TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo Nº 665

Sucre,  23 de septiembre de 2015

Expediente: 334/2011-A

Demandantes: Edgar Roger Clavijo Morales y otros

Demandada : Empresa Constructora CUENTAS YÁÑEZ C&Y

Distrito: Oruro  

Magistrado Relator : Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

=============================================================

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 60 a 62, interpuesto por Jaime Cuentas Yáñez, en representación legal de la Empresa Constructora CUENTAS YÁÑEZ C&Y, contra el Auto de Vista N° 83/2011 de 22 de junio (fs. 54 a 57) pronunciado por la Sala Social Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro, dentro del proceso laboral por pago de beneficios sociales seguido por  Edgar Roger Clavijo Morales y otros, contra la Empresa recurrente, la contestación de (fs. 66 a 68), el Auto que concedió el recurso (fs. 69) los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I.1. Antecedentes del proceso

I.1.1. Por memorial corriente a fs. 10 a 11 vta., Edgar Roger Clavijo Morales, Raúl Medina Hervas, Antonio Alejandro Saavedra Andia y Olga Delia Gallegos Lazcano, acuden a esta jurisdicción demandando el pago de beneficios sociales, contra Jaime Cuentas Yáñez señalado como Gerente General de la Empresa Constructora CUENTAS YAÑEZ C&Y.

I.1.2. Dispuesto el traslado y notificada la demanda, por escrito saliente de fs. 21 a 23, la parte demandada en un mismo acto plantea incidente de nulidad de citación, excepción de imprecisión, y excepción de incompetencia, esta última bajo el argumento que antes de activarse esta jurisdicción, los demandantes hubieran acudido con el mismo argumento a la vía administrativa, ámbito del que aún no se hubiera emitido pronunciamiento final.

I.1.3. Realizado el trámite incidental, la Juez Primero del Trabajo y Seguridad Social de Oruro, emitió la Resolución Nº 70/2010 de 22 de diciembre de fs. 32 a 34, por la que declaró desestimar el incidente de nulidad de citación (fs. 21 a 23 vta.), y declarar improbadas las excepciones previas de incompetencia e imprecisión opuestas por el demandado.

I.1.4. En grado de apelación deducida por Jaime Cuentas Yáñez tal cual sobresale en memorial de fs. 45 a 46 vta., del testimonio, la Sala Social Administrativa de la entonces Corte Superior de Justicia en el Distrito Judicial de Oruro, mediante Auto de Vista N° 83/2011 de 22 de junio de fs. 54 a 57, confirmó la Resolución Nº 70/2010 de 22 de diciembre de fs. 32 a 34 del testimonio, con costas en ambas instancias.

I.2. Motivos del recurso de casación

Contra el citado Auto de Vista, la parte demandada opone recurso de casación en el fondo, en el que previo señalamiento de sus antecedentes y resaltando la procedencia de la acción recursiva, manifiesta que la Resolución de Vista se basa en la aplicación e interpretación del art. 9 concordante con los arts. 1 y 43.b) del Código Procesal del Trabajo (CPT) contiene violación, e interpretación errónea de la Ley, por cuanto la parte demandante no cuestionó la inexistencia de competencia del juzgador para conocimiento de acciones sociales; sino, se observó que los actores con anterioridad a interponer la acción reclamada en jurisdicción ordinaria, iniciaron un reclamo con idéntico fin en sede administrativa, razonamiento que importa reconocer expresamente que sobre el pedido de pago de beneficios sociales, existen dos instancia abiertas, lo que evidentemente importa la necesidad de agotar la instancia iniciada de forma previa para de esta forma habilitar la competencia del operador de justicia, o para culminar el procedimiento administrativo de "pago de beneficios sociales", para que con su resultado, iniciar la acción en sede judicial, al no proceder así se evidencia un obstáculo procesal para el operador de la administración de justicia ordinaria, pues entre tanto no exista resolución firme administrativa, existe impedimento de continuar procedimiento judiciales; el razonamiento, resulta una justificación, debido que no existe impugnación de la Empresa Constructora "CUENTAS YAÑEZ" C&Y mediante recursos de revocatoria o jerárquico en sede administrativa, es decir no se dictó resolución alguna, encontrándose pendiente de resolución.

Más adelante en el recurso se transcribe una porción de la Sentencia Constitucional (SC) 9/2004-R, y en relación a ella, el recurrente manifestando que “la lógica anterior, se encuentra relacionada con la siguiente jurisprudencia” (sic), reproduce un pasaje de la SC 1911/2004-R de 14 de diciembre.

I.2.1. Petitorio

Finaliza su recurso manifestando que el Juzgado del Trabajo y Seguridad Social es incompetente para el conocimiento de la causa, en razón de existir otra sede legalmente habilitada, debiéndose dictar Auto Supremo casando el Auto impugnado y deliberando en el fondo declarar probada la excepción planteada y ordenar que el Juzgador de Trabajo se allane del conocimiento de la presente causa, entre tanto se concluya el proceso administrativo.

CONSIDERANDO II:

II.1. Fundamentos jurídicos del fallo

II.1.1. Sobre la procedencia del recurso de casación contra Autos de Vista que resuelven un recurso de apelación en efecto devolutivo

El art. 180.II de la CPE, como principio fundamental de la jurisdicción ordinaria garantiza el derecho de impugnación en los procesos judiciales. De esta norma constitucional, se colige que las resoluciones judiciales pronunciadas en la jurisdicción ordinaria son recurribles, pero debe entenderse que la misma no es irrestricta, pues para su procedencia y aperturar la competencia del Tribunal de Alzada, el recurrente tiene la carga procesal de cumplir con los requisitos establecidos en las normas procesales.

El art. 255.3 del CPC aplicable por determinación del art. 252 del CPT, establece  que las resoluciones contra las que procede el recurso de casación, precisando contra los   “Autos de Vista referentes a Autos interlocutorios que pusieren término al litigio”; norma que debe ser aplicada en estricto apego a lo dispuesto por los arts. 127.a), 130 y 131.b) del CPT, que prevén que en el procedimiento social, sólo se admiten las excepciones previas de “incompetencia, impersonería, conexitud de causas e imprecisión o contradicción en la demanda”, que deben ser opuestas al mismo tiempo antes de contestar la demanda acompañando prueba preconstituida y que contra el auto que resuelva las mismas procederá el recurso de apelación sólo en efecto devolutivo.

Es menester hacer referencia al art. 262 del CPC, que reconoce al Tribunal de Alzada, la competencia para negar la concesión del recurso de casación, cuando: 1) Se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término; 2) pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de este recurso ordinario; y 3) el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255. Esta norma procesal coherente con el principio de celeridad, otorga expresa competencia a los Tribunales y Jueces de segundo grado, para que estos previo examen y análisis del recurso planteado, puedan negar la concesión del recurso si el mismo es irrecurrible por mandato de la Ley; sustraerse de esta obligación implica desconocimiento de su propia competencia, con vulneración del debido proceso y el principio de impugnación establecido por el art. 180.II de la CPE.

II.1.2. Análisis del caso

En el caso presente, la parte demandada mediante memorial de fs. 21 a 23,  opuso excepción previa de incompetencia, resuelta mediante Auto Interlocutorio No 70/2010 de 22 de diciembre de 2010 (fs. 35 a 37) que declaró improbada dicha excepción, resolución que al amparo del art. 130 del CPT fue recurrida en apelación, que fue concedido en efecto devolutivo y resuelto por el Auto de Vista No 83/2011 de 22 de diciembre, confirmando el primer Auto interlocutorio. Resaltar que esta última resolución no puso término al litigio, por lo que no está dentro de las resoluciones recurribles en casación previstas por el art. 255.3) del CPC, entonces el Tribunal de Alzada haciendo uso de la competencia que le reconoce el art. 262.3 del CPC, debió negar la concesión del recurso, evitando un trámite inadecuado que provocó incluso se remita a este Tribunal Supremo todo el expediente como si se tratara de recurso emergente del pronunciamiento de una Sentencia o Auto interlocutorio definitivo.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida en los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la LOJ, ANULA obrados hasta el Auto de 7 de enero de 2011, disponiendo que el Juez de grado emita uno nuevo bajo el entendimiento del presente Auto Supremo.

Siendo excusable el error en que ha incurrido el Tribunal ad quem, no se impone multas.

En cumplimiento a lo previsto en el art. 17.IV de la LOJ, póngase en conocimiento del Consejo de la Magistratura el presente Auto Supremo para su registro respectivo, debiendo tenerse presente que conforme al dispositivo citado, así como el art. 275 del CPC y la recomendación Nº 22 de la Comisión Interamericana de Derecho Humanos en su informe aprobado el 5 de diciembre de 2013 (GARANTIAS PARA LA INDEPENDENCIA DE LAS Y LOS OPERADORES DE JUSTICIA. HACIA EL FORTALECIMIENTO DEL ACCESO A LA JUSTICIA Y EL ESTADO DE DERECHO EN LAS AMÉRICAS), la remisión de Autos Supremos anulatorios como el presente no tienen la finalidad de activar proceso administrativo alguno.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera