SALA PLENA


SENTENCIA:                                    328/2015.

FECHA:                                Sucre, 7 de julio de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                        653/2009.

PROCESO        :                        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba (ELFEC S.A.) contra el Ministerio de Hidrocarburos y Energía.   

MAGISTRADA RELATORA:        Rita Susana Nava Durán.

Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba S.A. contra el Ministerio de Hidrocarburos y Energía.


VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fs. 43 a 47, impugnando la Resolución Ministerial RJ N° 008/2009 de 28 de septiembre de 2009, emitida por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía; contestación de demanda de fs. 96 a 109; réplica de fs. 116 a 120; dúplica de fs. 124 a 126 y antecedentes procesales.


CONSIDERANDO I: Que la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba ELFEC S.A. representada por Ubaldo García Camacho, en el plazo previsto en el art. 780 del Código de Procedimiento Civil, interpone demanda contencioso administrativa (fs. 43 a 47), pidiendo anular la Resolución Ministerial RJ N° 008/2009 de 28 de septiembre de 2009, dictada por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, y consiguientemente también las Resoluciones SSDE 008/2009 de 8 de enero de 2009 y la Resolución SSDE 381/2008 de 5 de noviembre de 2009, ambas emitidas por la Superintendencia de Electricidad, con base en los siguientes argumentos:


  1. Invocación de imposibilidad sobreviniente. Conforme a la Enciclopedia Jurídica OMEBA, el tratamiento de la fuerza mayor, obliga a una previa  y conceptual aclaración, a fin de analizar si en el Derecho Administrativo, corresponde o no distinguir los conceptos de caso fortuito y fuerza mayor. Al fin señalado, el Digesto señala que el caso fortuito son los hechos de la naturaleza y la fuerza mayor, son los hechos de la autoridad o actos del príncipe, que eran considerados como un acontecimiento con imposibilidad sobreviniente, debiendo ser exterior al sujeto, ser imprevisible, ser extraordinario y ser inevitable. En el presente caso, los acontecimientos que dieron lugar al incumplimiento en la reconexión del suministro de electricidad, por parte de ELFEC a algunos consumidores, comprenden una situación de imposibilidad sobreviniente por fuerza mayor, y tienen precisamente los caracteres anteriormente anotados, son externos, imprevisibles, extraordinarios e inevitables. La principal causa de incumplimiento en el plazo de reconexión de los suministros, es la inaccesibilidad a los inmuebles debido a casa cerrada, que es un hecho que configura un acontecimiento de fuerza mayor que no depende de ELFEC, y se halla fuera del alcance de su voluntad. Es necesario establecer que en la gestión de corte realizada por falta de pago y en su reconexión correspondiente, se han registrado casos en que varios medidores en una vivienda, están conectados a la red de suministro bajo una sola acometida, por esta razón, el personal de cortes debe ingresar al domicilio para identificar el medidor y proceder con el corte de suministro, y no realizar el mismo desde el poste, ya que en caso hipotético de hacerlo, estaría cortando de manera indebida el suministro a cuenta de clientes en la vivienda. En este ciclo, una vez que el cliente cancela su deuda, se registran casos de inmuebles cerrados al intentar realizar la reconexión correspondiente sin éxito, estas acciones se registraron en formularios diseñados para tal efecto. Como consecuencia de esta situación de intentos fallidos de reconexión, se ha superado el plazo de restitución previsto en el numeral 5. 4 del Anexo al Reglamento de Calidad de Distribución de Electricidad, aprobado mediante DS Nº 26607 de 20 de abril de 2002. Sobre el caso fortuito y fuerza mayor, el numeral 3 del Anexo a la Resolución SSDE Nº 211/2002 determina que “si los índices de calidad superan los límites establecidos, ocasionado un incumplimiento por parte del distribuidor este puede presentar invocación del caso fortuito o fuerza mayor … para cuyo efecto es necesario acreditar la documentación probatoria correspondiente según Planilla CC01… el análisis de las causales de fuerza mayor invocadas por el distribuidor como ajenas a su responsabilidad, debe cumplir con el art. 27 del RCD…”. Por su parte el art. 27 del citado RCD determina que “en los casos en que, a juicio del distribuidor el incumplimiento sea motivado por fuerza mayor o caso fortuito, éste deberá informar sobre el evento…”. De lo expuesto anteriormente, se puede colegir las siguientes conclusiones: a) El Distribuidor puede invocar razones de caso fortuito o fuerza mayor, cuando los índices de calidad superen los límites establecidos, ocasionando el incumplimiento de la normativa; b) Para la invocación, el distribuidor debe acreditar la documentación probatoria correspondiente según planilla CC01, y c) en los casos de incumplimiento por excederse en los índices por causas externas al distribuidor, solo se podrá invocar fuerza mayor o caso fortuito, cuando el origen de la causa que motivó la interrupción sea debido a causa externas.


  1. Documentación probatoria aportada por ELFEC. Conforme al doctrinario Carnelutti, en el proceso en todas su clases, el juez tiene que valorar jurídicamente el hecho, siempre que el hecho que hay que valorar no está presente, el juez debe servirse de otros objetos que le permitan conocer el hecho ausente, estos objetos son las pruebas; por otra parte, según Laureiit, la prueba es la demostración legal de la verdad de un hecho o también el medio mismo que las partes emplean para demostrar el hecho discutido. Como se afirmó a tiempo de presentar el recurso jerárquico siguiendo al jurista español Jesús Gonzales: “La prueba es la actividad que tiene a convencer al juez de la existencia o inexistencia de un dato procesal, su eficacia directa vendrá determinada por el grado de convicción logrado por el juzgador”. La invocación de caso fortuito o fuerza mayor, reconocida en el numeral 3 del Anexo a la Resolución SSDE Nº 211/2002, obliga al distribuidor a acreditar la documentación probatoria de la existencia de una imposibilidad sobreviniente, que impide el cumplimiento de una obligación establecida (falta de reconexión en el tiempo oportuno 24 hrs.). En el presente caso, si se analiza la documentación probatoria correspondiente, se puede apreciar que ELFEC ha cumplido con proveer toda la información requerida en los ítems de la Plantilla CC01, más aún, en cumplimiento de lo establecido en el art. 27 de RCD, se probó en cada caso los motivos de fuerza mayor que se presentaron para impedir el cumplimiento de las reconexiones por parte del Distribuidor, que fueron: a)La presentación en copia original de formularios que consignan este impedimento y que contienen los nombres y firmas del personal de reconexiones, firmas de vecinos, fechas y horas de visitas a la casa; b) Reportes que demuestran la existencia de varios medidores asociados a un sola acometida de suministro y por ende la necesidad de ingresar al inmueble para realizar el corte y la reconexión correspondiente del suministro y la imposibilidad técnica de subir al poste para realizar el corte y reconexión del suministro, reportes que verifican el historial de fechas y horas de visitas a los inmuebles, etc. Cumpliendo el señalado numeral, ELFEC ha hecho conocer a la Superintendencia de Electricidad de forma clara y precisa, todas las situaciones de imposibilidad sobreviniente por fuerza mayor que ha atravesado, en cada uno de los casos que no puedo realizar las reconexiones de suministro de electricidad dentro del plazo de 24 horas, establecido en la normativa y se presentó oportunamente las pruebas al ente regulador.


  1. La verdad material y la verdad formal en el procedimiento administrativo. También se debe tener presente que la Ley del Procedimiento Administrativo en su art. 4 inc. d) establece el principio de la verdad material en sentido de que la administración pública investigará la verdad material en oposición a la verdad formal que rige en el procedimiento civil. La prueba presentada por ELFEC, se ajustó a la verdad material y probó fehacientemente que existieron razones de fuerza mayor que impidieron cumplir oportunamente con la reconexión. A tiempo de producir la prueba, ELFEC cumplió todos los requisitos exigidos por la Planilla CC01 y la Tabla CC01, y el hecho que dicha información se haya plasmado bajo la estructura del formulario SC03, no invalida de ninguna manera el carácter de la información presentada por la empresa. Tanto la Superintendencia de Electricidad como la Superintendencia General del SIRESE, se quedan cortas en su análisis respecto a las impugnaciones presentadas, porque solo se refieren al hecho de que el formulario utilizado por la empresa, no se encontraría aprobado por la Resolución SSDE Nº 211/2002 que aprueba a su vez la Metodología para la Medición y Control de la Calidad de Distribución, cuando la misma resolución en su Anexo prevé que el Distribuidor en caso de incumplimiento, por situaciones de fuerza mayor o caso fortuito a los índices establecidos, debe comunicar los mismos.


CONSIDERANDO II: Que admitida la demanda por decreto de 26 de enero  de 2010 (fs. 50) y corrido traslado al  Ministro de Hidrocarburos y Energía, se apersonan los representantes legales Carlos Crispin Quispe Lima, Juan Carlos Zambrana Pérez y Julio Cesar Beyer Pacheco, quienes responden negativamente (fs. 96 a 109), solicitando se declare improbada la demanda contencioso administrativa, con los siguientes fundamentos:


  1. Realizada la evaluación de control de la calidad del servicio comercial  del periodo mayo/2007 a octubre/2007 de ELFEC, y efectuado el proceso legal, se emitió la Resolución SSDE Nº 381/2008 de 5 de noviembre de 2008 que resolvió disponer la aplicación de reducciones en la remuneración de ELFEC S.A., por incumplimiento en el relevamiento y procesamiento de información para evaluar la Calidad del Servicio Comercial correspondiente al periodo mayo/octubre del 2007; retraso en la reposición de suministro, por haber superado el límite del índice de tiempo medio de atención de reclamos y solicitudes de servicio y por haber superado el tiempo de atención de solicitudes de servicio cuya potencia demandada es mayor a 50 Kw. Posteriormente interpuesto el Recurso de Revocatoria y luego el Recurso Jerárquico, el Ministerio de Hidrocarburos y Energía mediante la Resolución Ministerial RJ 0009/2009 de 28 de septiembre de 2009, dispuso rechazar el Recurso Jerárquico interpuesto por ELFEC S.A. y confirmar la Resolución SSDE Nº 008/2008 de 8 de enero de 2008 y la Resolución SSDE Nº 381/208 de 5 de noviembre de 2008, emitidas ambas por la ex Superintendencia de Electricidad.


  1. Invocación de Imposibilidad Sobreviniente. El documento de “Metodología para la medición y Control de la Calidad de Distribución, aprobado mediante Resolución SSDE Nº 211/2002 de 31 de octubre de 2002, en su  capítulo 1, numeral 3 (Invocación de Caso Fortuito o Fuerza Mayor) determina: “a) Procedimiento. Si los índices de calidad superan los límites establecidos, ocasionando un incumplimiento por parte del distribuidor, este puede presentar invocatoria de caso fortuito o fuerza mayor. La solicitud deberá incluir las justificaciones correspondientes de las interrupciones, reclamos, facturación, solicitudes de servicio y otros que, a juicio del distribuidor, no son de su responsabilidad y que se enmarcan dentro de las causales del caso fortuito o fuerza mayor, para cuyo efecto es necesario acreditar la documentación probatoria correspondiente según Planilla CC01. La omisión de dicha documentación será motivo suficiente para desestimar la excepción solicitada. Información a ser presentada junto al Informe Mensual o Semestral, según corresponda. Por otro lado, el análisis de las causales de fuerza mayor invocadas por el distribuidor como ajenas a su responsabilidad, debe cumplir con el art. 27 inc. b)  del RCD que señala que las causales que serán motivo de análisis por parte de la SSDE son las siguientes: Producidas por terceros (vandalismo, trabajos en la vía pública, trabajos en instalaciones privadas, poda, animales; Condiciones Climáticas Extremas (vientos, inundaciones, temperaturas, instalación subterránea -obstrucción de desagüe e instalación subterránea filtración por rotura de ductos de agua); Ordenado por Autoridades (Autorización por Autoridad Competente) y Otros.


  1. Sobre el particular, el tratadista Carlos Morales Guillen, en su obra Código Civil, concordado y anotado, Tomo I dice: “Si el incumplimiento depende del arbitrio del deudor, aparecen las nociones de la culpa y el dolo. Puede también ocurrir que un obstáculo independiente del hecho positivo o negativo del deudor le impida el cumplimiento exacto, lo que da como causa del incumplimiento el genéricamente llamado caso, que puede ser fortuito, cuando alude imprevisibilidad y de fuerza mayor cuando se refiere a la inevitabilidad… el caso fortuito y la fuerza mayor, pueden ser eventos naturales (terremoto inundación, incendio, sequía, rayo, granizada, etc.) o hechos ajenos (hurto., estado de guerra, naufragio, accidente de transportes, etc.) o también el llamado facttum principis o determinaciones de los poderes públicos o más concretamente de la Administración. La prueba exigida al deudor por el precepto, debe demostrar: a) que impidió el cumplimiento  un acontecimiento independiente de los por el realizados; b) que el cumplimiento para él fue imprevisible e inevitable; c) que lo ha colocado en la imposibilidad de cumplir la obligación o al menos, en la imposibilidad de cumplirla exactamente; y d) que las consecuencias de acontecimiento inimputable a él, que resultan en daño del acreedor, no han sido aumentados o gravados por su hechos positivos o negativos”. De acuerdo al Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual de Guillermo Cabanellas, el caso fortuito es: “es el suceso inopinado que no se pude prever ni resistir… en el derecho civil, con acierto, la Ley 11, del Tít. XXII definía  el caso fortuito como ocasión que acaece por ventura de que no se puede ante ver…Para admitir el caso fortuito como excusa se necesitan las siguientes circunstancias: a) que sea independiente de la voluntad humana el hecho que haya dado lugar al acontecimiento inesperado o o imprevisto; b) que fuere imposible prever el suceso que motive el caso fortuito y que en caso de poderse prever, no haya habido medio de evitarlo; c) que, a consecuencia del mismo, el deudor se encuentre en la imposibilidad de satisfacer sus obligaciones; d) no tener participación en los hechos, ni en la agravación del daño o perjuicio que haya resultado para el acreedor… La fuerza mayor se presenta como aspecto particular del caso fortuito reservando para éste los accidentes naturales y hablando de aquella cuando se trata de acto de un tercero por el cual no ha de responder el deudor. Como casos concretos de fuerza mayor se citan el incendio, la explosión, la guerra los tumultos o sediciones”.


De acuerdo a la doctrina antes mencionada, para que se admita el hecho del hombre (Casa cerrada) como fuerza mayor que sirva de excusa en el cumplimiento de una obligación, deben existir ciertos requisitos, dentro los cuales se encuentra que fuere imposible prever el suceso que motive el hecho, y que en el caso de poderse prever, no haya medio de evitarlo, teniendo la obligación de probar que el acontecimiento para él fue imprevisible e inevitable, y que las consecuencias del acontecimiento inimputable a él, no han sido aumentadas o agravadas por su hechos positivos o negativos. En el presente caso, la casa cerrada no constituye un caso de fuerza mayor, por los siguientes motivos: a) La casa cerrada para la reconexión de electricidad, es  un hecho previsible; b) Al ser un hecho previsible, ELFEC lo pudo evitar, tomando las previsiones necesarias, es decir informando a su clientes a momento de efectuar el pago, también podía informar a la población a través de spots publicitarios, que las reconexiones se efectúan dentro las 24 horas; c) Para que opere la fuerza mayor o caso fortuito, se debe cumplir con el requisito inexcusable de comunicar a la Autoridad de Electricidad, el hecho en el plazo establecido por la norma, aspecto que no fue cumplido por la empresa; y d) También llama la atención que al momento de hacer el corte, sorprendentemente no existen domicilios cerrados y siempre se ubican los inmuebles, pero cuando se tiene que realizar la reconexión existen excusas en perjuicio de los usuarios.


  1. Documentación probatoria aportada por ELFEC. Prueba es la demostración de la existencia de un hecho material o de un acto jurídico, en las formas admitidas por la ley. En el presente caso, la planilla CC01 a la que hace referencia el demandante, nunca fue presentada dentro el trámite administrativo seguido contra ELFEC, sin embargo cursan en el mismo formularios de respaldo por la no reconexión del servicio, dichos formularios en su mayoría no consignan la firma del vecino o consumidor y los que se encuentran firmados no tienen la identificación de la persona o su carnet de identidad, por lo que no corresponde ser considerados como prueba.


  1. La verdad material y la verdad formal en el procedimiento administrativo. Al respecto, se reitera lo manifestado en la Resolución Ministerial RJ 008/2009 de 28 de septiembre de 2009, que señala: “El marco legal vigente para la medición y control de calidad de distribución, se encuentra en el Reglamento aprobado por la Resolución Administrativa SSDE 211/2002 de 31 de octubre de 2002, el mismo que en su Anexo determina las Tablas y Formularios para relevar información y calcular los índices por nivel de calidad, entre estos se encuentra el Formulario-SC03 referido a “ Calidad de Servicio Comercial Atención al Consumidor”, en consecuencia no está relacionado con el Formulario al que hace referencia ELFEC sobre el registro de casas cerradas para justificar la demora en la reconexión del servicio… Mediante RA 211/2002 de 31 de octubre de 2002, la Superintendencia aprobó una nueva MMCCD, para su aplicación por parte de las empresas distribuidoras (entre ellas ELFEC), a partir del 1 de noviembre de 2002. En esta nueva MMCCD, no se contempla el Formulario SC03 como elemento de registro casas cerradas para justificar la demora en la reposición del suministro de electricidad (la nueva MMCCD es un formulario de facturación)…En referencia, a las razones de fuerza mayor que aduce el recurrente para la demora de las reconexiones, corresponde remitirse al Reglamento de Calidad de Distribución (RCDE), aprobado por el Decreto Supremo Nº 26607 de 20 de abril de 2002, entendiendo por fuerza mayor, “la acción de un tercero a la razonablemente no se puede resistir, incluyendo en este caso huelgas, conmoción civil u otros de carácter general, que tenga directa incidencia en el cumplimiento de las actividades de la Industria Eléctrica”. Asimismo, este mismo Reglamento en su art. 27 establece que: “En los casos en que, a juicio del distribuidor el incumplimiento sea por motivado por fuerza Mayor o Caso Fortuito, éste deberá informar sobre el evento en el plazo máximo de quince días hábiles administrativos y efectuar una representación a la Superintendencia, adjunta en el informe mensual, solicitando que no se apliquen reducciones en su remuneración”, sin embargo, ELFEC no informó de la imposibilidad a la Superintendencia en el plazo establecido de 15 días… Tanto la RA 381/2008 y RA 008/2009 señalan que dichos formularios no presentan identificación y firma de autoridad pública por lo que no garantizan que la información sea fidedigna, situación similar ocurre con los reportes informáticos, aspecto que evidencia que la prueba fue valorada conforme el parágrafo IV del art. 47 de la Ley 2341 de Procedimiento Administrativo, es decir bajo, el sistema de la libre convicción o sana crítica…De los datos del proceso administrativo, no se pudo evidenciar la existencia de informes mensuales que indiquen que la empresa reportó algún caso fortuito o de fuerza mayor que le impidan desarrollar su trabajo apropiadamente y tampoco presentan solicitudes que demanden la no aplicación de reducciones en su remuneración en el semestre de valuación mayo octubre 2007, a pesar que la empresa, como indica en su recurso jerárquico, tenía pleno conocimiento del art. 27 del RCDE”.


CONSIDERANDO III: Que al haberse ejercido los derechos de réplica y dúplica,  corresponde resolver el fondo de la causa de conformidad al art. 354. III del Código de Procedimiento Civil.


Que de la compulsa de los datos del proceso, se desprende que los objetos de controversia a ser resueltos, son:


  1. Si el hecho de las casas cerradas para la reconexión del suministro de electricidad, por parte de ELFEC -65 casos-, comprende situación de imposibilidad sobreviniente por fuerza mayor, conforme a legislación de electricidad.


  1. Si la prueba presentada por ELFEC, se ajusta a la verdad material y demuestra que existieron razones de fuerza mayor, que impidieron cumplir oportunamente con la reconexión.


Que una vez analizado el contenido de los actos y resoluciones administrativas y los argumentos y defensa formuladas por las partes, el Tribunal Supremo de Justicia, procede a revisar el fondo de la presente causa, en los siguientes términos: 


  1. Sobre el primer punto de controversia referido a: “Si las casas cerradas para la reconexión del suministro de electricidad, por parte de ELFEC -65 casos-, comprende situación de imposibilidad sobreviniente por fuerza mayor conforme a legislación de electricidad”, se debe realizar el siguiente análisis de hecho y de derecho:


  1. Es inexcusable referirse al DS Nº 26607 de 20 de abril de 2002 (Reglamento de Calidad de Distribución de Electricidad) que en su art. 1 define fuerza mayor a: “…la acción de un tercero a la que razonablemente no se puede resistir, incluyendo en este caso huelgas, conmoción civil u otros de carácter general, que tenga directa incidencia en el cumplimiento de las actividades de la Industria Eléctrica”; es decir, se refiere a la acción de un tercero a la empresa de electricidad, que se opone al cumplimiento de las actividades de la Industria Eléctrica, que la empresa no puede evitar ni superar sus consecuencias, y por otro lado, el art. 27 del mencionado Decreto Supremo, al referirse al incumplimiento del distribuidor debido al caso fortuito o fuerza mayor, establece la obligación de informar a la Superintendencia de Electricidad (actual Autoridad de Fiscalización y Control Social de Electricidad) y efectuar una representación adjuntando en el informe mensual. Al respecto, el citado artículo expresamente señala: “En los casos en que, a juicio del Distribuidor el incumplimiento sea motivado por Fuerza Mayor o Caso Fortuito, éste deberá informar sobre el evento en el plazo máximo de quince (15) días hábiles administrativos y efectuar una representación a la Superintendencia, adjunta en el informe mensual, solicitando que no se apliquen reducciones en su remuneración. La representación deberá contener la documentación probatoria correspondiente a fin de acreditar las causas invocadas. Para el caso de incumplimiento por excederse en los índices por causas externas al Distribuidor, sólo se podrá invocar Fuerza Mayor o Caso Fortuito cuando el origen de la causa que motivó la interrupción así lo fuera”.


  1. En el caso de autos, el hecho de las casas cerradas para la reconexión del suministro de electricidad, por parte de ELFEC a 65 casos, no puede ser considerada como fuerza mayor, puesto que la acción del tercero (consumidor) que se opone al cumplimiento de la reconexión de electricidad, es una situación que se puede evitar, como señala art. 1 DS Nº 26607 de 20 de abril de 2002 (Reglamento de Calidad de Distribución de Electricidad), razonablemente se puede prever que el consumidor no se encuentre en casa o en el domicilio a reconectar la electricidad, por ello al ser un acontecimiento previsible, ELFEC debió tomar los recaudos correspondientes para evitar que su dependiente no se constituya en la casa o domicilio a restituir que se encontraba cerrada; los recaudos pueden ser distintos, una llamada al consumidor o cliente, un aviso previo, etc.


  1. A lo ya razonado se debe añadir, que en los antecedentes administrativos no se encuentra que ELFEC haya dado cumplimento al art. 27 del DS Nº 26607 de 20 de abril de 2002 (Reglamento de Calidad de Distribución de Electricidad), referido a la obligación de informar a la Superintendencia de Electricidad (actual Autoridad  de Fiscalización y Control Social de Electricidad) de la fuerza mayor que impedía la reconexión de electricidad, y efectuar una representación adjuntando en el informe mensual.


  1. Sobre el segundo objeto de controversia relacionado a: “Si la prueba presentada por ELFEC, se ajusta a la verdad material y demuestra que existieron razones de fuerza mayor que impidieron cumplir oportunamente con la reconexión”,  se debe realizar las siguientes disquisiciones:

Sobre el principio de verdad material previsto, existen dos interpretaciones, la constitucional y la de la Ley del Procedimiento Administrativo. La primera considera que el principio de verdad material previsto en el art. 180. I de la CPE, es obligación del juzgador al emitir una resolución a observar los hechos tal como se presentaron, es decir el análisis de los hechos ocurridos en la realidad, anteponiendo la verdad de los mismos antes que cualquier situación; esta interpretación se encuentra inscrita en la SC Nº 1125/2010-R de 27 de agosto de 2010 que expresamente señala: “El art. 180. I de la CPE, prevé que la jurisdicción ordinaria se fundamenta, entre otros, en el principio procesal de verdad material; éste implica que, el juzgador está obligado, a momento de emitir sus resoluciones, a observar los hechos tal como se presentaron y analizarlos dentro de los acontecimientos en los cuales encuentran explicación o que los generaron, de ello se infiere que la labor de cumplimiento de este principio implica un análisis de los hechos ocurridos en la realidad, anteponiendo la verdad de los mismos antes que cualquier situación, aunque, obviamente, sin eliminar aquellas formas procesales establecidas por la ley que tienen por finalidad resguardar derechos y garantías constitucionales”. La segunda interpretación es la prevista en la Ley del Procedimiento Administrativo que establece en su art. 4 inc. d) el principio de verdad material, referido a que la Administración Pública investigará la verdad material en oposición verdad formal que rige en el procedimiento civil; esta disposición es complementada por el Reglamento a la Ley del Procedimiento Administrativo, que en su art. 88. I dispone: “Las autoridades administrativas que intervienen en trámite realizarán las diligencias para la averiguación de los hechos que fundamenten su decisión, sin perjuicio del derecho de los interesados de ofrecer y producir las pruebas que sean pertinentes”; es decir, el principio de verdad material conforme está prescrito en la legislación administrativa, se refiere a la facultad de la administración pública de pedir o solicitar de oficio pruebas, independientemente de los administrados para resolver la causa.


  1. En el caso de autos, en el periodo de evaluación de control de la calidad del servicio comercial de mayo/2007 a octubre/2007 de ELFEC, la autoridad administrativa no utilizó la facultad de pedir o solicitar pruebas de oficio, porque la parte presentó las pruebas que consideraba pertinentes para asumir defensa, en este aspecto, las pruebas que presentó ELFEC para probar la fuerza mayor, que supuestamente impidió la reconexión de electricidad a 65 casos, son: a) Copias de los formularios de respaldo; b) Las solicitudes de los casos con retraso en la reposición de suministro; y c) Los reportes informáticos. Sobre la interpretación constitucional del principio de verdad material, tampoco la autoridad administrativa utilizó la obligación de realizar análisis de los hechos tal como se presentaron, porque la prueba presentada por ELFEC no demuestra que existieron razones de fuerza mayor que impidieron cumplir con la reconexión de electricidad, puesto que como se ha señalado anteriormente, se podía prever que el consumidor no se encontraba en casa o en el domicilio a reconectar la electricidad y superar dicho inconveniente a través de diferentes acciones.


  1. Se debe añadir a lo razonado, que la prueba presentada fue producida unilateralmente; es decir, ELFEC elaboró la documentación que supuestamente demuestra la fuerza mayor; pero además los formularios de respaldo por la no reconexión del servicio, que cursan a fs. 424 a 628 de los Anexos de los antecedentes administrativos, no son concluyentes sobre si el funcionario o dependiente de ELFEC se presentó en el domicilio cerrado, porque estos no se encuentran firmados por otro vecino del lugar que atestigüe si el domicilio se encontraba cerrado, y no señalan que en una hora y día determinado se volverá para realizar la reconexión; es decir no se realizó o agotó otras acciones posibles encaminadas a realizar la reconexión; de tal manera, todo ello motivó la sanción impuesta en el proceso administrativo.

POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, de conformidad a los arts. 778 y 781 del Código de Procedimiento Civil y arts. 4 y 6 de la Ley Nº 620 de 29 de diciembre de 2014, declara IMPROBADA la demanda contencioso administrativa de fs. 43 a 47, interpuesta por la Empresa de Luz y Fuerza Eléctrica Cochabamba ELFEC S.A. contra Ministerio de Hidrocarburos y Energía, en consecuencia queda firme y subsistente la Resolución Ministerial RJ N° 008/2009 de 28 de septiembre de 2009, emitida por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía.


Procédase a la devolución de los antecedentes administrativos remitidos a este Tribunal por la autoridad demandada.


Regístrese, notifíquese y archívese.


Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena