TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo Nº 680

Sucre, 28 de septiembre de 2015

Expediente: 394/2011-S

Demandante: Alfredo Barba Cuéllar

Demandado: Empresa Nacional de Ferrocarriles

Distrito        : Santa Cruz

Magistrado Relator: Dr. Antonio Guido Campero Segovia

============================================================================

VISTOS: El recurso de casación (nulidad) en la forma y en el fondo de fs. 139 a 140, interpuesto por Alfredo Barba Cuéllar contra el Auto de Vista Nº 112/2011 de 13 de abril (fs. 136 a 137), emitido por la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, dentro del proceso social que por pago de bono de cesantía sigue el recurrente contra la Empresa Nacional de Ferrocarriles “ENFE”; la respuesta de fs. 142; el Auto de fs. 143, que concedió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I.1. Antecedentes del proceso

I.1.1. Sentencia

Que, tramitado el proceso social de referencia, la Juez Segundo de Partido de Trabajo y Seguridad Social de Santa Cruz, emitió Sentencia Nº 19/2010 de 19 de julio (fs. 116 a 119 vta.), por la que declaró: 1.- Improbada la demanda interpuesta por Alfredo Barba Cuéllar contra la Empresa de Ferrocarriles ENFE; 2.- Improbada la excepción de pago; y 3.- Probada la excepción de Prescripción de fs. 51 a 54.

I.1.2. Auto de Vista

Interpuesto el recurso de apelación por la parte demandante (fs. 123 a 124 vta.), mediante Auto de Vista Nº 112 de 13 de abril de 2011 (fs. 136 a 137), la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz, confirmó en todas sus partes la Sentencia Nº 19/2010 de 19 de julio, cursante de fs. 116 a 119 vta., de obrados, pronunciada por el Juez Segundo de Trabajo y Seguridad Social de la Capital, sin costas por ser excusable.

I.2. Motivos del recurso de casación

Inconforme con la decisión asumida por el Tribunal de segunda instancia, la parte actora formuló recurso de casación en la forma y en el fondo, que de su lectura se extrae como sustancial, lo siguiente:

I.2.1. En el fondo

Señaló que durante la vigencia del desempeño sindical, se le retiró de su fuente de trabajo, sin considerar su mandato sindical del que gozaba, respaldado por la R.M. Nº 222/93 de 14 de 1993 (sic) y el D.L. Nº 38 de 07 de febrero de 1994; si bien la Empresa demandada le canceló sus beneficios sociales, sin embargo no consideró los sueldos devengados por retiro injustificado en función sindical.

Que como trabajador ferroviario, en la época de capitalización de las Empresas públicas, suscribió un convenio tripartito de viabilidad para la capitalización el 28 de noviembre de 1995, convenio debidamente homologado ante autoridad competente y que de conformidad a la Ley Nº 515/95 de 28 de diciembre de 1995, respaldado por el art. 519 del Código Civil, tiene fuerza de Ley entre partes y que no podía ser disuelto sino por consentimiento mutuo; dicho convenio no se ha respetado en relación a la inamovilidad funcionaria por el término de 7 meses que establecía, y siendo que se procedió al retiro el 14 de diciembre de 1995, se tiene derecho al reclamo; por lo que, el Tribunal de apelación, al confirmar la Sentencia, violó el art. 253.I CPC., ya que la secuencia de reclamos daría lugar a que no exista prescripción, ignorando el cumplimiento del art. 519 del Código Civil, para  la cancelación del bono de cesantía.

I.2.2. En la forma

Acusó violación de los arts. 208 y 209 del Código de Procedimiento Civil (CPC), ya que el sorteo para el fallo fue el 8 de abril y el Auto de Vista fue dictado el 27 de junio; sin embargo, el registro de fs. 172 sería el 16 de abril de 2011, situación que lamentablemente no podría corroborar, sin embargo sería violación, verificando la notificación a ENFE.

I.2.3. Petitorio

Solicitó la concesión del recurso para que la Corte Suprema de Justicia case el recurso de nulidad recurrido y declare probada la demanda incoada (sic).

CONSIDERANDO II:

       II.1. Fundamentos jurídicos del fallo

Que, así formulado el recurso casación en ambas formas, se ingresa a resolver los mismos conforme a los razonamientos siguientes:

II.1.1. En cuanto al recurso de casación en el fondo

Que, el recurrente acusa la violación del art. 519 del Código Civil (CC), puesto que considera que le corresponde el pago del bono de cesantía en razón al convenio de viabilidad para la capitalización que suscribieron las empresas públicas y los trabajadores de riel, el mismo que se encuentra debidamente homologado por la autoridad competente y de conformidad a la Ley Nº 515/95 de 28 de diciembre; convenio que establecía que todo personal supernumerario excluido de la capitalización sería respetado en su inamovilidad funcionaria por el término de siete meses a partir del 14 de diciembre de 1995 y que al haber sido retirado dentro de tal periodo, correspondería se ampare su derecho, dado que no es aplicable la prescripción debido a una secuencia de reclamos efectuados al efecto.

Al respecto, el Tribunal de Alzada, resolviendo el recurso de apelación interpuesto por la parte actora, de fs. 123 a 124 vta., confirmó totalmente la Sentencia de fs. 116 a 119 vta., bajo el razonamiento que el derecho laboral demandado sobre pago o cobro de bono de cesantía, se encontró prescrito, en el marco de lo dispuesto por los arts. 120 de la Ley General del Trabajo (LGT) y 163 del Decreto Reglamentario a la Ley señalada (DR-LGT); normativa que según éste Tribunal fue correctamente aplicada por el Juez A quo y el Tribunal Ad quem, ya que de los antecedentes del proceso, efectivamente se colige que han transcurrido más de dos años desde que nació tal derecho laboral para su reclamo.

Al haberse producido la desvinculación laboral en fecha 26 de octubre de 1993 (fs. 1 y 45), el trabajador tenía como término máximo para reclamar el derecho demandado hasta el 26 de octubre de 1995, lo que no consta haber ocurrido, por lo que, intentada la acción laboral y opuesta la excepción de prescripción por la parte demandada, esta fue resuelta favorablemente para ésta última, de manera correcta, no siendo evidente la vulneración normativa anotada en el recurso de casación, como es la comprendida en el art. 519 del Código Civil, máxime cuando el decisorio de los de instancia estuvo fundada en la excepción de prescripción, de modo que no se analizó el fondo del concepto reclamado.

En consecuencia, la excepción de prescripción ha sido correctamente aplicada en la especie, porque quedó determinado que el demandante en su desidia y dejadez no reclamó oportunamente el concepto reclamado, dejando transcurrir más de los dos años que exige la norma sustantiva y adjetiva, de modo que no resulta evidente lo acusado en esta parte de su recurso.

II.1.2. En relación al recurso de casación en la forma

El recurrente demanda la nulidad del Auto de Vista recurrido bajo el entendido que los Vocales que suscribieron dicho fallo habrían perdido competencia por haber transcurrido más del tiempo permitido por la Ley para su emisión, acusando por ello la violación de los arts. 208 y 209 del CPC.

No obstante lo acusado, de la revisión del cuaderno procesal, se advierte que la acusación hecha por la parte recurrente en cuanto a este punto de su recurso, no resulta evidente, por cuanto a fs. 135 se tiene el sello de sorteo de causas, el mismo que tiene fecha de 8 de abril de 2011, y el Auto de Vista que resuelve la apelación propuesta por la parte recurrente, tiene fecha de 13 de abril de 2011, conforme sale a fs. 136 de obrados, siendo registrado en el Libro de tomas de Razón 1/2011 en fecha 16 de abril de 2011 (fs. 137), de modo que se concluye que el fallo de segunda instancia fue emitido dentro del término que otorga el art. 209 del Código Procesal del Trabajo (CPT), al constatarse que fue emitido inclusive al quinto día de sorteada la causa, de modo que no es posible concluir que las autoridades que suscribieron dicho fallo, lo hayan hecho sin la competencia para ello, por la pérdida de competencia que se acusa, cuando ello, como se señaló, no es evidente.

Tampoco constituye fundamento suficiente para acusar la extemporaneidad en la emisión de la resolución de alzada, la referencia a las fechas de notificación con dicho fallo a las partes del proceso, puesto que tales actuados procesales no hacen ya al tiempo que otorga la Ley a los Vocales para emitir su resolución en apelación, sino a cuestiones distintas, que no pueden conllevar, salvo prueba fehaciente en contrario, a la pérdida de competencia, conforme a la previsión del art. 209 del CPC, aplicable por provisión del art. 252 del CPT; resultando inaplicable al caso el art. 208 del CPC, por corresponder al Juez de primera instancia.

Por lo anotado, se concluye que la acusación hecha en esta parte de su recurso, como violación de los arts. 208 y 209 del CPC, resulta infundada, de modo que no es viable nulidad por tal reclamo, a lo que debe agregarse el hecho que la parte recurrente, no hace petitorio alguno al respecto, que en esencia sólo pide casar el Auto de vista recurrido y declarar probada la demanda incoada, lo que no condice con un recurso en la forma. 

Bajo esos parámetros, se concluye que al no ser evidentes las infracciones denunciadas en el recurso de casación (nulidad) en el fondo y en la forma, corresponde resolverlo en el marco de las disposiciones legales contenidas en los arts. 271.2 y 273 del CPC, aplicables por la norma permisiva contenida en el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en los arts. 184.1 de la Constitución Política del Estado y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 139 a 140, interpuesto por Alfredo Barba Cuéllar, contra el Auto de Vista Nº 112 de 13 de abril de 2011, emitido por la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Santa Cruz.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera