TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

    SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo Nº 726

Sucre, 05 de octubre de 2015

Expediente: 460/2011-S

Demandante: Renee Mónica García Almada

Demandada: Cooperativa Educativa “Boliviano Canadiense”

Distrito        : Santa Cruz

Magistrado Relator: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

======================================================================

VISTOS: El recurso de casación interpuesto por Juan Carlos Roca Bruno en representación de la Cooperativa Educativa “Boliviano Canadiense” a fs. 127 vta., contra el Auto de Vista Nº 352 de 09 de diciembre de 2010 de fs. 123 a 124, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso Social, seguido por Mónica Renee García Almada contra la entidad hoy recurrente; sin respuesta al mencionado recurso, el Auto de 28 de junio de 2011, que concedió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I.1. Antecedentes del proceso

I.1.1. Sentencia

Interpuesto la demanda de pago de reintegro de beneficios sociales y tramitado el mismo, la Juez de Partido Tercero de Trabajo y Seguridad Social de Santa Cruz emitió la Sentencia Nº 34 de 5 de junio de 2010, cursante de fs. 100 a 102 vta., declarando probada en parte la demanda; sin costas, ordenando que la Cooperativa Educativa “Boliviano Canadiense” a través de su representante Juan Carlos Roca Bruno, cancele a la demandante en el plazo de 3 días, la suma de Bs. 4.767.33.- (cuatro mil setecientos sesenta y siete 33/100 bolivianos) por concepto de vacaciones, primas y menos pago a cuenta; en caso contrario con las actualizaciones y reajustes dispuesto por el art. 9 del Decreto Supremo (DS) Nº 28699 de 1 de mayo del 2006.

I.1.2. Auto de Vista

Que, interpuestos los recursos de apelación por Mónica Renee García Almada mediante memorial de fs.106 a 108 vta., y por Juan Carlos Roca Bruno a 111 y vta., respectivamente, la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, mediante el Auto de Vista Nº 352 de 3 de diciembre de 2010 de fs. 123 a 124, confirmó en todas sus partes la Sentencia apelada. Sin costas.

I.2. Motivos del recurso de casación

De la revisión del recurso de casación, se extrae como motivos de los mismos, los siguientes:

a) Refiere que, el Tribunal de alzada, al confirmar la Sentencia apelada, cometió graves errores de apreciación que invalidan la Resolución de 3 de diciembre de 2010, al no haber tomado en cuenta  las pruebas literales que presentó, cursante de fs. 34 a 41 y 17.

b) Indica que, respecto al pago de prima que le correspondería a la demandante, no cita en forma precisa la norma legal que establece ese pago a las entidades educativas.

c) Expresa que, el Tribunal de alzada no se pone de acuerdo con el Ad quo, en relación con la Sentencia, toda vez que por una parte refiere que la relación laboral con la trabajadora es continuada y que existe despido intempestivo, pero la Sentencia de primer grado señala que no existe despido injustificado y que lo que consta es simplemente una conclusión de contrato.

d) Alega que, el Tribunal de alzada incurrió en errores de apreciación e interpretó equívocamente las normas; además violó lo establecido en el art. 202.a) del Código Procesal del Trabajo (CPT) al no haberse fundamentado y citado las normas legales que, acreditan el pago de primas a las entidades educativas.

I.2.1. Petitorio

Concluye solicitando que la Corte Suprema de Justicia resuelva el recurso casando el Auto de Vista impugnado, y deliberando en el fondo declare improbada la demanda con imposición de costas.

CONSIDERANDO II:

II.1. Fundamentos jurídicos del fallo

II.1.1. Sobre el principio de impugnación y los requisitos de procedencia del recurso de casación

El art. 180.II de la Constitución Política del Estado (CPE), garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales; principio que asegura a los sujetos procesales el derecho de recurrir contra las resoluciones judiciales pronunciadas en la jurisdicción ordinaria, debiendo al momento de interponer los distintos recursos que prevé la norma, cumplir con los requisitos establecidos en los dispositivos procesales.

Toda vez que, el recurso de casación se equipara a una nueva demanda de puro derecho que debe contener los requisitos enumerados en el art. 258 del Código de Procedimiento Civil (CPC), debiendo fundamentarse por separado de manera precisa y concreta las causas que motivan la casación ya sea en la forma, en el fondo o en ambos, no siendo suficiente la simple cita de disposiciones legales, sino demostrar conforme señala la ley en qué consiste la infracción que se acusa y es reclamada.

Ahora bien, debe tenerse en cuenta que el recurso de casación en el fondo tiene por objetivo modificar el contenido de un Auto Definitivo, Sentencia o Auto de Vista, basado en que los jueces o tribunales de instancia a tiempo de emitir las referidas resoluciones, hubiesen incurrido en errores in judicando, aspectos que imperativamente deberán ser exteriorizados a través de los tres presupuestos contenidos en el art. 253 del CPC; vale decir, cuando se acredite: "que la resolución objeto del recurso hubiera sido emitida en virtud a una errónea interpretación o aplicación indebida de una ley" o "cuando la referida resolución contuviere disposiciones contradictorias", y finalmente cuando se demuestre: "que en la valoración de las pruebas se hubiere cometido error de derecho o de hecho, aclarando que este último debe ser evidenciado por otros documentos o actos auténticos que demostraren la equivocación manifiesta del juzgador".

Complementando lo anterior, es preciso aclarar que para la eficacia del recurso de casación en el fondo, es suficiente la acreditación de uno de dichos presupuestos y no necesariamente de todos, toda vez que al evidenciar dicho error in judicando en cualquiera de sus variantes, el Tribunal estará constreñido a emitir un fallo que disponga la casación total o parcial de la resolución impugnada y emitirá un nuevo fallo que resuelva el fondo.

Lo anotado, demuestra la importancia que tiene el cumplimiento de los requisitos previstos en el art. 258. 2) del CPC, relativas a la cita clara, concreta y precisa de la ley o leyes violadas o aplicadas erróneamente o del error de derecho o hecho en la apreciación de las pruebas, con la conclusión de un petitorio claro acorde a los intereses demandados y a la normativa acusada como transgredida, por cuanto el legislador cuida que el recurso cumpla su finalidad de abrir la competencia del órgano y éste no incurra en arbitrariedad alguna.

II.1.2. Análisis del caso

Bajo los fundamentos expuestos, corresponde puntualizar que en autos, de acuerdo a lo argumentado en el memorial de fs. 127 a 127 vta., se advierte que el representante de la institución recurrente, planteó recurso de casación en el fondo solicitando se case tanto “la sentencia como el Auto de Vista”, lo que implica que debió hacer un análisis sobre la existencia de errores in judicando en el trámite del proceso, explicando en términos claros y precisos la vulneración, interpretación errónea y aplicación indebida de las normas que presume cometió el Tribunal ad quem y la posible solución jurídica a la situación planteada, no siendo suficiente la simple enunciación de que el Tribunal de alzada cometió errores e interpretó indebidamente las normas legales de los arts. 154 y 158 del CPC, normativa que no cuenta con fundamento alguno que respalde las mismas, limitándose a citar dichas disposiciones sin realizar una exposición precisa de los fundamentos legales que las respalden, conforme al art. 253.1 del CPC.; Asimismo, el recurrente en su recurso sólo hace cuestionamientos de forma y no de fondo.

En el caso de que el planteamiento no se efectúe en los términos señalados por él; Merced a estos parámetros y evidenciándose que el recurso en cuestión no se acomoda a las condiciones mínimas que exige la técnica recursiva prevista en el Código de Procedimiento Civil, haciendo inviable su consideración porque impide a este Tribunal abrir su competencia para analizar el fondo del litigio, corresponde resolverlo de acuerdo a lo previsto en los arts. 271.1) y 272.2) del CPC.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en el art. 184.1 de la Constitución Política del Estado y el art. 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación a fs. 127 y vta., interpuesto por Juan Carlos Roca Bruno en representación de la Cooperativa Educativa “Boliviano Canadiense”.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera