TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo Nº 504

Sucre, 21 de julio de 2015

Expediente: 214/2011-S

Demandante: Michael Patrick Fergusson Von Landwust y otros

Demandada: Empresa INTRAMERICAS LLC Sucursal Bolivia

Distrito        : La Paz  

Magistrado Relator: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

==============================================================

VISTOS: El recurso de casación de fs. 107 a 108, interpuesto por Carlos Hugo Pinilla Orihuela en representación legal de Michael Patrick Fergusson Von Landwust, Hazel Daska Ibáñez y Edgar Rivero Valverde, Mario Adolfo Ascarrunz Villegas, Jacqueline Agramont Bascón, José Rolando Salinas Quevedo, Casto Othon Quenallata Vega y Gonzalo Jáuregui Padilla,contra el Auto de Vista N° O64/2010 de 4 de junio, de fs. 99 y vta., pronunciado por la Sala Social y Administrativa Segunda de la entonces Corte Superior de Justicia en el Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso laboral de pago de sueldos devengados y beneficios sociales, seguido por los recurrentes contra la Empresa INTRAMERICAS LLC Sucursal Bolivia; el Auto que concedió el recurso, a fs.111;los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I. Antecedentes del Proceso

I.1 Auto Definitivo

Por memorial a fs. 53-54 vta. del testimonio, los hoy recurrentes plantean demanda de pago de sueldos devengados y beneficios sociales contra la Empresa INTRAMÉRICAS LLC Sucursal Bolivia, señalando en síntesis que prestaron servicios en esa empresa y desde febrero de 2008 no se les habría cancelado salarios, que ante esa circunstancia arribaron a un acuerdo con la citada, sin que el mismo se haya cumplido.

Admitida la demanda (fs. 58) y corrido el traslado, Luz Beatriz Villalobos de Mollinedo opone excepción de falta de personería en la demandada (fs. 72-73) invocando al efecto el art. 127 inc. a) del Código procesal del Trabajo (CPT), manifestando en lo relevante- que tal cual consta en el Testimonio 801/2008 de 26 de junio (fs.63-73 vta.), el mandato que ejerció a nombre de Empresa INTRAMÉRICAS LLC le había sido revocado, habiéndose sustituido el mismo en la persona de Julio Gualberto Porras Calderón.

Tramitada la excepción, por Auto 39/2009 de 9 de noviembre (fs.84 y vta.), el Juez de la causa declaró probada la excepción de impersonería en la demandada, disponiendo la citación y emplazamiento del nuevo representante legal de la empresa INTRAMERICAS LLC, Julio Gualberto Porras Calderón.

I.2 Auto de Vista

En grado de apelación deducida por los demandantes, a través de Auto de 3 de abril de 2010 (fs. 93) se concedió el recurso en efecto devolutivo disponiendo la remisión de testimonio ante la autoridad superior en grado; de lo que,la Sala Social y Administrativa Segunda de la de la entonces Corte superior de Justicia de La Paz, en conocimiento del recurso, mediante Auto de Vista N° O64/2010 de 4 de junio de (fs. 99 y vta.), confirmó el Auto N° 39/2009 de 9 de noviembre.

I.2 Motivos delRecurso de Casación

La resolución de segunda instancia, motivó que Carlos Hugo Pinilla Orihuela en representación legal de Michael Patrick Fergusson Von Landwust, Hazel Daska Ibáñez y Edgar Rivero Valverde y Mario Adolfo Ascarrunz Villegas, Jacqueline Agramont Bascón, José Rolando Salinas Quevedo, Casto Othon Quenallata Vega y Gonzalo Jáuregui Padilla, mediante memorial de (fs. 107 a 108), interponga recurso de casación, bajo los siguientes argumentos:

a) Manifiestan la violación del art. 11 de la Ley General del Trabajo (LGT) por no haber sido aplicada esta disposición legal ya que de acuerdo a los contratos de trabajo de fs. 33 a 35 y 36 a 37, los mismos fueron suscritos por Luz Beatriz Villalobos de Mollinedo por Intramericas LLC, quien de acuerdo a su exposición habría dejado de ser representante de Intramericas LLC., el 27 de junio de 2008, es decir posterior a sus remuneraciones devengadas y beneficios sociales que constituyen derechos adquiridos delos que no pueden ser privados y la revocatoria de poder no produce como efecto legal que Luz Beatriz Villalobos de Mollinedo sea excluida del proceso en merito a la citada disposición legal violada se constituye en solidaria para el pago de sueldos y beneficios sociales.

b) Arguyen que el Auto de Vista para excluir la responsabilidad de Luz Beatriz Villalobos de Mollinedo toma como fecha de inicio de la demanda con relación a la sustitución de poder cuando la fecha correcta para este fin es el momento que la Empresa Intramericas LLC., dejo de cumplir con el pago de sus remuneraciones y beneficios sociales que corresponde al mes de febrero de 2008 de tal manera que el poder inscrito en el Registro de Comercio el 27 de junio de 2008 de fecha posterior a febrero de 2008 no puede desconocer sus derechos y beneficios sociales ya que el 27 de junio de 2008 ya tenían derechos sobre sus sueldos devengados y eran acreedores a los beneficios sociales, por el contrario el poder de fs. 64 a 73 N° 801/2008 de 25 de junio de 2008 por el cual se revoca el mandato otorgado a favor de Luz Beatriz Villalobos de Mollinedo es posterior al nacimiento de sus derechos sociales demostrando la equivocación del juzgador al dar valor legal a una revocatoria hecha en fraude de derechos sociales adquiridos.   

I.2.1 Petitorio

Los recurrentes finalizaron su recurso, manifestando que los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia pronunciaran Auto Supremo casando el Auto de Vista fallando en lo principal del recurso.

       CONSIDERANDO II:

II.1Fundamentos Jurídicos del fallo

En el caso de Autos se hace preciso verificar si este planteamiento corresponde analizarlo y si fue correcta la concesión del mismo ante este Tribunaly, si es procedente su consideración.

II.1.1 En ese antecedente, confrontado los actuados, se debe hacer referencia a lo dispuesto por el art. 180 parágrafo II de la Constitución Política del Estado (CPE), que garantiza el principio de impugnación en los procesos judiciales; sin embargo la impugnación no debe considerarse como absoluta o ilimitada, pues este derecho debe ser ejercido conforme a lo establecido por ley, es decir cumpliendo ciertas previsiones, exigencias y requisitos.

Al respecto, el art. 213 del Código de Procedimiento Civil (CPC), hace mención a la recurribilidad de las resoluciones judiciales, y expresa claramente que estas deberán ser impugnadas por la parte perjudicada; asimismo, este artículo menciona que sólo cuando la ley declare irrecurrible una resolución, será negado para su conocimiento al Juez que correspondiere.

De esta manera, el citado Adjetivo Civil en su art. 214, menciona que las resoluciones judiciales podrán ser reclamadas mediante los recursos de reposición, apelación y casación, sin perjuicio de los recursos especiales previstos por ley. Siguiendo con este orden, el art. 223 del CPC, dispone que los efectos que producen la apelación son tres: suspensivo, devolutivo y diferido, el primero suspende la competencia del Juez, evitando la ejecución de la Sentencia o auto definitivo; el segundo permite la continuación del proceso sin perjuicio del recurso; y el tercero permite que sin perjuicio de la resolución apelada, se reserve la concesión de Alzada hasta el estado de una eventual apelación de la Sentencia.

De esta manera el art. 339 del CPC, establece que, contra la Resolución que declare probada cualquiera de las excepciones contenidas en los incisos 7 al 11 del art. 336 del mismo cuerpo legal, procederá el recurso de apelación en el efecto suspensivo y contra la Resolución que declare probada cualquiera de las excepciones establecidas en los incisos 1 al 6, procederá el recurso de apelación en el efecto devolutivo. Sin embargo, la resolución que declare improbadas las excepciones previstas en los incisos 1 al 11 del art. 336 del CPC, procede el recurso de apelación en el efecto diferido, conforme la previsión contenida en el art. 24 de la ley 1760, entendiéndose esto a que dicha Resolución de ninguna manera corta o pone fin al proceso.

Una vez analizado el régimen de apelación en materia de excepciones, en el caso concreto, resulta necesario hacer referencia a la posibilidad de impugnación a través del recurso de casación de las excepciones previas contenidas en los incisos 1) al 6) del art. 336 del CPC, toda vez que los recurrentes pretenden que el Tribunal casacional revise en el fondo el pronunciamiento del Tribunal de Apelación, respecto a la excepción previa de incapacidad o impersonería de la demandada prevista en el inciso 4 del art. 336 del CPC, misma que fue declarada probada por el Juez A quo por resolución N° 39/2009 de 9 de noviembre de fs. 84 y vta., y confirmada por el Tribunal de Apelación mediante Auto de Vista N° O64/2010 de 4 de junio de fs. 99 y vta.

Al respecto el art. 255 del CPC, establece que el recurso de casación procede contra las siguientes resoluciones: 1) Autos de Vista que resolvieren en apelación las Sentencias definitivas en los procesos ordinarios, sumarios, concursales y de árbitros de derecho. 2) Autos de vista que resolvieren una declinatoria de jurisdicción, decidieren una excepción de incompetencia o anularen el proceso. 3) Autos de vista referentes a Autos interlocutorios que pusieren término al litigio. 4) Autos de Vista que declaren haber lugar o no a oír a un litigante condenado en rebeldía. 5) Sentencias definitivas pronunciadas en primera instancia por las Cortes Superiores de Distrito. En ese sentido, y para el caso que nos ocupa, se puede evidenciar que dicho recurso procede contra los Autos de Vista que decidieren una excepción de incompetencia o anularen el proceso o Autos de vista referentes a Autos interlocutorios que pusieren término al litigio. En consecuencia el recurso de casación en el fondo, planteado por los recurrentes, contra Auto de Vista N° 064/2010 de 4 de junio de fs. 99 y vta., que dispone en la parte resolutiva confirmar la resolución N° 39/2009 de nueve de noviembre de fs. 84 vta., es decir respecto a la excepción previa de incapacidad o impersonería de la demandada, o un Auto que no pone fin al litigio, no se encuentra comprendida en ninguna de las causales de procedencia establecidas por el art. 255 del CPC.

Consecuentemente no corresponde analizar los argumentos expuestos en el memorial planteado como recurso de casación en el fondo, estando enmarcado el mismo en la previsión contenida en los arts. 271.1, 272.1 y 262.3 todos del CPC, aplicables en virtud a lo dispuesto por el art. 252 del Código Procesal del Trabajo (CPT).

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con atribución conferida en los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación interpuesto por Carlos Hugo Pinilla Orihuela en representación legal de Michael Patrick Fergusson Von Landwust, Hazel Daska Ibáñez, Edgar Rivero Valverde, Mario Adolfo Ascarrunz Villegas, Jacqueline Agramont Bascón, José Rolando Salinas Quevedo, Casto Othon Quenallata Vega y Gonzalo Jáuregui Padilla.

Se apercibe al Tribunal ad quem por no haber dado cumplimiento a lo determinado por el art. 262.3 del CPC.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm.,  Social  y Adm. Primera