TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA


AUTO SUPREMO Nº 059

Sucre, 25 de febrero de 2015        

Expediente: 232/2011-A

Demandante: Valentino Poma Mamani            

Demandado : Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR)

Distrito : La Paz                                                                                           

Magistrado Relator: Dr. Antonio Guido Campero Segovia

===========================================================

VISTOS: El recurso de casación en el fondo a fs. 158 a 159, interpuesto por Yoni Yamil Exeni León en representación legal del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (SENASIR), contra el Auto de Vista Nº 51/2011 de 30 de abril (fs. 154 a 155) pronunciado por la Sala Social y Administrativa Primera de la entonces Corte Superior del Distrito de La Paz; dentro del trámite de reclamación que por suspensión definitiva de la renta de vejez con reducción de edad sigue Valentino Poma Mamani ante el SENASIR; el Auto de fs. 168, que concedió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I

I.1 ANTECEDENTES DEL PROCESO

I.1.1        Resolución de la Comisión de Calificación

Mediante Resolución Nº 08622 de 19 de mayo de 2000, el SENASIR a través de la Comisión de Calificación de Rentas, otorgó Renta Única de Vejez con reducción de edad equivalente al 88% de su promedio salarial a favor de Valentino Poma Mamani.

Posteriormente, mediante Auto Nº 003864 de 3 de abril de 2002, emitido por la Comisión de calificación de rentas, se dispuso la suspensión definitiva de la Renta Única de Vejez con Reducción de edad otorgada mediante esa primera Resolución administrativa, por encontrar contradicción en la fecha de nacimiento del asegurado.

Ante el recurso de reclamación formulado por el rentista, la Comisión de reclamación a través de la Resolución Nº 0312/08 de 10 de junio, resolvió Revocar el Auto Nº 003864, disponiendo se asigne como fecha de nacimiento del rentista el 17 de mayo de 1946; así también dispuso, se otorgue Renta Única de Vejez con reducción de edad a partir de mayo de 2008, en aplicación a la Resolución ministerial Nº 266 de 25 de mayo de 2005 y art. 471 y 539 del Reglamento al Código de Seguridad Social (RCSS) y DS Nº 27991 de 28 de enero de 2005 (fs. 98 a 100).

En cumplimiento a la esa Resolución, la Comisión de calificación del SENASIR, mediante Resolución Nº 0008017 de 08 de julio de 2008, resolvió otorgar a favor de Valentino Poma Mamani, rehabilitación de la Renta Única de Vejez con reducción de edad, equivalente al 88% de su promedio salarial, en el monto de Bs.930.93.-, correspondiendo a la básica 42% Bs.444,31.-, y a la complementaria 46% Bs.486,62.-, a pagarse a partir del mes de mayo de 2008; sin embargo, también se estableció un cobro indebido de Bs.32.891,59.- a descontarse en el equivalente al 20% mensual de la renta única de vejez con reducción de edad rehabilitada.

I.1.2 Resolución Comisión de reclamación

La resolución antes mencionada fue objeto del recurso de reclamación por el rentista (fs. 120), en cuanto se refirió al supuesto cobro indebido y el descuento dispuesto al respecto, motivando que la Comisión de reclamaciones del SENASIR mediante Resolución Nº 1233/08 de 12 de noviembre (fs. 127 a 130), resuelva confirmar la Resolución Nº 0008017 de 8 de junio de 2008, emitida por la Comisión de calificación de rentas.

I.1.3        Auto de Vista

Interpuesto por el asegurado el recurso de apelación contra la anterior Resolución (fs. 131 a 132), mediante Auto de Vista Nº 51/2011 de 30 de abril (fs. 154 a 155) la Sala Social y Administrativa Primera de la Corte Superior del Distrito de La Paz, resolvió revocar la Resolución Nº 008017 de 8 de julio de 2008 a fs. 106, disponiendo que la Comisión de calificación de rentas, proceda a la rehabilitación de la Renta Única de Vejez sin reducción de edad, la misma que deberá pagarse a partir del mes de mayo de 2008.

I.2 RECURSO DE CASACIÓN

Dicha resolución motivó que el SENASIR por intermedio de su representante legal, presente recurso de casación en el fondo, de acuerdo al escrito cursante a fs. 158 a 159, bajo los fundamentos siguientes:

El Auto de Vista recurrido violó el art. único del DS Nº 28454 de 24 de noviembre de 2005; el art. único de la RM Nº 476 de 31 de agosto de 2005; y art. 1 de la RM Nº 1361 de 4 de diciembre de 1997; el art. 23 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición (MPRCPA) aprobado por RS Nº 10.0.0.87 de 21 de julio de 1997, al haber dispuesto erróneamente que correspondería la otorgación de la Renta Única de Vejez sin reducción de edad, cuando en realidad corresponde que la Renta Única de Vejez con reducción de edad, por cuanto a la fecha de corte del Sistema de Reparto (30/04/97), el asegurado tenía la edad de 50 años cumplidos, considerando que su fecha de nacimiento correcta es el 17 de mayo de 1946. Además dice que esa decisión es de imposible cumplimiento por cuanto violaría varias disposiciones referentes a la reducción de edad.

Anotó como normas legales violadas, el art. único del DS Nº 28454 de 24/11/2005; art. único de la RM Nº 476 de 31/08/2005; art. 1 de la RM Nº 1361 de 04/12/1997; y art. 23 del MPRCPA.

I.2.1        Petitorio

Concluyó solicitando a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ahora Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional, casar el Auto de Vista recurrido Nº 51/2011 de 30 de abril.

CONSIDERANDO II:

II.1 FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

Formulado como está el recurso de casación, corresponde con carácter previo anotar que, la problemática acusada por el SENASIR en el recurso de casación en el fondo, revela en todo caso una cuestión que hace al procedimiento, como es la necesidad que el fallo se encuentre debidamente motivado, sea congruente y pertinente con la controversia planteada por las partes. Motivo por el cual el recurso formulado se analizará y resolverá bajo esa perspectiva, tomando en cuenta que en materia social del derecho, el juzgador debe otorgar a la petición o recurso, el trámite que legalmente le corresponde, aun cuando el señalado por las partes aparezca equivocado, conforme el art. 62 del Código Procesal del Trabajo (CPT), aplicable por analogía ante el vació en el procedimiento mixto previsto para las reclamaciones.

Bajo ese preámbulo, debemos recordar que en cuanto a la congruencia, el Tribunal Constitucional Plurinacional en la SCP 0411/2013 de 27 de marzo, señaló: “…la congruencia como principio característico del debido proceso, entendida en el ámbito procesal como la estricta correspondencia que debe existir entre lo peticionado y lo resuelto (…); ahora bien, esa definición general, no es limitativa de la congruencia que debe tener toda Resolución ya sea judicial o administrativa y que implica también la concordancia entre la parte considerativa y dispositiva, pero además esa concordancia debe mantenerse en todo su contenido, efectuando un razonamiento integral y armonizado entre los distintos considerandos y razonamientos emitidos por la Resolución y su estricta correspondencia entre lo pedido, lo considerado y lo resuelto, conlleva a su vez la cita de las disposiciones legales que apoyan ese razonamiento que llevó a la determinación que se asume. En base a esos criterios se considera que quien administra justicia debe emitir fallos motivados, congruentes y pertinentes, en ese entendido la SC 0358/2010-R de 22 de junio, citada por la SCP 1546/2012 de 24 de septiembre entre otras” (sic). ( énfasis propio).

En ese sentido, el defecto de congruencia interna en cuanto a la armonización y concordancia entre la parte considerativa y la parte dispositiva, es un vicio de procedimiento que en todo caso conlleva a una posible nulidad de obrados, y no así a una casación del fallo de fondo, en el entendido que hace al procedimiento situarse bajo el paraguas del art. 190 del Código de Procedimiento Civil (CPC), normas procesales que, por lo dispuesto en el art. 90 del Adjetivo Civil, son de orden público, y por tanto, de cumplimiento obligatorio.

En el caso de análisis, la cuestión que el asegurado llevó ante el Tribunal de Apelación fue: la determinación contenida en la Resolución Nº 0008017 de 8 de julio de 2008 y posteriormente confirmada por la Resolución Nº 1233/08 de 12 de noviembre, emitidas por la Comisión de calificación y Comisión de reclamación, ambas de la entidad aseguradora, respecto a establecer la existencia de un posible cobro indebido en la suma de Bs.32.891,59.-, a ser descontado mensualmente de la renta única de vejez con reducción de edad rehabilitada a favor del trabajador rentista, aspecto que se encuentra indiscutiblemente vinculado con la fecha de inicio de pago de la renta dispuesta también por las mismas resoluciones y anotada la fecha como “a partir del mes de mayo de 2008”.

No obstante que el Auto de Vista ahora recurrido, en la parte considerativa del mismo, efectúa un razonamiento jurídico que sostiene una posible decisión a favor del asegurado, pues con contundencia y vehementemente, señala en cuanto a la fecha de nacimiento del trabajador que existen suficientes documentos que cursarían en los antecedentes y que llevan a la conclusión que la fecha de nacimiento del asegurado, es el 17 de mayo de 1946 y no así el 17 de mayo de 1950, como sostendría el SENASIR, prueba que habría sido erradamente valorada por ambas comisiones de la gestora; empero, la parte dispositiva del fallo resulta en parte incompleta así como incongruente, por cuanto, efectivamente se revoca la Resolución Nº 1233/08 de 12 de noviembre, así como se deja sin efecto la Resolución Nº 0008017 de 8 de julio de 2008, sin embargo, de manera incongruente se dispone que la Comisión calificadora de rentas, proceda a rehabilitar la Renta Única de Vejez “sin reducción de edad”, cuando de los antecedentes se observa que, en primer lugar, la rehabilitación de la Renta Única de Vejez con reducción de edad nunca estuvo en discusión y por lo tanto no constituía objeto de la litis, por lo menos para efectos de la resolución que debió emitir el Tribunal de Apelación, debido a que la rehabilitación de la mencionada renta, ya fue dispuesta por la Resolución Nº 1233/08 de 12 de noviembre, confirmada por la Resolución Nº 0008017 de 8 de julio de 2008, ambas instancias propias del SENASIR; en segundo lugar, se dispone que la Comisión Calificadora de Rentas, proceda a rehabilitar una Renta Única de Vejez “sin reducción de edad”, aspecto último que oficiosa y arbitrariamente fue dispuesto, sin considerar que lo resuelto no guarda correspondencia entre lo pedido por la parte apelante y lo considerado en el propio Auto de Vista recurrido, pero además, sin considerar que, por todos los antecedentes administrativos, el trámite para acceder a la Renta Única de Vejez fue “con reducción de edad” y no así como erradamente dispuso el Tribunal de Alzada, cuestión que conlleva efectos jurídicos adversos al trabajador.

Finalmente, la decisión del Tribunal de apelación también resulta incongruente e incompleta, pues, por una parte, si bien efectúa argumentación jurídica que sustenta la posición de que la fecha de nacimiento anotada como 17 de mayo de 1946 sería la correcta conforme la posición del trabajador, y que el SENASIR no habría valorado adecuadamente la prueba cursante en antecedentes, a pesar de resolver revocando ambas resoluciones de las comisiones administrativas, no establece decisión precisa y expresa respecto a la existencia o no de un posible cobro indebido en la suma de Bs.32.891,59.-, así como al descuento dispuesto por las instancias de la gestora; por otra parte, no existe fundamento alguno en el contenido íntegro del fallo recurrido de casación, respecto a la fecha de inicio del pago de la renta, anotada sólo en la parte dispositiva del Auto de Vista, como “a partir del mes de mayo de 2008”.

Por lo anotado, al advertirse con acierto en el Fallo recurrido falta de congruencia y fundamentación respecto a lo pedido por la parte apelante y lo resuelto, incorporando decisiones que no formaban parte del objeto de lo apelado, resolviendo otras de manera incompleta, conforme los fundamentos expuestos, corresponde resolver el recurso, aplicando los preceptos adjetivos contenidos en los arts. 271.3 y 275 del CPC, aplicables por la norma permisiva contenida en los arts. 633 del Reglamento del Código de Seguridad Social (RCSS) y 15 del Manual de Prestaciones de Rentas en Curso de Pago y Adquisición aprobado por Resolución Secretarial Nº 10.0.0.087 de 21 de julio de 1997.

POR TANTO: La Sala Contencioso y Contencioso-Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con la atribución conferida en el art. 184.1 de la Constitución Política del Estado y el art. 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, ANULA obrados hasta el sorteo a fs. 152 inclusive, disponiendo que el Tribunal de apelación, sin espera de turno y bajo responsabilidad administrativa, pronuncie nuevo Auto de Vista teniendo en cuenta los fundamentos de la presente resolución, dando cumplimiento a las previsiones legales contenidas en los arts. 190, 192. 2) y 3) y 236 del CPC.

No siendo excusable el error cometido, se impone a cada autoridad suscribiente del Auto de Vista recurrido, la multa de Bs.200,00.- a ser descontado por planilla.

En cumplimiento a lo previsto en el art. 17 parágrafo IV de la Ley del Órgano Judicial, póngase en conocimiento del Consejo de la Magistratura el presente Auto Supremo.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Firmado: Dr.  Pastor Segundo Mamani Villca

                Dr. Antonio Guido  Campero Segovia

Ante mí: Dr. Pedro Gabriel Fernández Zuleta

                Secretario de la  Sala  Contenciosa y Contenciosa Adm,  Social Adm. Primera