TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM.,  SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo Nº 494

Sucre, 21 de julio de 2015

Expediente: 151/2015-A

Demandante: Alberto Mamani Arellano

Demandada: Gerencia Distrital del Servicio de Impuestos Nacionales

Distrito: Cochabamba

Magistrado Relator: Dr. Antonio Guido Campero Segovia

========================================================

VISTOS: El recurso de casación en el fondo interpuesto por Alberto Mamani Arellano a fs. 208 y vta., contra el Auto de Vista N° 026/2014 de 1 de octubre, cursante de fs. 204 a 206, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia del Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso Contencioso Tributario seguido por Alberto Mamani Arellano, contra la Gerencia Distrital Cochabamba del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN); la respuesta de fs. 211 a 218; el Auto que concedió el recurso, de fs. 219; los antecedentes procesales; y:

       CONSIDERANDO I:

I.1. Antecedentes del proceso

I.1.1. Sentencia

Que, en la tramitación del proceso contencioso tributario, el Juez de Partido Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario del Distrito Judicial de Cochabamba, pronuncio la Sentencia de fecha 20 de noviembre de 2013, que corre de fs. 83 a 88, declarando improbada la demanda, manteniendo firme la Resolución Determinativa N°17-00547-10 de 27 de septiembre de 2010.

I.1.2. Auto de vista

Interpuesto el recurso de apelación, la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia de Cochabamba, dictó el Auto de Vista N° 026/2014 de 1 de octubre, que confirmó la Sentencia de 20 de noviembre de 2013.

I.2. Motivos del recurso de casación

Dicha resolución, motivó el recurso de casación en el fondo por parte de Alberto Mamani Arellano, a fs. 208 y vta., con los siguientes argumentos:

Acusó que no se ha efectuado una correcta interpretación de las normas tributarias en vigencia, como ser la Ley 843, 2492 y normas reglamentarias esgrimidas tanto en el memorial de demanda, así como tampoco de los fundamentos jurídicos expuestos en el memorial de recurso de apelación, en las cuales se señala que para proceder a determinar el supuesto adeudo tributario, se toma en cuenta los préstamos adquiridos, los mismos que los funcionarios del SIN determinan que debo pagar, el impuesto por los intereses que generan, siendo lo correcto que de acuerdo a las normas en vigencia quien tiene que cancelar el impuesto es el prestamista, quien necesariamente deberá proceder a su registro ante las instancias correspondientes, es decir en los registros del SIN, de acuerdo a los intereses que percibe y no por mi persona como se pretende, es más corresponde señalar que la base de la fiscalización a la que fue sometida mi actividad económica y por consiguiente la determinación de los supuestos adeudos tributarios, son como emergencia de la presentación de un borrador de los estados financieros que fueron presentados ante la fiscalía, la cual no se halla firmado por un profesional habilitado para el efecto, conforme señalan las disposiciones tributarias en vigencia, por tanto todo el trabajo de fiscalización y la determinación del adeudo tributario es ilegal y se halla viciado de nulidad, por consiguiente nulo de pleno derecho. 

I.2.1. Petitorio

Concluyó solicitando se case el Auto de Vista N° 026/2014 de 1 de octubre de 2014, en aplicación a lo dispuesto por el art. 271 numeral 4) del Código de Procedimiento Civil (CPC) y se declare probada la demanda de fecha 7 de diciembre de 2005 y en consecuencia sin valor legal la Resolución Determinativa  N° 17-00547-10 de 27 de septiembre de 2010, hasta el estado en que la Administración Tributaria proceda a efectuar una nueva revisión fiscal y proceda a determinar los adeudos tributarios que se adeudaría.

       CONSIDERANDO II:

II.1. Fundamentos jurídicos del fallo

Resulta imperioso advertir en razón al contenido del recurso de casación que se analiza, que el instituto jurídico de la casación, conforme lo preceptúa el Título V, Capítulo VI del Libro primero del CPC, es una acción extraordinaria que se asimila a una demanda de puro derecho, a través de la cual se impugna una resolución judicial por los casos expresamente señalados por ley, conforme lo señala el art. 250 de la ya mencionada norma adjetiva; por infracciones en el fondo y la forma previstos en los arts. 253 y 254 del adjetivo civil; correspondiendo que en las diversas causales infracciónales en las que el recurrente funda su recurso, cumpla con la carga legal prevista en el art. 258.2 del ritual civil, evidenciando los errores de hecho o de derecho en los cuales pudieron incurrir las autoridades de grado o tribunales de instancia a tiempo de resolver las pretensiones deducidas en el proceso.

El recurso traído a casación acusa la infracción del art. 253.1 del CPC, señalando en forma indeterminada que no se ha efectuado una correcta interpretación de las normas tributarias en vigencia como ser la Ley 843, 2492 y normas reglamentarias, sin especificar ni detallar que articulado expreso de estas leyes o reglamentos habrían sido violados, interpretados erróneamente o aplicados indebidamente y en qué consistiría la violación o la interpretación errónea o la indebida aplicación; limitándose a reproducir argumentos ya esgrimidos en el proceso, sin observar la exigencia de cumplimiento de las condiciones de admisibilidad del recurso que informa la provisión normativa establecida en el ya nombrado art. 258.2 del CPC.

En el contexto señalado, el recurrente en clara confusión de la naturaleza jurídica del recurso de casación, pretende que este Tribunal Supremo de Justicia, analice, considere y emita pronunciamiento sobre violación, errónea interpretación o indebida aplicación de la Ley 843, 2492 y normas reglamentarias, sin especificar que articulado del compilado de le Ley 843; o que articulado de la ley 2492; o que articulado de algún reglamento de estas leyes habrían sido infringidas y sin determinar en qué consistiría la violación o la interpretación errónea o su indebida aplicación, sin llegan a comprender a cabalidad la mencionada provisión normativa, por cuanto el memorial de recurso se traduce en repetición de los argumentos formulados en su demanda y apelación los cuales fueron ya debatidos por el juez de grado y el tribunal de instancia; sin cumplir de esta forma con la carga procesal requerida, lo cual hace inviable el tratamiento del recurso por esta acusación.

En consecuencia, al no haber cumplido el recurrente con la especificación de su acusación y tampoco cumplir con la carga procesal prevista en el art. 258.2 del CPC., por desconocimiento de una adecuada técnica jurídica que debe imperativamente observarse en la formulación de esta acción extraordinaria, y al no poder suplir de oficio las omisiones, imprecisiones o impericias en que incurrió el recurrente, este tribunal se encuentra impedido de abrir su competencia para conocer el recurso intentado, siendo compelido a obrar conforme los arts. 271.1 y 272.2 del CPC, por mandato de la norma permisiva contenida en los arts. 214 y 297. II de la Ley Nº 1340 de 28 de mayo de 1992 y 74. 2 del Código Tributario de 2 de agosto de 2003.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en el art. 184.1 de la CPE y el art. 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara IMPROCEDENTE, el recurso de casación de fs. 208 y vta., interpuesto por Alberto Mamani Arellano, contra el Auto de Vista N° 026/2014 de 1 de octubre, cursante de fs. 204 a 206, pronunciado por la Sala Social y Administrativa del Tribunal Departamental de Justicia del Distrito Judicial de Cochabamba. Sin costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm.,  Social  y Adm. Primera