TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA



Auto Supremo Nº 399

Sucre, 03 de junio de 2015

Expediente: 84/2011-S

Demandante: Jorge Leonardo Canedo Montaño

Demandado: Empresa “MACAWS S.R.L.”

Distrito        : Cochabamba

Magistrado Relator: Dr. Pastor Segundo Mamani Villca

===============================================================

VISTOS: El recurso de casación en el fondo de fs. 423 a  425 vta., interpuesto por Jorge Leonardo Canedo Montaño, contra el Auto de Vista Nº 215/2010 de 3 de noviembre (fs. 419 a 421), emitido por la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior de Justicia en el Distrito Judicial de Cochabamba, dentro del proceso social que por pago de beneficios sociales sigue Jorge Leonardo Canedo Montaño contra la Empresa MACAWS S.R.L.; el Auto de 31 de enero de 2010 a fs. 430 que concedió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I.1 ANTECEDENTES DEL PROCESO

I.1.1 Sentencia

Planteada la demanda de pago de beneficios sociales que cursa de fs. 1 a 2, y tramitado el proceso el Juez de Partido Primero del Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de Cochabamba, pronunció Sentencia de 4 de septiembre de 2008 de fs. 393 a 398 vta., declarando improbada la demanda.

I.1.2 Auto de Vista

Interpuesto el recurso de apelación por el demandante de 405 a 408; mediante Auto de Vista Nº 215/2010 de 3 de noviembre (fs. 419 a 421), la Sala Social y Administrativa de la Corte Superior del Distrito Judicial de Cochabamba, confirmó la Sentencia apelada.

I.2 RECURSO DE CASACIÓN

De la revisión del recurso de casación, se extrae como motivos del mismo, lo siguiente:

a) Previo relato de las etapas del proceso, el recurrente señala que fue contratado de forma verbal por Peter Weiss, representante de MACAWS SRL, prestando sus servicios en esa Empresa por 1 año, 3 meses y 20 días; asimismo  denuncia que los Tribunales de instancia no aplicaron el principio de inversión de la prueba, ni los principios protectores en material laboral, por lo que las pruebas no fueron adecuadamente compulsadas y se basaron únicamente en el documento de confidencialidad de 18 de diciembre de 2006.

Continua señalando que el demandado en ningún momento presentó contrato de consultoría que desvirtúe la relación laboral, por otro lado no se tomó en cuenta que los contratos que tienden a cubrir una relación laboral son nulos conforme previene el art. 4.d) del Decreto Supremo Nº 28699 de 1 de mayo de 2006, en igual sentido, se valoraron simples fotocopias de cheques de fs. 55 a 94 irrelevantes para  desvirtuar la relación laboral.

Continuó indicando que,  el demandado no logró demostrar la existencia de la Empresa MCW Manufacturing Desing DLL, pues con la certificación de FUNDEMPRESA de  25 de agosto de 2005, se demostró que dicha entidad no existe en nuestro país, por otra parte refiere que, no se valoró las literales de fs. 285 a 295 correspondiente a las fotografías de su cumpleaños; las de fs. 296 a 304 consultas por correo electrónico evidenciado su dependencia con el demandado; las de 305 a 308 vta., que es una publicación de MACAWS  y anuncio  por sus cumpleaños; la de fs. 311, certificado de técnicas de atención y servicio al cliente; y finalmente, la de fs. 312 a 362 consistente en un cuaderno de clientes del demandado. Pruebas que demuestran la relación de dependencia que, no fueron valoradas por los tribunales de instancia, en consecuencia el Auto de Vista efectuó valoración parcial de las pruebas, sin tampoco analizar las testificales, por otro lado dicha resolución no contiene norma alguna que respalde su argumento al indicar que no concurren los elementos de una relación obrero patronal sin considerar lo establecido por el art. 4 del DS Nº 28699.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      

I.2.1 Petitorio

Concluyó solicitando que la Corte Suprema de Justicia, case el Auto de Vista impugnado y deliberando en el fondo declare probada la demanda.

CONSIDERANDO II:

II.1 FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

El recurrente denuncia que, el Tribunal de Alzada valoró erradamente las pruebas existentes en el dossier, porque de una compulsa correcta de las mismas, queda demostrado la existencia de relación laboral entre su persona y la empresa demandada, para cuyo efecto debe considerarse las literales de fs. 285 a 295, 296 a 204, 305 a 308 vta., 311 y de fs. 312 a 362, así como las declaraciones testificales de cargo.

El objeto de la presente controversia radica en determinar la existencia o no de relación laboral entre las partes en contienda, por lo que es pertinente referir que, la uniforme jurisprudencia sentada por el Supremo Tribunal de Justicia establece que la apreciación y valoración de la prueba corresponde a los Jueces y Tribunales de instancia, siendo incensurable en casación, y que excepcionalmente podrá producirse una revisión o revaloración de la prueba, en la medida en que el recurso acuse y se pruebe la existencia del error de hecho o de derecho, de acuerdo a la regla establecida en el art. 253.3) del Código de Procedimiento Civil (CPC), que textualmente señala: "Cuando en la apreciación de las pruebas se hubiere incurrido en error de derecho o error de hecho. Este último deberá evidenciarse por documentos o actos auténticos que demostraren la equivocación manifiesta del juzgador".

Por otro lado es pertinente manifestar que: “La relación de trabajo es una noción jurídica de uso universal con la que se hace referencia a la relación que existe entre una persona, denominada «el empleado» o «el asalariado» (o, a menudo, «el trabajador»), y otra persona, denominada el «empleador», a quien aquélla proporciona su trabajo bajo ciertas condiciones, a cambio de una remuneración. Es mediante la relación de trabajo, independientemente de la manera en que se la haya definido, como se crean derechos y obligaciones recíprocas entre el empleado y el empleador. La relación de trabajo fue, y continua siendo, el principal medio de que pueden servirse los trabajadores para acceder a los derechos y prestaciones asociadas con el empleo en el ámbito del derecho del trabajo y la seguridad social. Es el punto de referencia fundamental para determinar la naturaleza y la extensión de los derechos de los empleadores, como también de sus obligaciones respecto de los trabajadores.”(Conferencia Internacional del Trabajo, 95.a reunión, 2006 pg. 3)

En nuestra economía jurídica el art. 1 del DS Nº 23570 de 26 de julio de 1993 señala “De conformidad al Art. 1. de la Ley General del Trabajo que determina, de modo general, los derechos y obligaciones emergentes de trabajo asalariado, constituyen características esenciales de la relación laboral: a) La relación de dependencia y subordinación del trabajador respecto del empleador; b) La prestación de trabajo por cuenta ajena; y c) La percepción de remuneración o salario en cualquiera de sus formas de manifestación.” Norma concordante con el art. 2 del DS Nº 28699 de 1 de mayo de 2006.

De lo manifestado precedentemente se advierte que la relación laboral es un vínculo entre el empleador y el trabajador, que originan derechos y obligaciones recíprocos, sin embargo dicho vínculo se encuentra sujeto a ciertas características como ser la dependencia, remuneración, exclusividad y otros.

II.2 Análisis del caso.

Se verifica en el expediente que el Auto de Vista recurrido, confirmó en todas sus partes la Sentencia de 4 de septiembre de 2008 de fs. 393 a 398 vta., ratificando la adecuada valoración de las pruebas aportadas al proceso, por las que se tiene demostrado que el actor no prestó sus servicios en la Empresa MACAWS SRL con las características laborales establecidas por ley, ya que  de la revisión del contrato de fs. 27 a 28 y 366 a 367 queda totalmente determinado que el actor fue dependiente de   la empresa MCW Manufacturing & Desing LLC, asimismo los pagos que recibió no fueron efectuados por el demandado sino por la empresa pre citada así se advierte por las literales de fs. 10 a 25, 73 a 94, 117 a 123, en consecuencia de manera adecuada los juzgadores de instancia llegaron al convencimiento de que no se trató de un contrato simulado, verificándose que no existió relación de dependencia laboral conforme lo señalan los tribunales de instancia, por no tener las características exigidas en el DS Nº 23570 de 26 de julio de 1993 concordante con el art. 2 del DS. 28699, pues no hubo: a) relación de dependencia, entre el actor y la empresa demandada; b) subordinación, ya que el trabajador si bien ocupaba un espacio en los ambientes de MACAWS S.R.L. no se encontraba bajo las órdenes de su representante; c) prestación de trabajo por cuenta ajena, pues el trabajo se realizaba manejando información de ambas empresas, sin embargo su accionar estaba destinado a atender las llamadas de los cliente de MCW Manufacturing & Desing LLC y no de los clientes de Bolivia; como el mismo lo refirió mediante su confesión provocada de fs. 271 a 272; y d) la percepción de remuneración o salario, que si bien existió  pero quedo demostrado en el proceso que dicho pago era efectuado por la Empresa MCW Manufacturing & Desing LLC desde un Banco de Miami.

En definitiva, el sueldo mensual percibido, el carácter permanente y continuo de la prestación del servicio, en actividades propias de la institución demandada, y la relación de dependencia, no fueron demostradas que hayan sido en relación con la empresa MACAWS S.R.L.; consecuentemente no se configura una verdadera relación de dependencia laboral.

Por otro lado las literales de fs. 285 a 308 vta., no acreditan la existencia de relación laboral pues no denotan desarrollo de actividad propia de la empresa demandada, idéntica situación ocurre con fs. 311 y 312 a 362, pues solo consiste en un certificado de asistencia y un cuaderno de anotaciones respectivamente, asimismo las declaraciones testificales de cargo de fs. 275 a 277 vta., no logran determinar la relación laboral del demandante.

Por lo precedentemente fundamentado, la acusación de error de derecho en la apreciación de las pruebas de cargo, no tiene asidero legal, más aún si se considera que conforme la uniforme jurisprudencia la apreciación y valoración de la prueba por los jueces de instancia, es incensurable en casación; asimismo el art. 158 del CPT, otorga a los jueces de instancia, amplias facultades, para valorar la prueba aportada en el proceso, quienes forman libremente su convencimiento, inspirándose en los principios que informan la sana crítica de la prueba, atendiendo las circunstancias relevantes del litigio y la conducta procesal observada por las partes. Elementos éstos que en el caso de examen, fueron adecuadamente valorados por los de instancia, conforme a la fundamentación contenida en sus resoluciones cursantes en el expediente procesal, no encontrándose en el caso de examen, error de derecho en la valoración de la prueba, ni violación al art. 158 del CPT, por cuanto se concluyó que no ha existido relación laboral entre las partes del proceso, y por tanto no existe derecho que pudiera emerger.

Bajo esos parámetros se concluye que, al no ser evidentes las infracciones denunciadas en el recurso de casación de la parte demandante al carecer de sustento legal, corresponde resolverlo en el marco de las disposiciones legales contenidas en los arts. 271.2) y 273 del CPC, aplicables por la norma permisiva contenida en el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución contenida en los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el recurso de casación de fs. 423 a 425 vta.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera