TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


Auto Supremo No 426

Sucre, de 16 junio de 2015

Expediente: 134/2011-S

Demandante: Jaime Antonio Vélez Ocampo Villarroel

Demandado: Lloyd Aéreo Boliviano S.A. (LAB SA)

Distrito        : Cochabamba

Magistrado Relator: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

==============================================================================

VISTOS: Los recursos de casación de fs. 68 y vta. interpuesto por Grover Villanueva Tapia, en representación del Lloyd Aéreo Boliviano S.A. (LAB S.A.); y de fs. 72 a 73, opuesto por Andrea Verushka González Vides en representación de Jaime Antonio Vélez Ocampo Villarroel, ambos impugnando el Auto de Vista Nº 230/2010 de 15 de noviembre, cursante de fs. 64 a 66, pronunciado por la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior de Justicia del Distrito Judicial de  Cochabamba; dentro del proceso laboral de pago de beneficios sociales seguido por Jaime Antonio Vélez Ocampo Villarroel contra el LAB S.A.; a fs. 75, el Auto de 28 de febrero de 2011, que concedió los recursos; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I.1 ANTECEDENTES DEL PROCESO

I.1.1 Sentencia

Tramitada la demanda interpuesta, el Juez Segundo del Trabajo y Seguridad Social de Cochabamba, emitió la Sentencia de 23 de julio de 2008, cursante de fs. 34 a 36 vta. de obrados, que declaró probada la demanda de fs. 5 a 7 vta.; y, con las modificaciones realizadas, e improbadas las excepciones perentorias de pago y prescripción opuestas por el LAB S.A., ordenando que por intermedio de sus representantes legales: Omar Guido Castellón Castellón y Raúl Rivero Adriazola, dentro de tercero día y bajo alternativa de Ley den y paguen al demandante la suma de Bs.-623.107,80.-, por concepto de indemnización por tiempo de servicios (11 años y 2 meses); desahucio, aguinaldo (gestión 2007, doble por incumplimiento de pago oportuno); vacaciones (30 días); salarios devengados (50% de diciembre 2005, enero, febrero, marzo abril, octubre, noviembre y diciembre de 2006; enero a diciembre de 2007 y enero, febrero y marzo del 2008). Suma sobre la cual se dispuso la actualización y multa prevista por el art. 9 del DS Nº 28699 de 1 de mayo de 2006.        I.1.2 Auto de Vista

En grado de apelación interpuesta por Grover Villanueva Tapia, en representación del LAB S.A. (fs. 39 y vta.), la Sala Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, pronunció Auto de Vista Nº 230/2010 de 15 de noviembre (fs. 64 a 66 vta.) que confirmó la Sentencia apelada, con la modificación que debía excluirse de la liquidación efectuada en la Sentencia los salarios devengados de diciembre 2005 (50%) a abril 2006 y de noviembre de 2006 a marzo 2007, manteniéndose únicamente el pago de octubre 2006 y de abril 2007 a marzo 2008; asimismo, determinó la exclusión de las duodécimas de aguinaldo del periodo enero a marzo de 2007, manteniéndose las correspondientes de abril a diciembre de 2007; también precisó que debía descontarse la suma de Bs.103.933,83.-, establecida por concepto de indemnización en el proceso de la Federación, todo ello por las razones contenidas en la Resolución de Vista.

I.2 RECURSOS DE CASACIÓN

El fallo mencionado, motivó tanto al LAB S.A. y como al actor, formular recursos de nulidad y casación conforme es visto de fs. 68 vta. y 72 a 73, respectivamente, en los que expresan lo siguiente:

I.2.1 Recurso de casación del Lloyd Aéreo Boliviano S.A.

A tiempo de pronunciar el Auto de Vista el Tribunal de apelación realizó una valoración e interpretación errónea y aplicación indebida de la Ley, así como de la prueba aportada al proceso, incurriendo en las causales de casación en el fondo y en la forma de acuerdo a las siguientes consideraciones:

I.2.1.1  Petitorio

Solicitó que previos trámites de Ley se conceda el recurso, para que el Tribunal de casación en aplicación de los arts. 274 y 275 del CPC con la permisión contenida por art. 252 del Código Procesal del trabajo (CPT) case o en su caso anule el Auto de Vista recurrido, con costas.

I.2.2 Recurso de casación de la representante de Andrea Verushka González Vides, en representación de Jaime Antonio Vélez Ocampo Villarroel

Señaló que la liquidación practicada por la Sala Social y Administrativa excluyó por error el aguinaldo de la gestión 2007, que corresponde a la suma de Bs.31.417,20.-, pues su poderdante continúo trabajando en el LAB hasta abril de 2008.

I.2.2.1  Petitorio

Pidió se case o anule el Auto de Vista impugnado y se practique nueva liquidación tomando en cuenta lo señalado.

CONSIDERANDO II:

II.1 FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

II.1.1 Recurso de casación del Lloyd Aéreo Boliviano S.A.

El Auto de Vista Nº 237/2010  de 23 de noviembre, pronunciado por la Sala Social Administrativa de la entonces Corte Superior de la ciudad de Cochabamba, fue impugnado por el representante del LAB S.A. porque infringió los incs. 1) y 3) del art. 253 del CPC al: 1) Realizar una interpretación errónea de la Ley, considerando que la falta de pago oportuno de salarios constituye una causal de retiro indirecto; 2) La actualización y multa prevista por el DS Nº 28699 de 1 de mayo de 2006, no debe aplicarse en el caso, porque el actor no acompañó prueba que demuestre que el Ministerio de Trabajo hubiese aprobado el Reglamento específico que respalde los procedimientos establecidos conforme al art. 13 del mencionado DS, 3) La nulidad del fallo, debido a que se pronunció alterando el orden cronológico de resolución infringiendo normas de orden público.

Previamente, dejar establecido que si bien el LAB S.A., señala que recurre de casación tanto en la forma como en el fondo no especifica cuál o cuáles son los motivos de casación en la forma y cuál o cuáles los motivos de casación en el fondo, sin embargo, de los fundamentos del recurso esta sala considera como motivo de casación en la forma, el que solicita la nulidad del Auto de Vista por infracción del art. 267 del CPC, los demás motivos de casación en el fondo, por lo que se pasa a resolver de la siguiente manera: 

II.1.1.1 Casación en la forma

El recurrente solicita la nulidad del Auto de Vista impugnado, por infracción del art. 267 del CPC, al no ceñirse a la fecha de ingreso, alterando el orden establecido para resoluciones de la sala. 

Al respecto debe tenerse en cuenta, que en el derecho procesal, las nulidades están vinculadas a las formas cuando estas protegen derechos fundamentales, rigiéndose en consecuencia por tres principios básicos: a) El principio de  legalidad, exige que tanto la nulidad como su sanción se hallen expresamente prevista en la Ley en aquellas situaciones en que no se haya cumplido alguna de las formalidades que impone para su celebración; b) El principio de trascendencia, que obliga a la parte que denuncia nulidad haga manifiesta el daño o perjuicio concreto que la irregularidad o falencia del acto jurídico que repute nulo le haya causado, no pudiendo basar su pretensión solamente en simples supuestos, dicho de otro modo, no hay nulidad de forma si la alteración procesal no tiene vital importancia sobre las garantías esenciales del proceso, no pudiendo hacerse valer la nulidad cuando las partes no han sufrido un gravamen con la infracción; y, c) El principio de convalidación, que señala que toda nulidad procesal reviste siempre como característica su carácter relativo pues, no obstante de existir un vicio que afecte las formas o el contenido de un acto jurídico eventualmente nulo, al ser éste admitido por quien considera vulnerable su derecho, no operará la nulidad, salvo una grave y patente conculcación de un derecho o garantía constitucionalmente protegido. En este contexto el recurrente debe precisar el agravio, el derecho vulnerado y la trascendencia de la nulidad.

El reclamo en el caso es por demás escueto ya que no establece cuál la trascendencia del agravio, cuál el derecho o garantía vulnerado menos identifica la norma legal que prevé la nulidad, no puede declararse la nulidad de un acto con la simple invocación de la misma sin haberse argumentado de manera suficiente los elementos esenciales que darían lugar a la nulidad, omisión que no puede ser suplida por esta Sala. Además, de la revisión de obrados no existe evidencia de que se hubiera modificado el orden del aludido sorteo, por el contrario de la documental de fs. 49 y vta., el acto se sujetó a las formalidades previstas en al art. 267 del CPC.

II.1.1.2. Casación en el fondo

  1. Respecto a la infracción al art. 253 num. 1 y 3 del Código de Procedimiento Civil

En cuanto a la acusación de infracción del art. 253.1 y 3 del CPC por parte del Tribunal de apelación al pronunciar el Auto de Vista recurrido, dicho artículo se refiere al recurso de casación en el fondo y señala: "Procederá el recurso de casación en el fondo: 1) Cuando la Sentencia recurrida contuviere violación, interpretación errónea o aplicación indebida de la Ley y 3) Cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho. Este último deberá evidenciarse por documentos o actos auténticos que demuestren la equivocación manifiesta del juzgador". De su texto se evidencia que se trata de una disposición descriptiva, que señala las causales de procedencia del recurso de casación en el fondo, por lo que no puede ser vulnerado al momento de emitir una resolución por lo que esa acusación resulta incorrecta e incongruente.

Respecto a la afirmación de que no se encuentra legislada la figura del retiro indirecto por falta de pago oportuno de sueldos, debe señalarse que conforme lo ha señalado el Tribunal de Alzada, efectivamente la no cancelación de los sueldos devengados por la Empresa empleadora de los meses adeudados constituye retiro indirecto, conforme la interpretación integradora del art. 2 del DS de 9 de marzo de 1937 y 53 de LGT, y así los ha señalado este tribunal al resolver casos similares mediante los Autos Supremos Nº 26/2012, Nº 35/2012 y Nº 215/2012, sosteniendo que: "...dicho fundamento encuentra sustento jurídico normativo, en lo dispuesto por el art. 53 de la LGT que señala que los periodos de tiempo para el pago de salarios, no podrán exceder de quince días para obreros y treinta días para empleados y domésticos, aspectos que no fueron desvirtuados por la entidad demandada como correspondía hacerlo de conformidad con los art. 3. h), 66 y 150 del Código Procesal del Trabajo, referido a la inversión de la prueba, por lo que no son evidentes las violaciones acusadas en el recurso de casación al no encontrarse como cierta la infracción aludida."

En el caso, sin previo aviso la parte empleadora dejó de cancelar los sueldos correspondientes como contraprestación a la labor desempeñada el actor, aspecto que no fue desvirtuado por la entidad demandada como correspondía hacerlo de conformidad con los art. 3 inciso h), 66 y 150 del CPT, referido a la inversión de la prueba, correspondiendo el pago de la indemnización y desahucio.

  1. Respecto a la aplicación de la multa del 30% prevista por el DS 28699 de 1 de mayo de 2006

Con relación a que se hubiese aplicado indebidamente el DS No. 28699 de 1 de mayo de 2006, no es evidente, por cuanto si bien este DS, refiere en su art. 11 parágrafo II que mediante otro DS, se reglamentaría la forma y alcances de la estabilidad laboral, y en el art. 13 parágrafo I del referido DS Nº 28699, se determinó que el Ministerio de Trabajo, debería aprobar el Reglamento Específico que respalde los procedimientos establecidos, ninguna de estas disposiciones condiciona su vigencia, misma que es obligatoria desde su publicación, además de que tal reglamento sólo respaldará los procedimientos establecidos para evitar excesiva burocracia, trámites costosos, largos e innecesarios, conforme refieren los dos parágrafos del art. 13 de la norma citada.

En el marco legal descrito, el Tribunal de Alzada al emitir el Auto de Vista recurrido, no incurrió en violación y errónea aplicación de las normas legales que rigen la materia, ni ha interpretado y aplicado indebidamente las normas acusadas en el recurso de fs. 39 y vta., correspondiendo, aplicar el artículo 273 del CPC.

II.1.2 Recurso de casación de la representante de Andrea Verushka González Vides, en representación de Jaime Antonio Vélez Ocampo Villarroel

Por su parte, la representante legal del actor, impugnó la misma resolución señalado que incurrió en error en el cálculo del aguinaldo de la gestión 2007, correspondiendo se le pague a su representado la suma de Bs.31.417,20.- por toda la gestión. 

Conforme la jurisprudencia desarrollada por este tribunal, el recurso de casación es un recurso extraordinario, constituyéndose por esta razón en una nueva demanda de puro derecho, que debe contener y circunscribirse a los requisitos enumerados en el art 258 del CPC. En este sentido, quien recurre, en este caso la representante del actor, está obligada a fundamentar de manera precisa y concreta las causas que dieron lugar a la interposición del recurso ya sea en el fondo, en la forma o en ambos a la vez, no siendo suficiente la simple cita de normas legales y la relación de los hechos que se dieron a lo largo del proceso, sino demostrar en términos razonados y razonables, en qué consiste la infracción que se acusa.

El recurso en análisis sólo contiene una observación a la liquidación practicada por el tribunal de apelación, aspecto que debió ser observado a través de la complementación y enmienda, dicha observación no cuenta con ningún respaldo de disposiciones legales, menos explica si el recurso es de casación en la forma o en el fondo, elementos necesarios que permiten a este Supremo Tribunal abrir su competencia a efecto de resolver la causa.

El recurso que motiva el presente análisis en consecuencia, es insuficiente, haciendo inviable su consideración e impidiendo a este Tribunal abrir su competencia, por lo que corresponde su resolución en la forma prevista por el inciso 2) del art. 272 del CPC, con la facultad permisiva del art. 224 del CPT. 

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera, en ejercicio de la atribución prevista en el art. 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 39 y vta., interpuesto por Grover Villanueva Tapia, en representación del Lloyd Aéreo Boliviano S.A., e IMPROCEDENTE el recurso de casación de fs. 72 a 73, interpuesto por Andrea Verushka González Vides, en representación legal del actor Jaime Antonio Vélez Ocampo Villarroel.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera