcial.

I.2. Motivos del recurso de casación

La resolución de segunda instancia, motivó interposición de Recurso de Casación por parte de Carmen Paola Ivana Camacho Vega en representación de SEMAPA, bajo los siguientes argumentos:

a) Que el Tribunal de Alzada, al confirmar en parte la Sentencia de 21 de octubre de 2011, toma en cuenta la multa del 30% determinada en el Decreto Supremo Nº 28699 (pago fuera del Plazo establecido), omitiendo tomar en cuenta que el demandante estaba dentro del grupo de personas despedidas que solicitaron su reincorporación al Ministerio del Trabajo.

b) Continua expresando que con relación al decreto de fecha 7 de octubre de 2011, que conminaba a SEMAPA a la presentación de documentación solicitada por el demandante, dicha diligencia no fue efectuada en el domicilio procesal correcto, asimismo, se debe tener presente que pese a ese incumplimiento el Juez de primera instancia no aplico correctamente los arts. 4 y 157. I del Código Procesal del Trabajo (CPT), ya que al ser prueba importante debió volverse a conminar y de esta manera dictar una buena Sentencia y no generar una indefensión a la parte demandada.

I.2.1 Petitorio

Concluye su demanda solicitando se case el Auto de Vista Nº 209 de fecha 17 de diciembre de 2014 y declare la nulidad de la Sentencia de 21 de Octubre de 2011, sin costas.

CONSIDERANDO II:

II.1 Fundamentos Jurídicos del fallo

En el caso de Autos se establece que la demanda de casación sin fundamento alguno denuncia indefensión por actos del Juez de primera instancia, por lo cual resuelta importante realizar las siguientes puntualizaciones:

Es preciso señalar que, por el principio fundamental del acceso a la justicia que se encuentra plasmado en el art. 180. II de la Constitución Política del Estado (CPE), se garantiza a todo litigante, el derecho de impugnación en los procesos judiciales, empero, para su procedencia, el recurrente tiene la carga procesal de cumplir con los requisitos de forma y fundamentalmente de fondo establecidos en las normas procesales.

Que, sobre la procedencia del recurso de casación, el art. 258. 2) del Código de Procedimiento Civil (CPC), exige al recurrente:”…citar en términos claros, concretos y precisos…, la ley o leyes violadas o aplicadas falsa o erróneamente, y especificar en qué consiste la violación, falsedad o error, ya se trate de recurso de casación en el fondo, en la forma, o ambos. Estas especificaciones deberán hacerse precisamente en el recurso…”; carga procesal que debe ser cumplida con la finalidad de aperturar la competencia del Tribunal de casación, pues su inobservancia es sancionada con la declaración de improcedencia del recurso, conforme previene el art. 272.2) del CPC.

Al respecto, la vasta jurisprudencia estableció que, al equipararse al recurso de casación a una demanda nueva de puro derecho, debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 del CPC, en ese sentido, debe el recurrente fundamentar por separado de manera precisa y concreta, las causas que motivan la casación, ya sea en la forma, en el fondo o en ambos. Así, cuando se formula el recurso de casación en el fondo, debe fundarse en errores “in iudicando” en que hubiera incurrido el Tribunal inferior al emitir su resolución, demostrando la violación de leyes  o normas sustantivas en la decisión de la causa, debiendo estar debidamente identificadas y justificadas las causales señaladas en el art. 253 del CPC; mientras que, si se formula el recurso de casación en la forma, éste se funda en errores “in procedendo”, referidos a la infracción de normas adjetivas incumplidas o mal aplicadas en la tramitación del proceso, enumeradas igualmente para cada caso en concreto en el art. 254 de la citada norma.

En esa misma línea, el Tribunal Constitucional Plurinacional, a través de la Sentencia Constitucional Plurinacional (SCP) 1916/2012 de 12 de octubre, estableció que:”…La casación es un recurso extraordinario, porque su interposición no cabe, sino contra determinadas resoluciones y por motivos preestablecidos por la ley; no constituye una tercera instancia ni una segunda apelación, sino que se la considera como una demanda nueva de puro derecho y sujeta al cumplimiento de requisitos esenciales específicamente determinados por ley. Se encuentra prevista por los arts. 250 y sgtes. del CPC, donde dispone que se la concederá para invalidar una sentencia o auto definitivo en aquellos casos señalados expresamente en la norma; pudiendo ser en el fondo y en la forma; ambas que pueden ser interpuestas al mismo tiempo” (sic).

Que, los arts. 253 y 254 del CPC, que prevén las causas de procedencia del recurso de casación en el fondo y en la forma, respectivamente, teniendo cada una de estas sus propias características y efectos, por lo que el recurrente, en la interposición del recurso, está obligado a precisar si el recurso interpuesto es en una u otra forma o en ambos. El art. 253 del Código Adjetivo Civil citado, establece tres motivos de procedencia: “i) Cuando las resoluciones del inferior contuvieren violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la ley; ii) Cuando contuviera disposiciones contradictorias; y iii) Cuando en la apreciación de las pruebas se hubiera incurrido en error de hecho o derecho …”; por su parte el art. 254 del mismo cuerpo legal, prevé siete motivos de procedencia, que se fundan esencialmente en errores en el procedimiento en los que se hubiera incurrido. De la glosa de las normas que preceden, se advierte que cada recurso tiene sus propias características, diferencias que tienen incidencia tanto en la apropiación de la causa que se invoca como en la forma de Resolución, pues en el recurso de casación en el fondo lo que se pretende es que el Tribunal resuelva el fondo del conflicto, y en la forma se procurara que se anule obrados.

Del análisis y revisión del recurso de casación formulado por la parte demandada, se advierte que el memorial expuesto no cumple la técnica recursiva puesto que como se dijo anteriormente se limita a señalar indefensión, limitándose a señalar que ante la negligencia de su parte con relación a la presentación de prueba el Juez de primera instancia debió solicitar dicha prueba de oficio omitiendo de esta manera el demandado ahora recurrente lo establecido en el art. 150 de la Ley General del Trabajo (LGT), máxime, si no da a su recurso de casación un correcto fundamento de que pruebas considera trascendentes y de qué manera estas pruebas hubieran cambiado el fondo del proceso, sin dar certeza respecto a qué punto en concreto o hacia que pruebas estaría siendo reclamada la indefensión efectuada en sentencia, asimismo, el recurrente realiza denuncias de la Sentencia sin  atacar algún fundamento del Auto de Vista impugnado.

Finalmente corresponde establecer que, la simple relación expuesta, no sustituye a la fundamentación que deben hacer los recurrentes para demostrar la forma en la que el tribunal de grado violo las normas que se impugnan para dar lugar a una decisión en casación, por ello, la jurisprudencia nacional coincidente con los criterios doctrinales del derecho procesal requieren que el recurso de casación no tenga simplemente un carácter indicativo de la ley o leyes violadas, aplicadas falsa o erróneamente, sino que por el contrario sean observaciones precisas, claras y puntuales acerca de los errores o faltas que se observan y/o acusan; lo que no ocurre en el caso de autos.

Merced a estos parámetros y evidenciándose que el recurso en cuestión no se acomoda a las condiciones mínimas que exige la técnica recursiva prevista en el CPC, lo que hace inviable su consideración, correspondiendo resolver el mismo según lo previsto por los arts. 271.1) y 272.2) del mismo cuerpo legal, aplicables por la permisión del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 85., interpuesto por Carmen Paola Ivana Camacho Vega en representación de SEMAPA., contra el Auto de Vista N° 209/2014 de 17 de septiembre de 2014, de fs. 81 a 82, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.