SALA PLENA


SENTENCIA:                                         99/2014.

FECHA:                                        Sucre, 6 de junio de 2014

EXP. N°:                                        342/2007.

PROCESO:                                        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Estación de Servicio El Porvenir S.R.L., contra la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE).

MAGISTRADO RELATOR:                        Pastor Segundo Mamani Villca

Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por la Estación de Servicio El Porvenir S.R.L., contra la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE), cuyas atribuciones fueron asumidas por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía (MHE).

VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fs. 22 a 24, impugnando la Resolución Administrativa Nº 1370 (Recurso Jerárquico) de 11 de mayo de 2007; la providencia de admisión de la demanda de fs. 27; la contestación a la demanda de fs. 30 a 34; la providencia que determina la renuncia al derecho de réplica y autos para sentencia de fs. 60; los memoriales de apersonamiento de los nuevos representantes legales de la autoridad demandada de fs. 67 y 73, respectivamente; los antecedentes procesales y los de emisión de la resolución impugnada. 

CONSIDERANDO I: En mérito al Testimonio de Poder Nº 188/2002 de 31 de mayo, Jaime Farel Sánchez, en representación legal de la Estación de Servicios “El Porvenir S.R.L.”, mediante memorial de fs. 22 a 24, se apersona e interpone demanda contencioso administrativa, contra la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE), impugnando la Resolución Administrativa de Recurso Jerárquico Resolución Administrativa Nº 1370 de 11 de mayo de 2007, haciendo una relación de los antecedentes de emisión de la resolución impugnada, expresa que:

1. La Superintendencia de Hidrocarburos (SH) formuló Cargos contra la Estacion de Servicio El Porvenir SRL, por presunta infracción al art. 6 del Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes, aprobado mediante Decreto Supremo (DS) 26276 de 5 de agosto de 2001, basando el cargo en el Informe ODECO 0079/2006 INF de 2 de mayo de 2006, según el cual el diesel oil comercializado registraba un punto de inflamación y gravedad específica con valores menores a las especificaciones de calidad establecidas en el Reglamento. En base al procedimiento sancionador establecido en la Ley 2341 de Procedimiento Administrativo (LPA), la SH emitió la Resolución Administrativa (RA) SSDH  Nº 1452/2006 de 25 de octubre,  declarando probado el cargo y revocó la Licencia de Operaciones de la Estacion de Servicio El Porvenir SRL, manifiesta que, contra ésta resolución interpuso los recursos de revocatorio y jerárquico, acusando la existencia de graves violaciones al orden constitucional y la conculcación de normas que rigen el procedimiento administrativos, sin embargo, fue rechazado el recurso de revocatorio y posteriormente confirmado éste mediante resolución jerárquica.

2. En base a la relación de los hechos descritos, el demandante acusa la existencia de violación a la presunción de inocencia, debido proceso y legalidad objetiva; al no haberse cumplido las previsiones establecidas en los arts. 16. I de la abrogada Constitución Política del Estado (CPE), 1 y 6 del Código de Procediendo Penal (CPP) y 74 de la Ley Nº 2341 LPA, que contrariamente, la SH y a su turno el Superintendente con el sólo Informe ODECO 0079/2006 INF de 2 de mayo, hubieran conculcado la presunción de culpabilidad de la empresa, sin tomar en cuenta los argumentos de su defensa, al extremo que la propia resolución impugnada estableció que los argumentos planteados no fueron conducentes y por ende no ameritaban mayores consideraciones de orden legal, limitándose únicamente a confirmar la resolución emitida por la SH, vulnerando el principio de presunción de inocencia.

Asimismo, acusa la vulneración del artículo 16. IV de la Constitución Política del Estado -abrogado- y art. 4 inc. c) de la Ley Nº 2341 LPA, por cuanto no habría existido la garantía del debido proceso y el sometimiento pleno de la actuación de la administración a la ley asegurando a los administrados el debido proceso, en el caso refiere que, tanto la Superintendencia como la SH desconocieron las normas procesales y constitucionales, al asumir un procedimiento ajeno al que es llamado por ley para la aplicación de la sanción de la presunta infracción cometida.

La empresa demandante manifiesta que, conforme al artículo 81 del DS 27172 Reglamento de la LPA para el SIRESE, con relación al artículo 69 del Reglamento para Construcción y Operación de Estaciones de Servicio de Combustibles Líquidos y de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por DS 24721 y modificado por DS 26821, para el caso de alteración de combustibles será sancionada con la Revocatoria de Licencia y sujeta al procedimiento específico de caducidad y revocatoria prevista por el Reglamento para el SIRESE, en el caso acusa que, la Superintendencia en su erróneo razonamiento pretende justificar el actuar del SIRESE, dejando ver una supuesta discrecionalidad del Superintendente Sectorial para iniciar y concluir el procedimiento, cuando expresamente debió aplicarse el DS 27172, en resguardo del principio del debido proceso, considera que lo contrario vicia de nulidad el procedimiento y sus actos administrativos.

3. Por ultimo, la empresa demandante acusa de existir vulneración a los principios de verdad material y tipicidad; manifestando que la Revocatoria de Licencia es una medida que se aplica previo proceso legal preestablecido y tiene como causal la conducta que se tipifica como Alteración de Combustible, en el caso refiere que no se ha demostrado que la empresa haya alterado los combustibles comercializados, que únicamente la SH hizo una verificación a través de la firma Seimpetrol SRL y no estableció el origen de la presunta modificación o alteración de calidad del diesel oil comercializados, por ello considera que debió aplicarse el principio de la verdad material sometiendo a la empresa al procedimiento de caducidad o revocatoria de licencia que señala el procedimiento administrativo, pero contrariamente refiere, que no obstante haber investigado de oficio, la SH no determinó los hechos calificados como alteración de combustible, simplemente basó su resolución en la presunción del Informe ODECO 0079/2006 INF de 2 de mayo, infringiendo de ésta manera el principio de verdad material establecida en el art. 4 inc. d) de la Ley 2341.

De igual manera incurrió en violación del principio de tipicidad, porque la comisión del hecho resulta diferente en su naturaleza al hecho sancionado, manifiesta que, el art. 6 del Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes, prohíbe la comercialización de combustibles en calidades diferentes las especificaciones establecidas, pero cosa distinta es la Alteración de Calidad,  cuya sanción se encuentra establecida en el art. 69 del Reglamento en cuestión, por lo que considera imprescindible la prueba plena de la conducta típicamente antijurídica, que en antecedentes no existe.                          

Por las consideraciones expuestas, solicita la reparación de la violación de las normas legales que cita y pide la anulación de los actos administrativos.    

CONSIDERANDO II: Que admitida la demanda por decreto de fs. 27, fue corrida en traslado y citada la autoridad demandada y se apersona Efraín Oscar Durán Sanjines, en representación legal de la Superintendencia General del SIRESE y contesta negativamente la demanda, manifestando que la Resolución impugnada se encuentra plenamente respaldada con fundamentos sólidos, constituyéndose ésta en el fundamento de su responde, añadiendo que

1. La entidad demandada, respecto al argumento de que “en base a sólo el Informe ODECO 0079/2006 INF, se presume la culpabilidad de la empresa sin previamente realizar un proceso que determine esa culpabilidad o considerar los argumentos presentados por la empresa”, haciendo una cita de normas sobre la Ley de Hidrocarburos y sus Decretos Supremos Reglamentarios, manifiesta que la SH ejecutó en la empresa E.S. El porvenir SRL una intervención y tomó muestras de diesel oil, realizado el Análisis Básico por la Empresa S.G.S. BOLIVIA S.A. (SGS), mediante Informe de Calidad estableció que se registró un Punto de Inflamación de 32,5ºC y un valor de Gravedad Específica de 0.7972, asimismo, el Análisis Completo efectuado por el Laboratorio SGS Chile Ltda., señala como resultado un valor Punto de Inflamación menor a 20ºC y un valor de Gravedad Específica de 0.7985. Refiere que, estos informes demostraron fehacientemente que la E.S. El Porvenir SRL, comercializó diesel oil incumpliendo las especificaciones de calidad establecidas en la normativa, o sea, por debajo de los valores permitidos de 38,0ºC para el Punto de Inflamación y 0.80 para la Gravedad Específica, establecidos en el DS 26602 y DS 27064.

Consiguientemente, manifiesta que no es solo un informe el que dio lugar a la interposición de una sanción, sino que cumplió a cabalidad el procedimiento prescrito en los arts. 76 a 80 del DS 27172 Reglamento a la Ley de Procedimiento Administrativo para el SIRESI, en el que participó activamente la empresa demandante, por lo tanto, considera que el argumento presentado por el demandante carece de fundamento y sustento legal.

Refiere que el art. 80 inc. c) del DS 27172 Reglamento a la Ley de Procedimiento Administrativo para el SIRESI, establece que la SH tiene la facultad de interponer la sanción que corresponda en caso de verificar la comisión de una infracción, en el caso, la sanción impuesta a la empresa demandante se encontraba expresamente establecida en el art. 69 del Reglamento aprobado por el DS 24721, modificado por el DS 26821, por lo que considera que no corresponde mayor consideración de oren legal sobre el caso en cuestión.

2.- Concluye manifestando que, por las consideraciones que presentó se establece que los actos administrativos impugnados no vulneraron los principios del debido proceso, por cuanto la empresa demandante tuvo conocimiento de todo los actuados procesales, tuvo la oportunidad de presentar y presentó su defensa e hizo uso de los recursos de impugnación que la ley le franqueó, tampoco se vulneró el principio de verdad material, al haber demostrado que el diese oil comercializado por la E.S. El Porvenir SRL, no cumplía con los estándares de calidad establecidos por la norma, establecida a través de informes y la propia afirmación de la empresa demandante sobre la existencia de un error involuntario de mezcla de gasolina especial en el tanque de diesel oil, por lo tanto refiere que, los actuados ejecutados por el ente regulador se circunscriben al ordenamiento jurídico.

Por lo expuesto, solicita se declare improbada la demanda, por estar la Resolución impugnada emitida acorde a lo establecido en la normativa legal vigente -al hecho generador.

CONSIDERANDO III: Que así vistos los antecedentes del proceso, la fundamentación de derecho y reconocida como se encuentra la competencia del Tribunal Supremo de Justicia en su Sala Plena para la resolución de la controversia, tomando en cuenta la naturaleza del proceso contencioso administrativo que reviste las características de un juicio de puro derecho, en el que el tribunal sólo analiza la correcta aplicación de la ley a los hechos expuestos en este caso por la parte demandante, corresponde realizar el control judicial sobre los actos ejercidos por la Superintendencia General del SIRESE, ahora dependiente del Ministerio de Hidrocarburo y Energía (MHE).

Consecuentemente, al existir denuncia de vulneración de normas legales, corresponde su análisis y consideración, estableciendo, que el objeto de la presente controversia se refiere a determinar: Si se aplicó correctamente el procedimiento administrativo establecido en el DS 27172 Reglamento a la Ley de Procedimiento Administrativo para el SIRESE de 15 de septiembre de 2003, para la aplicación del procedimiento de caducidad y revocatoria de la Licencia de Operaciones de la E.S. El Porvenir SRL, y si existió vulneración a los principios de presunción de inocencia, debido proceso y legalidad objetiva, durante su aplicación.

En ese marco y de la compulsa de los datos procesales cursantes en el Anexo 1 de fs. 1 a 118 de obrados,  se llega a las siguientes conclusiones:

1. Con la finalidad de tener una noción clara de los antecedentes que se suscitaron y motivaron la presente demanda,  es conveniente inicialmente presentar un sumario de los hechos:

Que en base al Acta de Muestreo de la Verificación de Calidad de Combustibles Líquidos Nº 001138 y el Informe ODECO 0079/2006 INF de 2 de mayo, el 15 de mayo de 2006 se tomaron muestras de diesel oil de la E.S. El Porvenir SRL, la cuál como producto del Análisis Básico y Completo realizados por las Empresas S.G.S. Bolivia y Chile respectivamente, mediante Informes de Calidad y Análisis SGS-SIH.SCZ-0034/2006 y 0600368 de 11 de abril, registraron un punto de inflamación menor o por debajo de los valores mínimos permitidos de 38,0ºC para el Punto de Inflamación y 0.80 para la Gravedad Específica, establecidos por el DS 27064 de 6 de junio de 2003 y por el DS 26602 de 20 de abril de 2002, los que modificaron  el Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes. En base a estos antecedentes, la SH formuló cargos a la Estación, como presunta responsable de comercializar diesel oil fuera de las especificaciones de calidad establecidas en el art. 6 del Reglamento, luego de aplicado del procedimiento respectivo, no habiendo la Estación desvirtuado los cargos establecidos, mediante Resolución Administrativa SSDH Nº 1452/2006 de 25 de octubre, resolvió declarar probado el cargo de 25 de mayo de 2006, por infracción al art. 6 del Reglamento de Calidad de Carburantes y Lubricantes aprobado por DS 26276, revocando la Licencia de Operaciones de la E.S. El Porvenir SRL.        

Ésta resolución dio origen al Recurso de Revocatoria, formulado por la E.S. El Porvenir SRL, que fue resuelto por Resolución Administrativa de Recurso de Revocatoria SSDH Nº 1715/2006 de 28 de diciembre (fs. 80 a 83; del Anexo 1 de fs. 1 a 118), pronunciada por la Superintendencia de Hidrocarburos, que con los argumentos contenidos en el recurso, resolvió Rechazar el Recurso de Revocatoria, confirmando íntegramente la Resolución Administrativa SSDH Nº 1452/2006 de 25 de octubre.

Ante éste hecho; la E.S. El Porvenir SRL interpuso Recurso Jerárquico, que fue resuelto mediante la Resolución Administrativa de Recurso Jerárquico Nº 1370 de 11 de mayo de 2007 (fs. 111 a 116; del Anexo 1 de fs. 1 a 118), pronunciada por la Superintendencia General del SIRESE, que resolvió confirmar la Resolución Administrativa de Recurso de Revocatoria SSDH Nº 1715/2006 de 28 de diciembre.

2. Ingresando al control de legalidad sobre la correcta aplicación de la ley a los hechos expuestos por las partes, en base a los antecedentes del caso se estableció: Que conforme  al art. 24 de la Ley 3058 Ley de Hidrocarburos (LH) de 17 de mayo de 2005, en ese momento el ente regulador de las actividades de comercialización de productos hidrocarburíferos derivados era la Superintendencia de Hidrocarburos del SIRESE, en cuya competencia se encuentra, entre otras, además de las establecidas en la Ley Nº 1660 Ley del SIRESE de 28 de octubre de 1994, las atribuciones de: a) Proteger los derechos de los consumidores, y b) Otorgar concesiones, licencias y autorizaciones para las actividades sujetas a regulación -art. 25-, a cuyo efecto el art. 69 del Reglamento para la Construcción y Operación de Estaciones de Servicio de Combustibles Líquidos y de Calidad de Carburantes y Lubricantes, aprobado por DS 24721 de 23 de julio de 1997 y modificado por DS 26821 de 25 de octubre de 2002, establece que; la SH sancionará a la Empresa con la Revocatoria de la Licencia de operaciones en los siguientes casos, para autos: inc. c) Alteración de la calidad de los carburantes comercializados.

2.1 En uso de las atribuciones y facultades establecidas en la Ley Nº 1660 SIRESE y Ley Nº 3058 LH, la SH en atención del Reglamento de la Ley de Procedimiento Administrativo para el Sistema de Regulación Sectorial SIRESE (RLPA-SIRESE) aprobado mediante DS 27172 de 15 de septiembre de 2003 y en aplicación de los arts. 75 al 80 del Reglamento precedentemente citado, tiene la facultad de iniciar una investigación a denuncia o de oficio cuando considere la existencia de una infracción a las normas legales y reglamentarias, estableciendo que una vez concluida la investigación en caso de existir indicios, puede formular cargos y disponer la apertura de un término de prueba para la presentación de todos los alegatos y pruebas que considere pertinentes, concluido el proceso, emitir una resolución que imponga al responsable la sanción que corresponda.

En el caso de autos, de la revisión del expediente administrativo se establece que la Superintendencia realizó las actuaciones administrativas conforme a procedimiento, entre estas: a) En base a los Informes de Análisis Básico y Completo, emitió el Informe ODEC 0079/2006 INF de 2 de mayo, por existir indicios de incumplimiento a las especificaciones de calidad del diesel oil comercializado por la E.S. El Progreso SRL, de acuerdo al Reglamento de Calidad; b) Concluida la investigación la Superintendencia, mediante Auto de 25 de mayo de 2006 (fs. 9 a 10 del Anexo 1, de fs. 1 a  118) formuló cargos contra la E.S., por la supuesta infracción al art. 6º del Reglamento de Calidad y otorgó un período de prueba de diez días hábiles administrativos para que el administrado conteste y presente prueba contra los cargos formulados; c) Habiendo el administrado respondido y presentado pruebas de descargo, asimismo, se sometió al período de prueba de 20 días, en el que hizo producir prueba y pidió además una inspección administrativa, que fue realizada el 14 de agosto de 2006  (fs.  68 a 69 del Anéxo 1, de fs. 1 a 118), acto en el que ratificó su responde afirmando que, existió un error involuntario del personal de la Estación, al haber descargado cerca de 200 Lts. de gasolina en el tanque de diesel oil; d) Valorado los antecedentes probatorios, la Superintendencia emitió la RA Nº SSDH 1452/2006 de 25 de octubre, declarando probado los cargos formulados e impuso como sanción la revocatoria de la Licencia de Operaciones de la E.S. El Progreso SRL.

En el presente caso se evidencia que la Superintendecia de Hidrocarburos sustanció el procedimiento administrativo sancionador a través de una investigación de oficio, en sujeción al ordenamiento jurídico administrativo DS Nº 27172 de 15 de septiembre de 2003, (arts. 75 a 80), cuyos actos procedimentales fueron de conocimiento del ahora demandante, quién pese a estar legalmente notificado no desvirtuó los cargos imputados, por el contrario reconoció que su personal cometió el error de haber descargado gasolina en el tanque de diesel oil, consiguientemente se cumplió con todos los requisitos establecidos en la normativa aplicada, por lo que no puede alegarse violación al principio de presunción de inocencia, debido proceso y legalidad objetiva. En lo referente a la sanción a la infracción, ésta se encuentra establecida en el art. 69 del Reglamento de Estaciones modificado por el art. 2 del DS Nº 26821, aplicada en la RA SSDH 1452/2006 de 25 de octubre.

2.2 Del mismo modo, se debe tener presente y observar el cumplimiento del art. 6 del DS Nº 26276, de 5 de agosto de 2001, que textualmente señala: "Queda expresamente prohibida la realización de cualquier acto o actividad especificados en el artículo 3 del presente Reglamento sobre carburantes y lubricantes que no cumplan con las especificaciones de calidad indicadas en los Anexos A y B del presente Reglamento, sea para consumo propio o comercialización en el mercado interno." Es fundamental tomar en cuenta en este tipo de actividad, el grado de especialización, complejidad y de tecnología, razón por la cual en su momento, se realizó análisis basado en las disposiciones legales contenidas en el ordenamiento jurídico vigente y los resultados obtenidos fueron desfavorables para el administrado estableciendo que el diesel comercializado por éste no cumple con las especificaciones de calidad establecido en el DS Nº 26276.

Que según informe de la Dirección de ODECO Hidrocarburos ODEC 0079/2006 INF de 2 de mayo de 2006, en lo referente a los normas ASTM, el procedimiento de recolección de muestra y su análisis fue efectuado bajo la aplicación del estándar ASTM D-93, a través de los cuales se estableció el método para determinar el Punto de Inflamación y el valor de Gravedad Específica de productos de petróleo, en el caso de autos se realizaron dos análisis periciales de prueba, una realizada por SGS-Bolivia y la otra SGS-Chile, bajo la aplicación de la norma ASTM D-93-02ª, ambos resultados proporcionaron un valor de Punto de Inflamación (limite 38,0ºC) y un valor de Gravedad Específica (limite 0.80) inferior al permitido conforme a norma, lo que determinó la infracción cometida por la E.S. El Progreso SRL, incumpliendo con el Reglamento de Calidad en su art. 6º que prohíbe la comercialización de carburantes que no cumplan con las especificaciones de calidad, habiéndose de esta manera configurado una infracción administrativa prevista en la norma legal vigente.

De lo que se infiere que, existió correcta aplicación de las normas ASTM D-93-02ª, por lo que no existe vulneración e infracción a la norma administrativa aplicada, mas aún considerando el reconocimiento que hizo el administrado, sobre un error involuntario ocasionado por el personal de la Estación de Servicios, que alteró la calidad del diesel oil, lo cual no es eximente o atenuante de la sanción, toda vez que el responsable del cumplimiento de las normas que regulan la distribución y comercialización de combustibles, es el titular de la Licencia de Operaciones, la cual es intransferible e intuito personae, por lo que la Estación es directa responsable ante la SH y los usuarios, quedando los errores de su personal fuera del ámbito administrativo.

3. El art. 2 del DS Nº 26821 de 25 de octubre de 2002, que modificó el art. 69 del Reglamento para “Construcción y Operación de Estaciones de Servicio de Combustibles Líquidos”, aprobado mediante DS Nº 24721, de 23 de julio de 1997, dispone: "La Superintendencia sancionará a la Empresa con la Revocatoria de la Licencia de Operación en los siguientes casos: (...) c) Alteración de la calidad de los carburantes comercializados", sanción correctamente aplicada a la E.S. El Porvenir SRL a través de la RA Nº SSDH 1452/2006 de 25 de octubre. 

El art. 81 del DS. Nº 27172 de 15 de septiembre de 2003, expresa: "Art. 81.- (REMISIÓN). Los procedimientos de caducidad, licencias, autorizaciones y registros se sujetarán a las disposiciones establecidas en las leyes, reglamentos y contratos vigentes en los sectores regulados por el Sistema de Regulación Sectorial - SIRESE; a falta de éstas, se sustanciarán de conformidad a lo prescrito en los Artículos siguientes del presente reglamento."

Es absolutamente clara la disposición anterior, porque cuando se refiere a remisión, lo hace en sentido gramatical; es decir, que remite a las leyes, contratos y reglamentos vigentes en los sectores regulados por el SIRESE y sólo a falta de estos instrumentos, así como de la regulación correspondiente por el Sistema de Regulación Sectorial, se aplicarán los artículos siguientes al 81 del DS Nº 27172, considerando que éste es Reglamentario de la LPA, para el SIRESE.

La actividad petrolera en cuanto a toda su cadena productiva se encuentra regulada, en lo que hace a la aplicación del SIRESE, a partir de la promulgación de la Ley Nº 1600, de 28 de octubre de 1994. Por otra parte, el Decreto Supremo Nº 26821 es una norma especial en este ámbito de actividad y cumple precisamente con el postulado de protección del sistema regulatorio, expresado en el inciso b) del artículo 1 de la Ley Nº 1600, que señala: "b) Tanto los intereses de los usuarios, las empresas y demás entidades reguladas, cualesquiera fuera su forma y lugar de organización o constitución, como los del Estado, gocen de la protección prevista por ley en forma efectiva."

4. Finalmente, en cuanto a las garantías del administrado acusadas de infringidas por la administración, en aplicación del art. 16 de la CPE (1967), concordante con el art. 115. II de la CPE (2009), y los arts. 71 al 79 de la Ley 2341 LPA, fueron debidamente observadas y cumplidas, habiendo tenido oportunidad el demandante de impugnar las resoluciones de los inferiores en grado hasta agotar el procedimiento administrativo, mediante recursos de revocatoria y jerárquico, por lo que no se halla mérito para afirmar que se hubieran afectado negativamente sus derechos a través de la vulneración o violación de las disposiciones legales acusadas de infringidas, por lo tanto no existió vulneración a los principios de presunción de inocencia, debido proceso, de legalidad objetiva y verdad material.

Del análisis precedente, éste Tribunal Supremo de Justicia concluye que la Resolución Administrativa Jerárquico RA Nº 1370 de 11 de mayo de 2007, fue emitida en cumplimiento de la normativa legal citada, no encontrando infracción o vulneración de derechos en el procedimiento administrativo, particularmente en la resolución impugnada, actos administrativos sobre los que la autoridad jurisdiccional ejerció el control de legalidad, oportunidad, conveniencia o inconveniencia de los actos realizados en sede administrativa, en consecuencia, conforme a los fundamentos expuestos corresponde desestimar la impugnación contra la Resolución Administrativa Jerárquica.

POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en ejercicio de lo establecido en el artículo 10 parágrafo I de la ley Nº 212 y artículo 781 del Código de Procedimiento Civil, falla declarando IMPROBADA la demanda contencioso administrativa de fs. 22 a 24 en la que impugna la Resolución Administrativa Jerárquica RA Nº 1370 de 11 de mayo de 2007, dictada por la Superintendencia General del SIRESE, actualmente remplazada por el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, en consecuencia firmes las Resoluciones Administrativas RA SSDH Nº 1715/2006 de 28 de diciembre y la RA SSDH Nº 1452/2006 de 25 de octubre de 2006.

Procédase a la devolución de los anteceden tes administrativos remitidos a éste Tribunal por la autoridad demandada, con nota de atención.

No interviene la Magistrada Maritza Suntura Juaniquina por no encontrarse presente.

Regístrese, notifíquese y cúmplase.


Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena