TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo N 461

Sucre, 01 de julio de 2015

Expediente: 56/2011-A

Demandante: Gobierno Municipal de La Paz

Demandado: Javier Alejandro Murillo Sologuren y otros

Distrito: La Paz

Magistrado Relator: Dr. Antonio Guido Campero Segovia

==================================================================

VISTOS: El recurso de casación en el fondo y en la forma de fs. 314 a 317 vta., interpuesto por Javier Alejandro Murillo Sologuren, contra el Auto de Vista Nº 113/2008 de 26 de noviembre (fs. 310 y vta.), pronunciado por la Sala Social Administrativa Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, dentro del proceso coactivo fiscal, seguido por el Gobierno Municipal de La Paz, contra el recurrente y otros; la respuesta de fs. 322 a 325; el auto que concedió el recurso de fs. 333; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

I.1 Resolución

En trámite del proceso coactivo fiscal, el Juez Tercero Administrativo, Coactivo Fiscal y Tributario, emitió el Auto Interlocutorio Nº 42/2007 de 7 de diciembre (fs. 287 a 289), por el que en virtud al incidente de nulidad planteado, resuelve anular obrados hasta fs. 200 inclusive, disponiendo que la demanda sea presentada respetando el procedimiento establecido en el art. 217 de la Ley del Órgano Judicial (LOJ).

I.2 Auto de Vista

En grado de apelación deducido por el representante del Gobierno Municipal de La Paz, la Sala Social Administrativa Tercera de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, mediante Auto de Vista Nº 113/2008 de 26 de noviembre (fs. 310 y vta.), anula la Resolución Nº 42/2007 de 7 de diciembre, y dispone que el Juez a quo se pronuncie como corresponde sobre los recursos planteados.

II. MOTIVOS DEL RECURSO DE CASACIÓN

Contra la resolución de segundo grado, Javier Alejandro Murillo Sologuren, por memorial de fojas 314 a 317 vta., formula recurso de casación en el fondo, con los fundamentos allí contenidos.

CONSIDERANDO II:

I. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

El recurso de casación es un recurso extraordinario, que conforme el art. 250 del Código de Procedimiento Civil (CPC), se concede para invalidar una Sentencia o Auto definitivo en los casos expresamente señalados por ley, por tal motivo la casación procede sólo contra determinadas resoluciones y por motivos preestablecidos por ley, por ello la norma adjetiva civil en su art. 255 estableció expresamente las resoluciones contra las cuales procede el recurso, limitada en sus cinco ordinales. Si bien, el derecho de impugnación en los procesos judiciales se encuentra debidamente tutelado por el Estado, toda vez que la Constitución Política del Estado (CPE) así lo dispone en su art. 180.II; dicho derecho de impugnación, debe sujetarse a los requisitos que la normativa exige para la interposición de los diferentes recursos.

Es en ese sentido, y conforme señala el art. 262 del CPC, se reconoce al Ad quem, la competencia para negar la concesión del recurso de casación, cuando: 1) Se hubiere interpuesto el recurso después de vencido el término; 2) pudiendo haber apelado no se hubiera hecho uso de este recurso ordinario; y 3) el recurso no se encuentre previsto en los casos señalados por el art. 255; normativa procesal que guarda estricta relación con el principio de celeridad, otorgando expresa competencia a los Tribunales y Jueces de segundo grado, para que estos previo examen y análisis del recurso planteado, puedan negar la concesión del recurso si el mismo no se adecua a uno o todos los presupuestos establecidos; por lo que sustraerse de esta obligación implica el desconocimiento de su propia competencia, con vulneración del debido proceso y el principio de impugnación establecido por el art. 180.II de la CPE.

En el marco normativo descrito, del análisis de los antecedentes del proceso, se establece que, ante la interposición del incidente de nulidad de obrados planteado por el recurrente Javier Alejandro Murillo Sologuren (fs. 277 a 280 vta.), el Juez de la causa pronunció el Auto Interlocutorio Nº 42/2007 de 7 de diciembre (fs. 287 a 289) anulando obrados hasta fs. 200 inclusive; resolución que fue recurrida en apelación por la entidad demandante (fs. 295 a 299), y fue resuelta por el auto de vista hoy recurrido, el cual determinó anular el Auto Interlocutorio Nº 42/2007 de 7 de diciembre, disponiendo que el juez se pronuncie como corresponde sobre los recursos planteados.

De los hechos expuestos y las resoluciones dictadas, se concluye que el Auto de Vista 113/2008 de 26 de noviembre, no se encuentra comprendido en ninguno de los casos detallados por el art. 255 del CPC, por tratarse de un auto de vista que resuelve un recurso de apelación interpuesto contra un auto interlocutorio que resuelve un incidente, el cual no tiene la característica de ser definitivo, por cuanto con el mismo no se puso fin al litigio ni se cortó el procedimiento ulterior; por ello el Tribunal de Alzada, ante la errónea interposición del recurso, haciendo uso de la facultad conferida por el art. 262.3 del CPC, debió negar la concesión del recurso de casación y declarar ejecutoriado el auto de vista recurrido ordenando la devolución de antecedentes ante el Juez de la causa para que prosiga con el trámite, norma procesal que es de orden público y de cumplimiento obligatorio conforme dispone el art. 90 del CPC; no haber obrado de esta manera y haber concedido indebidamente el recurso planteado, decanta en la improcedencia manifiesta del recurso. Así también razono este Tribunal Supremo en un caso similar a través del Auto Supremo Nº 088/2014 de 30 de abril, dictado por la Sala Social Administrativa Primera.

Por lo expuesto y bajo el marco legal señalado, corresponde fallar en la forma prevista por los arts. 271.1 y 272.1 del CPC, aplicables por mandato del art. 24 de la Ley de Procedimiento Coactivo Fiscal.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la LOJ, declara IMPROCEDENTE el recurso de casación en el fondo y en la forma interpuesto por Javier Alejandro Murillo Sologuren de fs. 314 a 317 vta.

Sin costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera