SALA PLENA


SENTENCIA:                                 324/2014.

FECHA:                                        Sucre,  7 de octubre de 2014

EXPEDIENTE N°:                                580/2007.

PROCESO:                                        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Estación de Servicio Ferco S.R.L., contra la Superintendencia General de Regulación Sectorial “SIRESE”.

MAGISTRADO RELATOR:                Fidel Marcos Tordoya Rivas

Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por la Estación de Servicio Ferco S.R.L. contra la Superintendencia General de Regulación Sectorial “SIRESE”, en actual conocimiento del Ministerio de Hidrocarburos y Energía.

VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fs. 22 a 30, impugnando la Resolución Administrativa Nº 1463 de 4 de septiembre de 2007, emitida por la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial “SIRESE”; la respuesta de fs. 36 a 40; memorial de réplica de fs. 63 a 65 y los antecedentes procesales.

CONSIDERANDO I: Que, la Estación de Servicio Ferco S.R.L., representada por Fermín Ovando Zanabria, en virtud del art. 778 y siguientes del Código de Procedimiento Civil, se apersona interponiendo demanda contencioso administrativa, expresando en síntesis, lo siguiente:

1.- Que la Superintendencia General del SIRESE, no cumplió con lo dispuesto en las Normas ASTM (American Society for Testing Materials), señalando que lo previsto en el punto del considerando relativo al análisis de agravios realizado por esta institución, es falso, puesto que en la R. A. 1677/2006 y la R.A. 0382/2007, no existió un análisis técnico de los argumentos presentados, ni se consideró el Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por DS Nº 26276, que tiene, entre otros fundamentos, velar por la correcta transferencia de custodia de los productos hasta el consumidor final y establecer las especificaciones de calidad de carburantes, debiendo seguir para tal efecto, los lineamientos técnicos previstos en las citadas normas, cuyo incumplimiento vicia de nulidad absoluta el procedimiento de tomas de muestras y consecuentemente el procedimiento administrativo sancionatorio, toda vez que, en las tomas de muestras y los informes técnicos evacuados por ODECO, se observaron vicios técnicos en la aplicación de las normas ASTM y API, citando al respecto lo previsto en los arts. 7.4 y 7.4.1 de la norma ASTM D-4057 y 5854, referente a los envases plásticos ya que el art. 7.3.4 de la norma ASTM D-86 (Tabla 3) prevé que las muestras deben ser almacenadas a una temperatura por debajo de 10º C si no es analizada inmediatamente después de su recolección y que en el caso de análisis, existió un periodo de 41 días, además que la muestra fue almacenada y trasportada en condiciones de temperatura ambiente y sometida a altas presiones, demostrándose que tanto la empresa SGS Bolivia S.A. como la Superintendencia de Hidrocarburos, no aplicaron correctamente los principios previstos en esta normativa, incumplimiento que vicia de nulidad la toma de muestras y los resultados obtenidos por SGS.

Denuncia que el acta de toma de muestras presenta una omisión técnicamente insubsanable, por no consignar la temperatura ambiente a momento de la toma de muestras, causando indefensión al administrado, puesto que no permitió contrastar la temperatura ambiente con el resultado de menos de 20ºC, privándole de la oportunidad de realizar estas observaciones y la forma en la que se manipula la muestra para su remisión al laboratorio extranjero, precisando que la a administración debe valerse de argumentos contundentes a momento de demostrar la culpabilidad del administrado, pues de no ser así, se estaría en contra del  debido proceso y la verdad material de los hechos, reconocido en el art. 4 de la Ley Nº 2341 de Pdto. Adm., invocando además que, la Superintendencia, no consideró lo previsto en el art. 35. c) de la citada Ley, referente a la nulidad de actos administrativos.


2.- Que la Superintendencia de Hidrocarburos (SH) no cumplió con la obligación de notificar a la Estación de Servicio antes de remitir las pruebas al laboratorio acreditado en el exterior, pues no se puede dar por bien hecha la actuación irregular con el simple hecho que el operador firmó el acta, quien no está capacitado técnicamente para observar el procedimiento de toma de muestras; actitud que produjo indefensión al administrado, pues la Estación de Servicio tiene el derecho de observar las condiciones en las que son transportadas y almacenadas dichas muestras, pues no existe justificación para que la SH se tome 41 días desde el momento de la toma de muestra hasta la emisión del análisis completo, siendo que el Reglamento de Calidad otorga solo 15 días para realizarlo.

3.- La SH no cumplió con lo previsto en el art. 28 del Reglamento de Calidad, modificado por la disposición adicional sexta del Reglamento a la LPA., arguyendo que, tanto el SIRESE como la SH, no tomaron en cuenta los argumentos de los recursos revocatorio y jerárquico, puesto que desde el inicio de su examen mantienen errores, al no considerar la modificación realizada por la disposición adicional sexta del aludido Reglamento, citando al respecto, lo previsto en su art. 28, arts. 82, 83. I, del DS Nº 27172 y 110 de la Ley Nº 3058 de Hidrocarburos; de donde se deduce que, las aludidas entidades, desconocen el contenido del modificado art. 28 que consiste en que sí se debe seguir el procedimiento de caducidad y revocatoria descrito en los arts. 82 y 83 del Reglamento de la LPA, y que el SIRESE y la SH, debieron realizar la debida consideración a lo dispuesto en el art. 28 del aludido Reglamento, precisando que la licencia de operación expedida por la Superintendencia no se encuentra ligada a un contrato donde se establezca un procedimiento especial para la revocatoria, es por eso que el Reglamento citado, en sus arts. 82 y 83 prevén este procedimiento, el cual da al administrado la oportunidad de corregir su conducta antes de quedar fuera de operaciones por haber sido revocada su licencia, lógica que es contraria a la que la Superintendencia errónea y arbitrariamente pretende hacer creer cuando señaló que siguió el procedimiento contenido en los arts. 80 y 81 del DS 27172; antecedentes que nos permiten visualizar que la SH utilizó un procedimiento diferente al exigido por ley, incurriendo en lo previsto en el art. 35. c) de la Ley Nº 2341 LPA referente a la nulidad de actos administrativos.

4.- Argumenta que la Licencia de Operación sólo tiene validez de un año calendario y a la fecha la Estación de Servicio cuenta con una nueva Licencia, hecho que la Superintendencia elude considerar, aduciendo que la revocatoria de la licencia de operación que se quiere imponer, resulta un despropósito jurídico, puesto que no se respetó el procedimiento previsto en los arts. 82 y 83  del DS 271723, y que no es culpa del administrado, que la norma contenida en el DS 26821, no haya previsto que la Licencia de Operación sólo tenga vigencia de un año, así lo señala el art. 38 del Reglamento de Estaciones de Servicio, citando también el contenido del art. 29 del mismo Reglamento que prevé que la autorización para la operación de la estación de servicio se otorgará por diez años, por otra parte invocó el art. 2 del DS 26821 de 25 de octubre de 2002 que modifica el art. 69 del Reglamento, el cual determina de manera precisa que la sanción por alterar la calidad del producto es la revocatoria de la licencia de operación y no otro documento que expida la SH, como por ejemplo, la autorización de construcción, hecho que se considera importante, pues lo que  persigue la SH, mediante este tipo de procedimientos, es la clausura definitiva de la Estación de Servicio, perdiendo de vista la disposición reglamentaria que indica que la Licencia de Operación tiene una vigencia máxima de un año, extremos que a pesar de haber sido denunciados de forma oportuna, la Superintendencia no consideró lo previsto en los arts. 35 de la LPA y 28 del Reglamento de Calidad.

5.- También arguye que la Superintendencia desconoció el valor legal de las garantías jurídicas que debe respetar el procedimiento administrativo, señalando que lo descrito por esta entidad en el punto 3 del considerando de análisis, fue imprecisa a momento de realizar su fundamentación, puesto que no existe en el contenido del DS Nº 28173 una disposición expresa que disponga la vigencia del DS Nº 26276, que no es aplicable al presente caso, porque no está vigente, en mérito a lo dispuesto por la Ley de Hidrocarburos Nº 3058 que en su disposición final dispuso la abrogación y derogación de toda disposición contraria a esta ley, por lo que el sustento jurídico de la Superintendencia en la RA SSDH Nº 1677/2006, a momento de imponer la revocatoria de la Licencia de Operación, es nulo de pleno derecho, conforme lo señala el art. 35 inc. d) de la LPA Nº 2341, puesto que el DS 28173, no dispone la vigencia transitoria del DS Nº 26821.

6.- Que la Superintendencia de Hidrocarburos no respondió de manera fundamentada todos los agravios expuestos por el administrado, incumpliendo la obligación de responder contenida en la LPA, denunciando que la nombrada institución actuó como juez y parte, ya que no consideró debidamente los argumentos y pruebas presentadas, toda vez que los fundamentos de la resolución son defensas de la posición adoptada por la Superintendencia, que no es más la de revocar como de lugar la licencia de operación, argumentando situaciones que no corresponden a derecho, violando el principio de bilateralidad o contradicción en un procedimiento infractorio, asumiendo la calidad de juez y parte por estar encargado de proseguir y acusar la comisión de una infracción y resolver sobre la responsabilidad emergente, existiendo una clara controversia entre dos sujetos de derecho:  la Superintendencia de Hidrocarburos y la Estación de Servicio.

Invoca la aplicación de la Ley más benigna, consagrada en el art. 33 de la CPE, en este sentido, solicitó oportunamente la aplicación de la sanción prevista en el DS Nº 29158 de 13 de junio de 2007, situación que no fue debidamente respondida; señalando que dentro del procedimiento administrativo del debido proceso, se tiene como corolario de la garantía del derecho a la defensa la posibilidad a ser oído, a ofrecer y producir prueba y a una decisión fundada.

Por otra parte señala que analizadas las resoluciones emitidas por la administración, se evidencia que no se realizó una correcta fundamentación y valoración de los argumentos y pruebas presentadas por la Estación de Servicio, aspectos imprescindibles, puesto que dichos hechos constituían elementos primordiales para la resolución del procedimiento de investigación, citando lo previsto en el art. 4. d) de la LPA Nº 2341, referente a la investigación de la verdad material, aduciendo que la investigación de esta verdad, no puede obviar la prueba y argumentos ofrecidos por los interesados, pues la no valoración de prueba y argumentos planteados, lesiona el procedimiento esencial y sustancial del ordenamiento jurídico y origina una nulidad grave, imposible de reparación ulterior, citando al respeto lo previsto en el art. 8 de la LPA, referente a fundamentación de las resoluciones.    

En base a estos argumentos, solicita se emita Auto Supremo declarando probada la demanda y se revoque la Resolución Administrativa Nº 1463 de 4 de septiembre de 2007 emitida por el SIRESE, así como las RR.AA SSDH Nº 03822/2007 de 16 de abril, SSDH Nº 167/2006 de 20 de diciembre de 2006, emitidas por la Superintendencia de Hidrocarburos.

CONSIDERANDO II: Que admitida la demanda mediante decreto de 7 de enero de 2008 (fs. 33), se corrió traslado y citado a la autoridad demandada, se apersona Efraín Oscar Duran Sanjinés, en representación del SIRESE, quien en tiempo hábil, por memorial de fs. 36 a 40, responde en forma negativa la demanda, en base a los argumentos de hecho y de derecho que se sintetizan a continuación:

1.- Con referencia a lo expuesto por la Estación de Servicio FERCO SRL, en sentido de que la Superintendencia de Hidrocarburos no cumplió con lo dispuesto en las Normas ASTM, manifestó que, el estándar ASTM D-86, prevé el método de análisis de destilación de productos de petróleo a presión atmosférica, para determinar cuantitativamente las características del rango de ebullición de productos como el diesel oíl, citando al respecto lo previsto en el numeral 7.3.1, la nota aclaratoria del punto 7.3.4, el numeral 7.4.1.2, del aludido estándar, invocando también lo señalado en el numeral 7.1.6 y 12.3.1 del estándar ASTM D-4057, normativa en base a la cual, concluyó que es estándar ASTM D-86, establece las condiciones y procedimientos para efectuar un tipo de análisis (destilación de productos de petróleo a presión atmosférica) en el laboratorio y, que las muestras, para el caso del diesel oil, deben encontrarse a una temperatura menor de 10ºC antes de proceder a efectuar el análisis correspondiente, pues la muestra a la que hace referencia, es aquella que se ha preparado para efectuar el análisis y, no la que se tomó en la Estación y transportada al laboratorio.

El estándar ASTM D-86, no prevé las condiciones en que la muestra se almacena y se lleva al laboratorio, sino las condiciones en las que debe mantenerse la misma, preparada en el laboratorio, la cual incluso puede ser mantenida a temperaturas menores de 20ºC, siempre que no produzcan fugas del envase que contiene y que luego se acondicione a una temperatura menor de 10ºC, ya que el fin de mantener una temperatura baja, evita que se pierdan los componentes más volátiles de muestra. Manifestó que, el estándar ASTM D-4057, no señala que la muestra deba ser mantenida a menos de 10ºC, sólo indica que se debe mantener cerrado su envase, la cual debe ser enfriada antes de abrirlo y que para el caso del diesel oil, la temperatura de acondicionamiento debe ser menor a 10ºC; de donde se evidencia que SGS Bolivia, no incumplió con los estándares ASTM a momento de tomar, almacenar y trasportar la muestra.

2.- Con relación a que la Superintendencia de Hidrocarburos no cumplió con la obligación de notificar a la Estación de Servicio antes de remitir las pruebas al laboratorio acreditado en el exterior, señaló que, según el Informe de Análisis de Combustible 060019 emitido por SGS-Chile, se concluyó que la muestra no cumplió con las especificaciones de calidad y, que revisada el acta de muestreo de calidad de combustibles, se estableció que la muestra de diesel oíl sujeta a revisión, fue obtenida de la manguera de la Estación, hechos que se encuentran en el informe de fs. 1 a 6, deduciéndose que las muestras obtenidas por SGS Bolivia, fue la revisada en SGS Chile, y que previamente a su envío, fue precintada en presencia de un funcionario de FERCO, quien firmó y selló el acta de muestreo (fs. 4); antecedentes que permiten deducir que la Superintendencia no realizó ninguna actuación susceptible de anularse por generar indefensión.

3.- Respecto a que la Superintendentica de Hidrocarburos no cumplió con lo dispuesto por el art. 28 del Reglamento de calidad, invocó lo previsto en el art. 81 del DS Nº 21172, afirmando que la norma específica aplicable al caso en cuanto a la infracción cometida, es el Reglamento de Carburantes y Lubricantes aprobado por DS Nº 26276 de 5 de agosto de 2001, transcribiendo al respecto lo previsto en su art. 6, para continuar manifestando que el DS Nº28173 autorizó a la Superintendencia la aplicación transitoria del Reglamento para la Construcción y Operación de Estaciones de Servicio de Combustibles Líquidos, aprobado mediante DS Nº 24721 de 23 de abril de 1997, citando su art. 69, así como el art. 80 c) del DS 27172, disposición de carácter general  la cual establece que el Superintendente tiene la facultad de imponer la sanción que corresponda en caso de verificar la comisión de una infracción, señalando también lo previsto en los arts. 81 del mismo decreto, y que, en el caso presente, la sanción está prevista en el art. 69 del DS 24721, modificado por el art. 2 del DS 26821, para concluir manifestando que la Superintendencia dio cumplimiento a los previsto en los arts. 80 y 81 citados.

4.- En relación a que la licencia de operación sólo tiene validez de un año calendario y a la fecha la Estación de Servicio cuenta con una nueva Licencia, sobre este tema, citó lo dispuesto en el art. 4 inc. m) del DS Nº 24721 y los incs. c) y d) del art. 10 de la Ley del SIRESE, argumentando que es evidente que la Superintendencia autorizó a FERCO para que opere como una Estación de Servicio y que, desde ese momento, se constituyó en una empresa sujeta a regulación, obligada al cumplimiento de las normas y reglamentos del sector de hidrocarburos.

5.- Que el SIRESE, desconoció el valor legal y las garantías jurídicas que debe respetar el procedimiento administrativo, a tiempo de realizar la fundamentación, en relación a que en el contenido del DS 28173 no existe una disposición que determine la vigencia del DS 26276, la cual no se aplica al caso presente.

Al respecto, reitera que de acuerdo al DS Nº 28173, autorizó a la Superintendencia la aplicación transitoria del Reglamento para la Construcción y Operación de Estaciones de Servicio, extremo que fue objeto de fundamentación en el punto 3.


6.- Respecto a que la Superintendencia no respondió de manera fundamentada todos los agravios expuestos por el administrado y que no realizó  una correcta valoración de argumentos y pruebas presentadas por la Estación de Servicio, adujo que, en el recurso jerárquico no se presentó ni ofreció nuevos elementos que permitan al SIRESE caer en cuenta sobre el supuesto error e injusticia en su actuación, esta ausencia de elementos en beneficio de la revisión de legalidad promovida por el recurrente, igualmente viene a desconocer el principio jurídico de quien pretende probar en juicio un derecho, debe probar  los hechos que fundamenten su pretensión, presupuesto contenido en el art. 1283 del CC, extremo que demuestra la falta de sustento en la acusación proferida; sin embargo, el SIRESE, una vez agotado el análisis que siguió la investigación realizada por la SH, añadió que el acto administrativo cuestionado, se encontró motivado en el examen de los hechos objetados y la valoración de la prueba remitida por la Estación de Servicio, habiendo seguido las reglas de la sana crítica de acuerdo al art. 47 de la LPA Nº 2341, careciendo de todo fundamento lo aseverado por la Estación de Servicio impugnante.           

Concluye solicitando se dicte sentencia declarando improbada la demanda, con costas.      

Aceptada la respuesta a la demanda por decreto de fs. 42, fue formulada la réplica que cursa a fs. 63 a 65, reiterando sus fundamentos, no habiendo la entidad demandada presentado su dúplica conforme consta por decreto de fs. 69, se decretó “Autos para Sentencia”.

CONSIDERANDO III: De la revisión de antecedentes procesales, se establece lo siguiente:

Que la Dirección ODECO Hidrocarburos, emitió el Informe ODEC 0135/2006 INF de 4 de julio de 2006, conforme consta a fs. 1 a 2 del anexo, donde se recomienda que la Dirección Jurídica inicie el proceso de investigación, contra la Estación de Servicio “FERCO S.R.L.”, por existir indicio de adulteración del diesel oíl que estaba comercializando el día 12 de mayo de 2006.  

Ante esta recomendación, la Superintendencia de Hidrocarburos, mediante Auto  de 1 de septiembre de 2006 de fs. 8 a 9, formuló cargos contra la Estación de Servicio “FERCO S.R.L.”, por supuesta infracción al art. 6 del Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por el DS Nº 26276 de 5 de agosto de 2001, es decir, por comercializar carburantes incumpliendo especificaciones de calidad.

Como consecuencia de este hecho, la aludida estación de servicio, a través de su representante legal, mediante memorial de fs. 11 a 12, respondió a los cargos formulados en su contra.

En este sentido la Superintendencia, por decreto de 22 de septiembre de 2006 de fs. 14, dispuso la apertura de termino prueba de 20 días hábiles administrativos, clausurado mediante decreto de 31 de octubre del mismo año, conforme consta a fs. 23 de obrados.

Que la Superintendencia de Hidrocarburos, mediante Resolución Administrativa SSDH Nº 1677/2006 de 20 de diciembre cursante de fs. 32-33, resolvió declarar probado el cargo formulado contra la Estación de Servicio “FERCO S.R.L.”, del departamento de Santa Cruz, por infracción al art. 6 del Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por DS Nº 26276 y revocar la licencia de operación de la ESTACIÓN DE SERVICIO “FERCO S.R.L.”, al haberse establecido que el diesel oíl que comercializó el 12 de mayo de 2006, incumple las especificaciones de calidad establecidas en el Reglamento de Calidad de carburantes y Lubricantes aprobado mediante DS Nº 26276.

Como consecuencia de aquello, “FERCO S.R.L.”, a través del memorial de 18 de enero de 2007 cursante a fs. 35 a 44, interpuso recurso de revocatoria, que fue resuelto por la Superintendencia mediante R.A. Nº 0382/2007 la cual rechazó el recurso de revocatoria interpuesto contra la R.A. Nº 1677/2007.

Antes esta situación el representante legal de la Estación de Servicio nombrada, presentó recurso jerárquico contra la R.A. SSDH Nº 0382 de 16 de abril de 2007, conforme consta a fs. 7-82, el cual fue admitido mediante decreto de 16 de mayo de 2007 cursante a fs. 87 de obrados.  


CONSIDERANDO IV: Que en virtud a la naturaleza jurídica del proceso contencioso administrativo, que reviste las características de juicio ordinario de puro derecho, cuyo conocimiento y resolución de la controversia en única instancia, es de exclusiva competencia del Tribunal Supremo de Justicia en su Sala Plena, por mandato del art. 10. I de la ley Nº 212 de Transición para el Tribunal Supremo de Justicia de 23 de diciembre de 2011, en concordancia a lo previsto en los arts. 778 a 781 del Código de Procedimiento Civil, siendo el objeto conceder o negar la tutela solicitada por el demandante, según la veracidad o no del reclamo planteado, por cuanto el trámite en la fase administrativa se agotó en todas sus instancias con la resolución del recurso jerárquico; por consiguiente, corresponde a este Tribunal analizar si fueron aplicadas correctamente las disposiciones legales, con relación a los hechos sucedidos en la fase administrativa frente a los argumentos expuestos por el demandante y, realizar el control judicial de legalidad sobre actos ejercidos por la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial “SIRESE”.     

Que de la compulsa de los antecedentes de emisión de la resolución administrativa impugnada, se establecen los siguientes hechos:

El objeto de la presente controversia radica en determinar si el producto comercializado por la Estación de Servicio “FERCO S.R.L.”, incumplió con las especificaciones de calidad establecidas en el anexo A del Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por DS Nº 26276 de 5 agosto de 2001, toda vez que según la Superintendencia de Hidrocarburos como el SIRESE, la prenombrada estación de servicio, habría incumplido con esta disposición, conforme se acredita en las Resoluciones Administrativas emitidas por ambas instituciones extremo que es negado por la parte demandada, razón por la cual inició la presente acción, denunciando en síntesis que la Superintendencia de Hidrocarburos no cumplió lo dispuesto por las Normas ASTM D-86, que las muestras no fueron analizadas inmediatamente después de la tomada, ni almacenadas a una temperatura menor de 10ºC, que no se notificó a FERCO antes de remitir las pruebas al laboratorio acreditado en el exterior, que no se cumplió con lo previsto en el art. 28 del Reglamento de Calidad y que la licencia de operación sólo tiene validez de un año calendario y que a la fecha FERCO cuenta con nueva licencia de operación.

1.- Con relación a que la Superintendencia de Hidrocarburos no cumplió con lo dispuesto por las Normas ASTM.

Al respecto, revisado los antecedentes administrativos y lo vertido durante la tramitación de la presente causa, la empresa SGS Bolivia a solicitud de la Superintendencia de Hidrocarburitos el 12 de mayo de 2006, procedió a la toma de muestras de diesel oíl de la Estación de Servicio “FERCO S.R.L.”, (fs. 4), los cuales como producto del Análisis Básico efectuado, a través del Informe de Calidad SGS- SCZ-MAY-32 de 23 de mayo de 2006 (fs. 5), registraron un valor de Gravedad Específica de 0,7967, es decir, por debajo del valor mínimo permitido de 0.80 y un punto de inflamación de 29.4 º C, muy por debajo del mínimo de los valores establecidos en el Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por Decreto Supremo Nº 26276 de 5 de agosto de 2001, posteriormente, el 4 de julio de 2006, ODECO Hidrocarburos, emite el Informe ODEC 0135/2006 INF, cursante a fs. 1-2 de obrados, donde se explica todo el procedimiento del análisis realizado en la toma de muestras de diesel oíl a “FERCO S.R.L”, muestra que fue enviada al Laboratorio de la Empresa SGS Chile Ltda., para la realización de un análisis completo en vista de que existían indicios de que el punto de inflamación y la gravedad especifica estaban fuera de especificación, análisis que coincide con el resultado obtenido por SGS Bolivia S.A., reportando valores que indican que el punto de inflamación, viscosidad cinemática a 40ºC y la gravedad específica del diesel oíl que comercializaba la citada estación el día 12 de mayo de 2006, tanto en el Análisis Básico como en el Completo, incumplieron especificaciones de calidad establecidas en el Reglamento de Carburantes y Lubricantes, por existir indicios de adulteración del diesel oíl que estaba comercializando.


En este contexto, la Estación de Servicio FERCO S.R.L., a fin de justificar los cargos impuestos en su contra, señala que no se habría cumplido con las normas, extremo que no es evidente, puesto que de la documentación adjuntada durante la tramitación de la presente causa, se evidencia que a tiempo de proceder a realizar la obtención manual, manipuleo y almacenaje de muestras representativas de diesel oíl de la Estación de Servicio FERCO S.R.L., para su posterior análisis, se realizaron cumpliendo el procedimiento establecido en las normas ASTM (Practica estándar para el manejo de muestras liquidas del petróleo y productos el petróleo), pues de acuerdo a los antecedentes, se evidencia que esta toma de muestras se la realizó en presencia de un representante de la prenombrada estación de servicio, quien sin realizar observación alguna, procedió a firmar y rubricar el Acta de Muestreo Nº 000256, conforme consta a fs. 4 de antecedentes, convalidando y/o consintiendo todos los aspectos de verificación realizados.     

En consecuencia, tanto el análisis básico como el análisis completo reportaron valores que indican que la Estación de Servicio FERCO S.R.L., incumplió las especificaciones establecidas en el Reglamento de Carburantes  y Lubricantes, sin que el demandante haya desvirtuado los cargos.

2.- Respecto a que la Superintendencia de Hidrocarburos no habría cumplido con la obligación de notificar a la estación de Servicio antes de remitir las pruebas al laboratorio acreditado en el exterior; de antecedentes se puede advertir que tal afirmación no es evidente, toda vez que la revisada el Acta de Muestreo Verificación de Calidad de Combustibles Líquidos, la cual fue enviada por SGS - Bolivia, a SGS - Chile para su correspondiente análisis, donde se llegó a la conclusión de que la muestra de diesel oíl sujeta a revisión, no cumplía con las especificaciones de calidad, la cual fue previamente precintada en Bolivia con el Registro Nº 021222, en presencia de un representante de la Estación de Servicio demandante, quien firmó y sello el Acta de Muestreo, como se consta a fs. 4 del anexo, como se fundamentó en el punto precedente, por lo tanto, el reclamo sobre este extremo carece de veracidad, pues los funcionarios de FERCO S.R.L., tenían conocimiento desde el momento en que se tomó la muestra de la manguera de la Estación de Servicio acontecida el 12 de mayo de 2006, que se iba a realizar un análisis de calidad del combustible que comercializaba, no pudiendo alegar en consecuencia indefensión alguna.

3.- Referente a que la Superintendencia no habría cumplido con lo previsto en el art. 28 del Reglamento de Calidad, modificado por la disposición adicional sexta del Reglamento a la Ley de procedimiento Administrativo, aprobado por DS Nº 27172, al haber dispuesto la revocatoria de la licencia de operación de la Estación de Servicio citada, sin haber seguido el procedimiento para tal efecto.

Sobre este tema, el art. 81 del DS Nº 27172 de 15 de septiembre de 2003, que reglamenta la Ley Nº 2341 de 23 de abril de 2002 de Procedimiento Administrativo para el Sistema de Regulación Sectorial SIRESE, prescribe: “Los procedimientos de caducidad y revocatoria de concesiones, licencias…, se sujetarán a las disposiciones establecidas en las leyes, reglamentos y contratos vigentes en los sectores regulados por el Sistema de Regulación Sectorial SIRESE; a falta de éstas, se sustanciarán de conformidad a lo prescrito en los Artículos siguientes del presente reglamento”.

Al respecto, el encontrarse la actividad de las Estaciones de Servicios, en el caso particular, la Estación de Servicio FERCO SRL., regulada por el SIRESE, al haberse determinado cargos contra la nombrada estación, por infracción al art. 6 del Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por DS Nº 26276 de 5 de agosto de 2001, es decir, por comercializar carburantes incumpliendo especificaciones de calidad; en este sentido, es de aplicación al caso presente esta normativa que prevé: (Infracción). “Queda expresamente prohibido la realización de cualquier acto o actividad especificados en el artículo 3 del presente Reglamento sobre carburantes y lubricantes que no cumplan con las especificaciones de calidad indicadas en los Anexos A y B del presente Reglamento, sea por consumo propio o comercialización en el mercado interno. Los infractores serán pasibles a las sanciones y penalidades previstas en las normas legales sectoriales y en el presente Reglamento…”. Por su parte el sub inciso i) del inc. a)  del art. 26 (Sanciones), del citado Reglamento establece que cuando se compruebe la comisión de alguna de las infracciones administrativas previstas en dicho Reglamento, cuando los infractores fueran sujetos regulados por un reglamento vigente de la ley de Hidrocarburos o cualquier otro reglamento vigente, la Superintendencia de Hidrocarburos aplicará preferentemente las sanciones establecidas en el reglamento que sea aplicable a dichos sujetos.

En este sentido, dicha Superintendencia emitió el DS Nº 28173 de 19 de mayo de 2005, que tiene por objeto disponer el régimen transitorio que deberá regir en cuanto a las actividades hidrocarburíferas que regula la Superintendencia de Hidrocarburos cuyo art. 2 núm. 1 autoriza a esta institución Estatal aplicar transitoriamente el Reglamento para la Construcción y Operación de Estaciones de Servicio de Combustibles Líquidos, aprobado por DS Nº 24721 de 23 de julio de 1997, dado que se incrementó la venta de combustibles adulterados en Estaciones de Servicio de Combustibles, ocasionando una mala combustión en los motores de los vehículos y reducción de los volúmenes de comercialización de las refinerías nacionales, cuyo art. 2, modifica el art. 69 del Reglamento para la Construcción y Operación de Estaciones de Servicios de Combustibles Líquidos  - Anexo V, bajo el siguiente texto: “La Superintendencia sancionará a la empresa con la Revocatoria de la Licencia de Operación en los siguientes casos: c) Alteración de la calidad de los carburantes comercializados”, normativa en la cual, como persona jurídica, enmarcó su conducta la Estación de Servicio FERCO SRL, toda vez que como producto de las muestras de diesel oíl tomadas en la aludida estación de servicio el 12 de mayo de 2006, se emitieron los informes básicos y completos, efectuados por la Empresa SGS Bolivia S.A. y la Empresa SGS Chile Ltda., donde se llegó a la conclusión que el combustible comercializado no cumplía con las especificaciones de calidad establecidas en el Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por DS Nº 26276 de 5 de agosto de 2001, actividad que se encuentra prohibida por el art. 6 del citado reglamento, motivo por el cual se levantaron cargos y se revocó la Licencia de Operación de la nombrada estación de servicio, toda vez que conforme prevé el art. 10 de la Ley SIRESE Nº 1600 de 28 de octubre de 1994, son atribuciones de los Superintendentes Sectoriales vigilar la correcta prestación de los servicios por parte de las empresas y entidades bajo su jurisdicción reguladora, principalmente si de acuerdo al art. 25. a) de la Ley de Hidrocarburos Nº 3038 de 17 de mayo de 2005, es también atribución de la Superintendencia proteger los derechos de los consumidores, de donde se evidencia que la sanción aplicada se encuentra establecida en la normativa citada.

4.- Con relación a que la licencia de operación tiene sólo validez por un año, corresponde señalar sobre este punto que el hecho de que la nombrada estación de servicio, en la actualidad cuente con una nueva Licencia de Operaciones, no constituye un óbice o justificativo para que dicha empresa no cumpla con las obligaciones impuestas a este sector por las normas que regula esta actividad, las cuales son reguladas por la Superintendencia de Hidrocarburos, motivo por el cual, este reclamo carece de fundamento factico y jurídico.

5.- Respecto a que el SIRESE, desconoció el valor legal y las garantías jurídicas que debe respetar el procedimiento administrativo, a tiempo de realizar la fundamentación, en relación a que en el contenido del DS Nº 28173 no existe una disposición que determine la vigencia del DS Nº 26276, la cual no se aplica al caso presente.

Al respecto, este extremo no es evidente, correspondiendo señalar que este tema fue abordado en el punto tres de la presente resolución, debiendo además aclararse que la presente causa se desarrolló conforme a procedimiento, en resguardo del debido proceso y el derecho a la defensa, donde el demandante tuvo la oportunidad de presentar pruebas y recursos que consideró conveniente, conforme consta en obrados.

6.- Respecto a que la Superintendentica no respondió de manera fundamentada todos los agravios expuestos por el administrado, debido a que no se realizó  una correcta valoración de argumentos y pruebas presentadas por la Estación de Servicio.


Esta acusación tampoco es evidente, ya que de la revisión de antecedentes administrativos, se evidencia que los actos administrativos emitidos por el SIRESE (RA Nº 1463 de 4 de septiembre de 2007), se encuentra debidamente fundamentados, conforme a los hechos expuestos por la parte demandante en sus recursos interpuestos ante esta institución estatal, que para arribar a la determinación asumida, valoró conforme a derecho la prueba aportada por la Estación de Servicio FERCO SRL, conforme le faculta el art. 47. IV de la Ley de Procedimiento Administrativo Nº 2341 de 23 de abril de 2002.     

De lo precedentemente expuesto, se concluye que las Resoluciones Administrativas pronunciadas por el Superintendente de Hidrocarburos que establecieron cargos contra la Estación de Servicio FERCO SRL, al haber evidenciado la transgresión al artículo 6 del Reglamento de Calidad de Los Carburantes y Lubricantes aprobado por DS Nº 26276 de 5 de agosto de 2001 y sus modificaciones contempladas en los Decretos Supremos Nºs 26602 y 27064, fueron pronunciadas dentro del marco legal pertinente, sobre todo con la facultad prevista en el artículo 25 de la Ley de Hidrocarburos Nº 3058,  art. 69 del Reglamento para la Construcción y Operación de Estaciones de Servicio de Combustibles Líquidos aprobado por DS Nº 24721 de 23 de julio de 1997, modificado por el art. 2 del DS Nº 26821 de 25 de octubre de 2002, DS Nº 27172 de 15 de septiembre de 2003 Reglamentario de la Ley de Procedimiento Administrativo Nº 2341 para el Sistema de Regulación Sectorial, motivo por el cual en un adecuado análisis de las normas legales regulatorias del sector, la Superintendencia del SIRESE pronunció la Resolución Administrativa Nº 1463 de 4 de septiembre de 2007, confirmando la Resolución Administrativa SSDH Nº 0382/2007 de 16 de abril de 2007 y la Resolución Administrativa SSDH Nº 1677/2006 de 20 de diciembre de 2006, pronunciadas por la Superintendencia de Hidrocarburos dentro de un proceso llevado en sede administrativa con estricta observancia de las normas establecidas por el Reglamento de la Ley de Procedimiento Administrativo para el SIRESE; por lo que, analizando las normas regulatorias del sector,  resulta correcta la imposición de la sanción de revocatoria de la licencia de operación, debido a la comercialización de diesel oíl adulterado en la que incurrió la Estación de Servicio “FERCO SRL”, sanción que fue impuesta como consecuencia de un proceso administrativo sustanciado dentro de los parámetros de legalidad en el que se observaron derechos y garantías, tales como el debido proceso en su vertiente del derecho a la defensa, puesto que la Estación de Servicio, en ningún momento se encontró en indefensión, prueba de ello es que tuvo la oportunidad de interponer los recursos de revocatoria y jerárquico, no siendo evidentes las aseveraciones efectuadas por el representante de la Estación de Servicio demandante, en sentido de haberse prescindido del procedimiento establecido.

De lo expuesto, se concluye que en la actuación de la autoridad administrativa no se encuentra vulneración a norma expresa que amerite dejar sin efecto la resolución impugnada mediante la presente acción, correspondiendo desestimar la pretensión deducida por la empresa demandante.

POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de la atribución conferida en el art. 10. I  de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011 Ley de  Transición para el Tribunal Supremo de Justicia, lo dispuesto en los artículos 778 y 781 del Código de Procedimiento Civil y en virtud de los fundamentos expuestos, declara IMPROBADA la demanda contencioso administrativa interpuesta por la Estación de Servicio FERCO contra la Superintendencia General del SIRESE, de fs. 22 a 30, en la que impugna la Resolución Administrativa Nº 1463 de 4 de septiembre de 2007, y por consiguiente las Resoluciones Administrativas SSDH Nº  0382/2007 de 16 de abril de 2007 y  SSDH Nº 1677/2006 de 20 de diciembre de 2006.

Procédase a la devolución de los antecedentes administrativos a la autoridad demandada.

No interviene la Magistrada Maritza Suntura Juaniquina por no encontrarse presente y no suscribe la Magistrada Rita Susana Nava Duran por emitir voto disidente.

Regístrese, notifíquese y archívese.



Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena