SALA PLENA

       

SENTENCIA:                                         107/2014.

FECHA:                                        Sucre, 6 de junio de 2014

EXP. N°:                                        430/2012.

PROCESO:                                        Recurso de Revisión de Sentencia.

PARTES:        Carmen Betsy Miranda Pantoja contra el Tribunal Quinto de Sentencia del Distrito Judicial de la Paz.

MAGISTRADO RELATOR:                        Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano

VISTOS EN SALA PLENA: El recurso de revisión de sentencia condenatoria ejecutoriada de fs. 67 a 75, interpuesto por Carmen Betsy Miranda Pantoja respecto de la Sentencia condenatoria Nº 08/04 de 8 de abril de 2004, emitida por el Tribunal Quinto en lo Penal de la ciudad de La Paz, emergente del fenecido proceso penal seguido en su contra por el Ministerio Público y Carla Ximena Paola Guardia Guzmán por la comisión de los delitos de falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado y falso testimonio.

CONSIDERANDO I: Que Carmen  Betsy Miranda Pantoja, al amparo del art. 421 núm. 2 del Código de Procedimiento Penal, presenta recurso de revisión de la Sentencia Condenatoria Nº 08/04 de 8 de abril de 2004, emitida por el Tribunal Quinto en lo Penal de la ciudad de La Paz, que la declaró autora de los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, previstos y sancionados por los arts. 199 y 203 del Código Penal, condenándola a la pena privativa de libertad de dos (2) años de reclusión en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes de la ciudad de La Paz; resolución que apelada, fue confirmada por Auto de Vista Nº 225/2004 de 7 de septiembre, pronunciado por la Sala Penal Segunda de la Corte Superior del Distrito Judicial de La Paz, que confirmando en parte la Sentencia, determinó el tiempo de la condena que se eleva a tres (3) años y seis (6) meses; fallo que impugnado en casación, fue declarado infundado por la Sala Penal Segunda de la extinta Corte Suprema de Justicia, a través del Auto Supremo Nº 373 de 22 de abril de 2009.

Que adjuntando la Sentencia Nº 67/2011 de 29 de julio, emitida por el Juzgado Tercero de Partido de Familia de la ciudad de Sucre, que declaró nulo el matrimonio de la recurrente con René Alberto Romero (fs.1 a 3);certificación que acredita que esa resolución se encuentra ejecutoriada (fs. 4); certificación del Servicio del Registro Cívico (SERECI) de fs. 5, además de la Sentencia de Nº 08/04 de 4 de abril de 2004, Resolución (Auto de Vista) Nº225/2004 de 7 de septiembre, y el Auto Supremo Nº 373, fundamenta su recurso de revisión señalando que en forma posterior al fallo judicial condenatorio ejecutoriado (Sentencia de Nº 08/04 de 8 de abril), sobrevinieron elementos de prueba que demuestran de manera fehaciente que no fue autora de los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, los que de haber sido conocidos por el órgano jurisdiccional habrían producido un resultado completamente distinto, en virtud a que la sentencia condenatoria se basó en el certificado de matrimonio obtenido de forma ilegal; es decir, no existió causal para que la convivencia de Carmen Betsy Miranda Pantoja y Omar Jesús Tellez Arandia reconocida por el Juez de Trabajo a efectos de los beneficios sociales concedidos a favor de la accionante, no surta efectos legales.

Por los argumentos expuestos, al existir según la recurrente, estos documentos que constituyen nuevos elementos de prueba que demuestran su inocencia, en razón a que el certificado de matrimonio fue anulado, queda demostrado que el reconocimiento de su concubinato con Omar Jesús Téllez Arandia, es legal, porque ella en su momento gozaba de libertad de estado, tal como lo exige el art. 46 del Código de Familia.

Concluye solicitando la revisión de la Sentencia condenatoria ejecutoriada Nº 08/04 de 8 de abril de 2004, en virtud de la causal prevista en el núm. 2) del art. 421 del Código de Procedimiento Penal, pidiendo en definitiva se disponga la nulidad de dicho fallo y se emita sentencia absolutoria por no existir materia justiciable en su contra, o en su caso se ordene la realización de nuevo juicio, para la compulsa adecuada de los hechos y las pruebas que correspondan. 

Que habiendo sido admitido el recurso de revisión por Auto Supremo Nº 065/2013 de 2 de abril, cursante a fs. 77 a 78 y corrido en traslado al Ministerio Público y querellante Carla Ximena Paola Guardia; se apersona el Fiscal General del Estado Plurinacional de Bolivia a fs. 80 a 84, argumentando que la documentación acompañada por la recurrente no demuestran su inocencia y absolución de los cargos respecto a los delitos por los que fue condenada, siendo pruebas que no contradicen lo fundamentado en la Sentencia impugnada, tampoco desvirtúan todos los elementos de convicción que lograron la condena de Carmen Betsy Miranda Pantoja por los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, considerando que el Recurso de Revisión de Sentencia Condenatoria Ejecutoriada, ha sido instituido como medio extraordinario para rectificar una sentencia injusta, al respecto cita el Auto Supremo Nº 193/2013 de 4 de junio, alegando que para la procedencia del recurso previamente deberá acreditarse con nueva prueba irrefutable que fueron conocidas o descubiertas después de la Sentencia, que demuestren que los delitos imputados no fueron cometidos y no corresponde ser condenada por no ser autora de éstos, por lo que pide se declare improcedente el recurso planteado en el memorial de 27 de julio de 2012. 

Por otro lado, la querellante Carla Ximena Guardia Guzmán, mediante memorial de respuesta de fs. 161 a 163, argumenta que la sentencia objeto del recurso no cumple con ninguno de los dos motivos fundamentales para la admisibilidad de la revisión extraordinaria de sentencia, referidos a: 1. La existencia de dos sentencias inconciliables entre sí, y 2. Nuevos hechos o elementos de prueba, por lo tanto no es admisible, además de haber sido planteado de forma extemporánea incumpliendo lo establecido en los arts. 297, 298 y 299 del Código de Procedimiento Civil, correspondiendo su rechazo in limine.

Concluye solicitando al amparo del art. 291 del Código de Procedimiento Penal, se declare el rechazo del recurso por estar presentado fuera de plazo.

CONSIDERANDO II: Que el recurso de revisión de sentencia ha sido instituido para rescindir sentencias condenatorias firmes, por las causales contenidas en el art. 421. 2 del Código de Procedimiento Penal, es decir, cuando existan elementos nuevos y distintos de los que determinaron la decisión, por resultar incompatibles con situaciones relevantes posteriormente descubiertas o por circunstancias sobrevinientes. La causal de procedencia debe estar sustentada en prueba que posibilite cuestionar la resolución condenatoria ejecutoriada y tenga la fuerza suficiente para declararla ineficaz jurídicamente, de ahí que quien pretende la revisión debe acompañar la prueba que sea equiparable al fallo cuya revisión se pretende y en otros casos, ser de tal naturaleza que demuestre que el sentenciado estuvo gravemente impedido de acceder a ella y que por su importancia, afectaría sustancialmente el curso de la resolución motivo de revisión.

Con carácter previo a ingresar el fondo del recurso, de la revisión de antecedentes, se establece que:

II.1. Carmen Betsy Miranda Pantoja, fue condenada a dos años de privación de libertad, mediante Resolución Nº 08de 8 de abril de 2004, emitida por el Tribunal Quinto de Sentencia de la ciudad de La Paz, por los delitos previstos en los arts. 199 (Falsedad Ideológica) y 203 (Uso de Instrumento Falsificado) del Código Penal, resolución apelada por la condenada, y resuelta el 7 de septiembre de 2004 por la Sala Penal Segunda de La Paz mediante Resolución Nº 225/2004, confirmando la Sentencia de 8 de abril de 2004; empero, modificó la condena a tres años y seis meses; fallo que motivó la interposición del recurso de casación por Carmen Betsy Miranda Pantoja, declarado infundado por la Sala Penal Segunda de la Corte Suprema de Justicia mediante Auto Supremo Nº 373 de 22 de abril de 2009.

II.2. La Resolución Nº 08/04 de 8 de abril de 2004, Resolución Nº 225/2004 de 7 de septiembre de 2004 y el Auto Supremo Nº 373 de 22 de abril de 2009, que causa la ejecutoria en el caso concreto tiene como fundamento que la recurrente realizó actos dolosos para inducir en error a la autoridad judicial, a objeto del reconocimiento de la convivencia con Omar Jesús Tellez Arandia, y apropiarse de los beneficios sociales correspondientes a Xiomara Valeria Nicole Téllez Guardia en calidad de única heredera, aspectos que hicieron posible la subsunción del hecho al tipo penal de los arts. 199 y 203 del Código Penal a momento en que fue dictada la Resolución Nº 08/04, toda vez que Carmen Betsy Miranda Pantoja no cumplía con el requisito establecido en el art. 46 (Libertad de estado) del Código de Familia que refiere: “No puede contraer nuevo matrimonio antes de la disolución del anterior”, siendo este requisito indispensable para que el Juez Primero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, el 26 de agosto de 2006, por Sentencia Nº 90 “A”/2000 hubiera reconocido el concubinato, declarando en favor de Carmen Betsy Miranda Pantoja los beneficios sociales del fallecido Omar Jesús Téllez.

III.3. Por memorial de fs. 67 a 75, Carmen Betsy Miranda Pantoja adjunta en calidad de nueva prueba (después de la ejecutoría de la sentencia que la condenó): la Sentencia Nº 67/2011 de 29 de julio de 2011 emitida por la Juez Tercero de Partido de Familia de la ciudad de Sucre, que declaró la nulidad de la partida de matrimonio de René Alberto Montero Sandoval con Carmen Betsy Miranda Pantoja, consignada en el Libro original 0011-87-90, de la ORC Nº 609, Nº 141, folio 84 de 12 de enero de 1990, por incumplir lo  previsto en el art. 78 inc. 1) del Código de Familia (fs. 1 a 3); Certificación emitida por el Juzgado de Partido Tercero de Familia de la ciudad de Sucre, que acredita que la Sentencia Nº 67/2011 está ejecutoriada (fs. 4); y la Certificación del Servicio del Registro Cívico SERECI, que avala que la partida de matrimonio de René Alberto Montero Sandoval y la recurrente, está anulada sin vigencia ni validez alguna.

En la especie, si bien es evidente que el Tribunal de Sentencia Quinto del Distrito Judicial de La Paz al emitir la Resolución Nº 08/04 de 8 de abril de 2004 cursante a fs. 46 a 56, sobre la base de la acusación formulada y la valoración producida en juicio motivo de la revisión(prueba consistente en: Auto Supremo Nº 63 de 13 de marzo de 2001 (MP8), certificado de defunción de Omar Jesús Téllez Arandia, certificado de Matrimonio de Carmen Betsy Miranda Pantoja y René Alberto Montero Sandoval, carnet de identidad de Carmen Betsy Miranda donde figura como casada, informe de la Corte Electoral que indica que el matrimonio Sandoval-Miranda está vigente (2002), demanda social en el juzgado de trabajo, prueba testifical ofrecida y producida en el juzgado laboral, sentencia declarando beneficios sociales a favor de Carmen Betsy Miranda Pantoja, publicación de edictos, testimonio de declaratoria de herederos, actas de declaraciones informativas de los imputados, fotografías), concluyó que la accionante no tenía libertad de estado, al establecer en su Considerando Fundamentación Probatoria Intelectiva y Descriptiva que: " a) La mayoría del Tribunal, después de haber conocido la prueba producida y escuchado las declaraciones de la Sra. Carmen Betsy Miranda, ha quedado con la convicción de que no ha dicho la verdad desde un inicio, desde cuando se presenta para prestar su declaración manifestando ser soltera, a sabiendas de que continúa vigente su matrimonio con el Sr. Dr. Alberto Montero” (sic) de fs. 51; y también así lo estableció en su Fundamentación Jurídica “se declara libre de estado sabiendo que su matrimonio con el Dr. René Alberto Montero aún continúa vigente, logrando se pronuncie una sentencia que demuestra como concubina tiene derechos cuando en realidad no lo es. Asimismo se tiene presente que al declarar ante este Tribunal dice ser soltera, con pleno conocimiento de que precisamente está acusada por eso, por afirmar que tiene libertad de estado” (sic) de fs. 54, bajo ese entendido, la comisión de los delitos imputados a Carmen Betsy Miranda Pantoja, se basa en que al momento del reconocimiento de su convivencia por el Juez Primero de Trabajo y Seguridad  Social de la ciudad de La Paz, el 26 de agosto de 2006, mediante la Sentencia Nº 90 “A”/2000, indujo en error a la autoridad judicial, toda vez que no gozaba de libertad de estado al estar casada con René Albero Montero Sandoval, sosteniendo que la comisión de los delitos fue premeditada, pues toda las pruebas introducidas al juicio (documentos falsos que prueba la culpabilidad de los delitos imputados) y las declaraciones testificales, no dejaron duda alguna en el Tribunal Quinto de Sentencia de La Paz de que la imputada buscaba beneficiarse con dineros que le correspondían a la única hija, la heredera del fallecido Omar Jesús Téllez Arandia, hechos que convencieron al referido Tribunal de la comisión de los delitos tipificados en los arts. 199 y 203 Código Penal. Por lo tanto, toda la fundamentación, análisis y valoración de la prueba contenida en la Sentencia Nº 08/04, se efectúa en base al "estado civil - casada", al no tener libertad de estado Carmen Betsy Miranda Pantoja, para el reconocimiento del concubinato a efecto de cobrar en su favor los beneficios y derechos sociales, además de otros dineros del fallecido Omar Jesús Téllez Arandia, tomándose en cuenta única y exclusivamente dicha causal para la condena impuesta.

Dictada la Sentencia Nº 67/2011 de 29 de julio, que declaró la nulidad de la partida de matrimonio de René Alberto Montero Sandoval y Carmen Betsy Miranda Pantoja, con posterioridad al hecho cometido y sancionado, desaparece la causal de la recurrente de no gozar de libertad de estado, elemento que fue el fundamento de la subsunción de su conducta a los tipos penales previstos en los arts. 199 y 203 del Código Penal; en consecuencia, cuando: “La anulación del matrimonio proviene de una sentencia declarativa pronunciada por autoridad jurisdiccional competente, es decir, del Juez de Partido de Familia, que vuelve las cosas al mismo o igual estado en el que se hallaban antes del acto anulado, proyecta sus efectos con carácter retroactivo al día que se constituyó el acto jurídico de la que emergen varios efectos. a) Los cónyuges readquieren la calidad de solteros con libertad de estado para contraer nuevo matrimonio(Paz Espinosa, Félix C. Derecho de Familia y sus Instituciones. Efectos del matrimonio anulado, página 280. Cuarta edición. Año 2010); en ese mismo sentido, Gustavo A. Bossert Eduardo A. Zannoni, señalan: “Básicamente, la nulidad del acto jurídico matrimonial se traduce en su ineficacia, o sea en la privación de sus efectos propios” (Manual de Derecho de Familia, página 153. Quinta edición. Año 1999), por lo que se concluye que el principal efecto de la nulidad del matrimonio, es que los cónyuges retrotraen su estado civil hasta antes de la celebración del vínculo matrimonial, volviendo a ser solteros, divorciados o viudos.

En el caso concreto, toda vez que el acto jurídico afectado de nulidad no surte efecto jurídico alguno “quodnullumest, nullum producite ffectum” (lo que es nulo no produce efecto alguno), con la Sentencia Nº 67/2011 de 29 de julio, que declaró judicialmente la nulidad del matrimonio de Carmen Betsy Miranda Pantoja, ésta recobró su estado civil de soltera, mismo que tenía el año 1990, antes de la celebración de su matrimonio el 12 de enero, al haberse declarado la nulidad de la partida matrimonial, debiendo considerar que a partir de esa fecha, es libre de estado, razón que determina que el reconocimiento de su concubinato con Omar Jesús Téllez Arandia mediante Sentencia Nº 90 “A”/2000 de 26 de agosto de 2000, emitida por el Juez Primero de Trabajo y Seguridad Social de la ciudad de La Paz, sea legal y surta todos los efectos establecidos en los arts. 158 y siguientes del Código de Familia.

Es necesario aclarar a la querellante Carla Ximena Guardia Guzmán, que resulta observable la objeción expuesta en su memorial de fs. 161 a 163, cuando afirma que el derecho para interponer éste recurso hubiera precluído, amparándose en el art. 298 del Código de Procedimiento Civil, por cuanto Carmen Betsy Miranda Pantoja, interpuso el recurso de revisión de sentencia dentro de un proceso ejecutoriado en materia penal, no civil, el mismo que encuentra sustento jurídico en la previsión contenida en el art. 421 del Código de Procedimiento Penal, que textualmente indica: “Procederá el recurso de revisión de las sentencias condenatorias ejecutoriadas, en todo tiempo y a favor del condenado….”, recomendando al causídico, precisión y cuidado en el uso de las normas legales, evitando se creen falsas expectativas por la incoherencia de los argumentos expuestos.

Que del análisis efectuado, corresponde atender favorablemente el recurso de referencia de conformidad a lo previsto por el citado art. 421 del Código de Procedimiento Penal porque, si bien la recurrente invoca el numeral 2), los hechos demostrados evidencian la concurrencia del numeral 4) inc. a), es decir, cuando después de la sentencia existan elementos de prueba que demuestren que el hecho no fue cometido.

Por consiguiente, demostrada la declaratoria judicial de nulidad de la partida de matrimonio de la recurrente con René Alberto Montero Sandoval, corresponde dejar establecido que este proceso se inició y concluyó después de haberse dictado la sentencia condenatoria contra Carmen Betsy Miranda Pantoja. Consecuentemente, la nueva prueba resulta ser tan poderosa, que permite el cambio de la situación jurídica de la condenada, ameritando pronunciarse una nueva Sentencia, no siendo necesario la realización de un nuevo juicio, toda vez, que de disponerse el reenvío el resultado sería el mismo (absuelta). En función al razonamiento precedente y a que los principios de economía procesal y celeridad tienen por finalidad hacer efectivo el precepto constitucional contenido en el art. 115 de la CPE, respecto a garantizar el acceso a una justicia pronta, oportuna, efectiva y sin dilaciones; y habiendo la recurrente dado cumplimiento a lo dispuesto por los arts. 421 núm.4) inc. a) y 423 del Código de Procedimiento Penal, corresponde declarar la procedencia del recurso de fs.67 a 75, pronunciándose en lugar de la precitada sentencia otro fallo dentro del juicio ordinario indicado al exordio conforme al art. 424. 2) del Código de Procedimiento Penal, para lo cual previa revisión del expediente del proceso penal contra Carmen Betsy Miranda, la Sala Plena de este Tribunal, procede a dictar la presente sentencia.

CONSIDERANDO III: Que revisada la prueba documental cursante en el expediente,se constata que constituyeron elementos de convicción para que el Tribunal Quinto de Sentencia, declare a Carmen Betsy Miranda Pantoja, autora de los delitos previstos y sancionados por los arts. 199 y 203 del Código Penal, al establecer como: HECHOS PROBADOS:“El haber hecho insertar una declaración falsa en un instrumento público verdadero, declaración falsa que el documento deba probar y la utilización de ese documento para obtener beneficios”, los ofrecidos por el Ministerio Público y la acusadora Carla Ximena Guardia consistentes en:

1) Auto Supremo Nº 63 de 13 de marzo de 2001, que declaró infundado el recurso de casación interpuesto por René Montero Sandoval en el proceso de ordinario de puro derecho sobre anulabilidad absoluta de matrimonio (prueba MP8), demostrando el matrimonio entre Carmen Betsy MirandaPantoja y René Montero Sandoval.

2) Las pruebas AP1, AP2, AP3, AP4 y AP5, consistentes en: Certificado de matrimonio de René Alberto Montero Sandoval y Carmen Betsy Miranda de 8 de enero de 1990, el Carnet de Identidad donde figura como casada, el Informe de la Corte Electoral que indica que el matrimonio de los esposos Montero Miranda sigue vigente (2002); Certificado emitido por la Dra. Jenny Mejía Cadena funcionaria de la Corte Departamental Electoral de La Paz, en el mismo sentido. El resto de la prueba introducida bajo los códigos Nos. AP7, AP8, AP9, son corroborativas de las anteriores y no dejan duda alguna” (sic) (fojas 51).

3) El Certificado de defunción de Omar Jesús Téllez Arandia, en el que figura como concubina Carmen Betsy Miranda Pantoja de Téllez; la Sentencia Nº 90 “A” del Juzgado de Trabajo y Seguridad Social, que declaró probada la demanda, declarando a Carmen Betsy Miranda Pantoja, en su condición de concubina y a Valeria Nicole Téllez como hija, beneficiarias de los derechos sociales del titular Omar Jesús Téllez, Sentencia que no cumple con la exigencia expresada en el art. 244 del Código Procesal del Trabajo, porque no fue declarada valida su relación sentimental con Omar Jesús Téllez Arandia por encontrarse unida en matrimonio con Rene Alberto Montero Sandoval.

En ese sentido, al ser evidente que la recurrente fue condenada a tres (3) años y seis (6) meses Resolución Nº 225/2004 - de pena privativa de libertad por haber subsumido su conducta a los tipos penales de los arts. 199 a 203 del Código Penal, al haberse presentado como concubina del fallecido Omar Jesús Téllez, es decir, como Carmen Betsy Miranda de Téllez, en el memorial de demanda de reconocimiento de los derechos sociales teniendo conocimiento que no era libre de estado porque estaba casada con René Alberto Montero Sandoval, empero, ante la existencia de la Sentencia ejecutoriada Nº 67/2011 de 29 de julio, pronunciada la Juez Tercero de Partido de Familia de la ciudad de Sucre, que declaró la nulidad de la partida matrimonial de René Alberto Montero y Carmen Betsy Miranda   Pantoja, consignada en el Libro original 0011-87-90, de la ORC Nº 609, Nº 141, folio 84 de 12 de enero de 1990, con posterioridad a la Sentencia Nº08/2004 de 8 de abril (sentencia que condenó a la recurrente por ser autora de los delitos imputados), se retrotrae el estado civil de la recurrente de casada a soltera hasta el día de su celebración; vale decir, al estado civil anterior en que se encontraba al operar la retroactividad ex tunc (desde entonces), readquiriendo la calidad de solteros con libertad de estado para contraer nuevo matrimonio y toda vez que el efecto de la nulidad es la inexistencia del acto jurídico. Al respecto Félix Cirilo Paz Espinoza en su obra Derecho de Familia y sus instituciones, establece que la nulidad del matrimonio: “….por regla general, debe tenerse presente que todo matrimonio tiene a su favor una presunción de validez mientras no se declare su nulidad por una sentencia ejecutoriada, de ahí que, en la doctrina no se admite la nulidad virtual ni tácita, ya que ellas deben fundarse en una causal prescrita expresamente en el texto legal sustantivo”, en concordancia señala que: “…el matrimonio nulo cuando en su constitución no se han cumplido con los requisitos y formalidades establecidas en la leyes (nulidad textual), es decir, que el acto está viciado originalmente de invalidez y de legalidad por la carencia de presupuestos como requisitos de formación de eficacia”, requisitos prescritos en el art. 78 del Código de Familia, lo cual ocurrió en el proceso, de lo que se concluye que el matrimonio Montero Miranda es inexistente por haberse declarado la nulidad de su partida de matrimonio.

Por lo precedentemente señalado, corresponde en acto de justicia y aplicación de las normas legales, valorar la nueva Sentencia presentada (Sentencia Ejecutoriada Nº 67/2011 de 29 de julio de 2011) que evidencia la libertad de estado de la accionante y que le otorga el derecho de solicitar y pedir se  reconozcan con todo el derecho que le asiste, los efectos jurídicos de una declaratoria de relación concubinaria, pudiendo en esa calidad asumir y exigir no solo las cargas y obligaciones sino los derechos y beneficios sociales que corresponde a quien en vida fue su pareja sentimental, en tal calidad ser reconocida ante la sociedad.

POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, con la facultad conferida en el art. 424. 2 del Código de Procedimiento Penal, ANULA la Sentencia Nº 08/2004 de 4 de abril de 2004 cursante de fs. 46 a 55, y resolviendo  en el fondo, y en observancia del art. 363 núm. 3) del referido cuerpo legal, ABSUELVE a Carmen Betsy Miranda Pantoja de la comisión de los delitos de falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado previsto en los arts. 199 y 203 del Código Penal por haberse demostrado que el hecho no existió.

Devuélvase al Tribunal de Sentencia 5º de la ciudad de La Paz, los antecedentes originales remitidos, y comuníquese la presente Sentencia para los efectos ulteriores que correspondan ejecutar a dicho Tribunal.

En aplicación del art. 426 parte in fine del Código de Procedimiento Penal se dispone la publicación de la parte resolutiva de ésta Sentencia en un medio de comunicación social de alcance nacional.

Notifíquese a las partes y al Registro Judicial de Antecedentes Penales para fines de ley.

Regístrese, notifíquese y cúmplase.


Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena