TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo Nº 739

Sucre, 05 de octubre de 2015

Expediente: 184/2011-A

Demandante: Fondo Complementario de Seguridad Social Médico  y Ramas Anexas 

Demandado: Freddy Oporto Lenz

Distrito        : La Paz

Magistrado Relator: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

===========================================================================                           

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Fabiola Consuelo Salazar Calle en representación del Fondo Complementario de Seguridad Social Medico y Ramas Anexas de fs. 362 a 365, contra el Auto de Vista Nº 228/09 del 7 de octubre de fs. 304 y vta., pronunciado por la Sala Social y Administrativa Tercera de la Corte Superior de Justicia de La Paz, dentro del proceso coactivo social seguido por el recurrente contra Freddy Oporto Lenz, el Auto de fs. 366 que concedió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I.1. Antecedentes del Proceso

I.1.1 Sentencia

Que, tramitado el proceso coactivo social, el Juez  Primero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, pronunció Sentencia Nº 88/2003 del 12 de octubre, cursante a fs. 253 a 260; declarando improbada la demanda coactiva social de fs. 4 y probada la excepción perentoria de prescripción planteada a fs. 137 a 139 por la parte coactivada.

I.1.2 Auto de Vista

En conocimiento del precitado fallo la parte coactivante interpuso recurso de apelación, resuelto mediante Auto de Vista Nº 228/09 del 7 de octubre, descrito al exordio, que confirmó la Sentencia de grado.

I.2. Motivos del recurso de casación

Dicha resolución motivó el recurso de nulidad, del que se extrae como motivos, los siguientes:

En la Forma

a) Señala el recurrente que, la Resolución  de fs. 183 a 189 emitida por la Juez revisada por la Corte Superior del Distrito de La Paz fue anulada, debido a que la redacción de la misma no cumplía con la norma procesal; lo que da lugar a la emisión de las Resoluciones de fs. 216 a 222 y 253 a 260, las mismas que en el fondo son copia fiel de la resolución observada por la Corte Superior del Distrito de la Paz, es decir que la Juez no ha subsanado, no consideró las observaciones del tribunal.

b) El Auto de Vista Nº 228/09 de 7 de octubre de 2009, no observó lo previsto en el art. 236 del CPC, puesto que no se pronunció sobre los 7 puntos expuestos en el memorial de apelación, habiéndose limitado a realizar una simple descripción de la sentencia apelada, aspecto que enerva la validez de la Resolución, que al no haberse emitido  conforme a los requisitos establecidos en el art. 254 num. 4 del CPC hace viable la concesión del Recurso de Casación en la forma, disponiendo que el Ad quem emita nueva resolución conforme a procedimiento.

En el fondo.

El Auto de Vista Nº 228/2009 incurre en las siguientes contravenciones:

a) La Sentencia Nº 88/2003 declara la prescripción de una deuda de naturaleza social, aplicando la modificación dispuesta en el art. 4 del D.S. 25714 de 23 marzo de 2000, además de la mala aplicación del art. 1 del Decreto Supremo mencionado, estando comprometidos los Fondos Complementarios de Seguridad Social dentro del régimen de largo plazo (invalidez, vejez y muerte), por lo que dicha normativa no correspondía ser aplicada, por lo que la fundamentación se enmarca en los num. 1 y 2 del art. 253 del CPC.

b) La Juez al declarar improbada la demanda y probada la excepción perentoria de prescripción, conforme lo dispuesto en al art. 1507 del CC., no debió ser aplicada ya que la naturaleza de la deuda tiene carácter social, conforme sostiene el principio de especificidad por ello el Auto de Vista no consideró la aplicación del decreto ley Nº 18494 de 13 de julio de 1981, que en su art. 7 que “el término de la prescripción se interrumpe por una demanda coactiva o cualquier acto que sirva para constituir mora al deudos” concordante con el art. 4 del D.S. 25809 de 8 de junio de 2000, que establece “el plazo de cómputo de la prescripción se interrumpe por una demanda coactiva social…” .

c) El Juez de primera instancia y el Tribunal de Alzada no consideraron que el coactivado en ningún momento negó la existencia de su obligación, existiendo un reconocimiento tácito de la obligación, no solamente al efectuar pagos a cuenta sino también el hecho de reconocer otros procesos judiciales, hecho que al Juez no fue incluido en la Sentencia y mucho menos por el Tribunal de Apelación; hace mención al Auto Supremo Nº 214/84 de 26 de septiembre, el mismo que menciona que la inobservancia se enmarca en el num. 3 del art. 253 del CPC., porque no se consideró de manera correcta la confesión judicial espontánea, conculcando el debido proceso, derechos y garantías.

d) La CPE promulgada el 7 de febrero de 2009 introdujo importantes alteraciones al régimen de la prescripción; el art. 324, dejó al margen de ese instituto a las deudas por daños económicos causados al Estado, figura jurídica que el legislador decidió que no opera la prescripción, interpretación que adoptó la Corte Suprema de Justicia,  en resguardo de principios y valores en que se funda el Estado Plurinacional Boliviano, estableciendo como interés general, la persecución de las deudas contraídas con el Estado; mediante la Ley Nº 004 de 31 de marzo de 2010 introdujo modificaciones al Código Civil, en el art. 39 establece que: Inclusive la prescripción no corre en cuanto a deudas por daños económicos causados al Estado, y en los demás establecidos por Ley, asimismo la CPE establece en el art. 48.IV  que los aportes a la seguridad social son imprescriptibles. 

       I.3 PETITORIO

       El recurrente solicita se emita Auto Supremo CASANDO el Auto de Vista recurrido, declarando probada la demanda coactiva social, e improbada la excepción de prescripción incoada por el coactivado Freddy Oporto Lenz.

       CONSIDERANDO II:

       FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

       En mérito de los antecedentes, para resolver este recurso, por el principio de congruencia, es preciso responder lo expresado por lo que, de la compulsa de antecedentes del proceso, la respuesta del mismo y las normas aplicables, corresponde resolverlo de acuerdo a las siguientes consideraciones:

Ingresando en el análisis del recurso traído a casación, se advierte que se trata de un proceso coactivo social tramitado en virtud del procedimiento dispuesto en el art. 32 del DL 10173 de 28 de marzo de 1972,  bajo ese marco normativo, se tiene que la Juez  Sexto de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, pronunció la Sentencia Nº 88/2003 de 12 de octubre, cursante a fs. 253 a 260; declarando improbada la demanda coactiva social y probada las excepción perentoria de prescripción, resolución contra la cual Juan Gonzalo Cuevas Argote Ministro de Hacienda interpuso el recurso de apelación;  por memorial de fs. 266 a 268, el mismo que fue concedido en efecto suspensivo a fs. 273, en conocimiento de la Sala Social y Administrativa Tercera de la entonces Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de La Paz, hoy Tribunal Departamental de Justicia, emitió el Auto de Vista N° 228/09 de 7 de octubre de 2009, que corre en obrados de fs. 304 y vta., confirmando la Resolución Nº 88/2003 dictado por el juez de primera instancia; resolución contra la cual, Fabiola Conzuelo Salazar Calle, en representación del Fondo Complementario de Seguridad Social Médico y ramas anexas, planteó recurso de casación acusando que, la Sentencia Nº 88/2003 declaró la prescripción de una deuda de naturaleza social, aplicando la modificación dispuesta en el art. 4 del DS Nº 25714 de 23 marzo de 2000, además de la mala aplicación del art. 1 del mismo DS; asimismo sostiene que al declarar improbada la demanda y probada la excepción perentoria de prescripción, conforme lo dispuesto en al art. 1507 del CC., norma legal que no debió ser aplicada por la naturaleza de la deuda de carácter social, por ello el Auto de Vista no consideró la aplicación del Decreto Ley Nº 18494 de 13 de julio de 1981, art. 7, Asimismo alega existió reconocimiento tácito de la obligación, no solamente al efectuar pagos a cuenta sino también al reconocer otros procesos judiciales, hecho que al Juez no fue incluido en la Sentencia y mucho menos por el Tribunal de apelación; finalmente estableció que la CPE, establece en el art. 324 que las deudas contra el Estado son imprescriptibles. 

Al respecto, se evidencia que al emitir la Sentencia Nº 88/2003, cumplió el procedimiento establecido por el DL Nº 10173; asimismo hizo una fundamentación exhaustiva, amplia y clara estableciendo que en la gestión 1972 el Fondo Complementario de Jubilación Médica y Ramas Anexas, le otorgó al coactivado un préstamo de dinero el mismo que entró en mora, posteriormente se efectuó una novación que data de 29/09/1978; la demanda fue interpuesta en fecha 5 de agosto de 1998, habiendo transcurrido más de 20 años desde la otorgación del crédito, por lo que se produjo la prescripción común establecida en el art. 1507 del CC. Concordante con el numeral 9 del art. 336, 342 y 343 del CPC; el A quo hace referencia al DL Nº 18494 de 13 de julio de 1981, aseverando que el art. 7 de éste habría sido derogado por el art. 4 del DS Nº 25714 de 23 de marzo de 2000, no teniendo relación con el caso.

El Auto de Vista N° 228/09, efectuó la revisión de los antecedentes y la Sentencia citada precedentemente, haciendo una relación de los hechos en el segundo considerando, estableció que q a fs. 155 a 156 cursa el informe Nº 22/87 de fecha 3 de abril de 1987, el mismo que determinó que el crédito entró en mora  el 31 de octubre de 1978.

De la revisión de antecedentes se advierte que efectivamente la entidad coactivante incurrió en negligencia  al dejar pasar el tiempo legal para hacer valer sus derechos, operándose la prescripción dentro de la presente acción, tomando en cuenta que el contrato de novación se efectuó en la gestión 1978 y la demanda se inició en la gestión de 1998, habiendo trascurrido más de 20 años de haberse consumado el hecho generador; estableciendo que el A quo consideró cabalmente los antecedentes procesales, por lo que corresponde avalar su determinación. 

Por lo expuesto, el Tribunal Supremo establece que el Auto de Vista recurrido contiene una argumentación y fundamentación expresa que resolvió los puntos, en términos claros, positivos y precisos, resueltos por el inferior y que fueron objeto de la apelación, advirtiéndose con meridiana claridad que los intereses de las partes han sido debidamente sustanciados, por cuanto, al momento de la dictación tanto de la Sentencia Nº 88/2003, como la Resolución de Alzada, se otorgaron a las mismas, la tutela judicial efectiva; por lo que se concluye que el razonamiento vertido en el Auto de Vista Nº 228/09, es correcto y la decisión asumida  pertinente.


Consiguientemente y en mérito a lo expuesto, corresponde a este Tribunal, emitir fallo observando la disposición contenida en el arts. 271.2 y 272 del Código de Procedimiento Civil.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y  Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación interpuesto por Fabiola Consuelo Salazar Calle en representación del Fondo Complementario de Seguridad Social Medico y Ramas Anexas de fs.362 a 365, contra el Auto de Vista Nº 228/2009 de 7 de octubre de fs. 304 y vta., Pronunciado por la Sala Social y Administrativa Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito judicial de La Paz.

Sin costas en aplicación del art.39 de la ley 1178 y 52 del DS Nº 23215 de 22 de julio de 1992.

Regístrese, notifíquese y devuélvase


Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera