TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM.,  SOCIAL Y ADM. PRIMERA



Auto Supremo Nº 077

Sucre, 02  de marzo de 2015

Expediente : 404/2010-S

Demandante: Miguel Cotaña Mier

Demandada : Universidad Mayor de San Andrés

Distrito : La Paz

Magistrado Relator: Dr. Antonio Guido Campero Segovia

=======================================================================

VISTOS: El recurso de casación en la forma de fs. 82 a 84, interpuesto por Teresa María Rescala Nemtala en representación de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), contra el Auto de Vista N° 076/2010-SSA-II de 15 de abril (fs. 76), pronunciado por la Sala Social y Administrativa Segunda de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz; dentro del proceso social de reposición o restitución  de derechos laborales adquiridos  que sigue Miguel Cotaña Mier contra la UMSA; la respuesta de fs. 87 a 88 al recurso de casación en la forma; el Auto de fs. 89, que concedió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

  1. ANTECEDENTES DEL PROCESO

I.1        Sentencia

Que, iniciada y tramitada la demanda de reposición de derechos laborales Adquiridos, la Juez Sexto de Partido de Trabajo y Seguridad Social de la entonces Corte Superior del Distrito de La Paz, emitió la Sentencia N° 114/2009 de 2 de (fs. 57 a 61), por la que declaró probada la demanda interpuesta por Miguel Cotaña Mier cursante de fs. 10 a 12 subsanada a fs. 14 a 15, disponiendo a favor del actor, la acumulación de la antigüedad de los años de servicio de operador de computación al de docente.

I.2 Auto de Vista

Resolución que fue recurrida en apelación por la Universidad demandada (fs. 64 a 65), mereciendo así el Auto de Vista Nº 076/2010-SSA-II de 15 de abril (fs. 76), por el cual la Sala Social y Administrativa Segunda de la entonces Corte Superior de Justicia de La Paz, resolvió anular obrados hasta fs. 70 de antecedentes, debiendo el a quo rechazar el recurso de apelación y declarara ejecutoriada la sentencia apelada, sin multa por ser excusable.

II. Recurso de casación - motivos

El mencionado Auto de Vista originó que la parte demandada formule recurso de casación en la forma (fs. 82 a 84), que en lo esencial de su contenido señaló:

Que el Auto de Vista de fs. 76 incurrió en violación por la interpretación errónea e indebida aplicación del art. 205 del Código Procesal del Trabajo (CPT), puesto que el Tribunal ad quem infirió que el recurso de apelación fue interpuesto fuera del término establecido por el artículo ya mencionado, indicando que los plazos para apelar serían perentorios y fatales, computables a partir de la notificación con la Sentencia y que correrían de momento a momento, vulnerando así los arts. 140 y 142 del Código de Procedimiento Civil (CPC).

Reclamó también, que el Tribunal ad quem, no consideró debidamente el art. 205 del CPT, mismo que establecería 5 días para apelar, pero que no indicaría que dicho plazo debe ser de momento a

       Señaló, que la Sentencia Constitucional N° 1508/2005-R de 25 de noviembre, modularía la forma de aplicación del art. 205 del CPT, respecto al cómputo en días y el vencimiento en el último momento del día hábil, indicando también, que dicha Sentencia Constitucional sería de cumplimiento obligatorio al tenor del art. 44.I de la Ley N° 1836 del Tribunal Constitucional (LTC).

Finalmente solicitó que la antes Corte Suprema de Justicia, hoy Tribunal Supremo de Justicia, anule el Auto de Vista señalado, disponiendo que, la Sala Social y Administrativa Segunda de la entonces Corte Superior de Justicia de La Paz, dicte nuevo Auto de Vista resolviendo correctamente el recurso de apelación de fs. 54 a 65.

CONSIDERANDO II:

II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

Que, así formulado el recurso de casación en la forma, este Tribunal Supremo de Justicia ingresa a resolver el mencionado recurso, conforme a los siguientes fundamentos.

       Se observa, que el reclamo se concentra en la interpretación de los términos para apelar que establece el art. 205 del CPT, por lo que es necesario señalar el mismo, que a la letra señala: “Notificadas las partes con la Sentencia, tienen el término perentorio de cinco días para interponer recursos de apelación fundamentada, del que se correrá traslado que será contestada dentro de igual término, y de tres días tratándose de autos interlocutorios. Vencidos estos términos, los recursos serán rechazados”, ahora, es importante tener presente que, la perentoriedad y la fatalidad de los plazos tienen la finalidad de moderar posibles arbitrariedades en las que podría incurrir el juzgador, preservando de tal forma la seguridad jurídica, toda vez que, existiendo un plazo legal, no pueda el juez a su libre albedrio y arbitrio ampliarlo o reducirlo, a excepción de determinados casos especiales en los que es la misma ley,  la que faculta expresamente tales decisiones.

       Realizando un análisis profundo del art. 205 del CPT, se tiene, que el mismo señala 5 días de plazo para recurrir en apelación a la Sentencia, pero no establece desde cuándo debe computarse dicho plazo, aspecto que no se encuentra previsto en el CPT, siendo necesario aplicar de acuerdo al art. 252 del mismo Código, las disposiciones del CPC respecto a los plazos procesales, entonces, de la revisión del art. 140.I del CPC, se deduce que los plazos procesales comenzarán a correr desde el día hábil siguiente a la notificación con la resolución judicial respectiva, complementado este, con el art. 142 del mismo cuerpo legal, el cual señala: “Los plazos quedarán vencidos en el último momento hábil del día respectivo”, concluyendo que el plazo para recurrir en apelación, se computa desde el día hábil siguiente a la notificación con la Sentencia, y no así de momento a momento como equivocadamente señaló el Tribunal ad quem en el Auto de Vista impugnado, vulnerando de esta manera el principio de seguridad jurídica, el cual se encuentra establecido en los arts. 178.I de la Constitución Política del Estado (CPE) y 3.4 de la Ley N° 025 de 24 de junio de 2010.

       Entonces, en el caso de autos, se evidencia que, la notificación a la parte demandada con la Sentencia N° 114/2009 de 2 de octubre, se realizó en fecha 9 de diciembre de 2009, a horas 10:45, y que la presentación de la apelación fue en fecha 14 de diciembre de 2009 a horas 16:15, cumpliendo el plazo de los cinco días que establece la Ley. Sin embargo, para complementar la presente problemática, tenemos las Sentencias Constitucionales N° 0930/2003-R de 03 de julio, 0564/2004-R de 15 de abril y 1508/2005-R de 25 de noviembre, las cuales ratifican los fundamentos sobre los plazos procesales que se explicaron ut supra.        

Por consiguiente, este Tribunal llega a la conclusión que la nulidad reclamada en el recurso de casación en la forma de fs. 82 a 84, conforme los fundamentos antes expuestos, es evidente, correspondiendo por lo tanto dar aplicación a las disposiciones legales contenidas en los arts. 254. 4) y 7), 271. 3) y 275 del CPC, aplicables por la norma permisiva contenida en el art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Social y Administrativa Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en el artículo 184. I de la CPE y el artículo 42. I. 1 de la Ley Nº 0278 del Órgano Judicial de 24 de junio de 2010, ANULA obrados hasta el vicio más antiguo, es decir, hasta fs. 76 inclusive, debiendo el Tribunal ad quem emitir nuevo Auto de Vista resolviendo el fondo de la problemática planteada, conforme los fundamentos expresados en la presente resolución. Sin multa por ser excusable.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera