TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 196

Sucre, 07 de abril de 2015


Expediente                        : 399/2014-S

Demandante                : Flora Remedios García Morales

Demandado                : Empresa Centellas, Terán, Yañez & Asociados

Distrito                        : La Paz

Magistrado Relator        : Dr. Pastor Segundo Mamani Villca


VISTOS: Los recursos de casación interpuestos por Ronny Yañez Mendoza en representación legal de la Empresa Centellas, Terán, Yañez & Asociados en la forma y en el fondo de fs. 236 vta., y Flora Remedios García Morales en el fondo de  fs. 240 a 241 ambos contra el Auto de Vista Nº 92/2014 de 02 de mayo de fs. 231 a 233, pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz; dentro el proceso social por reliquidación de beneficios sociales seguido por Flora Remedios García Morales, contra la Empresa demandada; las respuestas de fs. 238 vta., y 245 vta.; el Auto Nº 470/2014 de 11 de noviembre de fs. 247 que concedió los recursos; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

I.1. Sentencia

Que tramitado el proceso social por reliquidación de beneficios sociales, el Juez Séptimo de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, emitió la Sentencia Nº 244/2013 de 23 de septiembre, de fs. 191 a 198, por la que declaró probada en parte la demanda de fs. 16 a 19; probada en parte la excepción perentoria de pago  e improbada la excepción perentoria de prescripción, disponiendo que la empresa demandada cancele a la actora la suma total de $us 1.366,53.- (Un Mil Trescientos Sesenta y Seis 53/100 Dólares Americanos), por los concepto de indemnización, desahucio, vacaciones, salarios devengados; menos la suma de $us 1000.- por documento de fs. 2 y multa del 30% de acuerdo al Decreto Supremo (DS) Nº 28699 de 1 de mayo de 2006.

I.2. Auto de Vista

Interpuestos los recursos de apelación de fs. 200 a 201, por Ronny Yañez Mendoza, en representación de la Empresa Centellas, Terán, Yañez & Asociados; y Flora García Morales de fs. 211 a 213; la Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, mediante Auto de Vista Nº 92/2014 de 02 de mayo de fs. 231 a 233, confirmó en parte la Sentencia Nº 244/2013 de 23 de septiembre, de fs. 191 a 198, con la modificación en la liquidación final, tiempo de servicio 1 año 2 meses y 5 días, indemnización, desahucio, vacaciones salarios devengados, 3 horas extras por semana por la suma total de $us 2471,96.- (Dos Mil Cuatrocientos Setenta y uno 96/100 Dólares Americanos).


II. MOTIVOS DE LOS RECURSOS DE CASACIÓN

II.1. Recurso de casación interpuesto por Ronny Yañez Mendoza en representación legal de la Empresa Centellas, Terán, Yañez & Asociados

Casación en el fondo

a) Considera vulnerado el art. 19 de la Ley General del Trabajo (LGT), cuando se pretende otorgarle una concepción mayor en la suma de $us 350.-, de manera forzada a la remuneración cuando el monto real percibido era de $us 325.-, constituyendo una apreciación errónea de las pruebas y de los arts. 115 de la Constitución Política del Estado (CPE), 52 de la LGT y 39 de su Decreto Reglamentario (DR-LGT).

b) En cuanto al aguinaldo otorgado, se halla plenamente cancelado “con otros rubros con los de 1000$us” (sic), que se le dio a la actora por los servicios prestados, “lo que no compensa ningún derecho equilibra en justicia lo que ambos sujetos procesales tienen como garantía bajo la exegesis del art. 109 de la CPE” (sic).

c) De otra parte sostuvo que se vulneró el art. 55 de la LGT, cuando se pretende el pago de horas extras; que de la prueba adjuntada se demuestra faltas permanentes, abandono de trabajo, ingreso fuera de horario, por lo que no se puede premiar tanta dejadez e irresponsabilidad de la actora, por cuanto existe una flagrante contradicción al otorgarle el pago de 3 horas semanales sin que se explique su nacimiento.

Recurso de casación en la forma

a) Manifestó que el Auto de Vista no se pronunció sobre la excepción de pago aducida en la Alzada correspondiente, lo que dentro del marco del art. 254.4) conlleva la nulidad del fallo por omisión de esta norma.

II.2. Petitorio

Solicita que este Tribunal case el Auto de Vista impugnado, en la forma en que se ha fundamentado los agravios, en su defecto se anule el mismo por el aspecto formal establecido.

II.3. Recurso de casación en el fondo interpuesta por Flora Remedios García Morales

a) Acusó errónea aplicación del art. 123 de la CPE sobre el efecto retroactivo de la norma en materia laboral y determinado por el Tribunal de Alzada que no corresponde la aplicación de la multa del 30% a la entidad demandada conforme lo establece el DS Nº 28699 tomando en cuenta que la relación laboral se rompió antes de la emisión de dicho Decreto Supremo. Sin embargo el Tribunal de Alzada debió tomar en cuenta el DS Nº 23381 de 29 de  diciembre de 1992, vigente durante la relación laboral, que recoge el mismo principio que el DS Nº 28699, por el que se debe cancelar al trabajador en el plazo de 15 días una vez producido el despido, su finiquito. Por lo cual al haberse demandado la multa, el Juez de primera instancia y el Tribunal de Alzada debieron efectuar el trámite que correspondía conforme al art. 62 del Código Procesal del Trabajo (CPT) y no simplemente negarse a la concesión de lo impetrado como equivocadamente se ha hecho.

b) Que el Tribunal de Alzada determinó el pago del aguinaldo, pero no del doble por su incumplimiento, dejando de lado el art. 90 del Código Procedimiento Civil (CPC) siendo un derecho laboral colateral  emergente, por tanto irrenunciable e imprescriptible, amparado en el art. 48 de la CPE.

c) Interpuesto el reclamo de pago de vacaciones, la Sentencia y El Auto de Vista no se han manifestado al respecto, que habiendo trabajado un año, dos meses y seis días, corresponde el pago de su vacación y no sólo el pago dispuesto de enero a abril de 2006.

d) Existe una errónea valoración del documento cursante de fs. 2 que reconoce el pago adicional de $us. 1000.-, accesorio a sus servicios, por lo que no puede ser descontado de la liquidación final máxime si en ninguna parte del documento se dice que este sea un pago a cuenta de sus derechos laborales.

II.4. Petitorio

Solicita se tenga por interpuesto el recurso de casación en contra de la Resolución Nº 92/2014 de 02 de mayo, pidiendo al Tribunal de Alzada conceda el recurso planteado y case el Auto, tomando en cuenta los aspectos señalados.

CONSIDERANDO II:

II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

Que así planteados los recursos de casación la respuesta a ambos, los antecedentes del proceso y las normas aplicables a la materia, se tiene:

II.1. Del recurso de casación interpuesto Ronny Yañez Mendoza en representación legal de la Empresa Centellas, Terán, Yañez & Asociados

Recurso de casación en el fondo

a) Con referencia al haber mensual percibido, por la apreciación de las pruebas que realizó el Tribunal de Alzada pudo determinar que por el acuerdo de conciliación de fs. 9 el representante de la Empresa, Ronny Yañez Mendoza aceptó el pago mensual de $us. 350 mensuales a favor de la actora, al ser la referida conciliación expresa en cuanto al monto del haber básico.

La conciliación es un mecanismo alternativo de solución de conflictos, mediante el cual un funcionario de la administración pública (Director General del Trabajo), facilita la comunicación entre empleador y trabajador, teniendo como finalidad ayudar a resolver las controversias que surjan de la relación laboral en todos su aspectos y así lograr que se arribe a una solución justa y beneficiosa para ambos. De este modo si las partes llegan a un acuerdo, referida a una obligación cierta, expresa y exigible se levantará un acta de conciliación, firmado por ambas partes, como signo de acuerdo mutuo.

En el presente caso, la conciliación arribada por las partes no vulneró derechos ciertos e indiscutibles de la trabajadora, constituyendo un acuerdo válido, cierto y exigible, por tanto el Juez de instancia realizó una correcta valoración del acta de conciliación, que le llevó a determinar que el haber mensual comprendía la suma de $us. 350.- situación confirmada correctamente por el Tribunal de Alzada.

b) Con referencia a la cancelación del aguinaldo; al ser un derecho que adquieren las trabajadoras y los trabajadores por prestar sus servicios por cuenta ajena, instituido por Ley de 18 de diciembre de 1944 "Ley de Aguinaldo de Navidad" como una gratificación a empleados y obreros, hasta antes del 25 de diciembre de cada año, corresponde su pago, tal como establecieron los de Instancia, al constatar que la parte demandada no demostró que el pago de $us 1000.- correspondía a la pretensión ahora discutida; sin embargo este monto ha sido deducido de la liquidación final practicada de fs. 233, por lo que no es evidente la conculcación de derechos constitucionales como erróneamente se argumenta.

c) De otra parte sostiene la vulneración del art. 55 de la LGT, cuando se pretende el pago de horas extras; habiéndose demostrado faltas permanentes, abandono de trabajo, ingreso fuera de horario, por lo que no corresponde otorgarle el pago de 3 horas semanales.

Al respecto, conforme lo establecido por el art. 46 de la LGT, la jornada laboral máxima, es de 8 horas de trabajo diario y 48 horas semanales, con excepción de aquellos empleados u obreros que ocupen puestos de dirección, vigilancia o confianza, que trabajen discontinuamente o que realicen labores que por su naturaleza no puedan someterse a jornadas de trabajo, casos en los que es posible el trabajo continuado de hasta doce horas diarias, con el derecho al descanso de una hora dentro del día. El art. 55 de la citada ley dispone que su pago se efectúe con el 100% de recargo en los días feriados, y el trabajo nocturno realizado en las mismas condiciones que el diurno con el 25 al 50%, según los casos.

En relación a ello, el art. 37 del DR-LGT dispone: "La jornada ordinaria de trabajo podrá extenderse en la medida de lo indispensable, para evitar perjuicios en la marcha normal del establecimiento, para impedir accidentes o ejecutar arreglos o reparaciones impostergables en las maquinarias o instalaciones, o cuando sobrevenga caso fortuito".

De tal forma, y con el fin de efectuar el control de dicha extensión de la jornada laboral, el art. 41 del DR-LGT en concordancia con la Resolución Administrativa (RA) Nº 063/99 de 9 de julio, impone que para el cómputo de las horas extraordinarias debe llevarse un registro especial, conforme al modelo que apruebe la Inspectoría General del Trabajo, hoy dependiente del Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social; disposición que también fue objeto de reglamentación mediante la RA Nº 063/99 de 9 de Julio; y ante la inobservancia el art. 182.i) del CPT, establece: "…La falta de presentación del libro a que se refiere el artículo 41 del Reglamento a la Ley General del Trabajo, hará presumir la existencia de horas extraordinarias trabajadas…".

Por otra parte, el art. 14 del DS Nº 21137 de 30 de noviembre de 1985 dispone: “(Horas extraordinarias). Las empresas y entidades reguladas por la ley General del Trabajo, se sujetarán sus disposiciones para el pago de horas extraordinarias por trabajos efectivamente realizados en exceso de la jornada mensual completa en estricta aplicación del artículo 46 de la misma ley y del artículo 36 de su reglamento. Se suprime el pago de horas fijas de sobre tiempo”.

En el caso concreto, el Auto de Vista valoró adecuadamente las literales de fs. 10, 11, 129 y del anexo adjunto, en los que evidenció los ingresos y salidas de la trabajadora sin uniformidad comprendidas entre las 8:30, 9:00 (ingresos) y 18:00, 19:00, 19:30 (salidas) aproximadamente, asimismo por la documental cursante a fs. 1 se afirmó la existencia del horario de refrigerio de 12:30 a 13:00, y por la ausencia del registro de horas extraordinarias, entre otros, permitieron concluir corresponder el pago de tres horas extras semanales, en pleno reconocimiento de los derechos irrenunciables del trabajador contenidos en la Constitución Política del Estado y la normativa que hace a la materia interpretada desde la Constitución Política del Estado, en función al cumplimiento de los principios que señala rigen en materia laboral, no siendo de tal manera evidente la vulneración de la normativa referida.

Recurso de casación en la forma

En cuanto a la falta de pronunciamiento de la excepción de pago aducida en Alzada, si fue considerada en el punto “1) Haber mensual” y “2) Desahucio” (sic) del Auto de Vista reconociendo los pagos parciales demostrados por recibos de fs. 116 a 121  y el pago de 1000 $us de fs. 82 que fue deducido de la liquidación, por lo que su reclamo resulta infundado.

En virtud a lo expresado se concluye que no son evidentes las infracciones acusadas en el recurso de casación en el fondo y en la forma; por lo que corresponde dar aplicación a la disposición contenida en el art. 271. 2) con relación al art. 273 del CPC, en cumplimiento de la norma remisiva del art. 252 del CPT.

II.2. Del recurso de casación en el fondo interpuesta por Flora Remedios García Morales

a) Con referencia a la errónea aplicación del art. 123 de la CPE, la norma claramente dispone la retroactividad en materia laboral cuando lo determine expresamente en favor de los trabajadores, en consecuencia la aplicación de la multa del 30% por DS Nº 28699 es inaplicable en el presente caso, tal como estableció el Tribunal de Alzada, puesto que la relación laboral culminó el 05 de abril de 2006, antes de la entrada en vigencia de este Decreto. En cuanto a la aplicación del DS Nº 23381 de 29 de diciembre de 1992, establece que las empresas y entidades públicas o privadas, que no cumplen con el plazo límite de quince días para el pago de beneficios sociales, están obligadas a pagar a sus ex trabajadores, el monto total de éstos, debidamente actualizados y reajustados, normativa que no impone la multa del 30% como establece el DS Nº 28699, por cuanto su reclamo para la imposición de la multa resulta infundado.

b) Reclama que habiéndose determinado el pago del aguinaldo por el Tribunal de Alzada, correspondía el pago del doble por su incumplimiento oportuno, siendo un derecho laboral colateral emergente, por tanto irrenunciable e imprescriptible, amparado en el art. 48 de la CPE.

Se establece que este derecho reclamado en casación no ha sido objeto de demanda ni controversia, lo que no puede ser objeto de revisión en esta instancia de casación, por haber precluído su derecho.

       C) Señala que la solicitud de pago de vacaciones no fueron resueltas en Sentencia, que habiendo trabajado un año, dos meses y seis días, corresponde el pago de su vacación y no sólo el pago dispuesto el de enero a abril de 2006. Sobre el ítem materia de controversia, de la revisión de los antecedentes del proceso, se advierte que al haber constituido éste uno de los conceptos demandados, el Juez de primera instancia concedió su pago en la Sentencia de fs. 191 a 198, por cuanto entendió que correspondía su pago, incluyendo en la liquidación de los conceptos a pagar por la empresa demandada a favor del actor, la suma de $us 233.- por vacaciones de 1 año 2 meses y 5 días; sin embargo, este punto no fue recurrido en apelación por el demandante, denotando con tal actitud una aceptación tácita de aquella determinación; en tal sentido, el Tribunal de apelación se circunscribió sólo a los agravios llevados ante él, de modo que no tuvo posibilidad de pronunciarse respecto a este punto, conforme la pertinencia reglada en el art. 236 del CPC lo que evidentemente imposibilita a este Tribunal de casación considerar este reclamo, puesto que no existe control jurisdiccional que realizar al respecto, al no haber pronunciamiento alguno al respecto por el Tribunal de apelación cuyo fallo se recurre de casación, siendo aplicable al respecto la preclusión procesal prevista en los arts. 3.e) y 57 del CPT.

d) Por último la denuncia de errónea valoración del documento cursante a fs. 2 que reconoce el pago adicional de $us 1000.-, accesorio a sus servicios, que no puede ser descontado de la liquidación final, en referencia a ello, la empresa demandada opuso excepción de  pago, conforme la documentación de fs. 78 a 80, que constituyeron pagos parciales a consecuencia de la desvinculación laboral, valoradas por el Juez de primera instancia y confirmada por el Tribunal ad quem, quienes consideraron deducir del pago de la liquidación, por no proceder la devolución del mismo. En consecuencia conforme al art. 158 del CPT, el A quo  efectuó una correcta valoración, siendo infundado su reclamo.

Que en ese marco legal se concluye que el Auto de Vista recurrido, se sujeta a la normas procesales en vigencia, no siendo evidente la mala aplicación de las normas denunciadas, habiendo por el contrario existido una correcta valoración de las pruebas e interpretación y aplicación de las normas legales citadas, por consiguiente el Tribunal de apelación ha obrado sin incurrir en las violaciones acusadas, correspondiendo resolver el recurso en la forma prevista en los arts. 271.2) y 273 del CPC, aplicables por mandato del art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por los arts. 184.1 de la CPE y 42.I.1 de la LOJ declara, INFUNDADOS los recursos de casación, de fs. 236 vta., interpuesto por la Empresa Centellas Terán, Yañez & Asociados; y por Flora Remedios García Morales de fs. 240 a 241; sin costas.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.