SALA PLENA


SENTENCIA:                            470/2015.

FECHA:                                Sucre, 3 de noviembre de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                        396/2010.

PROCESO        :                        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Gerencia Sectorial de Hidrocarburos del Servicio de Impuestos Nacionales contra la Autoridad General de Impugnación Tributaria.

MAGISTRADO RELATOR:                Rómulo Calle Mamani.


Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por la  Gerencia Sectorial de Hidrocarburos a.i. del SIN contra la Autoridad General de Impugnación Tributaria, impugnando la Resolución de Recurso Jerárquico AGIT-RJ Nº 0216/2010 de 01 de julio de 2010.  


VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fs.  213  a 217; la contestación de fs. 242 a 248, los memoriales  de réplica de fs. 255 a 258 y dúplica de fs. 262 a 263 y los antecedentes procesales.


CONSIDERANDO I: Que Jhonny Padilla Palacios en su condición de Gerente Sectorial de Hidrocarburos a.i. del SIN, en tiempo hábil y en estricta aplicación del art. 778 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, interpone demanda contencioso administrativa contra la Resolución de Recurso Jerárquico emitida por la Autoridad General de Impugnación Tributaria, con los siguientes argumentos:


1.- Facturas por alimentación no relacionadas con la actividad del contribuyente.-


Refiere que la observación se encuentra vinculada a la identificación de gastos con efectos en el impuesto IUE y que a la vez generan crédito fiscal en el IVA que no le correspondía a la empresa, por originar gastos destinados a personal ajeno al contribuyente.


Manifiesta que si bien, la contratación de servicios de alimentación a través de la empresa especializada EMSERSO LTDA., es un factor imprescindible y determinante para el desarrollo adecuado de las operaciones de PETROBRAS BOLIVIA S.A., no deja de ser cierto que las facturas por servicios de alimentación del personal que no figura en planillas no es un gasto propio del contribuyente, independientemente que los beneficiarios se encuentren desarrollando un trabajo contratado.


Indica que el contribuyente, en su Recurso Jerárquico (de acuerdo a lo expuesto en el punto IV.4.2.1., numeral i. de la Res. AGIT-RJ Nº 0216/2010) señaló que al momento de emitir la resolución de recurso de alzada, no se consideró los contratos suscritos por PETROBRAS con EMSERSO LTDA., para la provisión de alimentos en las instalaciones de los Bloques Petroleros, por lo que constituiría un gasto directo emergente de la contratación de servicios petroleros.


Que al respecto, el art. 14 (Inoponibilidad), num. I de la Ley Nº 2492,  establece que los convenios y contratos celebrados entre particulares sobre materia tributaria, en ningún caso serán oponibles al Fisco, sin perjuicio de su eficacia o validez en el ámbito civil, comercial y otras ramas del derecho.


Sostiene que no se niega que PETROBRAS brindó para el mejor desempeño de quienes operan en su favor, una buena alimentación y otras comodidades alimentarias y de servicio, empero el costo de alimentación no puede ser contabilizado como gasto vinculado a la actividad, en razón a que el contratista es responsable de la alimentación de su personal y no PETROBRAS S.A., si bien en el ámbito civil los contratos que pueda suscribir pueden ser invocados, pero no así en el ámbito tributario por ser contratos que respaldan gastos por alimentación de personal que no es suyo, que partiendo de un criterio razonable, se tiene, que quien presta un servicio con personal, este deberá cubrir sus costos de alimentación de su personal, empero en el caso, que PETROBRAS pudo acordar dar alimentación a personal que no es suyo, no puede en términos tributarios incluir costos por alimentación a personal ajeno.


Por lo expuesto, considera se deba mantener la presente observación que genera la omisión de pago de los impuestos IVA e IUE para proseguir los procedimientos necesarios hasta su recuperación total.


2.- Del cargo de regalías que no corresponden al ejercicio fiscalizado.-

Manifiesta que la autoridad demandada revocó en este punto la Resolución del Recurso de Alzada, reconociendo como gasto deducible la suma de Bs. 2.354.304, para la determinación imponible del IUE correspondiente a la gestión 2005, cuyo ejercicio se inicia el 1 de abril de 2004 y concluye el 31 de marzo de 2005, al que corresponde un IUE de Bs. 588.576.


Indica que el informe de conclusiones de 13/11/2009 (pags. 97 a 99) y la Resolución Determinativa que fue impugnada, exponen ampliamente los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados, por constituirse en reglas y normas operativas de la contabilidad, que determinan cuándo se contraen obligaciones, reconociendo beneficios, y por último, cuándo se devengan los gastos y pérdidas, entre otros. Por lo tanto, refiere que no se puede dejar de lado el entendimiento previo y necesario de los principios de contabilidad, como ser el Principio de Ejercicio, el principio de Devengado, contemplado en la norma contable Nº 1, el principio de realización y uniformidad.


Declara que el art. 46 de la Ley Nº 843, estipula que el IUE es un impuesto de carácter anual, que debe ser determinado al cierre de cada gestión fiscal, cuya liquidación debe tomar en cuenta los ingresos y los gastos realizados en la gestión fiscal en que fueron efectuados, en el presente caso, en el periodo comprendido entre el 1 de abril de 2004 hasta el 31 de marzo de 2005.


A su vez, señala que el art. 39 del DS Nº 24051, establece que la fecha de cierre de gestión para las empresas industriales y petroleras es hasta el 31 de marzo de cada año, lo cual implica que su periodo contable abarca desde el 1 de abril de un año hasta el 31 de marzo del año siguiente.


Indica que en el presente caso, el pago de regalías se determina sobre la producción que se realizó y ejecutó precisamente en la gestión anterior a la fiscalizada, lo que originó el pago de las regalías observadas, por ende el término “efectuar” utilizado en el art. 15 del DS Nº 24051 no se refiere al pago efectivo, porque esto significaría contradecir lo establecido por el principio contable  de Devengado.


Por lo expuesto, refiere que el análisis de los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados, permite aclarar aún más que los gastos por regalías de la gestión 2004 (que recién fueron reconocidos como tales en la gestión fiscalizada 2005), debieron ser reconocidos en esa gestión y no en la posterior como entiende el contribuyente erradamente.


Complementa, que se pretende hacer creer que la operación no había quedado perfeccionada y dándole relevancia al principio de realización, se pretende que se entienda que al ser así porque los precios no fueron publicados en su oportunidad, el gasto debe darse por reconocido en la próxima gestión, cuando éste extremo carece no sólo de sustento legal sino también, principista y operativo o práctico, ya que los precios y las tarifas de hidrocarburos, fueron de conocimiento del contribuyente antes de la presentación de los estados financieros, debido a la publicación de los precios y tarifas para fines de liquidación de las regalías de los periodos enero, febrero y marzo/2004 que fueron emitidas por el Ministerio de Minería e Hidrocarburos el 02 de abril, 10 de mayo y 11 de junio de 2004, existiendo por ende el tiempo suficiente para que el contribuyente realice sus ajustes para la gestión 2004, ya que si bien el cierre de gestión fiscal opera indefectiblemente por mandato legal el 31 de marzo de cada año según el art. 39 del DS Nº 24051; sin embargo el cierre de gestión no opera de esa forma, al otorgarse  un margen de tiempo de 120 días posteriores para presentar los Estados Financieros.


Refiere que durante la ejecución del proceso contable, surgen situaciones que precisan ajustes de operación para componer o regularizar el saldo de una cuenta con su valor real que representa a una fecha determinada, debiendo acudirse a los asientos de ajuste (a ser ejecutados antes de elaborarse los estados financieros) con el fin de expresar la información en los  respectivos informes financieros.


Agrega que en materia contable, la figura de los asientos de ajuste es usual para casos como el planteado, por lo que PETROBRAS S.A. no tenía impedimento alguno para hacer uso de ellos y cumplir con el art. 15 del DS Nº 24051; en consecuencia los gastos que ellas demanden deben efectuarse con la misma lógica, es decir, ser registradas en la gestión en la que se efectúe el gasto, independientemente que este haya sido materializado con el pago.


Señala que la empresa tenía 20 días dentro el mes de junio de 2004 para realizar su ajuste, más si este únicamente debía comprender la diferencia entre lo previsto para los gastos comprendidos entre enero y marzo, no debiendo ignorarse el reconocimiento que pretende hacer valer en la gestión 2005, solo por la diferencia que se produjo entre los precios estimados y publicados.


3.- Gastos por Patentes de otra gestión que ha sido dejado sin efecto por la Autoridad General de Impugnación Tributaria.-


Referente al argumento expuesto por la Autoridad de Impugnación Tributaria en el numeral ix y x del punto IV. 4.5.2, la parte actora considera que se encuentra fuera de lugar al citar el art. 14 del DS Nº 24051, para admitir como deducibles los gastos cuando estos fueron efectivamente pagados.


Manifiesta que contrariamente a lo señalado, este artículo se refiere a los gastos pagados por concepto de otros impuestos, para ser considerados deducibles para el IUE, porque de admitir esta situación se estaría en contradicción a lo que dispone el principio de Devengado, que establece reconocer como gasto, cuando este se haya realizado, independiente de su pago.


En cuanto al argumento expuesto en el numeral xi, el art. 15 del DS Nº 24051, fue cuestionado por la Administración Tributaria, respecto de la deducibilidad de los gastos por patentes.


Además, respecto a lo dispuesto en el numeral xiv de la resolución impugnada, aclara que los gastos pagados por adelantado, no constituyen gastos, mientras estos no se devenguen; este tipo de registro corresponde a un registro clasificado como activo (pago por adelantado) del Balance General, que se convierte en gasto una vez que transcurra el tiempo.


Sostiene que no es admisible que tanto Petrobras Bolivia S.A., conocedor de sus propias políticas contables y la Autoridad General de Impugnación Tributaria, en total desconocimiento de la base de registro contable del contribuyente, pretendan hacer valer los gastos, cuando estos efectivamente hayan sido cancelados, esto implicaría llevar una contabilidad a base de efectivo y no a base del devengado, situación que no aplica el contribuyente Petrobras S.A. en su registro contable de sus operaciones.


Concluye solicitando se declare PROBADA la demanda, y en consecuencia se resuelva REVOCAR parcialmente la Resolución de Recurso Nº AGIT-RJ- 0216/2010 de fecha 01 de julio del 2010, emitida por la Autoridad General de Impugnación Tributaria, ex Superintendencia Tributaria General, manteniéndose firme y subsistente la Resolución Determinativa impugnada.


CONSIDERANDO II: Que admitida la demanda por decreto de fs. 220, fue corrida en traslado y citada la autoridad recurrida, apersonándose Juan Carlos Maita Michel en representación de la Autoridad General de Impugnación Tributaria, por memorial de fs. 242 a 248, contesta en forma negativa expresando en síntesis lo siguiente:


Refiere que corresponde aclarar que el art. 8 inc. a) de la Ley Nº 843, establece como procedencia del beneficio del crédito fiscal IVA, las compras adquisiciones de bienes y servicios en la medida en que se vinculen con la actividad gravada, no obstante, el análisis de vinculación de las compras con la actividad gravada, debe realizarse en concordancia con lo establecido en los arts. 7 y 15 del DS Nº 24051, dado que las compras consideradas como gastos que generan crédito fiscal, tienen relación con los gastos deducibles para la determinación de la Utilidad Neta Imponible.

Señala que el contribuyente cumplió con lo previsto por los arts. 4 y 8 de la Ley Nº 843 y art. 8 del DS Nº 21530, lo que da lugar a que se beneficie con el cómputo del crédito fiscal producto de las transacciones que declaró.


Indica que las facturas emitidas por EMSERSO LTDA. y AEROESTE S.A., se refiere a la observación de falta de vinculación de los servicios con la actividad gravada de PEB; es decir, al haberse verificado que el gasto no fue realizado a favor de los dependientes, se depuró el crédito fiscal IVA y su incidencia en el IUE como gasto no deducible.


Declara que dada la naturaleza de las actividades desarrolladas por PEB, consistentes en extracción de petróleo crudo y gas natural, el servicio de alimentación se constituye en un gasto que se encuentra vinculado con la fuerza laboral de la empresa, empero siendo el lugar de las operaciones de los contratistas y consultores en lugares alejados de los centros poblados, resulta necesario que PEB asuma los gastos de alimentación de dicho personal, con el fin de ofrecer condiciones favorables de trabajo, por lo que aún el servicio de alimentación hubiera sido realizado en beneficio del personal de los contratistas, el gasto de alimentación observado por el ente fiscalizador, se halla indirectamente vinculado con la actividad gravada de PEB, correspondiendo beneficiarse del crédito fiscal IVA en previsión del art. 4) inc. a) de la Ley Nº 843.


2.-Refiere que conforme el art. 8) inc. e) de la Ley Nº 1689, la participación de YPFB, más las regalías, totalizaron el 18% de la producción fiscalizada, y que conforme el art. 3 del DS Nº 24577, el Sistema de Recaudación de Regalías y Participaciones es responsable de informar con el fin de fijar y publicar mensualmente hasta cada 20 de cada mes,  el valor promedio  del valor de la canasta de petróleos y los precios promedio ponderados del gas natural.


Manifiesta que los asientos de ajuste permiten registrar cualquier ingreso devengado o cualquier gasto incurrido, que no se haya registrado antes del periodo final contable afectado, además para efectuar ajustes se debe determinar el periodo al cual corresponde o compete cada resultado, correspondiendo su identificación, al margen de identificar el hecho generador que permite determinar el periodo en el cual debe registrarse la transacción, lo que da lugar, a que el hecho generador se produjo con la comunicación de los precios y tarifas en la siguiente gestión, por las diferencias contra el titular.


Señala que se observó la diferencia originada de los precios y tarifas emitidas por el Ministerio de Hidrocarburos después de la gestión fiscal 2004, toda vez que el primer pago al periodo enero 2004 fue efectuado el 7 de abril de 2004, al igual que los pagos de los otros periodos, realizados en los meses sucesivos posteriores después del cierre contable 2004 y al inicio de la gestión 2005.


3.- El art. 21 del Reglamento del DS Nº 25074(RLH), respecto al pago de patentes, determina que es un gasto a contabilizar por el titular que efectúa el reembolso, para fines del cálculo sobre el IUE, además en el caso, de que se contabilice los reembolsos por patentes como gastos de exploración o explotación, no se podrá deducir de dichos reembolsos por concepto de tributos pagados, más aún si el art. 2 del Reglamento citado aprobado por DS Nº 25074 (RLH), define la fecha efectiva, que a partir de la cual se contabiliza el pago de patentes y la fecha de pago como la fecha en la cual se hace efectivo su pago.


Declara que la Administración Tributaria elaboró el papel de trabajo sobre Patentes, en la cual consideró los registros o transacciones efectuados en la cuenta 511515000 Patentes, cuyo saldo asciende a Bs. 1381.678 agrupando por conceptos los tipos de transacciones efectuadas por PEB, que son: 1) Pago patentes 2005; 2) reclasificación documentos patentes y cuenta de gastos; 3) JV Cutback Document, cabe aclarar que para la determinación del cargo, consideró los registros de los grupos 1 y 2, y para el grupo 2 que totaliza Bs. 268.219 correspondiente a las gestiones 2003, 2004 y 2005, además prorrateó aplicando 3 duodécimas a la gestión 2005, 9 duodécimas a la gestión 2004 y 0 para la gestión 2003, como gasto deducible, reconociéndose Bs. 118.044 y la diferencia de Bs. 150.175 como sobreestimado para las tres gestiones, vale decir, importe no deducible de IUE, que igual procedimiento fue aplicado para el grupo 1 pago de patentes, del cual obtuvo como importe válido Bs. 694.052, y como sobreestimado Bs. 2.082.157 para la gestión 2005, totalizando los importes sobreestimados a Bs. 2232.331, restándose el importe de Bs. 1692.307 correspondientes al grupo 3) JV obteniendo Bs. 540.025, como base imponible del IUE observado, aplicándose la alícuota correspondiente al IUE del 25 % dando lugar como importe observado Bs. 135.006 por IUE.

Indica que el PEB impugnó los registros del grupo 2 sobre la Reclasificación de cuentas contables, a las gestiones 2003, 2004, y 2005 que incluye el registro contable de la “cuenta 130930000 Otros Gastos”, empero se debe tomar en cuenta que el pago de las patentes de las gestiones 2003 y 2004 fueron realizados en dichas gestiones, por lo que estos gastos deben ser deducidos de la base imponible del IUE en las gestiones 2003 y 2004 en previsión de la Ley Nº 1689 y no así el pago de la patente por la gestión 2005, ya que a efectos tributarios conforme el art. 14 del DS. 24051 se considera deducible del gasto efectivamente pagado en la gestión  en la que se efectuó el reembolso a YPFB, no correspondiendo se impute  como deducible el pago por patentes de las gestiones 2003 y 2004.


En lo referente al pago de patente de la gestión 2005, pagada el 13 de enero de 2005, se tiene que en previsión del art. 14 del D.S. Nº 24051, debe ser deducido en la fecha en que efectivamente fue pagado, en el presente caso la gestión 2005, en consecuencia el ejercicio fiscal del IUE se inició el 1 de abril de 2004 y concluyó el 31 de marzo de 2005.


Concluye que, por todo lo expuesto, y dentro el término establecido por ley, contesta negativamente a la demanda contencioso administrativa, solicitando se declare IMPROBADA, manteniendo firme y subsistente la Resolución del Recurso Jerárquico AGIT-RJ/0216/2010 de 1 de julio de 2010.


Aceptada la respuesta a la demanda por decreto de fs. 251, se corrió traslado a la entidad demandante para la réplica, quien por memorial de fs.  255  a 258 presentó la réplica  y a fs. 262 a 263 la dúplica, y finalmente por proveído de fs. 265 se decretó Autos para Sentencia.

 

CONSIDERANDO III: Que la naturaleza jurídica del proceso contencioso administrativo, reviste características de juicio ordinario de puro derecho, cuyo conocimiento y resolución esta atribuido por mandato de los artículos  4 y 6 de la Ley Nº 620 de 29 de diciembre de 2014, en concordancia con los artículos 778 a 781 del Código de Procedimiento Civil, siendo el objeto de acuerdo a las circunstancias acreditadas o no, conceder o negar la tutela solicitada por el demandante, por cuanto el trámite en la fase administrativa se agotó en todas sus instancias con la resolución del recurso jerárquico; por consiguiente, corresponde a este Tribunal analizar si fueron aplicadas correctamente las disposiciones legales con relación a los hechos sucedidos en fase administrativa, y realizar control judicial de legalidad sobre los actos ejercidos por la Autoridad General de Impugnación Tributaria.


CONSIDERANDO IV: Que del análisis y compulsa de lo anteriormente señalado, los datos procesales y de la resolución administrativa impugnada, se establecen los siguientes extremos:


De la revisión de antecedentes administrativos, se evidencia que la Gerencia Sectorial de Hidrocarburos Santa Cruz del SIN, emitió la Resolución Determinativa Nº 17-01118-2009 de 17 de noviembre de 2009 (fs. 114 a 225 del anexo), que resolvió: 1) Determinar  de oficio, por conocimiento cierto de la materia imponible, las obligaciones impositivas del contribuyente PETROBRAS BOLIVIA S.A. correspondiente al IVA, IT de los periodos fiscales diciembre/2004 y enero a marzo/2005 y el IUE, gestión abril/2004 a marzo/2005 por un total de Bs. 9.306.182, equivalente a 6.057.017 UFV, importe que incluye el tributo omitido, interés y la sanción. 2) Sancionar al contribuyente PETROBRAS BOLIVIA S.A. con la contravención tributaria de omisión de pago con el 100% sobre el tributo omitido actualizado al 17 de noviembre de 2009 con la suma de 3.787.667 UFV, equivalentes a la fecha de su emisión de Bs. 5.819.845.   

 

Contra la referida resolución PETROBRAS BOLIVIA S.A. formuló recurso de Alzada (fs. 250 a 272 del anexo), que fue resuelto por Resolución de Recurso  ARIT-SCZ/RA 0024/2010 de 5 de marzo, emitida por la Autoridad Regional de Impugnación Tributaria, que confirmó la Resolución  Determinativa Nº 17-01118-09 de 17 de noviembre de 2009.


Ante esa resolución, PETROBRAS BOLIVIA S.A. interpuso recurso jerárquico (fs. 486 a 497 del anexo), resuelto mediante Resolución de Recurso Jerárquico AGIT-RJ 0216/2010 de 1 de julio de 2010 (fs. 675 a 725 del anexo), emitida por la Autoridad General de Impugnación Tributaria, que resolvió REVOCAR PARCIALMENTE la Resolución ARIT-SCZ/RA 0024/2010 de 5 de marzo de 2010, en la parte referida a las compras por servicio de alimentación, vale decir, se dejó sin efecto Bs. 146.848 en el IVA, así como Bs. 773.349 por el IUE de la gestión que cierra a marzo 2005, por considerar como gastos deducibles el servicio de alimentación, gastos por regalías y gastos por patentes (gestión 2005); sin embargo mantiene firme la depuración del crédito fiscal IVA por servicios de transporte aéreo de vuelos realizados a campos petroleros por Bs. 69.385 e IUE, por los mismos gastos de transporte aéreo y gastos por Regalías.


Establecidos los antecedentes de hecho y de derecho, a efecto de pronunciar resolución, se desprende que el objeto de controversia, se circunscribe a los siguientes hechos puntuales:


1.-Si los gastos de alimentación pueden ser contabilizados como gastos vinculados a la actividad gravada, debiendo mantenerse la observación que genera la omisión de pago de los impuestos IVA e IUE.

 

2.- Que no correspondía el reconocimiento como gasto deducible la suma de Bs. 2354.304, para la determinación imponible del IUE correspondiente a la gestión 2005.


3.- Que no debía dejarse sin efecto los gastos por patentes de otra gestión en previsión del art. 14 del DS Nº 24051, desconociendo la base de registro contable del contribuyente.


Del examen de los antecedentes del proceso y del anexo e identificados los puntos de controversia, se establecen los siguientes extremos:



Es menester referir que el art. 8 inc. a) de la Ley Nº 843, señala: “El importe que resulte por aplicar la alícuota establecida en el Artículo 15º sobre el monto de las compras, importaciones definitivas de bienes, contratos de obras o de prestaciones de servicios, o toda otra prestación o insumo alcanzados por el gravamen, que se los hubiesen facturado o cargado mediante documentación equivalente en el periodo fiscal que se liquida. Solo darán lugar al cómputo del crédito fiscal aquí previsto las compras, adquisiciones o importaciones definitivas, contratos de obras o servicios, o toda otra prestación o insumo de cualquier  naturaleza, en la medida en que se vincule con las operaciones gravadas, es decir, aquellas destinadas a la actividad por la que el sujeto  resulta responsable del gravamen”, esta norma legal expresamente determina como presupuesto para el beneficio del crédito fiscal IVA, que las compras o adquisiciones de bienes o servicios en la medida se vinculen con la actividad gravada, es decir, tengan relación ya sea de manera directa o indirecta con la actividad que desarrolla el sujeto pasivo.


A su vez el art.  8 inc. a)  del DS Nº 21530, que estipula: “El crédito fiscal computable a que se refiere el art. 8 inc. a) de la Ley 843 es aquel originado en las compras, adquisiciones, contrataciones o importaciones definitivas alcanzadas por el gravamen vinculadas con la actividad sujeta al tributo”.     


En el caso de autos, la Administración Tributaria observó las facturas: 5113 de 8 de diciembre de 2004 (fs. 4451), 5152 de 7 de enero de 2005 (fs. 4771), 5215 de 14 de febrero de 2005 (fs. 5095), 5279 de 8 de  marzo de  2005 (fs. 5426), 5094 de 1 de diciembre de 2004 (fs. 5728), 5155 de 7 de enero de 2005 (fs. 5970), 5200 de 3 de febrero de 2005 (fs. 6184), 5260 de 2 de marzo de 2005 (fs. 6402) y 5303 de 23 de marzo de 2005 (fs. 6641) todas emitidas por EMSERSO LTDA. por concepto de alimentación en el Campamento Bloque San Alberto, Base San Antonio y en URC SAN Fiscal Campo Pajoso, por un total de Bs. 1129.591, con un crédito fiscal de Bs. 146.848 al considerar que corresponde la depuración de las indicadas facturas por falta de vinculación de los servicios con la actividad gravada de PETROBRAS S.A.  sobre el crédito fiscal IVA, verificándose además que los gastos no fueron realizados o destinados a favor de sus dependientes, cuya incidencia influye de manera directa sobre el IUE como gasto no deducible.


Sin embargo, se debe considerar que “la alimentación en los campos es deducible del IUE siempre y cuando se haya probado con los contratos respectivos y se haya presentado la factura respectiva”, en el caso de autos, se presentó las respectivas facturas y que además PETROBRAS S.A. adjuntó los Contratos de Prestación de Servicios PEB-AJR-077/2002 y PEB AJUR-225/2001 de 15 de noviembre de 2002 (fs. 14343 a  14370 del Anexo 72) suscrito entre la empresa (en calidad de Operador Titular del Bloque Petrolero San Alberto) y la Empresa de Servicios SOL Ltda. (EMSERSO), estableciéndose que la empresa contratada ofrece la prestación de servicios de catering a efectos de realizar la provisión y atención de alimentos, hotelería, fumigación, TV-satelital, limpieza, lavandería, pulpería y otros, relacionados con esos servicios.


A su vez, se debe considerar que en el último contrato señalado, en su Clausula Tercera del Contrato, se estipuló: “El presente Contrato tiene por objeto establecer los términos y condiciones por los que la CONTRATISTA  se obliga a la prestación de servicios de catering que incluye la provisión y atención de alimentos… (…) a prestarse en el Bloque  de San Alberto”. En consecuencia queda establecido que PETROBRAS BOLIVIA S.A. adquirió la prestación de servicios de EMSERSO, a fin de que provea alimentación a los trabajadores pertenecientes al BLOQUE SAN ALBERTO de manera especializada, al constituir un factor imprescindible y determinante para el desarrollo de las operaciones de PETROBRAS BOLIVIA S.A., ante la inexistencia de comedores o restaurantes particulares cercanos a los predios de las bases de operación de los Bloques de San Alberto y San Antonio. En consecuencia, cualquier gasto de alimentación efectuado dentro ese Bloque, es cubierto por PETROBRAS S.A. en su calidad de Operador de los Bloques,  conforme los Contratos suscritos con los Contratistas (empresas que desarrollan actividades propias de la explotación petrolera y proyectos de inversión).


Asimismo, en la Resolución de Alzada se interpretó erróneamente la Cláusula Séptima num. 7. 12  del Contrato 0225/2001, toda vez que en esta se acordó que PETROBRAS S.A. no se haría cargo de los costos de alimentación del personal de EMSERSO, al ser esta la empresa prestataria de los  servicios de alimentación (atención de los comedores en el campo), y no así de los trabajadores de las Empresas Contratadas, cuya prestación de servicios se encuentra relacionada con la actividad gravada de PETROBRAS S.A.


A tal efecto, a fin de demostrar los gastos efectuados por alimentación en el Bloque San Alberto, PETROBRAS S.A. presentó notas fiscales originales, Reporte de Pantalla del sistema SAP, Orden de Trabajo/Ejecución, Reporte de Catering Base Loma Alta(alimentación diaria de personal en el Bloque San Alberto), Planilla Resumen de Alimentación, Limpieza y Fumigación de la Base San Antonio y Reportes Diarios de Comedor-Base Loma Alta y Base San Antonio(fs. 4450-6643) observándose el servicio de alimentación del personal consignado como Petrobras Puentes, Petrobras PGSAL-Petrobras Proyecto URC, que incluyo al personal de  ZSOFT, EPL, TECHNOSYS, YPFB, IPE, SERGIO GUARANYS, HALLIBUTON, BAKER, SPB, AUTOCOM, BOLLAND, TRANS PEREZ, ABB, SKANKA, INBOLPACK, Visitas, Repsol y PEBIS (empresas pertenecientes al Bloque San Alberto).


Asimismo, se debe tener en cuenta que el sujeto pasivo proporcionó tanto en instancia de fiscalización y Alzada, los Contratos suscritos con las distintas empresas contratistas y consultores que ofrecieron la prestación de servicios en el Bloque San Alberto y San Antonio, a fin de determinar que el servicio de alimentación de los Contratistas y Consultores, constituye una obligación Contractual que asumió Petrobras, para lo cual adjuntó los siguientes Contratos Contractuales que suscribió PETROBRAS S.A.


El Contrato Nº PEB-AJUR-98-2001, con vigencia desde 27 de septiembre de 2001 hasta el 31 de diciembre de 2006 (fs. 14423 a 14491 del anexo 73) misma que se encuentra redactada en el idioma inglés, la cual una vez traducida al idioma español, evidenció que este contrato de Servicios (EPC y Operaciones) e instalaciones de Producción San Antonio Planta de Gas Sábalo, fue suscrito entre Petrobras y el Consorcio Argentino A-EVANGELISTA S.A. Y TÉCNICA ESTUDIOS Y PROYECTOS DE INGENIERÍA SOCIEDAD ANÓNIMA, que en su numeral  8.6 estipula: “La empresa proveerá, a lo largo de la duración de la sección II de este Contrato, alimentos y alojamiento, a cargo de la empresa, para el personal de Contratista y Subcontratista…” (fs. 292-295 anexo 2).


A su vez,  se adjuntó el Contrato de Servicios PEB-AJUR 61-2004(fs. 14491-14530 anexo 73 y fs. 296 a 335 del anexo 2) y sus Adendas 1 PEB AJUR 41/2005 y 2 PEB AJUR 133/2005(fs. 336-34 Anexo 2) suscrito entre PETROBRAS S.A.  y IPE BOLIVIA SRL por el servicio de “fiscalización de la ingeniería, instalación, construcción, montajes y suministro de materiales” (con una vigencia de 360 días computables desde el 22 de abril de 2004, comprobándose en fase  jerárquica que  en su Anexo II, Clausula Cuarta, Numeral 4.2. del referido Contrato, PETROBRAS S.A. se hizo cargo de proporcionar al personal de la Contratista, alimentación cuando estos se encuentren en el Bloque San Alberto.


El Contrato PEB AJUR 29/2004, suscrito entre PEB y la Sociedad Brasilera Z/Soft Servicio e Comercio en Informática Ltda. (fs. 14531 a 14558 del anexo 73 y fs. 346 a 373 del anexo 2) por el servicio de Asesoría técnica, mantenimiento y desarrollo de pequeños proyectos en los sistemas de automatización, instalados en el área de la Planta Gas San Alberto, evidencia  en su Anexo I, Clausula 2, que “PETROBRAS durante la ejecución del Contrato, y su compatibilidad con las obligaciones por ella asumidas y en aquello que no se contrapongan con lo dispuesto en la Cláusula- Obligaciones de PETROBRAS del Contrato, se obliga a lo siguiente: …..2.5.…Proveer alojamiento y alimentación a los empleados de la CONTRATADA en la Planta de Gas San Alberto (…)”. Consecuentemente, se establece que PETROBRAS al haber suscrito Contratos de prestación de servicios de comedor con EMSERSO, a fin de suministrar alimentación a los trabajadores de las empresas contratistas o consultores que suscribieron alternativamente contratos con PETROBRAS, y esta última se responsabiliza de la alimentación de los dependientes de las empresas contratistas y consultores para la ejecución de diferentes actividades relacionadas con la actividad gravada, por lo cual EMSERSO procedió a la emisión de las notas fiscales a la orden de BLOQUE PETROLERO SAN ALBERTO y SAN ANTONIO.


En el caso del Consultor Geraldo Furtado Rodríguez, se suscribió el Contrato PEB-AJUR 143-2002 (fs. 14560 a 14578 del anexo 73 y fs. 374 a 382 del anexo 2) que en su Clausula Sexta se evidencia que PETROBAS S.A. acordó en “responsabilizarse de los costos de transporte, hospedaje lavado de ropa y alimentación durante los trabajos solicitados en la Planta de Gas San Alberto…..”, la cual fue modificada por las Adendas PEB-AJUR-189/2003 y PEB-AJUR-124/2004, mediante las cuales se amplió el plazo hasta el 27 de noviembre de 2005 y PEB AJUR-71/2005 de 18 de marzo de 2005, que resolvió los Contratos suscritos(fs. 383 a 396 del anexo 3).


A su vez, la Cláusula Sexta, num. 8) del Contrato PEB AJUR 130/2004 (fs. 14579 a 14584 del anexo 73 y fs. 397 a 402 del anexo 2) establece que PETROBRAS acordó con el Consultor Sergio Ipiranga Dos Guaranys de responsabilizarse de los costos de alimentación y otros, durante los trabajos efectuados en los Bloques San Alberto y San Antonio.


Consecuentemente, el servicio de alimentación constituye un gasto, que se encuentra vinculado con la fuerza laboral de las empresas, máxime si el lugar de las operaciones de los Contratistas y Consultores, se ubicó en las Plantas del Bloque San Alberto y San Antonio, vale decir, en lugares alejados de los centros poblados, conforme estableció la autoridad demandada, comprobándose que PETROBRAS S.A. asumió de manera contractual los gastos de alimentación del personal dependiente de las empresas contratistas y consultores, en observancia de las políticas de seguridad industrial y seguridad alimentaria, por lo cual estos gastos se encuentran indirectamente vinculados con la actividad gravada de PETROBRAS S.A., en previsión del art. 4 inc. a) de la Ley Nº 843, en consecuencia resulta correcto lo dispuesto en la resolución jerárquica, reconociendo el crédito fiscal IVA que generó dichas operaciones y este sea computado por PETROBRAS.


2.- Que no correspondía el reconocimiento del cargo de Regalías                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  como gasto deducible de Bs. 2354.304, para la determinación imponible del IUE correspondiente a la gestión 2005.


A fin de analizar y resolver la presente controversia, es menester referir que la Administración Tributaria observó cómo no deducibles las cuentas de gasto 611511500 Regalías de Crudo y 611511000 Regalías de Gas (fs. 11605 del anexo 59) por corresponder a periodos anteriores al fiscalizado, estableciendo el importe a favor del Fisco de $us. 296.985 equivalentes a Bs. 2.354.304, que originó según el ente fiscalizador, la omisión de pago por IUE por la suma de Bs. 588.576.


Empero la Autoridad demandada, a efectos de resolver el recurso planteado por PETROBRAS S.A. observó de forma correcta lo establecido en el art. 18 inc. e) de la Ley Nº 1689, que señala: “La participación de YPFB mas las regalías correspondientes establecidas por Ley, que totalizaran el dieciocho por ciento (18%) de la producción fiscalizada”.


A su vez, el art. 3 del DS Nº 24577(Reglamento de la ley de hidrocarburos de 1969, dispone: “Para fines de este reglamento, la S.N.E. es la responsable de la administración del sistema de recaudación de Regalías y Participaciones, a través de su Unidad de Recaudación. Para cumplir tal objetivo, tiene las siguientes funciones y responsabilidades: a) Fijar y publicar mensualmente hasta el día veinte (20) de cada mes, el valor promedio de la canasta de petróleos y los precios promedio ponderados del gas natural correspondientes al mes anterior; b) Hasta el día veinte (20) de cada mes, publicar las tarifas ponderadas de transporte de gas natural, correspondientes al mes anterior, en base a la información suministrada por la Superintendencia de Hidrocarburos (Superintendencia). En consecuencia en merito a esta disposición legal, la Secretaria Nacional de Energía es responsable del Sistema de Recaudación de Regalías y Participaciones, quien deberá fijar o publicar mensualmente hasta el 20 de cada mes, el valor promedio del valor de la canasta de petróleos y los precios promedio de gas natural, así como de las tarifas ponderadas, correspondientes al mes anterior, con la aclaración que esta publicación será previo informe que deberá ser suministrada por la Superintendencia de Hidrocarburos.


Asimismo el art. 22 del citado Decreto Supremo, establece: “El Titular, dentro de los veinticinco (25) días de cada mes, presentará a la S.N.E. una declaración jurada con los cálculos detallados de las Regalías y Participaciones que le corresponda cancelar por el mes anterior. Igualmente, deberá adjuntar el estado de conciliación de conformidad con el artículo 24, en relación a los adelantos efectuados. Esta declaración será firmada por el máximo ejecutivo del Titular presente en el país”.


En observancia a la normativa precedentemente glosada, la Autoridad Jerárquica evidenció, a través del Formulario SNE-003 Declaración Jurada de Regalías y Participaciones, que la empresa petrolera PETROBRAS SA efectuó los anticipos considerando como base el periodo anterior; es decir, para enero 2004, el periodo octubre de 2003, para febrero 2004, el periodo de noviembre 2003 y para marzo el de diciembre de 2003 (fs. 11608 a 11786 del anexo 59), en consecuencia se concluye que la empresa recurrente efectuó anticipos en observancia del art. 23 del DS Nº 24577, norma que permite al titular efectuar pagos adelantados por concepto de Regalías y Participaciones en base  a los montos correspondientes al penúltimo mes, determinando que  dichos pagos serán efectuados en una sola cuota al primer día hábil del mes, o dividiéndoles en 4 cuotas iguales a ser canceladas en las siguientes fechas: “1º, 9, 17 y 25”. A su vez este artículo es concordante con lo dispuesto por el art. 24 de la misma norma legal citada, que establece que el Titular efectuará, hasta el último día hábil de cada mes, las conciliaciones sobre los pagos adelantados, y los que efectivamente le corresponden por el mes precedente. Además en caso que existan saldos a favor del Titular, serán deducidos del adelanto del mes siguiente, asimismo en caso de que existan saldos contra el titular, estos serán abonados el primer día hábil del mes siguiente. En consecuencia, la normativa legal precedentemente citada es precisa al establecer la forma de pago de dichos anticipos.


En ese marco PETROBRAS S.A. actuó dentro el marco normativo citado, debiendo tenerse en cuenta que el Ministerio de Hidrocarburos  mediante Notas Cite: MMH 1617-DGH 0583/2004 de 31 de marzo, MMH 2158-DGH 0811/20044 de 7 de mayo y MMH 2862-DGH 1056/2004 de 11 de junio, comunicó a PETROBRAS la publicación de precios y tarifas para los meses de enero, febrero y marzo de 2004, a través de los Formularios  SNE-002M, SNE-003 y SNE-004 aprobados mediante Resolución Ministerial Nº 005/2003 de 23 de abril de 2003. Es en mérito a esa actuacion, que existió la diferencia entre lo pagado y lo que debió pagarse, es decir, como resultado de la conciliación de los pagos adelantados y los que efectivamente le corresponden a los periodos de enero, febrero y marzo de 2004, empero la Administración Tributaria no consideró que PETROBRAS con el fin de cumplir sus obligaciones tributarias calculó con base en la información suministrada por la Dirección de Ingresos y Recaudaciones del Ministerio de Hidrocarburos, sobre el valor promedio de la canasta de petróleos y los precios promedios ponderados del mes anterior.


Además, debe considerarse que la Administración Tributaria consideró de manera errónea, que PETROBRAS S.A. antes de elaborar los Estados Financieros, debió efectuar Asientos de Ajustes por el saldo en contra del titular como resultado de la conciliación, por lo cual el criterio asumido por la Autoridad Jerárquica es correcta, al afirmar que los Asientos de Ajuste permiten registrar cualquier ingreso devengado o cualquier gasto incurrido, no registrado antes del final del periodo contable afectado, con el fin de actualizar las cuentas antes de preparar los estados financieros, determinándose el periodo al cual corresponde o compete cada resultado, identificando el hecho generador, que conlleve a determinar el periodo en el cual debe registrarse la transacción. En mérito a ello, se estableció que el hecho generador se produjo con la comunicación de los Precios y Tarifas en la siguiente gestión, por las diferencias contra el titular, observando que las conciliaciones sobre los pagos adelantados y los efectivamente pagados, debieron ser realizados hasta el último día hábil de cada mes, resultando cierto lo determinado por la autoridad jerárquica sobre la diferencia originada en los precios y tarifas emitidas por la autoridad competente después de la gestión 2004, estableciendo que el pago correspondiente a enero de 2004 se realizó el 7 de abril de 2004, y el pago de febrero y marzo de 2004, fueron realizados los meses sucesivos posteriores, después del cierre contable 2004 y al inicio de la gestión 2005, conllevando a que no podía ser devengado en la gestión anterior al periodo fiscalizado, por el motivo que se difirió el hecho generador.

Ahora bien, la parte actora impetra en su escrito de demanda, que debe recordarse que el art. 39 del DS Nº 24051, establece que la fecha de cierre de gestión para las empresas industriales y petroleras es al 31 de marzo de cada año, lo cual implicaría que su periodo contable abarcaría desde el 1 de abril de un año hasta el 31 de marzo del año siguiente, observado lo  establecido en el art. 46 de la Ley Nº 843.


Al respecto el art. 39 del DS Nº 24051, estipula que “los plazos para la presentación de las declaraciones juradas y el pago del impuesto, cuando corresponda, vencerán a los ciento veinte (120) días posteriores al cierre de la gestión fiscal, ya sea que deban presentarse con o sin dictamen de auditores externos. A partir de la gestión 1995 inclusive, se establecen las siguientes fechas de cierre de gestión según el tipo de actividad: - 31 de marzo: Empresas industriales y petroleras”. En consecuencia esta norma legal, determina la presentación de los estados financieros para establecer la utilidad neta imponible y pago del IUE, por lo que el criterio asumido por la autoridad demandada resulta ser correcto, en el sentido que ello no significa que el contribuyente tenga que cerrar la gestión fiscal hasta la finalización del citado plazo, solamente para realizar los ajustes por hechos posteriores, observando que los tributos pagados efectivamente, pueden ser deducibles en la gestión fiscal efectuada el pago.


Por consiguiente, se concluye que de las cuentas de gastos observadas por la Administración Tributaria son deducibles del IUE, y de los resultados del ejercicio de la gestión 2005 fiscalizada, sin considerar la gestión a la cual                                                                                                                                                                                                correspondan los pagos que realicen en concepto de regalías efectivamente pagadas, observándose  para el caso de autos, la publicación de los precios y tarifas realizada en la siguiente gestión a los periodos de liquidación por parte del Ministerio de Hidrocarburos, por lo que es correcto el reconocimiento como gasto deducible la suma de Bs. 2354.304 para la determinación imponible del  IUE correspondiente a  la gestión 2005.


3.- Con relación a la tercera controversia, que versa sobre el hecho de que no correspondía dejar sin efecto los gastos por patentes de otra gestión, en previsión del art. 14 del DS Nº 24051, desconociendo la base de registro contable del contribuyente.


A fin de resolver la presente controversia, es menester referir que PETROBRAS efectuó el pago de patentes en observancia del art. 45 de la Ley Nº 1689, que estipula: “YPFB pagará las patentes anuales establecidas en la presente Ley por las áreas sujetas a contratos de riesgo compartido para exploración y comercialización de hidrocarburos. Las patentes se pagaran por anualidades adelantadas inicialmente, a la suscripción de cada contrato, por duodécimas si no coincidiera el plazo  con un año calendario, independientemente de los impuestos que legalmente correspondan a la actividad”, normativa legal que faculta a las empresas petroleras pagar sus patentes de forma antelada a la suscripción de cada contrato, conforme efectuó PETROBRAS S.A. en el caso de autos.


A su vez, el art. 49 de la citada norma legal, señala: “Los participantes con YPFB en contratos de riesgo compartido para la exploración, explotación y comercialización de hidrocarburos, reembolsarán a YPFB los montos pagados por esta por concepto de las patentes a que se refiere el presente Capitulo, reembolso que se hará efectivo dentro de los treinta días de ser notificados por YPFB con la correspondiente certificación  de pago. Los montos reembolsados a YPFB por este concepto constituirán un gasto a contabilizar por quien efectúa el reembolso, pero no podrán utilizarse como crédito fiscal”. Esta  disposición legal, expresamente  determina  que las  empresas que suscribieran Contratos de Riesgo Compartido con YPFB, para exploración, explotación y comercialización de hidrocarburos, reembolsaran los montos  a ser pagados por concepto de patentes dentro el plazo de los 30 días, por ende dichos pagos por patentes constituyen gastos a contabilizar a favor de los participantes quienes efectúan los reembolsos para fines del cálculo del IUE, normativa concordante con el art. 21 del Reglamento a la Ley de Hidrocarburos  aprobada mediante  DS Nº 25074.


Sin embargo, la Administración Tributaria previa valoración de la documentación, señala que identificó gastos realizados y registrados en la Cuenta 511515000 por concepto de pago de Patentes de los periodos enero a diciembre de 2003, 2004 y 2005(fs. 11927 del anexo 60), las cuales no corresponderían al periodo fiscalizado, y mucho menos considerarlos como gastos deducibles para efectos del IUE, dando lugar a la observación del pago sobre el IUE de Bs. 135.006. Empero al considerarse todos los registros o transacciones efectuadas en la cuenta señalada, permitió concluir el total de los valores por el importe de Bs. 1381.678 (por concepto de pago de patentes-Grupo Nº 1), JV Cutback Document (Grupo Nº 3) y Reclasificación de documentos, patentes y cuenta de gastos consignados como grupo Nº 2), con una sobrestimación de Bs. 150,175 correspondiente al grupo Nº 2, como así de Bs. 2.082.157 como sobrestimación referente al grupo Nº 1, de cuya sumatoria de las anteriores, emergió un total de sobrestimación de Bs. 2232.331 a la que restó por JV Cutback Document  el importe de Bs. 1.692,307 resultando el total de diferencia no aceptada de Bs. 540,025; que ante ello la Administración Tributaria determinó que la misma es la base imponible del IUE observado, a la que aplicó la alícuota del IUE del 25%. 


A fs. 11951 a 11952, 11958 a 11959 y 11960 a 11961 del anexo 60, se evidencia que las mismas consignan el registro contable de la cuenta 730930000 Otros Gastos, por lo que la Autoridad demandada concluyó que en mérito a ello, dio como resultado el efecto nulo impetrado por PETROBRAS S.A., correspondiendo la deducibilidad de la base imponible del IUE de los periodos 2003 y 2004, al comprobarse que el pago de las patentes de dichas gestiones fue efectuado en la gestión correspondiente, conforme evidencian los registros contables 305369 de 10 de octubre de 2003 y 307410 de 5 de febrero de 2004, en previsión de la Ley Nº 1689, y no así el pago de la patente por la gestión 2005, argumento que fue sustentado en el art. 14 del DS Nº 24051.


Respecto a la forma de pago o reembolso por patentes, el art. 21 del Reglamento del DS Nº 25074, señala: “Los montos reembolsados a Y.P.F.B. por este concepto constituirán un gasto a contabilizar por el titular que efectúa el reembolso para fines del cálculo del impuesto sobre las utilidades de las empresas. En el caso de que el titular contabilice los reembolsos por patentes como gastos de exploración o explotación, ya no podrá nuevamente deducir dichos reembolsos por concepto de tributos pagados, en aplicación de lo dispuesto por el artículo 14 del Decreto Supremo Nº 24051 reglamentario de la Ley Nº 843 modificada”.


A su vez el art. 2 del Reglamento del Pago de Patentes, señala: Para la aplicación del presente  reglamento se establece las siguientes denominaciones: Fecha Efectiva.-Es la Fecha a partir de la cual se contabiliza el pago de patentes”, en consecuencia la observación efectuada por la parte actora a la fundamentación vertida por la autoridad demandada en el num. x y xi del punto IV 4.5.2 de la Resolución Jerárquica es correcta, toda vez que el pago de patentes por adelantado realizado por PETROBRAS S.A. de la gestión 2005, pagada el 13 de enero de 2005 (comprendida entre el 1 de abril de 2004 y el 31 de marzo de 2005), fue realizado en observancia a esta normativa legal y al art. 14 del DS Nº 24051, correspondiendo su deducibilidad en la fecha en que efectivamente fue pagado (gestión 2005), al margen que la patente corresponda al año calendario comprendido entre el 1 de enero y 31 de diciembre, teniendo en cuenta que para la gestión 2005, el ejercicio fiscal del IUE se inició el 1 de abril de 2004 y concluyó el 31 de marzo de 2005.


Asimismo, se debe tener en cuenta que YPFB requirió a PETROBRAS S.A. el reembolso del pago anticipado por patentes, por la suma de la suma de Bs. 2.899.537, conforme se colige de la prueba literal cursante de fs. 11932 a 11933 de antecedentes administrativos, cuerpo 60, requerimiento que se enmarca conforme a Ley, por lo que PETROBRAS S.A. demostró mediante documentación ante el ente fiscalizador, el pago efectuado a YPFB.


Por consiguiente en previsión del art. 2 del Reglamento del DS Nº 25074, corresponde que el pago por adelantado de las patentes por la gestión 2005 de Bs. 2.776.209 con  un monto observado de Bs. 2.082.157, da lugar a que la misma sea contabilizada en la fecha de pago, por el total de la patente, conforme concluyó la autoridad demandada, aunque esta haya sido pagada por el año calendario (1 de enero al 31 de diciembre), todo ello en  observancia del art. 21 del DS Nº 25074, que expresamente dispone que los montos reembolsados a YPFB por concepto de patentes, constituyen gastos a contabilizar por el titular que realiza el reembolso, todo ello para fines del cálculo del IUE, como tributos pagados en previsión del art. 14 del DS Nº 24051, por lo que PETROBRAS S.A. correctamente contabilizó los reembolsos por patentes  efectuado a YPFB en la cuenta Nº 511515000.


De lo expuesto, se concluye que  no se encuentra vulneración a norma expresa que amerite dejar sin efecto la resolución impugnada mediante la presente acción, correspondiendo desestimar la pretensión deducida por la empresa demandante.

 

POR TANTO: La Sala Plena a del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la atribución conferida por los arts. 4 y 6 de la Ley Nº 620 del 29 de diciembre de 2014, y lo dispuesto en los arts. 778 y 781 del Código Procedimiento Civil, declara IMPROBADA la demanda contencioso administrativa de fs. 213 a 217, interpuesta por el Gerente Sectorial de Hidrocarburos a.i. del SIN, declarándose firme y subsistente la Resolución de Recurso Jerárquico AGIT-RJ-0216/2010 de 1 de julio de 2010, pronunciada por la Autoridad General de Impugnación Tributaria. 


Procédase a la devolución de los antecedentes administrativos remitidos a este tribunal por la autoridad demandada.


Regístrese, notifíquese y archívese.


Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

PRESIDENTE

Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

DECANO

Fdo. Rómulo Calle Mamani

MAGISTRADO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena