TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM.  PRIMERA Auto Supremo Nº 846

Sucre, 03 de noviembre de 2015



Expediente Demandante Demandado Distrito

Magistrado Relator

329/2015-S

Juan Remigio Suntura Espejo

: Servicio Nacional del  Sistema de Reparto

La Paz

Dr. Antonio Guido Campero Segovia



VISTOS:   El  recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 92 96, interpuesto por Martha Irene  Espada Estrada en representación legal del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), contra el Auto de Vista 082/2015 de

22 de julio,  cursante de fs. 89 a 90, pronunciado  por la Sala Social y Administrativa,

Contenciosa y Contenciosa Administrativa Segunda   del Tribunal  Departamental de Justicia de La  Paz, dentro  de proceso d reclamación    seguido por Juan   Remigio Suntura  Espejo contra la institución recurrente;  la  respuesta de fs. 10 102;  el  Auto que concedió  el recurso, saliente  a fs. 103;  los antecedentes  del  proceso; y:

CONSIDERANDO 1:

1.1  Antecedentes del Proceso

1.1.1  Resolución de la Comisión de calificación de rentas

Por Resolución 4732 de 11 de julio  de 2014  (fs.  59), la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto del SENASIR, resuelve otorgar en favor de Juan Remigio Suntura  Espejo el Formulario de Cálcul de Compensación de Cotizaciones Nº  37978, en  el cual se considera   un  monto  de  Compensación de Cotización de  Bs.9.757,44 (Nueve  mil   setecientos cincuenta siete  con  44/100 bolivianos).

1.1.2   Resolució de la comisión de reclamación

Por memorial de fs. 68 69, Juan  Remigio Suntura Espejo, interpone recurso de reclamación, adjuntando para dicho propósito  la documentación cursante de fs. 60 a 66.

Concedido el recurso, la  Comisión   de Reclamación mediante Resolución  Nº

030/2015 de 27 de enero (fs.  77 a 79), confirma   la Resolución Nº  4732 de 11 de julio de 2014 emitida por la Comisión Nacional de Prestaciones del Sistema de Reparto del SENASIR, por considerar que la mism se encuentra de acuerdo a los datos del expediente la normativa vigente.

1.1.3 Auto de Vista

Interpuesto el recurso de apelación por Juan  Remigio Suntura  Espejo (fs. 81 a

83),  la  Sala Social Administrativa,  Contenciosa  Contenciosa Administrativa

Segunda del Tribunal Departamental de Justicia  de La Paz, mediante Auto de Vista Nº

082/2015 de 22 de julio  (fs. 89 90), revocó l Resolución 030/2015 de 27 de enero,  disponiendo que el SENASIR  proceda   a efectuar  un nueva Certificación  de




1




Compensación de Cotizaciones favor  del interesado  considerando  el tiempo  correcto de servicios prestados,  en observancia  las consideraciones  de la  resolución  dictada.

I.2 Motivos del Recurso de Casación

El  Auto de Vista referido, motivó el recurso de casación en la  forma y en el fondo de fs. 92 a 96, interpuesto por Martha Irene Espada Estrada, en representación del SENASIR, con los siguientes argumentos:

I.2.1  En la forma

Denunció que, el Tribunal de apelación ha incurrido en error  de hecho, al haber otorgado más de lo pedido en el recurso de apelación,  así como no haberse pronunciado sobre las pretensiones deducidas en el mismo,  tomando en cuenta, que tanto en el recurso de apelación de fs. 81 a 83, como el recurso de reclamación de fs.

68 a 69, el interesado reclamó para su calificación la existencia de suficientes pruebas

que demostrarían que prestó sus servicios laborales por más de 13 meses y un día, exactamente desde el 03 de enero de 1978 al 04 de febrero de 1979  en la Compañía Boliviana de Ingeniera, sin efectuar reclamo alguno sobre los periodos comprendidos desde el 03/1979 a 01/1982, como irregularmente se pronunció el Tribunal y dejando a  un lado el pronunciamiento referido a los periodos reclamados.

I.2.2  En el fondo

Denunció violación del parágrafo I del art.  24 de la Ley 065 de 10 de diciembre de 2010, así como de los arts.  1,  48.I.a) y b) del Decreto Supremo (DS) 0822 de

16 de marzo de 2011, indebida aplicación y errónea interpretación  del art. 14 del DS

27543 de 31 de mayo de 2014 al pretender otorgarle un ilegítimo beneficio a favor  de Juan Remigio Suntura  Espejo, sin considerar los informes técnicos que determinan que el interesado aportó para el seguro de invalidez, vejez y muerte  un total de años y meses, y que de acuerdo la  documentación  existente en el expediente y la aportada por el demandante se evidencia contradicción en la fecha de ingreso a la Compañía  Boliviana de Ingeniera, de ahí que no se le certifico por dicha actividad, lo que evidencia una errónea apreciación de la prueba.

Indicó que, el art. 14 del DS 27543 de 31 de mayo de 2014, regula única y

exclusivamente trámites del Sistema de Reparto y no así tramites de Compensación de Cotizaciones.

Manifestó  que,  el  Tribunal  de  apelación  interpreta  de  forma  errónea  y

superficial el DS 27543, al no haber considerado que el interesado ha presentado la  documentación de descargo después de la  vigencia de la  indicada normativa, es decir, de las gestiones 2008 y 2011.

Denunció  que  el  Tribunal  de  apelación,  considera  de  forma  nominal  y superficial el art. 45 de la Constitución Política del Estado (CPE), sin tomar en cuenta el   principio  de   defensa  del   patrimonio  del   Estado,  así  como   la    obligación constitucional dispuesta en el art. 67 de la  CPE,  que refiere, que el  Estado proveerá una renta de vejez, en el marco del sistema de seguridad social de acuerdo la  Ley, por lo que considera haberse violado los arts. 45, 67 y 180 de la  CPE el art. 24 de la Ley de Pensiones 065,  la  Ley 004 de 31 de marzo de 2010, los arts. y 48.1.a)  y

b) del os 0822 de 16 de marzo de 2011, el art. 14 del OS  27543, la  cláusula

primera de la Resolución Ministerial 550 de 28 de septiembre de 2005, los arts.









1287, 1289.1, 1296, y 1523 del Código Civil (CC), los arts. 192.3) y 190 del Código de

Procedimiento Civil (CPC), así como el numeral 4) del art. 254 del CPC.

I.2.3  Petitorio

Concluyó el  recurso, solicitando al Tribunal  Supremo de Justicia, dicte Auto Supremo casando el  Auto  de Vista  Nº  082/2015  de  22  de julio,  confirme  la Resolución 030/2015 de 27 enero, dictada por la  Comisión de Reclamación, sea con las formalidades de rigor.

CONSIDERANDO  II:

II.1   Fundamentos Jurídicos del Fallo

II.1.1   En cuanto al recurso de casación en la forma

De lo expresado en el contenido del recurso, se advierte que el recurrente denuncia al Tribunal  de apelación de haber incurrido en error de hecho, al haber otorgado  más  de  lo  pedido  en  el  recurso de  apelación,  así como  no  haberse pronunciado sobre las pretensiones deducidas en el mismo mérito que, sin haber sido reclamado, otorgó derechos sobre los periodos comprendidos desde el 03/1979 a 01/1982.

El    hecho  expresado  como  motivo  recursivo,  tal  como  lo  identifica  el

recurrente, más que vicio procesal constituye vicio de fondo, mérito que, de ser evidente,  se  trataría  de  precisamente  un  error  de  hecho  de  derecho  en  la apreciación de la prueba, mérito que la  consideración de la  fecha: enero de 1982 practicada por el tribunal  de apelación, se sustenta en la  literal cursante fs. 8 y, siendo así, mas parece que se trata  de un error de hecho en la  valoración de la prueba, por lo que considerando que el mismo hecho es traído también como motivo recursivo de fondo, se reservará su consideración dentro del recurso de casación en el fondo.

II.1.2   En cuanto al recurso de casación en el fondo

Del contenido del recurso de casación, se colige que la controversia radica en determinar, si el Tribunal de apelación al  revocar la Resolución 030/2015 de 27 de enero, y disponer una nueva certificación de Compensación de Cotizaciones favor del interesado, incurrió  en errónea valoración de la   prueba indebida aplicación normativa. Al respecto, corresponde partir de lo previsto en la siguiente normativa:

El  art. 45 de la  CPE,  instituye que, todas las bolivianas y los bolivianos tienen

derecho a acceder a la seguridad social; asimismo señala, que ésta se presta bajo los principios de  universalidad,  integralidad,  equidad,  solidaridad,  unidad  de  gestión, economía, oportunidad,  interculturalidad y eficacia; finalizando en el entendido que su dirección administración  corresponde al  Estado, con  control  participación social. Estos principios componen no sólo la  base en la  que se asienta la  Seguridad Social en Bolivia, sino también  constituyen  la  guía para su materialización, en la lógica que la Seguridad Social obedece al cumplimiento de un cometido último que el Estado como tal  persigue.   Esa   posición hace que  los  principios  que  ordenan y orientan al  sistema de Seguridad Social no deban ser tenidos de manera aislada, otorgándoseles una aplicación  esporádica, bien ser  limitados  a   su enunciación

       retórica, sino más bien deben ser empleados de modo preferente  por parte de la administración del Estado, dada su función de hacer posible que :     "los regímenes de



3




seguridad de los medios de vida (puedan aliviar) el estado de necesidad e impedir la miseria, restableciendo, en un nivel razonable, las entradas perdidas a causa de la incapacidad para trabajar (comprendida la vejez), o para obtener trabajo remunerado o a causa de la muerte del jefe  de familia" (Organización Internacional del Trabajo, R067 Recomendación sobre la seguridad de los medios de vida).

En  el ámbito  referido el art.  45. IV  de la  CPE,  compromete que el  Estado garantizará el derecho a la jubilación,  con carácter universal, solidario y equitativo. La jubilación  a   la   que  hace referencia el  mencionado artículo, se halla íntimamente relacionada al derecho percibir una remuneración, en el entendido de que aquella deba ser calculada según los años de servicios y el salario percibido,  permitiendo que las y los bolivianos sean pasibles al goce de una renta que les permita atender sus necesidades básicas y vitales al llegar a   una determinada edad o encontrarse en alguna situación en  la   que  necesiten dicha asistencia; esta obligación estatal se encuentra reafirmada por el art. 67.II  de la  CPE,  que impone al Estado la  obligación de proveer una renta vitalicia de vejez, en el marco del sistema de seguridad social integral de acuerdo nuestra legislación. Cabe aclarar,  que la  otorgación de una renta o la determinación del cálculo que corresponda la  calificación de rentas no es el  resultado de la concesión gratuita de un monto de dinero favor de una persona; sino más bien,  el  resultado del derecho generado por  ésta a   través  del  aporte efectuado lo largo de años de trabajo. Derecho que se encuentra constitucional y legalmente protegido, teniendo como antecedente el art. 7.K) y el art. 158 de la  CPE de 1967 y sus reformas, y  hoy sintetizado en el art.  45.I  y II  de la  CPE,  norma constitucional que amplía el entendimiento asumido por la  anterior norma suprema, manifestando que  la   dirección administración del  sistema de  seguridad social corresponde al Estado,  precisamente efecto de proteger y resguardar los derechos de la persona, su dignidad, medios de vida y subsistencia.

Por otra parte, el  os 27543 de 31 de mayo 2004, en su parte considerativa

señala que el SENASIR,  es la  institución pública designada para procesar y otorgar prestaciones del Sistema de Reparto, y en razón  de haberse presentado dificultades logísticas e información incompleta no logró calificar las prestaciones de la  totalidad de los asegurados que presentaron sus solicitudes hasta el 31 de diciembre del 2001, otorgando tal fin directrices para facilitar la  certificación de aportes. Así, el art. 14 de  la  señalada norma  reglamentaria, señala que:  ''En el  caso de inexistencia de planillas  y   comprobantes  de  pago  en  los  archivos  del  SENASIR, · del  periodo comprendido entre enero de 1957 y abril de 1997, el SENASIR certificará los aportes con la documentación que cursa en el expediente del asegurado, a la  fecha de publicación del presente Decreto Supremo, bajo presunción juris  tantum. Los documentos será uno o más de los siguientes: Finiquitos, Certificados de trabajo, boletas de pago o planillas de haberes, partes de filiación y baja de las Cajas de

Salud respectivas, record de servidos  o calificación de años de servicio,…”,   lo que

significa, que esta norma ha sido dictada, velando por el acceso una jubilación justa y otorgando mayor facilidad los beneficiarios para que puedan acceder  al beneficio de las rentas, disponiendo que, cuando por algunos periodos de tiempo, no existieran planillas en archivos del SENASIR,  se complemente la  verificación de aportes con










otros documentos como los finiquitos, certificados de trabajo, avisos de afiliación y de baja del trabajador, etc., norma que debe ser aplicada conforme lo previsto por los arts. 13, 15, 16, 17 y 18 del DS mencionado, así como lo señalado por el  art. 83 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición (MPRCPA).  Sobre el mismo tema, la entonces Corte Suprema de Justicia en el Auto Supremo 685 de 15 de diciembre de 2010, estableció:  "... el Ministerio de Hacienda ejerciendo la tuición

que  tiene  sobre  el  Servicio  Nacional del  Sistema  de  Reporto.  en  uso  de  sus

atribuciones, revisando las planillas del SENASIR,  verificó que muchos asegurados no se encuentran consignados en las mismas. sin embargo, cuentan con documentación que acredita que han prestado servicios en empresas e instituciones sujetas a la

seguridad social de largo plazo, por ello, en beneficio de los asegurados del sistema

de reparto, emitió la R.M.   Nº  559 de 3 de octubre de 2005,  complementando y

ampliando los alcances del Art. 14 del D.S. 27543,, sin imponer limitaciones sobre alguna de sus determinacioness Asimismo, la  resolución ministerial aludida y que es posterior la   R.S.   Nº  550 de 28-09-05, en la  parte in fine  de su único artículo

establece de manera concreta que se debe dar cumplimiento las condiciones y procedimientos contenidos en el  DS  Nº  27543; de similar manera, refiriéndose al tema, se pronunció este Tribunal Supremo en los Autos Supremos 85 de 11  de abril de 2011, y 30 de 18 de febrero de 2013 entre otros.

En  el  marco de lo referido, de la  revisión de antecedentes, se sabe que, la Comisión Nacional de  Prestaciones del Sistema de  Reparto del  SENASIR presumiblemente previa revisión y análisis de la  documentación presentada por el interesado y la existente en el archivo central, emitió la  Resolución 4732 de 11  de julio de 2014, otorgando favor de Juan Remigio Suntura Espejo, el  formulario de Cálculo de Compensación de Cotizaciones Nº  37978, en el cual se considera un monto de Compensación de Cotización de Bs.9.757,44 (fs. 59).

Contra la  indicada resolución, por memorial de fs. 68 69, y acompañando la

documental  de  fs.  60  a    67,  Juan  Remigio Suntura  Espejo opuso  recurso  de reclamación, que fue resuelto por la  Resolución 030/2015 de 27 de enero, que confirma la   Resolución 4732 de 11 de julio de 2014 emitida por la Comisión Nacional de Prestaciones del SENASIR, por considerar que se encuentra de acuerdo los datos del expediente y la  normativa vigente, recurrida en apelación, motivó la  emisión del Auto de Vista 082/2015 de 22 de julio, través del cual  el Tribunal de Alzada, revocó la Resolución Administrativa 030/2015 de 27 de enero, disponiendo que el SENASIR        proceda  a    efectuar   una   nueva  Certificación  de ·        Compensación  de Cotizaciones ,observando las consideraciones contenidas en el Auto de Vista.

En  el marco de lo expuesto precedentemente, corresponde establecer que, la

normativización para la  revisión y certificación de documentación ante el SENASIR,  no se configura como un ritual cuyo fin último sea la  mera revisión documental, sino, es el instrumento medio para la   acreditación de  un derecho, de ahí que, se han dictado las normas reglamentarias referidas supra, con el  propósito de flexibilizar la exigencia de  requisitos, aceptando la   supletoriedad de documentos, tendientes a

   acreditar periodos efectivos de trabajo donde se hayan realizado aportes normados por Ley, un entendimiento contrario, no solo constituiría generar innecesariamente




caminos burocratizados, sino que haría imposible la materialización   de un derecho, como es la jubilación. En la especie, si bien las resoluciones administrativas fundan su decisión de no certificar al  interesado por los periodos comprendidos entre 01/78 a

12/81 respecto al  trabajo efectuado en la Compañía  Boliviana de Ingeniería, porque consideran que no existe documentación en el Área de Certificación y Archivo Central, además de considerar la existencia de contradicción en la documentación presentada por  el   asegurado, respecto a   la   fecha  de  ingreso la   baja  del  asegurado, sin embargo, la  Comisión de Reclamación, para confirmar el monto consignado en la Resolución Nº  4732  de  11   de julio  de  2014, debió evidenciar  dichos extremos, confrontando la documentación cursante en el expediente, y la ofrecida en calidad de prueba por el interesado al momento de interponer el recurso de reclamación (fs.60 a

67)  especialmente aquella  relativa  a   la   certificación  otorgada  por  la   Compañía Boliviana de  Ingeniería (fs.  66),  en  la  que consigna como fecha de  ingreso del trabajador el de enero de 1978 y la  fecha de retiro el 4 de febrero de 1979, el formulario  de  afiliación reingreso del trabajador  (fs.  65),  a   través  del cual se evidencia como fecha de ingreso del trabajador el  de enero de 1978, el  formulario AVC-07 emitido por la  Caja Nacional de Salud (fs. 64) en el que se consigna como fecha de baja del trabajador  el 4 de febrero de 1979, lo que nos demuestra que existe documentación probatoria  para acreditar aquel  periodo de  trabajo,  que además no existe contradicción en cuanto a la fecha de ingreso del trabajador, de ahí que, la  entidad recurrente, no tomo en cuenta las normativas señaladas en los arts.

45, 67.II   de la  CPE,  el art. 14 del os 27543 de 31 de mayo 2004 y el art. 83 del

MPRCPA  para viabilizar facilitar  que  el  asegurado acceda a   un  Certificado de Compensación de Cotizaciones en el que se incluya un monto de dinero que responda la  realidad ante  la  información parcial que se tenía del Área de Certificación y Archivo Central,   debió recurrir la   consideración y valoración de la  documentación supletoria cursante en el  expediente adjuntada por el interesado en su recurso de reclamación, consistente en la  certificación otorgada por la  Compañía Boliviana de Ingeniería (fs. 66), en la  que consigna como fecha de ingreso del  trabajador el de enero de 1978 y la fecha de retiro el 4 de febrero de 1979, el formulario de afiliación y  reingreso del trabajador  (fs.  65),  través del cual se evidencia como fecha de ingreso del trabajador el de enero de 1978, el formulario AVC-07  emitido por la Caja Nacional de  Salud (fs.  64)  en el que se consigna como fecha de  baja del trabajador el 4 de febrero de 1979, documentación que evidencia,   que el  trabajador aportó la  seguridad social en dichos periodos, con el propósito de ser pasible al goce de una renta que les permita atender sus necesidades básicas y vitales al  llegar una determinada edad como un derecho adquirido y   compensatorio al  esfuerzo laboral realizado.

Precisamente estos fueron los defectos advertidos por el Tribunal   de Alzada en

la   resolución apelada, los que motivaron el  análisis integral de·  la  documentación presentada por el   asegurado conforme la  naturaleza propia del proceso laboral, para efectuar  una valoración conjunta  del  elenco probatorio  para  determinar  la emisión de una nueva certificación de aportes, aclarando que la  R.M. 559 de 3 de






octubre de 2005, ha complementado y ampliado los alcances del Art.  14 del OS 

27543 para la presentación de la documentación de descargo.

Sin embargo, este Tribunal advierte que el Tribunal de instancia incurrió en error de hecho en la valoración de la documental que cursa a fs. 8, para afirmar que el trabajador se ha retirado de la Compañía Boliviana de Ingeniería en enero de 1982, cuando dicho medio probatorio señala como fecha de retiro el 4 de febrero de 1979, pero que además la  documental cursante fs. 14 que dice corroborar este extremo, tan solo refiere la fecha de ingreso del trabajador el 3 de enero de 1978, por lo que corresponde su corrección, correspondiendo entonces resolver el mismo conforme la previsión contenida en los arts. 271.4) y 274.II del CPC., aplicables al caso de Autos por mandato de las normas permisivas contenidas en los arts. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social y 15 del MPRCPA.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la  Ley del Órgano Judicial, CASA PARCIALMENTE el Auto de Vista Nº 082/2015 (fs.  89 90),  solo en cuanto al periodo tomar  en cuenta para la emisión de una nueva certificación de Compensación de Cotizaciones, debiendo así considerarse el periodo comprendido desde el de enero de 1978 hasta el 4 de febrero de 1979, trabajados en la Compañía Boliviana de Ingeniera;  manteniendo en lo demás firme y subsistente el fallo recurrido.

Sin responsabilidad de multa por ser excusable.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.


.


















































-e,,.