SALA PLENA


SENTENCIA:                                    100/2015.

FECHA:                                Sucre, 24 de marzo de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                        743/2008.

PROCESO        :                        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Cooperativa de Teléfonos Automáticos La Paz (COTEL LTDA.)        contra la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE).  

MAGISTRADO RELATOR:                Pastor Segundo Mamani Villca.

Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por la Cooperativa de Teléfonos Automáticos La Paz (COTEL Ltda.), contra la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE), hoy Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda.


VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fs. 241 a 256, impugnando la Resolución Administrativa Nº 1866 de 21 de agosto de 2008, emitida por la Superintendencia General a.i. del Sistema de Regulación Sectorial SIRESE; Auto de admisión de fs. 259, ampliación de la demanda de fs. 300 a 301; contestación a la demanda de fs. 355 a 361, proveído de fs. 379 por el que se tiene por renunciada a la réplica y los antecedentes procesales.


CONSIDERANDO I: Fernando Dips Zogbi y Gonzalo Angles Riveros, Presidente del Consejo de Administración y Gerente General de la Cooperativa de Teléfonos Automáticos La Paz Ltda., mediante memorial de fs. 241 a 256 de obrados, interponen demanda contencioso administrativa, contra la Resolución Administrativa Nº 1866 de 21 de agosto de 2008, emitida por la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial - SIRESE como efecto del Recurso de Revocatoria que interpuso COTEL Ltda., contra la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008 y RAR Nº 2007/2620 de 7 de septiembre de 2007; con esos antecedentes expresa que:


1.- COTEL Ltda., es una Cooperativa legalmente constituida en Bolivia, y virtud del cual, suscribió distintos contratos de concesión con el Sistema de Telecomunicaciones (SITTEL), para desarrollar diversas actividades en el sector de telecomunicaciones con sujeción estricta a la Ley Nº 1632 de Telecomunicaciones de 5 de julio de 1995, cumpliendo con las obligaciones estipuladas conforme al contrato, entre los cuales se encuentra el objetivo principal de mejorar los niveles de eficacia, calidad y continuidad de sus servicios, cumpliendo para lo cual con la entrega de informes periódicos sobre las metas de calidad y expansión al ente regulador SITTEL.


En virtud a las normas regulatorias previstas en la Ley Nº 1600, las autoridades administrativas emiten resoluciones reguladoras, y en ése ámbito se inició al procedimiento administrativo de acuerdo a la Ley Nº 2341 y su reglamento, proceso en la cual COTEL Ltda. fue agraviada y perjudicada en sus derechos a través de la Resolución Administrativa Nº 1866 de 21 de agosto de 2008 y la Resolución de 8 de septiembre de 2008, pronunciadas por la ex Superintendencia General del SIRESE.


Puntualiza que la vigencia de la Ley Nº 2341 y su reglamento, tienen especial relevancia en la demanda incoada por COTEL, en relación al art. 33 de la Constitución Política del Estado (abrogada), referida a la irretroactividad de la Ley, aspecto que según señala, fue inadvertido por la SITTEL y la Superintendencia General del SIRESE, cuando en el caso concreto era obligación aplicar la Ley más benigna, en este caso el art. 79 de la Ley Nº 2341, que dispone que la prescripción de las infracciones administrativas es de dos (2) años.


2.- Refiere por otra parte, que dentro del procedimiento administrativo COTEL Ltda. presentó sus reportes de metas de calidad y expansión de los servicios Local de Telecomunicaciones, Teléfonos Públicos y Buscapersonas correspondientes a los semestres primero y segundo de las gestiones 2002 y 2003, para el primer semestre del 2002 presentó las notas Nºs de 496-2002, 497-2002 y la nota 498-2002, recibidas por el Ente Regulador el 16 de julio de 2002, la anual del 2002 en la nota Nº de 040-2003, recibida por el Ente Regulador el 16 de enero de 2003, para el primer semestre 2003, la nota Nº INT 166/2003, recibida por el Ente Regulador el 16 de julio de 2003, y finalmente la anual 2003 a través de la nota Nº CSI 007-2004 recibida por el Ente Regulador el 15 de enero de 2004.


En contrapartida SITTEL, instruyó a funcionarios de la Dirección de Fiscalización y Defensa del Consumidor constituirse en las instalaciones de COTEL Ltda., para iniciar los procesos de verificación de metas de Expansión y Calidad de Servicios correspondientes a las gestiones 2002 y 2003, evacuándose el 12 de julio de 2005 el Informe DFD/JFR/2005/063, que concluyó con dos resoluciones administrativas regulatorias, la primera signada con el Nº 2005/1176 de 21 de julio de 2005, que declaró el cumplimiento de metas y la Nº 2005/1184 de 22 de julio de 2005, haciendo referencia a posibles incumplimiento de metas, acto notificado a COTEL Ltda. para que el plazo de 10 días presente los correspondientes descargos, que COTEL Ltda. cumplió a través del memorial de 14 de septiembre de 2005 sobre los presuntos incumplimientos.


Señala que dos años después, SITTEL notificó a COTEL Ltda. mediante proyecto de Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2007/2620 de 7 de septiembre de 2007, declarando en el punto tercero de la resolución, el incumplimiento de COTEL Ltda. por las gestiones 2002 y 2003 en el logro de metas de expansión y calidad en sus servicios concedidos, local de telecomunicaciones y teléfonos públicos, imponiendo una sanción pecuniaria de Bs. 72.478.944,80, conminando al mismo tiempo a la telefonía a cumplir con las metas de expansión en el área rural del servicio local de telecomunicaciones, debiendo instalar al menos una línea telefónica y un equipo terminal de acceso al público en las localidades indicadas en dicha resolución en el plazo de 180 días calendario computables a partir de la notificación con el acto administrativo señalado, sin analizar que operó la prescripción, no obstante de haberla solicitado. Interpuesto el recurso de Revocatoria, contra la RAR Nº 2007/2620 de 7 de septiembre de 2007, pese a que SITTEL incumplió los requisitos formales como lo establece el art. 8 del DS Nº 27172, al no contener la firma del titular que lo ha dictado, solicitando a su vez la admisión del recurso en efecto suspensivo, que fue rechazado la ejecutividad por Auto de 5 de octubre de 2007, de la RAR Nº 2007/2620, originando que COTEL solicite complementación y aclaración, que SITTEL declaró por Auto de 26 de octubre de 2007 improcedente dicha solicitud, dando lugar al recurso de revocatoria, en parte contra el Auto de 5 de octubre (suspensión del recurso de revocatoria) y en su totalidad contra el Auto de 26 de octubre de 2007 (improcedencia de la complementación y aclaración).


Mediante Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008 la Superintendencia de Telecomunicaciones, rechazó el recurso de revocatoria, no dando lugar a la nulidad planteada ante la absoluta inobservancia del procedimiento legalmente establecido para la verificación de metas de calidad y expansión, negando la prescripción de las infracciones de la gestión 2002, sin un análisis debidamente fundamentado del tema y sin considerar las pruebas y argumentos técnicos, así como incumplir los requisitos formales del acto administrativo para el caso de la firma de la autoridad competente.


Habiendo COTEL Ltda. interpuesto recurso jerárquico contra la RAR 2008/0007 de 2 de enero de 2008, la Superintendencia General del SIRESE, resolvió mediante la Resolución Administrativa Nº 1866 de 21 de agosto de 2008, que revocó la Resolución Administrativa Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008, emitida por la Superintendencia de Telecomunicaciones, disponiendo emitir una nueva resolución considerando los aspectos técnico y legal expuestos, todo de conformidad a lo establecido por el art. 92 del DS Nº 27172. Señala asimismo, que la resolución impugnada no cumplió con los presupuestos exigidos por los arts. 16, 30 y 63 de la Ley Nº 2341 de Procedimiento Administrativo, y art. 8 del DS Nº 27172, referido a que toda resolución debe estar fundamentada en los hechos y derechos, realizando expresa y precisa consideración de los principales argumentos, evitando la vulneración de la garantía del debido proceso que se tiene como principio el derecho a una decisión fundada, lo que acusa que la superintendencia incumplió, bajo el criterio de que los otros argumentos no eran conducentes a la materia objeto del recurso jerárquico, siendo dicha omisión un defecto absoluto, por cuanto afectaría el derecho a la defensa, el debido proceso, a la seguridad jurídica y a la tutela administrativa efectiva, en esta caso, la omisión de considerar, como la falta de requisitos formales para la validez y eficacia de la RAR Nº 2007/2620, nulidad del acto administrativo referido, por haberse emitido fuera del procedimiento legalmente establecido, la prescripción de las presuntas infracciones de la gestión 2002 concluyó. En ese sentido que COTEL solicitó complementación y aclaración de la RA 1866 de 21 de agosto de 2008, que fue negado por acto administrativo de 8 de septiembre de 2008, agotándose de esta manera la vía administrativa.


De acuerdo a los preceptos antes citados, la Resolución Administrativa Nº 1866 no aplicó debidamente las normas, incurriendo en la falta de motivación y fundamentación de sus resoluciones, al disponer la anulabilidad de la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2007/2620, así como la falta de firma de autoridad competente, que la RAR Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008, no se pronuncia, tampoco aplicó la retroactividad de la Ley, prevista en el art. 33 de la Constitución Política del Estado, aplicando la ley más benigna del procedimiento sancionador o en otras palabras declarar prescritas las multas de acuerdo al art. 79 de la Ley del Procedimiento Administrativo, citando como precedente utilizado por el SIRESE en resoluciones análogos, como las SSCC Nº 820/2001 de 3 de agosto, y 506/2005 de 10 de mayo, entre otras, referida a la aplicabilidad en lo pertinente en el ámbito del derecho administrativo.


3.- Señala que en el curso del procedimiento administrativo instaurado contra COTEL, se presentó pruebas que desvirtuaron las supuestas infracciones señaladas por SITTEL, dando lugar a sanciones injustas e ilegales, sin considerar que las mismas estaban prescritas.

Asimismo, fueron presentadas las partes pertinentes de los Contratos de Concesión para demostrar que fueron cumplidas las metas de expansión y calidad de sus servicios concedidos, local de telecomunicaciones y teléfonos públicos, que demostraron la inexistencia de infracciones, pruebas que no fueron valoradas correctamente.


Por lo que en virtud a los antecedentes de hecho y los fundamentos expuestos solicita dictar sentencia declarando probada la demanda, por consiguiente prescrita las infracciones de la gestión 2002, por el supuesto incumplimiento de metas que se estipulan en el Contrato de Concesión suscrito con la Superintendencia de Telecomunicaciones, dejando sin efecto la Resolución Administrativa Nº 1866 de 21 de agosto de 2008, la resolución de 8 de septiembre de 2008, lo que implica ratificar la revocatoria de la Resolución Administrativa Regulatoria (RAR) Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008, y disponer la revocatoria por haber el administrador incurrido en la nulidad de la Resolución Administrativa Regulatoria RAR Nº 2007/2620 de 7 de septiembre de 2007, las dos últimas dictadas por la Superintendencia de Telecomunicaciones.


CONSIDERANDO II: Que admitida la demanda por decreto de 7 de enero de 2009 de fs. 259, y corrida en traslado a la nueva autoridad demandada, el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, responde por memorial de fs. 355 a 361, solicitando se declare improbada la demanda contencioso administrativa, con los siguientes fundamentos:


1. La ex Superintendencia de Telecomunicaciones emitió la RAR Nº 2007/2620, a través de la cual y en virtud a un estudio sobre logro de metas estableció sanciones en contra de COTEL, conforme al detalle siguiente: Primero: Declarar el incumplimiento de COTEL en las metas de calidad del Servicio Local de Telecomunicaciones “Incidencia de Fallas en ASL” gestión 2003 y “tiempo de Congestión en Rutas Finales” gestiones 2002 y 2003. Segundo: Excluir de responsabilidad a COTEL por los valores alcanzados para las Metas de Calidad del Servicio Local de Telecomunicaciones “Corrección de Fallas en ASL en 24 horas” gestión 2003 y “Llamadas de Larga Distancia Nacional Internacional Completadas” gestión 2002. Tercero: Declarar el incumplimiento de COTEL para las gestiones 2002 y 2003, en el logro de las Metas de Expansión y Calidad de Servicio de sus servicios concedidos Local de Telecomunicaciones y Teléfonos Públicos detallados en el cuadro. Cuarto: Imponer multa de Bs. 69.695.000 por el incumplimiento en el logro de la meta de expansión “Tiempo Máximo de Espera para Conexión” de su servicio concedido Local de Telecomunicaciones correspondiente a las gestiones 2002 y 2003. Quinto: Imponer la multa de Bs. 955.380,80.- por el incumplimiento en el logro de la meta de Expansión en el Área rural “Obligación en el Área Rural” de su servicio concedido Local de Telecomunicaciones correspondiente a la gestión 2002. Sexto: Imponer multa de Bs. 434.264.- por el incumplimiento en el logro de calidad “Corrección de Fallas en ASL en 48 Horas” de su servicio concedido Local de Telecomunicaciones correspondiente a las gestiones 2002 y 2003. Séptimo: Imponer la multa de Bs. 1.394.300.- por el incumplimiento en el logro de calidad “Corrección de Fallas” de su servicio concedido de Teléfonos Públicos correspondiente a las gestiones 2002 y 2003. Octavo: Conminar a cumplir con sus obligaciones contractuales relativas a las metas de Expansión en el Área Rural de su servicio Local de Telecomunicaciones. Noveno: Instruir la presentación en el plazo máximo de 200 días calendario, constancia de cumplimiento del artículo octavo del acto administrativo.


2.- Indica que dentro del trámite de la fase recursiva de revocatoria y jerárquica, la Superintendencia General del SIRESE mediante Resolución Administrativa Nº 1866, revocó la RAR Nº 2008/0007, disponiendo que la Superintendencia de Telecomunicaciones emita una nueva resolución considerando los aspectos de orden técnico y legal expuestos en la RA Nº 1866.


En cuanto a aspecto de fondo de la demanda, expresa también no ser evidente la falta de pronunciamiento con relación a la prescripción de las infracciones de la gestión 2002, para los logros de las metas de expansión y calidad de los servicios local de telecomunicaciones y teléfonos públicos concedidos a COTEL Ltda., y que el art. 79 de la Ley Nº 2341 no es aplicable para el sector de las telecomunicaciones, porque la referida Ley únicamente es aplicable en los casos en que no exista una norma específica, siendo aplicable al caso concreto el art. 39 del DS Nº 25950 que aprobó el Reglamento de Sanciones y Procedimientos Especiales por Infracciones al Marco Jurídico Regulatorio del Sector de Telecomunicaciones, refiere que las infracciones, procesamiento y sanciones prescribirán en el plazo de 5 años a partir de la última fecha en que se hubiese cometido la infracción, de la última actuación en el procesamiento, o de la fecha en que hubiesen adquirido ejecutoria. Consiguientemente, de la revisión del contenido de la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2007/2620, se verificó que a través de la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2005/1184 de 22 de julio de 2005, la Superintendencia de Telecomunicaciones notificó a COTEL con el presunto incumplimiento de las metas correspondiente a las gestiones 2002 y 2003, lo cual supuso la interrupción de la prescripción. Además que la Resolución RAR Nº 2007/2620, fue emitida el 7 de septiembre de 2007, antes que transcurra los cinco (5) años para que se opere la prescripción.


3.- Sobre la falta de firma en la RAR Nº 2007/2620 que conllevaría que dicho acto sería anulable, también expresa no ser evidente, por cuanto se constató en los antecedentes cursante en el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, figura una copia legalizada del referido documento (en la que se excluye e impone sanciones), extremo además que en las instancias recursivas COTEL no habría demostrado.


4.- En relación a que SIRESE no aclaró el efecto suspensivo solicitado, señala que de acuerdo al parágrafo II del art. 59 de la Ley Nº 2341, determina que el órgano administrativo para resolver el recurso podrá suspender la ejecución del acto recurrido, de oficio o a solicitud del recurrente, por razones de interés público o para evitar grave perjuicio al solicitante, siendo por tanto una potestad discrecional de la administración que deviene precisamente de la Ley.


5.- Sobre la nulidad de la RAR Nº 2007/2620, que habría sido emitida prescindiendo del procedimiento establecido tanto en el contrato de concesión como por el art. 35 de la Ley Nº 1632 de Telecomunicaciones, sostiene que la citada disposición legal determina que las metas de expansión y calidad de los servicios prestados por los concesionarios, serán reajustados anualmente y verificadas cada 6 meses. Por ello no es evidente que el operador tenga la obligación de lograr las metas que le corresponden y el regulador la de verificar dicho cumplimiento, consiguientemente la nulidad de la resolución invocada no corresponde, y además las eventuales demoras no constituyen un eximente para el incumplimiento de metas por parte del proveedor, ni determinan impedimentos al regulador para que éste cumpla con su deber de verificación.


6.- Señala que la Superintendencia General del SIRESE, al constatar que la ex Superintendencia de Telecomunicaciones, no consideró las pruebas presentadas por COTEL, vulneró el principio de la verdad material que rige la actividad administrativa, concluyó que correspondía revocar la RAR 2008/0007, debiendo la ex Superintendencia de Telecomunicaciones conforme a las previsiones del parágrafo IV del art. 47 de la Ley Nº 2341, emitir una nueva resolución previa valoración de las pruebas presentadas por el recurrente, a fin de determinar la magnitud real del incumplimiento a sancionar, lo que demuestra que la RA Nº 1866 fue emitida en apego a la normativa regulatoria, no correspondiendo la nulidad de la RAR Nº 2007/2620 pues ésta no fue dictada prescindiendo del procedimiento establecido ni vulneró el art. 35 de la Ley Nº 1632 de Telecomunicaciones, correspondiendo ratificar la RA 1866 y su Auto Complementario.


Concluye señalando que la entidad demandada dio cumplimiento al marco normativo pertinente, y según la competencia al órgano regulador, solicitando que en sentencia se declare improbada la demanda.


CONSIDERANDO III: Que así vistos los antecedentes del proceso, la fundamentación de derecho y reconocida como se encuentra la competencia del Tribunal Supremo de Justicia en su Sala Plena para la resolución de la controversia, tomando en cuenta la naturaleza del proceso contencioso administrativo que reviste las características de un juicio de puro derecho, en el que el tribunal sólo analiza la correcta aplicación de la Ley a los hechos expuestos en este caso por la parte demandante, corresponde realizar el control de legalidad sobre los actos ejercidos por las instancias recursivas de impugnación.


Consecuentemente en cumplimiento a este mandato constitucional, al existir denuncia de vulneración de principios y derechos constitucionales, corresponde su análisis y consideración, estableciendo que el objeto de la controversia se refiere a determinar: a) Si la Resolución Administrativa Nº 1866 carece de motivación y fundamentación, cuando revoca la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008, que rechazó el Recuso de Revocatoria contra la RAR Nº 2007/2620 de 7 de septiembre de 2007; y b) Si operó o no la prescripción prevista en el art. 79 de la Ley del Procedimiento Administrativo, sobre infracciones administrativas.


Una vez analizado el contenido de los actos y resoluciones administrativas y los argumentos y defensas formuladas por las partes en la presente controversia, el Tribunal Supremo de Justicia, procede a revisar el fondo de la causa, en los siguientes términos:


1.- Sobre el primer objeto de controversia referido a: Si la Resolución Administrativa Nº 1866 carece de motivación y fundamentación, cuando revoca la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2008/0007 que rechaza el Recurso de Revocatoria contra la RAR Nº 2007/2620 de 7 de septiembre de 2007, y desestima el recurso de revocatoria, presentado el 20 de noviembre de 2007, en parte contra el auto de 5 de octubre de 2007, y en su totalidad contra el auto del 26 de octubre de 2007 interpuesto por COTEL Ltda., se debe realizar el siguiente análisis:


1.1. Es necesario referirse ineludiblemente a qué se entiende por motivación y fundamentación de una resolución judicial o administrativa, en ese sentido se tiene que la motivación o fundamentación, es justificar la decisión de un fallo o si se quiere en forma más explícita, es mostrar las razones que permiten considerar porqué el juzgador establece una determinada decisión sobre el conflicto o controversia puesto a su conocimiento. Sobre la motivación de las resoluciones administrativas o judiciales, la jurisprudencia constitucional ha determinado que la motivación, está directamente relacionada con el derecho al debido proceso y que no es necesario que la misma sea ampulosa, sino que puede ser concisa y reducida, siendo lo importante que ésta explique y justifique las razones de la decisión final del juzgador para que pueda activarse el derecho a la impugnación, así se ha pronunciado reiteradamente las Sentencias Constitucionales, tales como la SCP 0255/2015-S2
Sucre, 26 de febrero de 2015 que cita la línea sentada por la SC Nº 0012/2006-R de 4 de enero del 2006, que señala: “La motivación de los fallos judiciales está vinculada al derecho al debido proceso y a la tutela jurisdiccional eficaz, consagrados en el art. 16.IV Constitucional (art. 117. I de la CPE vigente), y se manifiesta como el derecho que tienen las partes de conocer las razones en que se funda la decisión del órgano jurisdiccional, de tal manera que sea posible a través de su análisis, constatar si la misma está fundada en derecho o por el contrario es fruto de una decisión arbitraria; sin embargo, ello no supone que las decisiones jurisdiccionales tengan que ser exhaustivas y ampulosas o regidas por una particular estructura; pues se tendrá por satisfecho este requisito aun cuando de manera breve, pero concisa y razonable, permita conocer de forma indubitable las razones que llevaron al Juez a tomar la decisión; de tal modo que las partes sepan las razones en que se fundamentó la resolución; y así, dada esa comprensión, puedan también ser revisados esos fundamentos a través de los medios impugnativos establecidos en el ordenamiento…” (la aclaración entre paréntesis es

agregada).


1.2. En el caso de análisis, del examen de la Resolución Administrativa Nº 1866 de 21 de agosto de 2008, no se evidencia falta de motivación en la revocatoria de la RAR Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008, emergente del recurso jerárquico interpuesto por COTEL Ltda., por el contrario dispuso en el punto dos (2) que “la Superintendencia de Telecomunicaciones deberá emitir una nueva Resolución considerando los aspectos de orden técnico y legal expuestos en la presente resolución”. La resolución citada dentro de los fundamentos centrales que motivó la revocatoria de la resolución recurrida, fue que dentro del proceso de recurso de revocatoria interpuesto contra la RAR 2007/2620, no resultaría razonable sancionar a la empresa por incumplimientos que no habrían sucedido, o que fueron de magnitudes distintas a las determinadas originalmente, motivo por el cual el regulador SITTEL, antes de emitir pronunciamiento debe asegurarse que existió incumplimiento de las metas y otros aspectos, debiendo analizar los descargos presentados por COTEL en las etapas del proceso, y luego imponer sanciones que correspondan. Por lo tanto, la Superintendencia General del SIRESE al observar y evidenciar vulneración de las determinaciones establecidas en los arts. 4 inc. d), 16, 30, 46, 63 de la Ley Nº 2341 y 8 del DS Nº 27172, y en el marco del principio de la verdad material que debe primar sobre la verdad formal que rige en la administración pública, toda vez que el Informe Técnico DTE-RJ Nº 048/08 de 15 de agosto, como del Informe Legal DRJ 322/08, sugirieron revocar la RAR Nº 2008/0007 de 2 de enero, originando que la Superintendencia de Telecomunicaciones, analizara las pruebas y los argumentos presentados por COTEL Ltda., dentro del recurso de revocatoria presentado en contra de la RAR Nº 2007/2620 de 7 de septiembre. Por lo expuesto, la Superintendencia General del SIRESE, ajustó sus actuaciones a lo dispuesto por el art. 30 inc. a), señala que los actos administrativos serán motivados con referencia a hechos y fundamentos de derecho, cuando resuelvan recursos administrativos y cuando deban serlo -como ocurre en el caso de autos- en virtud de disposición legal o reglamentaria expresa; garantizando el Estado de derecho del administrado, que se constituye en un pilar fundamental de la garantía constitucional del debido proceso, obligación que debe ser cumplida por la autoridad administrativa al resolver los puntos objeto de recurso de revocatoria y observados por la instancia jerárquica, señalando claramente las razones técnico legales por las cuales la Superintendencia General del SIRESE revocó la RAR Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008, a efectos de que en cumplimiento al art. 92 del DS Nº 27172, la Superintendencia de Telecomunicaciones emita una nueva Resolución, considerando los aspectos de orden técnico y legal expuestos, por lo que se advierte que no es evidente la vulneración de derechos o preceptos constitucionales como se afirmó en la demanda.


2.- Con relación al segundo objeto de controversia, referido a: “Si ha operado o no de la prescripción prevista en el art. 79 de la Ley del Procedimiento Administrativo, sobre infracciones administrativas”, y otros argumentos esgrimidos en la demanda, resulta innecesaria mayor consideración, por cuanto estos aspectos deberán ser atendidos y resueltos precisamente por la instancia recursiva de revocatoria y jerárquica, en el marco de lo dispuesto por los arts. 16 incs. h) e i), 28 inc. e), 30 inc. a) y 52 de la Ley Nº 2341 de Procedimiento Administrativo, observando los principios de sometimiento pleno a la Ley, verdad material, instituidos en los incs. c) y d) del art. 4 de la Ley de Procedimiento Administrativo.


Del análisis precedente, este Tribunal Supremo de Justicia concluye que el Superintendente General del Sistema de Regulación Sectorial - SIRESE, al emitir la Resolución Administrativa Nº 1866 de 21 de agosto de 2008, que revocó la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008, por la cual rechazó y desestimó el recurso de revocatoria contra la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2007/2620 de 7 de septiembre de 2007, interpuesta por la Cooperativa de Teléfonos Automáticos La Paz Limitada COTEL Ltda., no incurrió en conculcación de normas legales, realizando una correcta aplicación e interpretación en su fundamentación técnico legal, que se ajusta a derecho, máxime si no se vulneró derechos y principios fundamentales establecidos en la Constitución Política del Estado.


POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la atribución contenida en el art. 6º de la Ley Nº 620 Ley Transitoria para la Tramitación de los Procesos Contencioso y Contencioso Administrativo y el art. 781 del Código de Procedimiento Civil, falla en única instancia declarando IMPROBADA la demanda contencioso administrativa de fs. 241 a 256, y en su mérito, firme y subsistente la Resolución Administrativa Nº 1866 de 21 de agosto de 2008, emitida por el Superintendente General del Sistema de Regulación Sectorial, que revocó la Resolución Administrativa Regulatoria Nº 2008/0007 de 2 de enero de 2008 dictada por el Superintendente de Telecomunicaciones.

Procédase a la devolución de los antecedentes administrativos remitidos a este Tribunal por la autoridad demandada.


Regístrese, notifíquese y archívese.




Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena