TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo No581

Sucre, 19 de agosto de 2015

Expediente: 264/2011-S

Demandante: Mirian Campos Baptista

Demandado: Fundación “AGROCAPITAL”

Distrito        : Chuquisaca

Magistrado Relator: Dr. Antonio Guido Campero Segovia

===================================================================

VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 215 a 220, interpuesto por Fundación “AGROCAPITAL” representada por ValentínJavier Sandy, contra el Auto de Vista Nº 149/2011 de 20 de abril,de fs. 174 a 175, pronunciado por la Sala Social y Administrativa dela entonces Corte Superior de Justicia de Chuquisaca, dentro del proceso social que sigue Mirian Campos Baptistacontra la Fundación “AGROCAPITAL”; la respuesta de fs. 222 a 224 vta.;el Auto No 210/2011a fs. 225 vta., que concedió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

       CONSIDERANDO I:

       I.1. Antecedentes del proceso

I.1.1. Sentencia

Que, tramitado el proceso por pago de beneficios sociales y otros derechos laborales, la Juez Primerode Partido del Trabajo y Seguridad Social de Chuquisaca en suplencia legal del Juzgado Segundo de la misma materia, emitió Sentencia Nº 003/2011 de 10 de enero (fs. 143 a 144 vta.), declarando probada en parte la demanda de fs. 12 a 13; sin costas,rechazando las excepciones de falsedad, ilegalidad e improcedencia, e improbada la excepción de falta de acción y derecho, ordenando a la parte demandada, para que a través de su representante legal, cancele a Mirian Campos Baptista la suma de Bs.6.420,81.- (Seis mil cuatrocientos veinte 81/100 bolivianos) dentro de tercero día de ejecutoriada la resolución, todopor concepto de indemnización, desahucio, aguinaldo doble (duodécimas de la gestión 2010), más lo señalado por el Decreto Supremo (DS) Nº 28699 de 1 de mayo de 2006, que será calculado en ejecución de Sentencia.

I.1.2. Auto de Vista

Interpuestoslos recursos de apelación por la fundación demandada (fs. 152 a 153, y fs. 160 a161), la respuesta al mismo cursante a fs. 163 y vta., mediante Auto de Vista Nº 149/2011 de 20 de abril de fs. 174 a 175, la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, confirmó en todas sus partes lo determinado en Sentencia Nº 003/2011 de 10 de enero.

I.2.Motivos del recurso de casación

Dicha Resolución motivó el recurso de casación en la forma de fs. 215 a 220, interpuesto por Fundación “AGROCAPITAL” representada por Valentín Javier Sandy y apoderado de Jorge Gonzalo Noda Miranda, señalando lo siguiente:

Que, el Tribunal ad quem, al dictar el Auto de Vista recurrido no actuó conforme establece el art. 254.7) del Código de Procedimiento Civil (CPC), toda vez que al no haberse procedido a la notificación con el decreto de radicatoria en el domicilio reconocido en Primera Instancia a través del auto de 12 de noviembre de 2010, causando indefensión para tomar conocimiento real, cierto y efectivo de ese actuado y aportar elementos probatorios en segunda instancia, por lo que arguyó que el domicilio fijado y reconociendo expresamente en Primera Instancia en resguardo al derecho a la defensa conforme establecen los arts. 115.II, 119.II, 178.I y 306.III de la Constitución Política del Estado (CPE), aplicables en autos por mandato del art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT); art. 56 del CPT al permitir que los funcionarios de su dependencia vulneren flagrantemente el derecho de defensa de la Institución demandada al no haberse percatado de que el decreto de radicatoria de 29 de marzo de 2011, de fs. 167 vta., fue notificado de manera absolutamente ilegal y atentatoria al Debido proceso y a la Seguridad Jurídica violando de esa manera disposiciones de orden público por cuanto al no haberse procedido a la notificación, en el domicilio señalado en la calle Bolívar N° 519 entre Calvo y Audiencia se tiene como consecuencia un estado de indefensión.

Por otra parte manifestó que el domicilio fijado y reconocido expresamente en Primera Instancia en el repetido Auto de 12 de noviembre 2010 de fs. 141 yvta., debió mantenerse subsistente en segunda instancia, puesto que el art. 231 del CPC ha sido modificado por el art. 21 de la Ley N° 1760 de 28 de febrero de 1997-Ley de Abreviación Procesal Civil y de Asistencia Familiar (LAPCAF), situación que ha sido desconocida al notificarse con el Auto de Vista en la puerta de la secretaría de cámarasegún se desprende de la mentada diligencia cursante a fs. 168 de obrados.

Asimismo, hace referencia a la Sentencia Constitucional N° 1067/2004-R de 6 de julio, Sentencia Constitucional 0788/2010-R de 02 de agosto y Sentencia Constitucional N° 1125/2003-R de 12 de agosto.

I.2.1. Petitorio

Concluyó solicitando que el Tribunal Supremo de Justicia dicte Auto Supremo anulando obrados hasta fs. 167 vta., inclusive, hasta que el Oficial de Diligencias de la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior de Distrito ahora Tribunal Departamental de Justicia de Chuquisaca, proceda a notificar a esta parte con el decreto de radicatoria en el domicilio señalado para los efectos del proceso.

       CONSIDERANDO II:

II.1.Fundamentos jurídicos del fallo

Que, de la lectura del recurso de casación se desprende como pretensión única del recurrente, la nulidad de obrados, bajo el razonamiento que constituiría un vicio procesal que causó indefensión, el hecho de que la notificación con el decreto de radicatoria de fs. 167 vta., se haya efectuado en estrados judiciales y no así en el domicilio procesal fijado por la parte demandada en la primera instancia.

De la revisión de los antecedentes del proceso, advertimos que éste reclamo ya fue motivo de un incidente propuesto por la parte demandada, cuando mediante los escritos de fs. 191 a 193 y 201 a 203 de obrados, se reclamó la nulidad de obrados al Tribunal de apelación, el primero de los incidentes, buscando la nulidad de la notificación con el Auto de Vista N° 149/2011 de 20 de abril, de fs. 174 a 175, y el segundo, buscando la nulidad de la notificación con el decreto de radicatoria cursante a fs. 172 vta., en ambos casos, bajo un mismo razonamiento, es decir, que con tales actuaciones procesales se debió haber notificado en el domicilio procesal fijado en primera instancia por la parte y no así en estrados judiciales, dado que en apelación no se cambió de domicilio; incidentes ambos, que merecieron una respuesta expresa del Tribunal de alzada, que a través del Auto N° 178/2011 de 18 de mayo,cursante a fs. 206 y vta., resolvió por:dejar sin efecto sólo la notificación realizada a fs. 176, es decir, la notificación con el Auto de Vista, disponiendo que se realice una nueva notificación con dicho fallo a la parte demandada en el domicilio procesal fijado en primera instancia, denegando con ello el incidente en cuanto a la nulidad de notificación con la providencia de radicatoria, bajo el fundamento que, al ser recurrente la parte demandada -eventualmente incidentista-, tenía la obligación procesal de asistir en forma obligatoria a la secretaría los días martes y viernes para notificarse con las actuaciones que se hubieren producido; resolución que fue cumplida a cabalidad por el funcionario de apoyo jurisdiccional como es el oficial de diligencias, efectuando así nueva notificación con el Auto de Vista conforme lo mandado por dicho Tribunal.

Ahora bien, se advierte del recurso de casación formulado, que el mismo recurre del Auto de Vista Nº 149/2011 de 20 de abril, cursante de fs. 174 a 175 de obrados, es decir, del fallo que resuelve lo principal del litigio, sin percatarse la entidad recurrente que, no fue dicho fallo el que resolvió el incidente formulado; la conclusión anotada tiene su base tanto de la literalidad con que se encuentra anotada la resolución o fallo contra la cual se recurre de casación, como de la inexistencia de una crítica a los fundamentos ya expuestos por el Tribunal de alzada en el Auto Nº 178/2011 de 18 de mayo, cursante a fs. 206 y vta. Consiguientemente, éste Tribunal no encuentra contenido sobre el cual pueda efectuar un control jurisdiccional, por carecer de objeto.

Debe quedar aclarado que, el hecho denunciado en casación en calidad de incidente, no puede ser analizado por éste Tribunal por cuanto el mismo hecho ya fue incidentado ante el Tribunal de grado, que emitió una resolución expresa al respecto y cuyos fundamentos la parte recurrente no los cuestionaen casación ni podría hacerlo, por cuanto el proceso judicial es un mecanismo dinámico, a la par que seguro, mediante el cual puede alcanzarse un pronunciamiento justo que consagre la vigencia del Derecho y la certeza de su goce, por ello es que los distintos actos sucesivos previstos quecomponen su curso, deben avanzar e incorporarse en el orden previsto y sin retrocesos,de modo que sus efectos queden fijados deun modo irrevocable y puedan valer de sustentoa las futuras actuaciones.

Así, cuando nos referimos a un incidente, no nos referimos sino a una cuestión accesoria surgida dentro del proceso o con motivo de él, pero siempre dentro del curso de la instancia, y dependiendo si el incidente es formulado en primera instancia, éste admite el recurso de apelación en el efecto diferido, conforme se tiene de lo dispuesto en el art. 24.2 de la Ley Nº 1760 de 28 de febrero de 1997, de Abreviación Procesal Civil y Asistencia Familiar, y, si es formulado en segunda instancia o casación, sólo podría admitir el recurso de reposición, conforme la previsión del art. 215 del CPC; no siendo posible formular un recurso de casación al respecto.

Es importante también dejar anotado que, la Resolución que resolvió los incidentes, como es el Auto N° 178/2011 de 18 de mayo, cursante a fs. 206 y vta., se encuentra ejecutoriada, dado que no se observa recurso alguno contra el mismo,y que a decir de Raúl Espinoza Fuentes, en su obra “Manual de Procedimiento Civil --- El Juicio Ejecutivo”, Editorial Jurídica de Chile, pág. 17 manifiesta que se entiende firme una resolución que no puede ser atacada por ningún otro recurso judicial, sea porque: ¡) no procede recurso alguno en su contra, caso en que queda ejecutoriada desde el momento que se notifica a las partes; o ii) porque procediendo dichos recursos en contra de la sentencia, ellos no han sido interpuestos en los plazos legales, o porque, habiéndose interpuesto los recursos que la ley concede, ellos ya han terminado, caso en el cual la resolución queda ejecutoriada desde que se notifica el decreto que manda cumplirla; por lo tanto, mal podría éste Tribunal modificar lo dispuesto ya en una resolución de instancia, respecto de la cual no se formuló recurso alguno.

Es en ese sentido queel art. 258.3) del CPC, prohíbe que en el recurso de nulidad o casación en la forma, se aleguen nuevas causas de nulidad por contravenciones que no se hubieren reclamado en los tribunales inferiores, salvo, claro está, cuando interesen al orden público; y dados los antecedentes que se expusieron para la causa que se examina, el recurso de casación fue formulado contra el fallo de segunda instancia que resuelve el fondo del litigio que hace a la causa social, mas dicha resolución no refiere en absoluto a la causa de nulidad que es motivo de reclamo en casación, aspecto que fue resuelto, como se indicó precedentemente, mediante otro Auto específico, del cual no se formuló recurso alguno, como quedó anotado.

Si bien el recurrente invocó la causal del recurso de casación en la forma prevista en el art. 254.7) del CPC, referida a la emisión de la resolución faltando alguna diligencia o trámite declarados esenciales y cuya falta fuere penada con nulidad por la Ley;tal cuestión tampoco sucede en el caso de examen, pues adviértase que el dispositivo procesal anotado está relacionado a una ausencia de diligencia, no así a una diligencia viciada, que además ya fue oportunamente incidentada por la parte demandada y resueltamediante acto expreso, del cual, como reiteradamente se señaló, no se recurrió.

Por lo relacionado, corresponde dar aplicación a lo previsto en los arts. 271.1) y 272.1) del CPC, aplicable por mandato de la norma permisiva comprendida en el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia,Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1) de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por la Fundación “AGROCAPITAL” representada por Valentín Javier Sandy, cursante de fs. 215 a 220.Con costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera