TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 810

Sucre, 09 de octubre de 2015


Demandante                : Gobierno Autónomo Municipal de Toledo

Demandado                : Sala Especializada Contenciosa y Contenciosa

  Administrativa, Social y Administrativa del Tribunal

  Departamental de Justicia de Oruro

Distrito                        : Oruro


VISTOS: El recurso de compulsa formalizado a fs. 50-51, los antecedentes llegados ante esta instancia; y:

CONSIDERANDO I:

Mediante memorial de fs. 50 51, presentado por Martín Colque Mamani, a la sazón Alcalde del Gobierno Autónomo Municipal de Toledo en el Departamento de Oruro, dentro del proceso contencioso incoado por Max Canaviri Colque contra esa Municipalidad, formaliza recurso de compulsa contra los Vocales de la Sala Especializada Contenciosa y Contencioso Administrativa, Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro, manifestando:

El recurso de compulsa previsto por el art. 283 del Código de Procedimiento Civil (CPC) procede en los casos de negativa indebida del recurso de apelación; por haberse concedido la apelación sólo en el efecto devolutivo, debiendo ser en el suspensivo y; por negativa indebida del recurso de casación. Paralelamente el art. 262.1 del CPC, confiere la facultad de negatoria de recurso y la declaratoria de ejecutoria de la Resolución recurrida cuando el tribunal o juez de segundo grado cuando hubiere sido interpuesto después de vencido el término.

Ahora bien, no es desconocido el tránsito normativo suscitado a partir de la promulgación de la Ley 439 que es el Código Procesal Civil, publicada el 25 de noviembre de 2013; compilado procesal que en su Disposición Transitoria Segunda bajo el nomen iuris de Vigencia Anticipada del Código, manifiesta que entrarán en vigencia al momento de su publicación, las siguientes normas:

“…3. El sistema de cómputo de plazos procesales, incluidos los cómputos para los plazos en relación a los medios de impugnación, previstos en los arts. 89 al 95 del presente Código…”

En tal orden, el referido art. 90 de la nueva norma procesal civil, respecto al comienzo, transcurso y vencimiento de los plazos dispone: 

I. Los plazos establecidos para las partes comenzarán a correr para cada una de ellas, a partir del día siguiente hábil al de la respectiva citación o notificación, salvo que por disposición de la Ley o de la naturaleza de la actividad a cumplirse tuvieren el carácter de comunes, en cuyo caso correrán a partir del día hábil siguiente al de la última notificación. 

II. Los plazos transcurrirán en forma ininterrumpida, salvo disposición contraria. Se exceptúan los plazos cuya duración no exceda de quince días, los cuales sólo se computarán los días hábiles. En el cómputo de los plazos que excedan los quince días, se computarán los días hábiles y los inhábiles. 

III.  Los plazos vencen el último momento hábil del horario de funcionamiento de los juzgados o tribunales del día respectivo; sin embargo, si resultare que el último día corresponde a día inhábil, el plazo quedará prorrogado hasta el primer día hábil siguiente…”

Respecto a los días y horas hábiles, el art. 91 de la Ley 439, a tono con lo establecido en el art. 124 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ), establece que:

I. Son días hábiles para la realización de actos procesales todos aquellos en los cuales funcionan los juzgados y tribunales del Estado Plurinacional. 

II. Son horas hábiles las correspondientes al horario de funcionamiento de las oficinas judiciales; sin embargo, tratándose de diligencias que deban practicarse fuera del juzgado, serán horas hábiles las que medien entre las seis y las diecinueve horas”.

De la norma glosada, se concluye que: a) el sistema de cómputo de plazos procesales en los procesos tramitados bajo las reglas del Código de Procedimiento Civil en lo referido a los medios de impugnación, se someten a partir del 25 de noviembre de 2013, a lo previsto en los arts. 89 al 95 de la Ley 439 del Código Procesal Civil; b) el cómputo de plazos procesales, se inicia del día siguiente hábil y vencen el último momento hábil del día o de la jornada laboral en la jurisdicción ordinaria; c) se consideran días hábiles todos aquellos en los que funcionan los Juzgados y Tribunales en la jurisdicción ordinaria, siendo horas hábiles las que correspondan al horario de su funcionamiento; d) enfatizar que la Disposición Transitoria Segunda de la Ley 349, claramente se orienta únicamente al sistema de cómputo de plazos procesales, más no al término o plazo previsto en el Código de Procedimiento Civil para cada uno de los instrumentos recursivos.  

CONSIDERANDO II:

En la especie, los Vocales demandados, a través de Auto 113/2015 de 15 de septiembre, negaron la concesión del recurso de casación con el argumentando que fue interpuesto fuera del plazo fatal e improrrogable de 8 días previstos en el art. 257 del Código de Procedimiento Civil; correspondiendo en tal consecuencia, verificar si incurrieron en inobservancia de la normativa, concretamente de la Ley Nº 439 del Código Procesal Civil, que prevé en su Disposición Transitoria segunda, la vigencia anticipada del mismo, y el nuevo sistema de cómputo de plazos procesales, incluidos los que a medios de impugnación toca, tal cual señala el compulsante.

En ese sentido, de la literal de fs. 15 del testimonio, se evidencia que la Municipalidad compulsante, fue notificada con la Sentencia 03/2015 de 19 de junio, el 14 de agosto de 2015 a hrs. 15:41; formulando recurso de casación el 28 de agosto de 2015 a hrs. 18:20, según lo demuestra el timbre electrónico visto a fs. 35, datos por lo que, los Vocales demandados negaron la concesión del recurso al entender que el mismo había sido interpuesto “a los 10 días de su legal notificación con la Sentencia referida, o sea, fuera del plazo establecido por ley; en relación al art. 257 del Código de Procedimiento Civil…concordante con [su] art. 262 inc. 1)” [sic]

Ahora bien, la lógica del compulsante propone que a más de aplicarse en su caso particular los arts. 90 y 91 del Código Procesal Civil, referidas al sistema de cómputo de plazos procesales o la manera en la que tales deben ser contados, procura se aplique el art. 273 de esa misma norma, es decir, el plazo de diez días otorgados para la interposición del recurso de casación; situación tanto incorrecta como alejada de los datos del proceso, habida cuenta que como se desarrolló- la vigencia anticipada de la Ley 349, sólo es aplicable al cómputo de plazos procesales, o dicho de otro modo a la manera en cómo contar los días y momentos límite de presentación de los recursos; empero, tal norma, no estima el establecimiento de otros plazos procesales, o bien la aplicación de los contenidos en su texto, consecuentemente los plazos procesales inscritos en el Código de Procedimiento Civil, son mantenidos incólumes.

En autos, ciertamente el recurso de casación pretendido fue presentado al día décimo de notificada la Sentencia. Día décimo, aplicando la Disposición Transitoria Segunda del Código Procesal Civil,  pues  presidiendo del cómputo los días sábados y domingos, desde el 14 de agosto de 2015, fecha de notificación con la Sentencia, hasta el 28 de agosto de  2015, fecha de la presentación del recurso, en efecto, el resultado vienen a ser diez días, rebasando los 8 días previstos por el art. 257 del CPC para la interposición del recurso de casación, siendo ampliamente aplicable la facultad del art. 262.1 del mismo compilado adjetivo civil.

Por consiguiente y teniendo presente todo lo hasta aquí desarrollado, esta Sala no halla irregularidad o infracción en el actuar de los Vocales componentes de la Sala Especializada Contenciosa y Contencioso Administrativa, Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Oruro en la emisión del Auto 113/2015 de 15 de septiembre, pues ajustaron su proceder a lo dispuesto por la Disposición Transitoria Segunda de la Ley 349, así como los arts. 257 y 262 inc. 1) del CPC, restando decidir conforme lo previsto en el art. 287 de esta última norma procesal.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, declara ILEGAL, El recurso de compulsa formalizado por Martín Colque Mamani, a la sazón Alcalde del Gobierno Autónomo Municipal de Toledo en el Departamento de Oruro a fs. 50 a 51.

Se aclara que no corresponde la cancelación de costas en ninguna instancia, en aplicación del art. 39 de la Ley Nº 1178 y el art. 52 del DS Nº 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.