SALA PLENA


SENTENCIA:                                    9/2015.

FECHA:                                Sucre, 23 de febrero de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                        602/2012.

PROCESO        :                        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Empresa Metalúrgica VINTO contra la Autoridad General de Impugnación Tributaria.

MAGISTRADO RELATOR:                Norka Natalia Mercado Guzmán.

Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por la Gerencia General de la Empresa Metalúrgica Vinto contra la Autoridad General de Impugnación Tributaria.


VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fs. 41 a 51, impugnando la Resolución de Recurso Jerárquico Nº AGIT-RJ 0447/2012 de 02 de julio; la respuesta de fs. 78 a 83, réplica de fs. 121 a 122, dúplica de fs. 128; los antecedentes procesales, así como los de emisión de la resolución impugnada que fueron adjuntados al exp.580/2012.


CONSIDERANDO I: Que la Gerencia General de la Empresa Metalúrgica Vinto, representada legalmente por Ramiro Félix Villavicencio Niño de Guzmán, se apersona por memorial de fs. 41 a 51, interponiendo demanda contencioso administrativa , fundamentando su acción conforme a lo siguiente:


El 19 de octubre de 2011, se notificó a la Empresa Metalúrgica Vinto (EMV) con la Resolución Administrativa CEDEIM Nº 23-00873-11 dictada por el Gerente Distrital del Servicio de Impuestos Nacionales, en que la se estableció la suma de Bs.2.212.473 como importe a devolver por el Impuesto al Valor Agregado por el periodo fiscal abril 2009, de un monto solicitado de Bs.7.019.855.


Expresa que la administración tributaria aplicó en forma errónea la presunción del 45 % dispuesto por el art. 10 del DS Nº 25465, la Ley 3249, el DS Nº 28656 y la RND Nº 010.00012.06, aduciendo que hizo el descuento porque no se demostró el pago del 87% de las facturas 318, 320 y 321 emitidas por la COMIBOL Empresa Minera Huanuni, sostiene que esa aseveración es falsa, ya que en los hechos se pagó el 87% de las mismas, sin embargo el SIN realizó reducciones dentro de las sumas pagadas.


Indica que contra la decisión de la administración tributaria, interpuso recurso de alzada, que ameritó la Resolución de Alzada ARIT-LPZ/RA 0178/2012 de 5 de marzo, que resolvió revocar parcialmente la Resolución Administrativa CEDEIM Previa Nº 23-00873-11 de 18 de octubre de 2011, dejando sin efecto el reparo de Bs.4.807.382, conformado por Bs. 2.879.34 por aplicación del 45% presunto de gastos de realización en el cálculo del importe máximo a devolver; Bs. 9.563.- por crédito fiscal no sujeto a la tasa cero en el IVA y Bs. 1.918.478 correspondiente al crédito fiscal de facturas superiores a 50.000.-UFVs, para finalmente declarar como importe sujeto a devolución los Bs.4.807.382 mencionados, más Bs.2.212.473 establecidos en el primer numeral de la parte resolutiva del acto impugnado, sumando un total de Bs.7.019.855 por el período fiscal abril 2009.


Manifiesta que la referida Resolución del Recurso de Alzada, fue objeto de Recurso Jerárquico interpuesto por la Administración Tributaria, emitiéndose la Resolución de Recurso Jerárquico Nº AGIT-RJ 0447/2012 de 2 de julio, que revocó parcialmente la resolución impugnada; en la parte referida a los gastos de realización, debiendo considerar la base de Bs. 4.231.518 sujeta a devolución, conforme a los fundamentos planteados y respaldo de las condiciones contratadas de los importes consignados como gastos de realización; asimismo, revocó los puntos referidos al crédito fiscal observado, manteniendo firme y subsistente la depuración de crédito fiscal de Bs. 9.563 por las facturas Nºs 402, 399, 404, 398, 400, 401, 403, 273, 274 y 458, sujetas a beneficio tasa cero, así como la depuración de crédito fiscal parcial por medios fehacientes de pago por el importa total de Bs. 1.121.343 por las facturas Nºs 318, 320 y 321 como no sujeto a devolución, para finalmente determinar que el importe sujeto a devolución alcanza a Bs. 3.100.612, correspondiente al período fiscal abril 2009.


Después de relacionar los argumentos de las resoluciones de instancia administrativa, señaló:


I.1. Gastos de realización.


I.1.1.- Factura comercial de exportación 230. Emitida por EMET S.A., indica que está respaldada por el contrato VEX-01/09, que adjuntó en fotocopia legalizada.


I.1.2.- Factura comercial de exportación 234. Es evidente que no se adjuntó contrato, en virtud a que esa venta de metálico fue realizada como venta SPOT, según Reglamento Interno del Departamento de Ventas de la empresa; esta venta está considerada como esporádica con tonelajes mínimos que solicita el cliente de conformidad a sus requerimientos y que por la fluctuación de precio son requeridas en tonelajes variables usualmente no periódicos, por lo que no se efectuó ningún contrato como se especifica en las ventas por licitaciones y ventas directas.


I.1.3.- Factura comercial de exportación 228. Emitida a CHINA MINMETALS NON FERROUS METALS CO. LTD. Cuyo respaldo es el contrato VEX-10/07, y en cuanto al plazo, respaldada con la Adenda al contrato VEX-10/07 que adjunta en fotocopia legalizada, y por el cuadro de entregas que corresponde a este cliente.


I.1.4.- Facturas comerciales de exportación Nºs 229-231-232. Las observaciones efectuadas por la AT son porque consignan información y datos distintos en cuanto a placas de vehículos que transportaron el material, en cuanto al nombre de la empresa responsable del transporte y en cuanto el peso total y cantidad exportada; observaciones que no corresponden, en razón a que son posteriores a la salida de la EMV, datos distintos que se dan por motivos de fuerza mayor, ya sea por trasbordo de carga que realiza la transportadora para cumplir la entrega del material en puerto, factores que pueden ser por dificultades mecánicas u otros similares, y que salen del control de la Empresa, circunstancia que debió tomar en cuenta el SIN, por lo que pide la no aplicación del art. 10 del DS Nº 25465, más aún cuando están respaldada por la documentación que evidencia la exportación.


I.2. Facturas sujetas al beneficio Tasa Cero en el IVA. Señala que en la parte referida a las facturas de transporte sujetas al beneficio de tasa cero en el IVA, la Resolución de Recurso Jerárquico vulneró la normativa correspondiente al reconocimiento del 13% del IVA, prevista en el art.8 inc. a), 11 de la Ley Nº 843, art. 24 num. 3 del DS Nº 25465 de 23 de octubre de 1999, por cuanto las facturas por servicio de transporte observadas por el SIN, tienen el crédito correspondiente al IVA. Agrega que para estar sujetas al régimen de tasa cero, las empresas de transporte debían cumplir los requisitos previstos en el art. 3 del DS Nº 28656; en ese sentido, las empresas que no cumplían los requisitos e incluso las que cumpliendo no se hubieran acogido a dicho régimen, se mantuvieron en el Régimen General, además añade que no se cumplió la RND Nº 10-0012-06 de 19 de abril de 2006,que señala que los sujetos pasivos o terceros responsables estarán habilitados para dosificar facturas sin derecho a crédito fiscal, las cuales deberán consignar claramente la leyenda “SIN DERECHO A CREDITO FISCAL IVA”, y podrán ser emitidas para respaldar los servicios de transporte internacional de carga por carretera, por otro lado, las facturas sin rótulo “sin derecho a crédito fiscal” sí tienen derecho al crédito fiscal, lo que implica que las facturas de transporte observadas, están sin el rótulo “sin derecho a crédito fiscal”, por consiguiente éstas generaron crédito fiscal para Vinto.


I.3. Facturas observadas por medios fehacientes de pago. Respecto a las notas fiscales Nºs 318, 320 y 321 emitidas por la COMIBOL, cuyo crédito fiscal asciende a Bs. 1.121.343, sostiene que se ha depurado indebidamente crédito fiscal dentro del 87% de lo efectivamente pagado y demostrado con medios fehacientes de pago, habiendo adjuntado en el proceso de verificación el registro detallado, cuyos resultados finales coinciden con el 87% de los importes objetivamente facturados en las notas fiscales señaladas, dentro los cuales la EMV ha retenido y empozado la Regalía Minera por la compra de concentrados, consiguientemente el crédito observado no asciende a la suma de Bs. 1.121.343 sino a Bs. 848.815,92.


Reitera que se ha depurado indebidamente crédito fiscal dentro del 87% de lo efectivamente pagado y demostrado con medios fehacientes de pago, la cual emerge de no haberse admitido la retención de la regalía minera a los proveedores de concentrados de estaño, operaciones que se encuentran respaldadas con las liquidaciones que se adjuntaron y que constituyen medios fehacientes de pago por lo que no correspondía acompañar los formularios oficiales que acrediten la retención y empoce a la entidad recaudadora como un medio fehaciente de pago, menos con la Resolución Administrativa emitida por el Ministerio de Minería y Metalurgia que acredite esa condición al momento de exportar, documentos que además no fueron requeridos por el SIN Oruro.


Asimismo, indica que no se tomó en cuenta que los proveedores declararon el débito fiscal de las facturas observadas en el periodo respectivo, hecho que la propia Administración Tributaria evidenció en las verificaciones cruzadas efectuadas, lo que implica que generó crédito fiscal para la Empresa Metalúrgica Vinto; por las que se debe reconocer el total del crédito fiscal que generan las facturas Nºs 318, 320 y 321, correspondiendo dejar sin efecto el reparo de Bs.1.918.478.


Con estos argumentos solicita se declare probada su demanda, consiguientemente se revoque la resolución impugnada y se mantenga firme y subsistente la Resolución del Recurso de Alzada ARIT-LPZ/RA 0178/2012, que revocó parcialmente la Resolución Administrativa CEDEIM Nº 23-00873-11 de 18 de octubre de 2011.


CONSIDERANDO II: Que admitida la demanda por decreto de fs. 69, fue corrida en traslado a la autoridad demandada, apersonándose Ernesto Rufo Mariño Bohórquez en su condición de Director Ejecutivo de la Autoridad General de Impugnación Tributaria, y respondió negativamente la demanda conforme se evidencia del memorial cursante de fs. 78 a 83, en los términos siguientes:


II.1. Argumenta que para el procedimiento de Devolución de Impuestos al Sector Minero Metalúrgico, el art. 10 del DS Nº 25465, señala que “La devolución o reintegro del crédito fiscal IVA  los exportadores del Sector minero metalúrgico se efectuará conforme a los criterios señalados en el art. 3 del presente Decreto Supremo, Excepto en lo referente al monto máximo de devolución, que en este caso será equivalente a la alícuota vigente del IVA aplicada a la diferencia entre el valor oficial de cotización del mineral y los gastos de realización. De no estar estos últimos explícitamente consignados en la declaración de exportación, se presume que los gastos de realización son el 45% del valor oficial de cotización. Los gastos de realización consignados en la declaración de exportación deben estar respaldados por las condiciones contratadas por el comprador del mineral o metal”. Agrega que el art. 5 de la RND Mº 10-0004-03, establece que para solicitar la devolución de impuestos es obligatoria la presentación de la Declaración de Exportación, Certificado de Salida emitido por el concesionario del depósito aduanero, Pólizas de Importación, Formulario de Declaración Jurada del Impuesto al Valor Agregado, y aclara que el sector minero debe respaldar sus gastos de realización mediante la presentación del o los documentos de las condiciones contratadas por el comprador del mineral o metal.


Al respecto, alega que la Factura de Exportación Nº 230, no tiene contrato que respalde la condición pactada, no siendo suficiente la Factura Comercial de Exportación y otros documentos de soporte, por lo que corresponde aplicar el 45% sobre el valor oficial de la cotización en aplicación del art. 10 del DS Nº 25465. Por otra parte, sobre la Factura de Exportación Nº 228, indica que no existe documentación en que mes se efectuó el primer embarque a fin de establecer el inicio del cómputo del plazo y la validez del contrato, considerando que desde el mes de suscripción del contrato hasta abril de 2009 transcurrieron 19 meses, tampoco se evidencia la existencia de documento que extienda la validez del contrato, aspecto que no permite determinar si cubre el periodo abril 2009, por otra parte no evidencia mayor documentación que permita establecer con certeza si el material entregado en abril 2009 fue parte del contrato para considerar su validez, por lo que corresponde la deducción del 45% por gastos de realización. Sobre la Factura de Exportación 229, indicó que el Certificado de Salida, los Manifiestos Internacionales de Carga/Declaración de Tránsito Aduanero (MIC/DTA) consignan información y datos distintos en cuanto a placas de vehículos que transportaron el material, nombre de la empresa responsable del transporte, peso total y cantidad exportada con las que se señalan en la factura Nº 1007 “Detalle de fletes de transporte de estaño metálico…” y la aplicación Nº 50 Orden Nº 050/2009, por lo que el demandante no respaldó adecuadamente los gastos de realización por esta factura, correspondiendo la aplicación de la citada norma legal.  En cuanto a la factura 231, refiere que se estableció que el Certificado de salida y Manifiestos Internacionales de carga consignan información y datos distintos en cuanto al nombre de la empresa responsable del transporte, peso total y cantidad exportada, del Detalle de fletes de transporte de Estaño Metálico y la Aplicación Nºs 53, 54, 55 Orden Nº 052/2009, el demandante tampoco respaldó los gastos de realización por esta factura de exportación, por lo que se le aplicó el 45%. Por último, la factura Nº 232, en su  Certificado de Salida, el Manifiesto Internacional de Carga/Declaración de Tránsito Aduanero (MIC/DTA) Nº 122686,  consigna información y datos distintos en cuanto al nombre de la empresa responsable del transporte, peso total y cantidad exportada con las que se señala en la factura Nº 472, Detalle de fletes de transporte de estaño metálico y la Aplicación Nº 56 Orden Nº 053/2009, no habiendo respaldado adecuadamente los gastos de realización.


II.2. Manifiesta que las facturas Nºs 402, 399, 404, 398, 400, 401 y 403, detalla “Transporte de Estaño Metálico en lingotes Vinto (Oruro) a Almacén Arica”, emitidas por el servicio de transporte Oruro-Bolivia a Arica-Chile, servicio que se enmarca en el inc. b) del art. 2 del DS Nº 28656, porque el servicio de transporte se inicia en Bolivia y su destino final es Arica-Chile, por lo que estaban sujetas a lo dispuesto en la Ley Nº 3249 Régimen Tasa Cero.


Respecto al acusado incumplimiento de la RND 10-0012-06, aclara que los servicios de transporte internacional se encuentran alcanzados por el régimen tasa cero; por tanto, no se encuentran gravados por el IVA, impuesto que deberá pagarse únicamente cuando el proveedor preste servicios de transporte al interior del territorio nacional.


II.3. Aclara que el art. 12. III del DS Nº 27874, que modifica el art. 37 del DS Nº 27310, dispone que cuando se solicite devolución impositiva, las compras por importes mayores a 50.000 UFV, deberán ser respaldados con medios fehacientes de pago para que la AT reconozca el crédito correspondiente, norma que se encuentra en consonancia con el art. 70 num. 4 de la Ley Nº 2492 CTb.


Al respecto, expresa que sobre las Facturas Nºs 318, 320 y 321, si se observa la columna “Valor de la Factura” que representa el importe de las facturas de $us. 5.218.090,63, $us. 1.853.569,9 y $us. 40.781,59, respectivamente, cifras que coinciden con el importe efectivamente facturado en las notas fiscal, los medios fehacientes de pago por la operación, considerando las columnas “Liquidación Provisional $us”, “Líquido Pagable Final” y “RM”, cuya sumatoria de la segunda columna asciende a $us. 4.375.444,62, $us. 1.539.218, 16 y $us 31.010,68 respectivamente, existe una diferencia de $us. 845.345,63, $us. 314.351,74 y $us. 9.770,91, respectivamente, sin respaldo de medios de pago respecto al importe facturado, además en la casilla “RM” consigna los montos que correspondería a las retenciones efectuadas por EMV al proveedor por concepto de Regalía Minera, operaciones que no fueron respaldadas con los formularios oficiales que acrediten la retención señalada, y empoce a la entidad recaudadora para ser considerado un medio de pago, requisito señalado por el art. 21 del DS Nº 29577 de 21 de mayo de 2008.


Con estos argumentos concluye pidiendo se declare improbada la demanda, consiguientemente se mantenga firme y subsistente la Resolución de Recurso Jerárquico 0447/2012 de 2 de julio de 2012.


CONSIDERANDO III: Que la presente controversia radica en que según afirma la empresa Vinto, la administración tributaria obró de manera incorrecta al haber depurado crédito fiscal, aplicando erróneamente el 45% dispuesto por el art. 10 del DS Nº 25465, la Ley Nº 3249, el DS Nº 28656 y la RND 010.00012.06, y por haber depurado indebidamente crédito fiscal parcial por medios fehacientes de pago.


La compulsa de los datos del proceso y de los antecedentes de emisión de la resolución impugnada, permiten concluir lo siguiente:

III.1.Gastos de realización.


La revisión de los anexos 1 y 2 de los antecedentes administrativos dan cuenta, que:


III.1.1.La factura de exportación Nº 228, que cursa a fs. 67, fue emitida a nombre de China Minmetals Non-Ferrous Metals Co Ltda., cuyo respaldo es el contrato VEX-10/07 de 21 de septiembre de 2007 (fs. 25 a 31), indica: “El presente contrato entrará en vigencia en cuanto ambas partes empiecen su ejecución. El término de este contrato será de un año (que consistirá de 12 meses, cada uno será llamado mes contractual), comenzando en el mes en el que el primer embarque haya sido efectuado. Antes o durante el desarrollo del contrato, ambas partes podrán extender la duración del mismo escrito”.


De la revisión de antecedentes administrativos, no se evidencia documentación que demuestre la fecha en que se efectuó el primer embarque a los efectos del cómputo del plazo señalado en la cláusula que antecede y determinar la vigencia del contrato, de ahí que no se puede establecer que el mismo cubra o respalde el periodo abril 2009, por consiguiente resulta correcta la deducción del 45% por gastos de realización conforme establece el art. 10 del DS Nº 25465.


III.1.2. Las facturas de exportación Nºs 229, 231, 232, cursante a fs. 80, 87 y 122 respectivamente, si bien están respaldas con los contratos respectivos, en los tres casos consignados se observa que las mismas detallan los Gastos de Realización únicamente hasta frontera, asimismo de la revisión de los certificados de salida (fs. 75, 94 y 117) y los Manifiestos Internaciones de Carga/Declaración de Tránsito Aduanero (MIC/DTA) (fs. 76, 79, 95, 96, 106 y 117) se evidencia que consignan información y datos distintos en cuanto a placas de los vehículos que transportaron el material, nombre de las empresas responsable del transporte, peso y cantidad exportada que no coinciden con las que se indican en las facturas de fs. 170, 190 y 208 y 233 respectivamente, el Detalle de flete de transporte de estaño de fs. 172, 192 y 210 y fs. 235, y la Aplicación Nº 50, 53, 54, 55 y 56 de fs. 260, 264 a 266 y 268 respectivamente, resultando entonces, pertinente la observación formulada por la administración tributaria y la autoridad demandada, en sentido de que Vinto no respaldó adecuadamente los gastos de realización.


III.1.3.Factura de exportación Nº 234, como reconoce la empresa demandante no existe contrato suscrito que acredite los gastos de realización de la indicada exportación; al respecto corresponde señalar que la empresa demandante ha introducido un nuevo argumento en la presente acción, respecto a que se trataría de “ventas SPOT”, que se realizan según reglamento interno de la empresa, el cual no ha sido presentado ni discutido en sede administrativa ni en el presente proceso.


Sobre la afirmación de indebida aplicación del art. 10 del DS Nº 25465, se tiene que la norma señala que “la devolución o reintegro del crédito fiscal a los exportadores del sector minero metalúrgico se efectuará conforme a los criterios señalados en el artículo 3 del presente decreto supremo, excepto en lo referente al monto máximo de devolución, que en este caso será equivalente a la cuota vigente del IVA aplicada a la diferencia entre el valor oficial de cotización del mineral y los gastos de realización. De no estar estos últimos explícitamente consignados en la declaración de exportación, se presume que los gastos de realización son el cuarenta y cinco % (45%) del valor oficial de cotización. Los gastos de realización consignados en la declaración de exportación deben estar respaldados por las condiciones contratadas por el comprador del mineral o metal”, esos gastos denominados de realización, comprenden las erogaciones por flete terrestre, seguro y gastos en puerto, efectuados desde frontera o punto de embarque hasta el lugar de entrega al comprador, en la forma que hubiera sido acordada.


En el caso en análisis, como se tiene expresado la empresa demandante no cumplió con la citada normativa legal, motivo por el cual, se considera que tanto la administración tributaria como la autoridad demandada, actuaron correctamente.


III.2. Facturas sujetas al beneficio de Tasa Cero en el Impuesto al valor agregado (IVA).


Con respecto a las facturas Nºs 402, 399, 404, 398, 400, 401 y 403, emitidas por la empresa de Transporte Emperador; las facturas Nºs 273 y 274 emitidas por “Eddys” Transporte de Carga Nacional e Internacional y la Nº 458 de la Coop. Transporte “San Cristobal Oruro Ltda”, cursantes a fs. 345 a 361 del anexo 2, detallan el servicio de transporte de lingotes de estaño metálico desde Vinto (Oruro) hasta Almacén Arica-Chile, es decir, desde Oruro-Bolivia hasta Arica Chile, por lo que evidencia que las mencionadas facturas fueron emitidas por servicios de transporte internacional, y que por disposición de la Ley Nº 3249 y el DS Nº 28656, se encuentran sujetas al Régimen Tasa Cero.


En la especie, corresponde considerar que por disposición de la Ley Nº 3249 de 1 de diciembre de 2005, se estableció un régimen de tasa cero al Impuesto al Valor Agregado (IVA) para el servicio de transporte internacional de empresas bolivianas por carga por carretera que entró en vigencia a partir del primer día hábil del mes de enero de 2006, el cual conforme a lo establecido en el art. 4 del DS Nº 28656 de 25 de marzo de 2006, implica que por el transporte internacional de carga por carretera, debe facturarse con IVA tasa cero, por tanto el indicado impuesto no repercute sobre el precio consignado en la factura, resultando lógico entonces, que no corresponde la devolución de la alícuota del Impuesto al Valor Agregado por concepto de flete por transporte internacional.


Por otra parte, respecto a la facultad que tienen los contribuyentes de emitir facturas con derecho a crédito fiscal para respaldar operaciones gravadas conforme al art. 5, parágrafo V de la RND Nº 10-0012-06, se reitera que por la normativa citada precedentemente, los servicios de transporte internacional se encuentran sujetos al régimen tasa cero; en consecuencia no se encuentran gravados por el IVA, en atención que este impuesto se paga sólo cuando el proveedor preste servicios de transporte al interior del país; por consiguiente la Autoridad demandada aplicó correctamente la normativa antes señalada.

III.1.3.Facturas observadas por medios fehacientes de pago.


En cuanto a las facturas observadas por medios fehacientes de pago, observación que formuló la administración tributaria en la verificación previa efectuada, pues consideró que las facturas Nºs 318, 320 y 321 emitidas por COMIBOL- Empresa Minera Huanuni no cuentan con los medios fehacientes de pago que respalden la totalidad de las compras efectuadas como lo ha reconocido la propia empresa demandante en su demanda (fs. 50).


Los criterios aplicados en la resolución de la cuestión planteada han sido divergentes, pues por una parte, la administración tributaria ha reconocido dicho crédito fiscal de forma parcial; por su parte la Autoridad Regional de Impugnación Tributaria ha reconocido el 100% en la resolución de alzada al considerar que la transacción fue efectivamente realizada, mientras que la Autoridad General de Impugnación Tributaria ha señalado que dicho crédito fiscal no está sujeto a devolución aunque mantuvo el reconocimiento del crédito fiscal realizado por el Servicio de Impuestos Nacionales en aplicación del principio non reformatio in peius, referido a que en ningún caso podrá agravarse la situación inicial del recurrente.


Las normas que regulan la materia y que se encontraban vigentes en el momento de la presentación de la solicitud de devolución impositiva y de la verificación efectuada por la administración tributaria, concretamente el art. 37 del DS Nº 27310, modificado por el DS Nº 27874, señala que: “cuando se solicite devolución impositiva, las compras por importes mayores a CINCUENTA MIL 00/100 UNIDADES DE FOMENTO A LA VIVIENDA, deberán ser respaldadas por los sujetos pasivos y/o terceros responsables, a través de medios fehacientes de pago para que la administración tributaria reconozca el crédito correspondiente”.


A efecto de resolver la controversia planteada, corresponde referir que en el periodo que fue sujeto a revisión previa, la empresa Vinto adquirió de la Corporación Minera de Bolivia, concentrados de estaño y que por dichas compras, COMIBOL expidió las facturas 318, 320 y 321 por los siguientes montos: $us. 5.218.090,63, equivalente a Bs. 36.891.900,77 (fs. 364 Anexo 2), $us.1.853.569,90 equivalente a Bs. 13.104.739,17 (fs. 485 Anexo 3) y 40.781,59 equivalente a Bs. 288.325, 81 (fs. 524 Anexo 3), respectivamente, haciendo un total de Bs. 50.284.965,75, suma de dinero sobre la que se pretende el reconocimiento de crédito fiscal; sin embargo, la administración tributaria evidenció que la indicada cantidad se había documentado parcialmente con medios fehacientes de pago, en una suma de Bs. 35.527.445.83, existiendo una diferencia de Bs. 14.757.519,92, motivo por el cual, determinó depurar el crédito fiscal solicitado en un monto de Bs. 1.918.478. Por su parte, la ARIT revocó la resolución administrativa reconociendo el total del crédito fiscal que generan las facturas 318, 320 y 321, dejando sin efecto el reparo de Bs. 1918.478, por depuración de crédito fiscal de facturas superiores a 50.000. Finalmente sobre el este punto la AGIT revocó parcialmente la resolución de alzada, determinando la depuración de crédito fiscal parcial por medios fehacientes de pago por el importe total de Bs. 1.121.343 como no sujeto a devolución, dejando sin efecto la observación de Bs. 797.135 por error de suma en la determinación del importe efectivamente pagado de la factura Nº 318.   


Por otra parte, la empresa demandante también alega en su demanda, que en la Resolución Administrativa emitida por la administración tributaria, no se consideró que en las indicadas facturas, efectuó retención de la regalía minera conforme a lo dispuesto por el art. 1 de la Ley Nº 3787, constituyendo medio fehaciente de pago las liquidaciones adjuntas por los concentrados de estaño, por lo que no corresponde respaldarlas con los formularios oficiales que acrediten la retención señalada y el empoce respectivo a la entidad recaudadora como un medio fehaciente de pago.


Ambos argumentos de la empresa demandante, resultan inadmisibles a la luz de las normas que reglamentan la devolución impositiva en análisis, ya que el mandato legal es claro en cuanto a que todas las compras por importes mayores a 50.000 UFV, deben ser respaldadas con medios fehacientes de pago, de donde se infiere que se devuelve lo efectivamente cancelado, resultando evidente que las facturas Nºs 318, 320 y 321 no cuentan con los medios fehacientes de pago que respalden la totalidad de las compras efectuadas,  coincidiendo con el criterio esgrimido por la Autoridad General de Impugnación Tributaria en la resolución impugnada, relativo a que si bien la administración tributaria pudo observar el total de cada una de las facturas; sin embargo, al verificar la compraventa del mineral y su pago parcial, admitió lo efectivamente pagado; por lo que mantuvo el reconocimiento del crédito fiscal realizado por el SIN, en atención a que no se puede agravar la situación inicial del recurrente, conforme señala el parágrafo II del art. 63 de la Ley Nº 2341.


Con relación a la retención de la regalía minera, cuyo pago, tampoco fue demostrado, permite concluir que no es posible suponer que la empresa demandante aplicó la ley, sino que debió demostrar el efectivo empoce de las sumas retenidas como regalías mineras en la cuenta de la entidad recaudadora mediante la presentación del formulario correspondiente conforme a lo previsto por el art. 21 del DS Nº 29577 de 21 de mayo de 2008, que dispuso que las empresas de fundición y refinación de minerales y metales están obligadas a la retención y empoce de la Regalía Minera de sus proveedores de minerales en formulario oficial habilitado al efecto, hasta el 15 del mes siguiente en que se efectuó la retención.


Que es necesario considerar que la presentación de una solicitud de devolución impositiva conlleva el deber ineludible de respaldar con información fehaciente los gastos efectuados por el exportador y que son objeto de devolución, siendo en consecuencia, responsabilidad del interesado acreditar en todos los casos con la documentación pertinente y legalmente establecida, resultando entonces, que la inobservancia de la normativa de cumplimiento obligatorio es únicamente atribuible a la responsabilidad del interesado.


Con respecto a la documental acompañada a la demanda que cursa a fs. 25 a 40 y que fuera observada por la autoridad demandada en el memorial de contestación, se tiene que al no haber sido presentada o discutida en sede administrativa no puede ser objeto de valoración en la presente acción contencioso-administrativa, ya que por mandato expreso del art. 780 del Código de Procedimiento Civil, se tramita como proceso ordinario de puro derecho en razón a que en la acción mencionada, no se discute el reconocimiento o desconocimiento de ningún derecho, tampoco otro aspecto o documento que no haya sido argumentado y presentado en sede administrativa, de donde resulta que la sentencia que se pronuncia, se refiere exclusivamente a declarar la legalidad y legitimidad del acto impugnado o en su caso, su revocatoria por haberse conculcado las normas que rigen a la administración. 


Por lo argumentado, se concluye que la Autoridad General de Impugnación Tributaria, obró correctamente. 


POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la atribución conferida por los arts. 778 y 781 del Código de Procedimiento Civil, por lo dispuesto por el art. 10. I de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 y los arts. 4 y 6 de la Ley Nº 620 de 29 de diciembre de 2014, falla en única instancia declarando IMPROBADA la demanda y en su mérito, mantiene firme y subsistente la Resolución de Recurso Jerárquico AGIT- RJ 0447/2012 de 2 de julio, pronunciada por la Autoridad General de Impugnación Tributaria.


No suscribe el Magistrado Jorge Isaac von Borries Méndez por emitir voto disidente.


Procédase a la devolución de los antecedentes administrativos remitidos a este Tribunal por la autoridad demandada.

Regístrese, notifíquese y archívese.


Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena