SALA PLENA


SENTENCIA:                                         94/2014.

FECHA:                                        Sucre, 6 de junio de 2014

EXP. N°:                                        343/2007.

PROCESO:                                        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Empresa Petrobras Bolivia contra la  Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial-SIRESE

MAGISTRADA RELATORA:                Norka Natalia Mercado Guzmán

Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por la Empresa Petrobras Bolivia S.A. en el que impugna la Resolución Administrativa Nº 1369 de 11 de mayo de 2007, dictada por la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE), actual Ministerio de Hidrocarburos y Energía.

VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fs. 34 a 37, complementada a fs. 77; la contestación de fs. 102 a 104; la réplica de fs. 123 y 131 y los antecedentes de emisión de la resolución impugnada.

CONSIDERANDO I: Que Fernando Assumpçao Borges, en representación legal de Petrobras Bolivia S.A., interpone demanda en la vía contencioso administrativa impugnando la Resolución Administrativa Nº 1369 de 11 de mayo de 2007, emitida por la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial y las Resoluciones Administrativas SSDH Nº 1645/2006 de 13 de diciembre de 2006 y SSDH Nº 0922/2006 de 7 de julio de 2006, pronunciadas por la Superintendencia de Hidrocarburos, señalando que son ilegales y provocan injustos daños y perjuicios a la Sociedad que representa.

Manifiesta que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, como Empresa pública encargada del suministros de hidrocarburos en el mercado interno, estableció relaciones comerciales con un tercero sin conocimiento ni coordinación con las empresas productoras ni de la Superintendencia de Hidrocarburos, comprometiéndose por su cuenta y riesgo a entregar volúmenes de petróleo crudo para exportación a una empresa intermediaria, hecho que de ninguna manera obliga a la empresa Petrobras Bolivia.

Como fundamento de su demanda, argumenta que la Superintendencia de Hidrocarburos, mediante RA Nº 922 estableció la obligatoriedad de los productores, entre ellos, Petrobras Bolivia S.A. para entregar 60.000 barriles de crudo a YPFB, para su exportación a Brasil, con el objeto que el sistema de oleoductos no colapse. Agrega que no obstante que YPFB no coordinó con los productores las condiciones y entrega de los volúmenes de crudo establecidos en la Resolución Administrativa antes mencionada, el sistema de oleoducto no se vio perjudicado y menos estuvo en riesgo de colapsar.

Señala que la Superintendencia de Hidrocarburos estableció en la RA 922, que Petrobras Bolivia S.A. y YPFB lleguen a un acuerdo estableciendo términos y condiciones de entrega de los barriles a la Compañía Logística de Hidrocarburos Bolivia (CLHB), disponiendo lugares de entrega; sin considerar las condiciones del transporte, contingencias tributarias, regalías u otros, sometiendo a la empresa a una situación de inseguridad jurídica e indefensión, al imponerle cargas y entrega de bienes sin considerar si tiene la disponibilidad de los volúmenes a que se le obliga. Añade que hasta la fecha fijada por la Superintendencia de Hidrocarburos en la RA 922, ni después, se ha efectuado el acuerdo indicado en dicha resolución, primero por la imposibilidad de cumplirla y porque además la propia Superintendencia no otorgó la autorización que precisaba tal exportación de hidrocarburos, sin embargo las Resoluciones Impugnadas no levantaron las intimaciones indicadas en la citada Resolución, manteniendo a Petrobras Bolivia S.A. en una condición de presunto incumplimiento de disposiciones de la Superintendencia, ocasionándole daño grave a la empresa. 

En consecuencia, solicita que se declare probada su demanda y como consecuencia de ello, se declare sin efecto legal el artículo segundo, párrafo segundo de la Resolución Administrativa Nº 922, así también las Resoluciones  Administrativas Nº 1645 de 13 de diciembre de 2006 y 1369 de 11 de mayo de 2007.

CONSIDERANDO II: Que a fs. 102 a 104, la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE), representada por Efraín Oscar Durán Sanjinés, presentó memorial de respuesta, señalando lo siguiente:

Que la RA Nº 1645/2006, se basó en el DS Nº 28418 de 21 de octubre de 2005, que autorizó a la Superintendencia de Hidrocarburos de manera transitoria y hasta la conformación del Comité de Producción y Demanda (PRODE), a programar el abastecimiento de hidrocarburos para el mercado interno y los volúmenes para la exportación; por lo que en cumplimiento al citado Decreto Supremo, en el mes de junio y julio se realizó la reunión convocada en la que se informó de parte de los productores, el pronóstico de producción, evidenciándose que el mismo preveía volúmenes por encima de lo requerido para el mercado interno, razón por la cual se asignaron volúmenes de petróleo crudo, asignándose volúmenes de petróleo para el mercado interno para el mes de julio y la base referencial para los meses de agosto y septiembre, emitiéndose la RA SSDH Nº 0922/2006 de 7 de julio de 2006, por la que aprobó la asignación de volúmenes de petróleo crudo para el mercado interno y la asignación de volúmenes de excedentes de producción de petróleo crudo para el mercado de exportación.

Sostiene que la RA Nº 1369 de 11 de mayo de 2007, realizó un análisis en base a la instrucción contenida en la RA SSDH Nº 0922/2006 de 7 de julio de 2006 y las disposiciones legales contenidas en el DS Nº 28418 y la Ley de Hidrocarburos, al evidenciar que los actos administrativos recurridos fueron emitidos por la Superintendencia de Hidrocarburos en ejercicio de sus atribuciones conferidas por las normas legales vigentes.

Concluye señalando que Petrobras Bolivia S.A., lejos de desvirtuar las consideraciones establecidas en la RA Nº 1369 de 11 de mayo de 2007, se limitó únicamente a argumentar los perjuicios que le ocasionó la instrucción de la Superintendencia de Hidrocarburos contenida en la RA 0922/2006, emitida en cumplimiento de la normativa legal, por lo que pide se declare improbada la demanda, en razón a que Petrobras Bolivia S.A. no ha desvirtuado la RA Nº 1369.

Presentada la réplica de fs. 123 a 124, ratificada a fs. 128 a 129, se corrió en traslado para la dúplica mediante providencia de fs. 131, no habiendo respondido al traslado la Superintendencia demandada en el plazo señalado por ley, se decretó “autos” para sentencia según consta a fs. 136.

CONSIDERANDO III: Que por la naturaleza del proceso contencioso administrativo que reviste las características de juicio de puro derecho, y teniendo presente que el trámite en la fase administrativa se agotó en todas sus instancias con la resolución del recurso jerárquico, corresponde al Tribunal Supremo de Justicia analizar si fueron aplicadas correctamente las disposiciones legales con relación a los hechos expuestos por la parte demandante y realizar el control judicial de legalidad sobre los actos ejercidos por la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial (SIRESE).

De la revisión de antecedentes administrativos, se evidencia lo siguiente:

Que la Superintendencia de Hidrocarburos emitió la RA SSDH Nº 0922/2006 de 7 de julio, (fs. 97 a 103 Anexo), mediante la cual resolvió: Primero, aprobar la asignación de volúmenes de petróleo crudo para el Mercado Interno realizada en fecha 26 de junio de 2006 y la asignación de volúmenes de excedente para el Mercado de Exportación, realizada en fecha 6 de julio del mismo año, correspondientes al mes de julio de 2006, conforme al detalle contenido en la referida Resolución. Segundo, aprobar la programación de volúmenes de petróleo crudo, a ser transportados por los ductos y cisternas para el Mercado Interno, correspondiente al mes de julio de 2006, y en cuanto al Mercado Externo determinó “Sobre la nominación del excedente de petróleo crudo, principalmente sobre la modalidad de entrega de los 60,000 barriles de crudo en tanque de CLHB para su exportación a Brasil, por parte de los productores a YPFB, se establece un plazo máximo hasta el día 19 de julio de 2006 a efecto de que YPFB y los productores se pongan de acuerdo respecto a la modalidad de entrega de los 60,000 barriles nominados por YPFB, con el objeto de evitar que el sistema de oleoductos no colapse en cuanto al transporte de hidrocarburos líquidos, en virtud de cumplir con el suministro continuo de hidrocarburos líquidos a los usuarios principalmente en el mercado interno por tratarse de un Servicio Público.”  “...con relación a la nominación de crudo de 60,000 barriles por parte de YPFB en tanques de CLHB de Santa Cruz, los mismos que deberán ser entregados a partir el 17 de julio de 2006. Tercero, “La negativa a suministrar petróleo crudo a las refinerías del país, se considerará violación de las garantías de continuidad e ininterrumpibilidad del servicio….” Cuarto, para el caso de incumplimiento con lo dispuesto precedentemente, por parte de los productores de petróleo crudo y las refinerías que operan en el país, la SH está facultada a iniciar las acciones legales que correspondan. Sin embargo de ello, las empresas mencionadas precedentemente, podrán presentar los justificativos correspondientes los cuales serán evaluados por la SH, quien se pronunciará respecto a la procedencia o no de las justificaciones. Si el incumplimiento no fuera debidamente justificado la SH podrá imponer sanciones…”.

Que la empresa Petrobras Bolivia S.A., mediante memorial presentado el 20 de julio de 2006, (fs. 105 Anexo) solicitó aclaración respecto a la parte resolutiva de la RA 0922, punto “Segundo” referido al Mercado Externo, por considerar que existe contradicción respecto a la modalidad de entrega; ante dicha solicitud, la Superintendencia de Hidrocarburos del SIRESE emitió el auto de 26 de julio de 2006, por el que rechaza la solicitud de aclaración y complementación, por considerar que la resolución no presenta contradicción (fs. 116).

Contra la Resolución Administrativa SSDH Nº 0922, Petrobras Bolivia S.A. formuló recurso de revocatoria  (fs. 118 a 120 del Anexo), que fue resuelto con la Resolución Administrativa SSDH Nº 1645/2006 de 13 de diciembre de 2006, emitida por el Superintendente Interino de Hidrocarburos, que rechazó el recurso interpuesto por Francisco Eduardo Alves Massá, representante legal de la Empresa Petrobras Bolivia S.A. (fs. 161 a 165 del Anexo).

Ante esa resolución, la Empresa Petrobras Bolivia S.A. interpuso recurso jerárquico (fs. 167 a 169 del Anexo), el que fue resuelto mediante la Resolución Administrativa Nº 1369 de 11 de mayo de 2007 (fs. 209 a 214 Anexo), emitida por el Superintendente General del Sistema de Regulación Sectorial SIRESE, por la cual confirmó la Resolución Administrativa SSDH Nº 1645/2006 de 13 de diciembre de 2006 y en su mérito la Resolución Administrativa SSDH Nº 0922/2006 de 7 de julio de 2006, dictadas por el Superintendente de Hidrocarburos.

Con estos antecedentes, se tiene que el objeto de la presente controversia radica en establecer si es evidente lo alegado por la empresa demandante en sentido que las resoluciones dictadas en fase administrativa le hubiesen generado inseguridad jurídica y dejado en estado de indefensión, conminándola al cumplimiento de un procedimiento ilegal que le ha provocado graves perjuicios, al pretender que se cumplan obligaciones que no están dispuestas por ley ni por la Regulación.

Que la Ley de Hidrocarburos Nº 3058 de 17 de mayo de 2005, en su art. 9 establece que el aprovechamiento de los hidrocarburos deberá promover el desarrollo integral, sustentable y equitativo del país, garantizando el abastecimiento de hidrocarburos al mercado interno, incentivando la expansión del consumo en todos los sectores de la sociedad, desarrollando su industrialización en el territorio nacional y promoviendo la exportación de excedentes en condiciones que favorezcan los intereses del Estado y el logro de sus objetivos de política interna y externa, de acuerdo a una Planificación de Política Hidrocarburífera.

El DS Nº 28384 de 6 de octubre de 2005, en su art. 2 determina que la Superintendencia de Hidrocarburos asignará los volúmenes de petróleo crudo producido en el país en función de los volúmenes nominados por las refinerías para el abastecimiento del mercado interno, hasta que sea aprobado el Reglamento con PRODE.

En ese orden, el DS Nº 28418, en su art. 1, autoriza a la Superintendencia de manera transitoria y hasta la conformación del Comité de Producción y Demanda (PRODE), programar el abastecimiento de hidrocarburos para el mercado interno y los volúmenes para la exportación; seguidamente el art. 2 indica que la Superintendencia de Hidrocarburos convocará mensualmente a los representantes de YPFB y de las empresas productoras, refinadoras, transportadoras por ductos y comercializadoras con la finalidad de evaluar los balances de producción y demanda ejecutados en el mes anterior y programar el abastecimiento al mercado interno y la exportación; a continuación el art. 3 expresa que la Superintendencia establecerá mediante Resolución Administrativa los volúmenes de hidrocarburos necesarios para cumplir con los compromisos de exportación, asumidos por YPFB a nombre del Estado, así como los volúmenes a ser exportados por las diferentes empresas, y en su art. 5 señala que el incumplimiento de las Resoluciones Administrativas por parte de las empresas, se considerará infracción a las garantías de continuidad e ininterrumpibilidad de los servicios públicos, siendo competente la SH para aplicar en contra de los infractores multas compulsivas y progresivas, de conformidad a la Ley de Procedimiento Administrativo y al Reglamento a la Ley de Procedimiento Administrativo para el SIRESE.

Posteriormente, el 1 de mayo de 2006 se emitió el DS Nº 28701, que en su art. 2. II establece que YPFB a nombre y en representación del Estado, en ejercicio pleno de la propiedad de todos los hidrocarburos producidos en el país, asume su comercialización, definiendo las condiciones, volúmenes y precios tanto para el mercado interno como para la exportación y la industrialización.

En la especie, conforme se evidencia a fs. 17 y siguientes del anexo adjunto, cursa la convocatoria para la reunión mensual de programación para el abastecimiento de hidrocarburos en el mercado interno y los volúmenes para exportación, en la que según el informe emitido, se comunicó de parte de los productores, el pronóstico de producción, en base a ello se asignaron volúmenes de petróleo crudo para el mercado interno para el mes de julio y la asignación de volúmenes de excedentes de producción de petróleo crudo para el mercado de exportación.

Asimismo, cursa a fs. 74 la nota de 5 de julio de 2006, suscrita por el Vicepresidente Nacional de Operaciones de YPFB, dirigida a las empresas petroleras, convocándolas a la reunión de “Excedentes de Producción” a realizarse el 6 de julio de 2006, cursando a fs. 91 a 96 el Informe DRU-0254/2006 de 7 de julio de 2006, el mismo que señala que en la reunión convocada de Re-Nominación de Excedentes de Producción de Petróleo Crudo para la Exportación (PRODE), correspondiente al mes de julio de 2006, YPFB solicitó a los productores, la entrega de 2.000 BPD barriles (60.000 Bbls/mes) de petróleo crudo en tanques de CLHB Santa Cruz, para el mes de julio de 2006, para su posterior exportación al Brasil, es así que todos los productores indicaron estar dispuestos a entregar  el petróleo requerido, siempre y cuando YPFB les haga conocer las condiciones de entrega, por lo que YPFB se comprometió hacerles conocer las condiciones de entrega los días 13 y 14 de julio de 2006, asimismo acordaron iniciar las entregas a partir del 17 de julio de 2006.

En fecha 7 de julio de 2006, se emitió la RA 0922/2006, (fs. 97 a 103) que resolvió aprobar la asignación de volúmenes de petróleo crudo para el Mercado Interno realizada en fecha 26 de junio de 2006 y la asignación de volúmenes de excedente para el Mercado de Exportación, efectuada en fecha 6 de julio del mismo año, correspondientes al mes de julio de 2006, de acuerdo al detalle contenido en la referida Resolución, y aprobar la programación de volúmenes de petróleo crudo, a ser transportados por los ductos y cisternas para el Mercado Interno, correspondiente al mes de julio de 2006, de acuerdo al cuadro contenido en la citada resolución, y en cuanto al Mercado Externo estableció un plazo máximo hasta el día 19 de julio de 2006 a efecto de que YPFB y los productores se pongan de acuerdo respecto a la modalidad de entrega de los 60.000 barriles nominados por YPFB, con el objeto de evitar que el sistema de oleoductos colapse en cuanto al transporte de hidrocarburos líquidos, los mismos que deberán ser entregados a partir de julio de 2006.

De la compulsa de los antecedentes se evidencia que la RA Nº 0922/2006, fue emitida observando el ordenamiento jurídico sobre la materia, además previa coordinación con las empresas petroleras, así se evidencia por las reuniones sostenidas en junio y julio de 2006, por lo que no es evidente que se les hubiese impuesto cargas y entrega de bienes sin considerar si tienen la disponibilidad de los volúmenes a que se les obliga, menos que se les hubiese generado una situación de inseguridad jurídica.

Por otra parte, el hecho que YPFB no les hubiese dado a conocer  las condiciones de entrega de los volúmenes de crudo establecidos en la RA 0922, no invalida la Resolución emitida, pues lo que correspondía era que la empresa petrolera informe a la Superintendencia de Hidrocarburos dicha situación, conforme establece la propia RA Nº 0922/2006 (punto cuarto de la parte resolutiva), que dispone que en caso de incumplimiento, las empresas podrán presentar los justificativos correspondientes, los cuales serán evaluados por la Superintendencia de Hidrocarburos, quien se pronunciará sobre la procedencia o no de las justificaciones. Asimismo, tampoco consta en obrados en qué medida las Resoluciones Administrativas impugnadas le hubiesen ocasionado daños y perjuicios a la empresa demandante, quien no ha aportado prueba alguna al respecto.

En síntesis, la Superintendencia de Hidrocarburos, en el marco de la Ley de Hidrocarburos Nº 3058 de 17 de mayo de 2005, DS 28384, DS 28418 de 21 de octubre de 2005 y DS Nº 28701 de 1 de mayo de 2006, emitió la Resolución Administrativa SSDH Nº 0922/2006 de 7 de julio de 2006, que fue motivo de recurso de revocatoria y jerárquico en sede administrativa, resueltos mediante las Resoluciones Administrativas Nºs 1645/2006 y 1369/2007, respectivamente, emitidas en sujeción a lo dispuesto por la normativa antes señalada, consiguientemente, no es cierto lo expresado en la demanda contencioso administrativa, que las citadas resoluciones sean ilegales, al contrario, tanto la Superintendencia de Hidrocarburos como la Superintendencia General del SIRESE, actuaron conforme a derecho, con pleno sometimiento a la ley.

De lo expuesto se concluye que  no se encuentra vulneración a norma expresa que amerite dejar sin efecto la resolución impugnada mediante la presente acción, correspondiendo desestimar la pretensión deducida por la empresa demandante.

POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en el  ejercicio de la atribución conferida en el artículo 10 parágrafo I de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011, falla en única instancia declarando IMPROBADA la demanda contencioso administrativa de fs. 34 a 37, y fs. 77, en la que impugna la Resolución Administrativa Nº 1369 de 11 de mayo de 2007, emitida por la Superintendencia General del Sistema de Regulación Sectorial, y por consiguiente firmes las Resoluciones Administrativas SSDH Nº 1645/2006 de 13 de diciembre de 2006 y SSDH Nº 0922/2006 de 7 de julio de 2006, pronunciadas por la Superintendencia de Hidrocarburos.

Procédase a la devolución de los antecedentes administrativos remitidos a este Tribunal por la entidad demandada.

Regístrese, comuníquese y cúmplase.


Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena