TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo Nº 805

Sucre, 09 de octubre  de 2015

Expediente: 560/2011-S

Demandante: Hilarión Méndez Morales

Demandado: Empresa Nacional de Ferrocarriles

Distrito: Chuquisaca

Magistrado Relator: Dr. Antonio Guido Campero Segovia

=====================================================================

VISTOS: El recurso de casación de fs. 169 a 170 vta., interpuesto por Fernando Martin Gamboa Lanza, en representación de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (ENFE), contra el Auto de Vista Nº 401/2011 de 18 de noviembre, cursante de fs. 165 a 166 vta., pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, dentro del proceso social por pago de sueldos devengados, seguido por Hilarión Méndez Morales contra la Empresa recurrente; la respuesta cursante a fs. 174 y vta., el Auto que concedió el recurso cursante a fs. 176; los antecedentes del proceso; y:

          CONSIDERANDO I:

I. 1 Antecedentes del proceso

I.1.1 Sentencia

Tramitado el proceso de referencia,  el Juzgado de Partido Primero de Trabajo y Seguridad Social, Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario  de la ciudad de Sucre, emitió Sentencia Nº 61/2011 de 18 de agosto (fs. 122 a 123 vta.), declarando probada en parte la demanda de fs. 5 a 6, sin costas, disponiendo que la Empresa demandada cancele dentro de tercero día la suma de Bs.9.912,00 por concepto de sueldos devengados, conforme a la liquidación contenida en la parte resolutiva de la Sentencia.

I.1.2 Auto de Vista

En grado de apelación deducido por la Empresa recurrente (fs. 145 a 146 vta.), la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Chuquisaca, mediante Auto de Vista Nº 401/2011 de 18 de noviembre (fs. 165 a 166 vta.), confirmó parcialmente la Sentencia Nº 61/2011 de 18 de agosto, con la modificación de que sea el demandado quien tramite la reposición de las papeletas de pago y cancele a favor de Hilarión Méndez Morales, la suma de Bs.9.912,00 en el plazo establecido por la Juez A quo.

I.2 Motivos del recurso de casación

El auto de vista referido, motivó el recurso de casación de fs. 169 a 170 vta.,  interpuesto por Fernando Martin Gamboa Lanza en representación de ENFE, en base a los siguientes argumentos:

Denuncia que, ENFE no pretende gravar al trabajador ninguna suma de dinero, debido a que el trámite administrativo para el pago de haberes del demandante, se realizó y envió al Ministerio de Economía y Finanzas para su desembolso, por ello, los pagos a los seguros a largo y corto plazo se efectivizaron, agregando además que, los salarios solicitados por la parte adversa fueron adversos y sus cheques girados, siendo exclusiva responsabilidad del demandante el cobro de los mismos.

Indica que, el trámite para la reposición de boletas de sueldo en el ministerio de Economía y Finanzas, resulta imposible para ENFE, debido a su  carácter personalísimo y que atañe solo al trabajador, el cual deberá realizarlo en el distrito de Chuquisaca, y que esta imposición contenida en el tercer considerando y la parte resolutiva del Auto de Vista recurrido constituye error in judicando.

Señala que, plantea el presente recurso de casación porque considera que no se ha valorado correctamente las pruebas conforme lo establecido en el art. 192 del CPC, deberá fundamentar jurídicamente y citar las leyes en que funda la resolución.

Manifiesta que, al establecer en la parte considerativa y resolutiva que evidentemente ENFE efectuó el pago, empero la condena a la reposición de las boletas, evidencia la presencia de disposiciones contradictorias establecidas en el art. 253.2) del CPC.

I.2.1 Petitorio

Concluyó solicitando, se case el Auto de Vista  impugnado, declarando improbada la demanda, por ser atentatoria a los derechos de ENFE.

          CONSIDERANDO II:

II.1 Fundamentos Jurídicos del Fallo

El recurso de casación definido como un recurso extraordinario, es concedido para invalidar una Sentencia o Auto definitivo en los casos expresamente señalados por Ley, ya sea que se presente en la forma  o en el fondo o ambos a la vez, siempre y cuando cumplan con los requisitos formales previstos en el art. 258.2) del CPC, de ahí que, se afirma que el recurso de casación es equiparado a una demanda nueva de puro derecho en la que tienen que cumplirse requisitos de orden formal para su procedencia. No puede considerarse a este recurso como una nueva instancia, porque no se revisan hechos, no se agregan pruebas, no se consideran aspectos que no fueron demandados y/o apelados que sean nuevos e inmersos en la casación, al contrario este recurso extraordinario procede sólo en interés de la Ley y se limita a determinar si concurren las causales de casación que se especifican en los arts. 253 y 254 del CPC.

Por otra parte resulta trascendental para la procedencia del recurso, que el recurrente cumpla con citar términos claros, concretos y precisos cuáles las causales por las que recurre de casación; si es en el fondo, señalar sui el Auto de Vista recurrido contiene violación, interpretación errónea so aplicación indebida de la Ley, especificando qué leyes fueron violadas y en qué consistió dicha violación, falsedad o error, o en su caso dicha resolución contiene disposiciones contradictorias, y si en la apreciación de las pruebas se ha incurrido en error de derecho o de hecho, demostrando la equivocación manifiesta del juzgador, denuncias que deben estar sustentadas en las tres causales establecidas en el art. 253 del CPC; y, si recurre en la forma, deberá especificar la norma (s) o Ley (es) que hubieren sido violadas, interpretadas y aplicadas falsa o erróneamente adecuando a cualquiera de las siete causales señaladas en el art. 254 del CPC, en relación a la violación de las formas esenciales del proceso. Exigencias formales que se encuentran debidamente justificadas, toda vez que al interponer recurso de casación en el fondo, se entiende que el recurrente ha advertido errores de fondo en la resolución emitida por el Tribunal de Alzada calificados como “error in judicando” y su pretensión consistirá en que el Tribunal de casación revise el fondo del litigio, siendo su finalidad la casación del Auto de Vista y la emisión de una nueva resolución que resuelva el fondo de la Litis, destacando que, si se denuncia disposiciones contradictorias al recurrente deberá especificar e identificar las disposiciones sustantivas contradictorias sean en la parte considerativa o en la parte resolutiva  o en ambas, asimismo, si se pretende nueva valoración y apreciación de la prueba, él o los recurrentes tienen la obligación de acreditar la existencia de error de hecho o de derecho en su apreciación, toda vez que ésta es una atribución privativa de los juzgadores de instancia incensurable en casación.

Por otro lado, si se interpone recurso de nuli8dad o de casación en la forma , por errores de procedimiento o denominados “errores in procedendo”, el recurrente buscará como finalidad la nulidad de la resolución recurrida o del proceso mismo cuando se hubieren violado las formas esenciales del proceso sancionadas con nulidad por Ley y que conlleven afectación del debido proceso.

De lo manifestado se infiere que, los recursos de “casación en el fondo” y “Casación en la forma”, si bien parecen hermanados, son dos realidades procesales de diferente naturaleza jurídica, de ahí que, técnicamente no hay recurso de casación, cuando se plantea uno en el que no se encuentra correctamente el reclamo como casación en el fondo o casación en la forma, no exista una justificación o fundamentación individualizada, o no se concluya los recursos con una solicitud de forma independiente y alternativa.

En el marco de lo referido, en la especie el recurso de casación en el fondo resulta impreciso e incompleto, al no haber cumplido la entidad recurrente con la carga procesal obligatoria establecida en el art. 258.2 del CPC, cuales, es el de identificar la Ley o leyes sustantivas que habrían sido voladas, aplicadas falsa o erróneamente, así como la individualización de las disposiciones sustantivas contradictorias aplicadas en el Auto de Vista, o la identificación de las pruebas sobre las que el Tribunal hubiere incurrido en errores de hecho o derecho en su valoración, además de proponer la solución jurídica pertinente, limitándose tan solo a mencionar que ENFE no pretende gravar al trabajador ninguna suma, debido a que el trámite administrativo para el pago de haberes, se realizó y envió al Ministerio de Hacienda o de Economía y Finanzas para su desembolso, que los salarios solicitados por la parte adversa fueron depositados y sus cheques girados, siendo exclusiva responsabilidad del demandante el cobro de los cheques girados a su nombre, y que el trámite para la reposición de boletas de sueldo en el Ministerio de Economía y Finanzas resulta imposible para ENFE, debido a su carácter personalísimo, además de mencionar que no se ha valorado correctamente las pruebas y que el Tribunal deberá citar las leyes en las que se funda, sin considerar que esta simple relación expuesta, no sustituye a la fundamentación  que deben hacer  como recurrente para demostrarla forma en la que el Tribunal de grado violó, interpretó o aplicó erróneamente normas sustantivas para dar lugar a una decisión casatoria, pero además , si denuncia la existencia de disposiciones contradictorias, debió identificar o individualizar las normas sustantivas aplicadas en la resolución y que de su contenido se evidencia la existencia de contradicción entre las mismas , motivo de casación en el fondo resulta lo mismo en relación a la incongruencia en la estructura interna de una resolución, la cual al estar vinculada a las formas esenciales del proceso deberá ser denunciada a través del recurso de casación en la forma. Por otra parte la Empresa recurrente denuncia también que no se habría valorado correctamente las pruebas, sin identificar o especificar a qué pruebas se refiere y en qué consiste la equivocación en que hubiere incurrido el juzgador en la valoración probatoria, además de omitir señalar la norma que con esta equivocación se hubiere violado, finalmente la Empresa recurrente desconociendo la naturaleza jurídica del recurso de casación en el fondo, pretende que este Tribunal Supremo de Justicia disponga que el Tribunal de apelación dicte nueva resolución en él se consigne las normas o leyes en que se funda, aspecto que al estar relacionado con las formas esenciales del proceso debió haber sido denunciado a través del recurso de casación en la forma. Por ello, la jurisprudencia nacional coincide con los criterios doctrinales del derecho procesal requieren que el recurso de casación no tenga simplemente un carácter indicativo de la Ley o leyes violadas, aplicadas falsa o erróneamente, sino que por el contrario sean observaciones precisas, claras y puntuales acerca de los yerros o faltas que se observan y/o acusan.

En consecuencia, al no haber cumplido la Empresa recurrente con la carga legal prevista en el art. 258.2) del CPC, por desconocimiento de la adecuada técnica jurídica que debe de observarse en la formulación de este  recurso extraordinario, y al no poder suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en que incurrió el mismo, este Tribunal Supremo se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer el recurso intentado, al que castiga conforme los arts. 271.1) y 272.2) del CPC, aplicables en materia laboral por permisión del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 169 a 170 vta., interpuesto por Fernando Martín Gamboa Lanza, en representación de ENFE.

Sin costas en aplicación de los arts. 39 de la Ley Nº 1178 de 20 de julio de 1990 y 52 del DS Nº 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera