SALA PLENA


SENTENCIA:                            568/2015.

FECHA:                                Sucre, 7 de diciembre de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                        608/2010.

PROCESO        :                        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Wilfredo Montaño Orellana contra el Director Departamental de Salud de Cochabamba.

MAGISTRADA RELATORA:        Maritza Suntura Juaniquina.


Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por Wilfredo Montaño Orellana contra la Dirección Departamental de Salud de Cochabamba.


VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fs. 7 a 8, impugnando la Resolución Administrativa Nº 07/2010 de 4 de noviembre, admisión de 11 de enero de 2011 a fs. 12, contestación de fs. 114 a 115, Auto Supremo 353/2013 de 20 de agosto que declara improbadas las excepciones previas de incompetencia y cosa juzgada; los antecedentes procesales y.


CONSIDERANDO I: Wilfredo Montaño Orellana, interpone la demanda manifestando que:


Mediante nota CITE: SEDES/DIR/INST/ Nº 01/10 de 11 de junio de 2010 el Director Departamental de Salud, sin efectuar análisis alguno de la documentación presentada por el Responsable del Seguro Universal Materno Infantil (Sumi) y Seguro de Salud para el Adulto Mayor SSPAM, la Directora del Centro de Salud San Benito, el Administrador del indicado Centro de Salud y el Gerente de Salud Red II Punata, remitieron antecedentes ante la Autoridad Sumariante quien por Auto de Apertura de proceso de 22 de junio de 2010 inició proceso administrativo en su contra por varios cargos, concluyendo que existe responsabilidad administrativa sancionada con la suspensión de funciones por 30 días sin goce de haberes.


Asimismo alega que le llamó la atención; que quien formuló la denuncia fue la Dra. Marlene Velasquez Balderrana, Directora del Centro de Salud San Benito, médico de planta que le relevaba en el turno de la mañana y que al señalar que su persona luego de haber atendido a una paciente en trabajo de parto a Hrs. 6:55 a.m. haya dejado a cargo de la Auxiliar de enfermería y del interno, porque ya estaba de salida de su turno; es así, que se cuestiona sobre la responsabilidad de la denunciante aseverando que no puede excusarse en el hecho de que no llegó a su turno a tiempo, aduce en consecuencia que también debió ser procesada por no haber estado oportunamente en su turno.


Bajo esos antecedentes advierte que la Resolución Administrativa impugnada no cuenta con la debida fundamentación fáctica y legal, al no haberse tipificado las conductas contravencionales, ni los elementos constitutivos de las mismas de acuerdo al Reglamento Interno del Personal del Ministerio de Salud y Deportes, afirmando que tampoco se efectuó una graduación de la sanción impuesta, en infracción del principio de legalidad y vulneración del derecho a la defensa, ni se consideró el silencio administrativo del Administrador del Centro de Salud y la Jefe de Enfermeras que implica una negativa a prestar los informes de descargo correspondientes, en transgresión al debido proceso.


Adicionalmente asevera que la Resolución Administrativa 07/2010 de 4 de noviembre, emitida por el Director del Servicio Departamental de Salud Cochabamba, si bien menciona la responsabilidad de la Dra. Marlene Velasquez Balderrama, no la establece en su calidad de Directora del Centro de Salud San Benito ni como médico de planta que no se presentó oportunamente a recibir su turno, sin embargo se le permitió constituirse en denunciante para encubrir sus faltas.


Concluye solicitando se revoque la Resolución Administrativa del Recurso Jerárquico 07/2010 de 4 de noviembre emitida por el Director Departamental de Salud Cochabamba y se proceda a la anulación de obrados hasta iniciarse un nuevo proceso administrativo interno que incluya a la Dra. Marlene Velásquez Balderrama señalando que su conducta contraviene el Reglamento Interno del Personal del Ministerio de Salud y Previsión Social 3ra Versión, principalmente con relación a las faltas previstas en su art. 36 incs. a) y b) así como el art. 12 del Código de Ética Institucional aprobado por Resolución Administrativa 05/06 de 8 de mayo de 2006, por lo que pide se dicte sentencia que revoque y deje sin efecto la resolución impugnada y condene al Director Departamental de Salud de Cochabamba al resarcimiento de daños y perjuicios.


CONSIDERANDO II: Que corrida en traslado la demanda, Guido Sanchez Rojas, Director del Servicio Departamental de Salud de Cochabamba SEDES planteó excepciones previas de incompetencia y cosa juzgada, declaradas improbadas por Auto Supremo 353/2013 de 27 de agosto (fs. 169 a 172); es así que Guido Sanchez Rojas contesta negativamente a la demanda (fs. 114 a 115), señalando que:


Que el proceso administrativo en contra del ahora demandante fue realizado en base a la Ley 1178, el Decreto Supremo 23318-A Reglamento de Responsabilidad por la Función Pública modificado por el Decreto Supremo 26237 de 29 de junio de 2001, en consecuencia el ex Director del SEDES en su calidad de máxima autoridad del SEDES tenía la potestad de revocar en parte la resolución impugnada, disminuyendo la sanción que era de 30 días de suspensión sin goce de haberes a una sanción de descuento del 20% de su salario de un mes que llega a Bs.974,20, cumplida por el demandante, por lo que afirma que el proceso administrativo interno se encuentra ejecutoriado, advirtiendo que no se puede modificar una decisión de una autoridad que ha emitido la Resolución Administrativa de Recurso Jerárquico 07/2010 en base a las competencias y facultades que la ley le otorga.


Corrida en traslado la respuesta, no se formuló réplica ni dúplica, disponiéndose “Autos” para sentencia.


CONSIDERANDO III: En principio, se tiene reconocida la competencia del Tribunal Supremo de Justicia en su Sala Plena para la resolución de la presente controversia, tomando en cuenta la naturaleza del proceso contencioso administrativo que reviste las características de juicio ordinario de puro derecho, en el que el Tribunal sólo analiza la correcta aplicación de la ley a los hechos expuestos por la parte demandante, correspondiendo realizar el control judicial de legalidad sobre los actos ejercidos por la Dirección Departamental de Salud de Cochabamba.


En el caso de autos, la controversia radica en establecer si la Resolución Administrativa del Recurso Jerárquico 07/2010 de 4 de noviembre emitida por el Director Departamental de Salud de Cochabamba carece de la debida fundamentación fáctica y legal.


Para resolver la controversia planteada, señalar que de la compulsa de los antecedentes procesales acompañados se establece que el ahora demandante fue objeto de un proceso administrativo a raíz de las denuncias que en síntesis se refieren a que en diferentes ocasiones: a) Dejó en manos de una Auxiliar de Enfermería la atención a un paciente cuando salía de su turno al no llegar el médico de guardia; b) En su guardia junto con un interno consumió cerveza; c) Abandonó a una paciente con trabajo de parto dejándola bajo la responsabilidad de una Auxiliar de enfermería; y, d) No asistió a la campaña de vacunación por motivos familiares. Es así que remitida la documentación para ser considerada, por Resolución Administrativa 10/2010 de 21 de Julio (fs. 178 a 180 del Anexo) el Sumariante del Servicio Departamental de Salud Cochabamba, en aplicación del inc. e) del art. 21 del D.S. 23318-A modificado por el art. 1 del D.S. 26237 declaró la existencia de responsabilidad administrativa en contra del Dr. Wilfredo Montaño Orellana médico de planta del Centro de Salud “San Benito” Cochabamba dependiente del Servicio Departamental de Salud Cochabamba, determinándose se deje constancia y registro de la existencia de responsabilidad administrativa en contra del prenombrado imponiéndole la sanción de suspensión de sus funciones por 30 días sin goce de haberes.


Contra dicha determinación Wilfredo Montaño Orellana interpuso recurso de revocatoria (fs. 187 a 189 del Anexo), habiendo el Sumariante del Servicio Departamental de Salud Cochabamba emitido la Resolución Administrativa de Recurso de Revocatoria 13/2010 de 13 de agosto (fs. 215 a 216 del Anexo) por la que ratifica la Resolución Administrativa 10/2010 de 21 de Julio.


Ante el conocimiento de la Resolución mencionada, el ahora demandante interpuso recurso jerárquico (fs. 218 a 221 del Anexo), que fue resuelto por el Director del Servicio Departamental de Salud Cochabamba, quien dictó la Resolución Administrativa de Recurso Jerárquico 07/2010 de 4 de noviembre (fs. 264 a 266 vta. del Anexo), disponiendo revocar en parte la Resolución Administrativa de Recurso de Revocatoria 13/2010 de 13 de agosto, y en consecuencia la Resolución Administrativa 10/2010 de 21 de julio, de acuerdo a los argumentos contenidos en la resolución, confirmando la existencia de responsabilidad administrativa del procesado, pero estableciéndose la sanción de multa del 20% de su haber mensual, ordenando su ejecución de forma inmediata.


Agotada la vía administrativa, el impetrante plantea la presente demanda acusando que la Resolución Administrativa de Recurso Jerárquico 07/2010 de 4 de noviembre no cuenta con la debida fundamentación fáctica y legal, al no haberse tipificado las conductas contravencionales, ni los elementos constitutivos de las mismas de acuerdo al Reglamento Interno del Personal del Ministerio de Salud y Deportes, afirmando que tampoco se efectuó una graduación de la sanción impuesta, en infracción del principio de legalidad y vulneración del derecho a la defensa.


Al respecto es preciso señalar que toda resolución debe hallarse debidamente fundamentada como un componente esencial del debido proceso, cuya ausencia no es subsanable; es decir que se habla de falta de fundamentación cuando existe ausencia de las razones en virtud de las cuales se ha llegado a adoptar una determinación, puesto que la fundamentación es una garantía constitucional de justicia, dirigida a asegurar la publicidad de las razones que tuvo en cuenta la autoridad para pronunciar su fallo, a efectos de evitar cualquier decisión arbitraria; asimismo se debe tener en cuenta que motivar es fundamentar, exponer los argumentos fácticos y jurídicos que justifican la resolución.


En el caso de autos, de la revisión de la resolución impugnada se establece que no es evidente lo aludido en la demanda contenciosa en análisis; por cuanto, en esta resolución a las denuncias atribuidas al demandante en las denuncias, se ha llegado a determinar la existencia de responsabilidad administrativa en su contra producto de la acción u omisión que contravino al ordenamiento jurídico administrativo y las normas que regulan la conducta funcionaria del mismo en el desempeño de sus funciones y que están ampliamente referidas en la Resolución Jerárquica cuestionada, al precisar que vulneró el art. 36 incs. a), b) y k) del Reglamento Interno de Personal del Ministerio de Salud, habiendo referido no sólo a los hechos fácticos que se subsumen en cada norma, sino también haciendo referencia a las pruebas presentadas en el proceso administrativo, otorgando respuesta al recurso jerárquico planteado; por consiguiente no se ha demostrado que la Resolución Administrativa de Recurso Jerárquico 07/2010 de 4 de noviembre, carezca de fundamentación, ni fáctica ni legal; asimismo, respecto a la sanción que le fue impuesta que aduce vulneraría el principio de legalidad y defensa, el demandante no ha desvirtuado que no haya incurrido en responsabilidad administrativa, que conforme a la Ley 1178 del Sistema de Administración y Control Gubernamentales, prevé sanciones en específico para cada tipo de responsabilidad como aconteció en el caso de autos donde la sanción que imponga la autoridad competente será calificada de acuerdo a la gravedad de la falta, sanciones que pueden ser desde la multa hasta un veinte por ciento de la remuneración mensual; suspensión hasta un máximo de treinta días; o la destitución; en consecuencia al habérsele impuesto la multa estipulada en la resolución demandada, no se ha vulnerado norma legal, menos ha existido el quebrantamiento de derecho alguno como aduce el demandante, quien además ha tenido un amplio ejercicio irrestricto de su derecho a la defensa, al haber presentado pruebas e interpuesto todos los recursos administrativos correspondientes.


Razones por las que al no haber desvirtuado lo aducido por el Director del Servicio Departamental de Salud Cochabamba a momento de emitir la Resolución Administrativa de Recurso Jerárquico 07/2010 de 4 de noviembre, ni demostrado que haya incurrido en la infracción de norma legal alguna, corresponde declarar improbada la demanda.



POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en el ejercicio de la atribución conferida en los artículos 4 y 6 de la ley 620 de 31 de diciembre de 2014, Ley del Órgano Judicial y de conformidad a los artículos 778 y 781 del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROBADA la demanda contencioso administrativa interpuesta por Wilfredo Montaño Orellana contra la Dirección Departamental de Salud de Cochabamba, en la que impugna la Resolución Administrativa de Recurso Jerárquico 07/2010 de 4 de noviembre, dictada por el Director Departamental de Salud de Cochabamba.


Procédase a la devolución de los antecedentes administrativos remitidos a este tribunal por la autoridad demandada.


Regístrese, notifíquese y archívese.



Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

PRESIDENTE

Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

DECANO

Fdo. Rómulo Calle Mamani

MAGISTRADO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena