SALA PLENA


SENTENCIA:                                        27/2014

FECHA:                                        Sucre, 14 de mayo de 2014

EXPEDIENTE Nº:                                226/2007

PROCESO:                Contencioso Administrativo.

PARTES:        Walter Alfredo Serrano Wende contra la Superintendencia del Servicio Civil.

MAGISTRADA RELATORA:                                Norka Natalia Mercado Guzmán

Pronunciada en el proceso contencioso administrativo seguido por Julio Ariel Coronado López en representación legal de Walter Alfredo Serrano Wende impugnando la Resolución Administrativa SSC/IRJ/025/2007 pronunciada el 13 de marzo de 2007 por el Superintendente General del Servicio Civil. 

VISTOS EN SALA PLENA: La demanda contencioso administrativa de fojas 119 a 123, la contestación de fojas 143 a 146 vuelta, la réplica de fojas 150, los antecedentes de la resolución impugnada; y

CONSIDERANDO I: Que a través de su representante legal, Walter Alfredo Serrano Wende, solicitó la nulidad de la resolución impugnada y de los obrados hasta que la Superintendencia del Servicio Civil disponga que la Aduana Nacional de Bolivia notifique con la resolución administrativa definitiva que desestimó su nombramiento y sea designado como Técnico Aduanero I (Vista Aforador), señalando que como funcionario de carrera de la Aduana Nacional de Bolivia, postuló el año 2005 al cargo de Técnico Aduanero I (Vista Aforador) convocado por la entidad con referencia 07-06-42, en la que se ofrecieron seis posiciones vacantes para dicha función.

Mediante nota GRT-BERTF 521/06 de 3 de septiembre de 2006 y debido a que nunca fue notificado con los resultados del proceso de reclutamiento, solicitó información a la Jefatura de Recursos Humanos de la Aduana y pidió que le remitieran los exámenes cursantes en archivos y toda la información referente a su postulación. Señaló también, que a pesar de estar en la terna, la postulación de su mandante, fue desestimada sin ningún fundamento.

Su requerimiento de documentación fue respondido con nota AN-DRHAC Nº 629/2006 de 18 de octubre de 2006, en la que encontró el Acta de Evaluación Final, así como la nota GTR-GR 153/2005 suscrita el 27 de abril de 2005 por el Gerente Regional de la Aduana Tarija agradeciendo y desestimando su postulación.

En conocimiento del Acta de Evaluación Final (Decisión del Comité de Selección) su representado, solicitó se dejara sin efecto la determinación del Comité de Evaluación y en cumplimiento de la Estrategia de Reclutamiento y Selección para procesos masivos a cargo de la Aduana Nacional, pidió su designación en el cargo postulado en razón de que dicha normativa, preveía expresamente que en caso de existir más de una vacancia, se elegiría a los postulantes finalistas con los puntajes más altos; sin embargo, no recibió respuesta alguna, operándose el silencio administrativo, lo que motivó que el 16 de noviembre de 2006, planteara recurso jerárquico contra dicha Acta de Evaluación Final, el cual fue conocido y resuelto por la entonces Superintendencia del Servicio Civil, que analizó si el acto impugnado tenía el carácter de definitivo y en ese marco, resolvió denegar el recurso planteado.

Agregó que el indicado informe, nunca llegó a existir o por lo menos no fue de conocimiento de su mandante, ya que en toda la documentación adjunta a la Nota AN-DRHAC Nº 629/2006 de 18 de octubre de 2006, no existe ningún informe de la Comisión y en la última nota de agradecimiento y desestimación que cursa en dicho legajo, se afirma que el nombramiento fue desestimado por el Comité de Evaluación Integral, dejándose en indefensión a su representado.

Afirmó que en el caso existen dos supuestos, siendo el primero, que el Acta de Evaluación Integral sí desestimó el nombramiento o la postulación del demandante y por tanto, es una resolución administrativa definitiva lesiva a sus intereses y va en contra de los principios de la Ley 2027 y por tanto es nula y amerita la nulidad de todo el procedimiento para que la entidad demandada se pronuncie sobre el fondo del recurso jerárquico interpuesto o segundo, que si bien el Acta de Evaluación Integral no desestimó el nombramiento o la postulación de Walter Serrano Wende, ya que menciona que la elección de los otros postulantes será justificada mediante informe, vulnera igualmente los principios de la citada disposición legal, correspondiendo entonces, anular el procedimiento y notificar a su mandante con el informe que desestimó su nombramiento, para que éste pueda impugnar ese acto administrativo.

Acusó la vulneración del artículo 1 de la Ley 2027 en sus incisos b), c), d) y e) y el principio de transparencia establecido en los artículos 2, 12, 23 y 31 de la misma disposición legal, ya que no puede ser que no se comunique al postulante los motivos por los que se desestimó su nombramiento, no siendo suficiente una nota sin fundamentos que fue hecha conocer por terceros, porque ninguno de los integrantes del Comité de Evaluación Integral firmó esa comunicación, vulnerando el derecho a la defensa y el derecho a recurrir un acto administrativo.

Señaló también, que por disposición del artículo 23 de la Ley 2027, los procesos de dotación de personal en las entidades públicas deben fundarse en los principios de mérito, competencia y transparencia, a través de procedimientos que garanticen la igualdad de condiciones de selección, y que el artículo 24 del mismo compilado legal, señala que la selección de funcionarios de carrera se realizará sobre la base de su capacidad, idoneidad, aptitud y antecedentes por lo que, se puede concluir que, en el caso se han incumplido esas disposiciones legales que son de cumplimiento obligatorio puesto que su mandante fue calificado con la segunda mejor nota en el Acta de Evaluación Integral del Comité de Selección, vulnerándose también la Estrategia de Reclutamiento y Selección para procesos masivos a cargo de la Aduana Nacional, que es aplicable a la Convocatoria Pública Interna para 73 cargos, que en su punto XI, prevé que cuando exista más de una vacancia, se elegirá a los postulantes finalistas que alcancen los puntajes más altos hasta cubrir las vacancias convocadas.

La resolución impugnada interpretó erróneamente el artículo 9 del D.S. 26319 porque el proceso de convocatoria interna debía culminar con una resolución administrativa o sea un acto administrativo, por el que en forma definitiva, se decida la promoción o desestimación del nombramiento del funcionario de carrera; la nota GRT-GR 153/2005 no determina ni decide la promoción, sólo informa que el Comité de Elección desestimó su nombramiento, pero no existe una resolución administrativa que así lo decida, vulnerándose el debido proceso previsto en el artículo 4 de la citada disposición reglamentaria.

Citó la Sentencia 047/2005 de 6 de abril, pronunciada por la Sala Plena de la Corte Suprema, que determinó la nulidad de obrados porque debió pronunciarse una resolución motivada y no remitir una misiva sin fundamento alguno, incumpliendo la previsión del artículo 18, parágrafo II, incisos c) y d) del D.S. 26115 y los artículos 1-II y 6-I de la Constitución Política del Estado.

Con los argumentos señalados, solicitó se declare probada su demanda.

CONSIDERANDO II: Que ante esa demanda, el Superintendente General del Servicio Civil Rodolfo Joaquín Illanes Alvarado, manifestó que la Superintendencia del Servicio Civil, como juez en materia administrativa se limita a poner en conocimiento de este alto Tribunal, los fundamentos de su decisión, contenidos en el propio acto administrativo, objeto de impugnación, pero no asume propiamente defensa en la demanda que ahora responde, bajo el principio analógico de que ningún juez o tribunal cuyo fallo sea apelado o recurrido en casación, asumirá defensa ante el superior en grado ante la presentación de esos recursos.

Con ese preámbulo, señaló que la Resolución Administrativa SSC/IRJ/025/2007 fue emitida con la base legal que concede el parágrafo I del artículo 29 del Decreto Supremo 26319 que aprobó el Reglamento de Recursos de Revocatoria el cual procede exclusivamente contra las resoluciones o actos administrativos definitivos señalados en los parágrafos I o II del artículo 9 de la norma Reglamentaria, que se encuentra referida a que el ingreso, promoción o retiro de funcionarios de carrera deberá concluir necesariamente con una Resolución Administrativa Definitiva.

Que en el presente proceso, el acto impugnado no es otro que el Acta de Evaluación Final suscrita el 23 de abril de 2005, haciendo hincapié que ese acto administrativo señaló la conclusión del análisis de resultados decidiendo elegir tres personas y manifestando, que la elección de los otros postulantes será justificada mediante informe, evidenciándose que en ningún momento se estableció la no elección del señor Walter Serrano Wende, ni que su postulación o nombramiento hubiera sido desestimado. Ahora bien, respecto  a que dicha acta de evaluación no fue de conocimiento del ahora demandante, no significa que éste pueda considerar a esta acta como un acto definitivo, porque el referido Comité dejó la decisión de la elección de otros postulantes entre los que se encontraba Walter Serrano Wende, supeditada a la emisión de un acto administrativo posterior.

Respecto a la documentación que puesta a conocimiento de Walter Alfredo Serrano Wende, a través de la nota AN-DRHAC Nº 629/2006 de 18 de octubre de 2006, en la que se encontraba la nota GRT-GR 153/2005  de 27 de abril de 2005 - nota de agradecimiento y desestimación enviada por el Comité de Evaluación Integral - en la que consta la firma del mencionado servidor público aunque posteriormente la desconoció, dicha determinación pudo ser impugnada con la interposición del recurso de revocatoria correspondiente.

Sobre los supuestos mencionados en la demanda por el representante legal de Walter Serrano Wende, afirmó que ninguno es correcto, porque en el primer caso, se dejó claramente establecido que el Acta de Evaluación Final de 23 de abril de 2005, no desestimó el nombramiento y en el segundo, relativo a que no fue notificado con el informe, pudo haber solicitado como lo hizo con el resto de la información.

Recalcó que el acto administrativo que debió haberse impugnado en instancia de revocatoria, era la Nota GRT-GR 153/2005 pues la misma si desestimó su nombramiento al cargo de Técnico Aduanero I, por lo que puede advertirse que la Superintendencia del Servicio Civil no vulneró los principios establecidos en el artículo 10 incisos b), c), d), y e) de la Ley 2027, y que tampoco existió una errónea interpretación del artículo 9 del Decreto Supremo Nº 26319 que aprobó el Reglamento de Recursos de Revocatoria y Jerárquicos para la Carrera Administrativa.

Respecto a la Sentencia Nº 047/2005, señaló que si bien en el caso expuesto no coincide con los antecedentes del recurso planteado por Walter Alfredo Serrano Wende, no debe perderse de vista que si el mencionado funcionario consideraba que la nota GRT-GR 153/2005  de 27 de abril de 2005 puesta a su conocimiento a través de la Nota AN-DRHAC Nº 629/2006 de 18 de octubre de 2006, no expresaba fundamento alguno menos situaciones fácticas que justificaran la decisión de desestimar su nombramiento y que así se vulneraba el debido proceso, el derecho a impugnar y el derecho a la defensa, debió precisamente por tales argumentos impugnarla y no forzar su impugnación en instancia de revocatoria en contra del Acta de Evaluación Final suscrita por el Comité de Selección, el cual no decidió su no promoción al cargo de Técnico Aduanero I.

Por lo argumentado precedentemente pidió que se declare improbada la demanda y se mantenga firme y subsistente la resolución ahora impugnada, sea con costas y multa al impetrante.

CONSIDERANDO III: Que el objeto de la presente controversia radica en que, según afirma el demandante a través de su representante legal, se han vulnerado sus derechos al no haber puesto en su conocimiento los resultados del proceso de selección en el que participó, justificándose la nulidad de lo obrado hasta su legal notificación, mientras que la autoridad demandada, sostiene que el Acta de Evaluación  Final no es un acto definitivo y por tanto, no era impugnable. 

  1. Los antecedentes de emisión de la resolución impugnada en el proceso, evidencian que Walter Alfredo Serrano Wende, funcionario de la Aduana Nacional de Bolivia, postuló al cargo de Técnico Aduanero I (Vista Aforador) en respuesta la Convocatoria con Referencia 07-06-42 mediante el llenado del Formulario de Postulación que cursa de fojas 26 a 30 de antecedentes y que evidentemente obtuvo un puntaje de 62.20 que fue el segundo entre los cinco postulantes, motivo por el que se sometió al procedimiento denominado Evaluación Integral suscribiendo el acta previa el 23 de abril de 2005 en la que declaró haber sido informado sobre la metodología y el procedimiento así como la conformación del Comité por el Gerente Regional de Tarija (como representante de la MAE); el Administrador de la Aduana Villamontes (como Jefe inmediato superior) y la Representante de Recursos Humanos.
  2. Que de acuerdo a la normativa contenida en la Estrategia de Reclutamiento y Selección para procesos masivos a cargo de la Aduana Nacional, aplicable a la convocatoria en la que participó el ahora demandante, la evaluación integral a cargo del Comité de Selección era una entrevista estructurada  a realizarse después de la publicación de resultados de las nóminas de finalistas. Dicho proceso, concluía con un acta de evaluación final a ser suscrita por  los miembros del comité. En autos, dicho procedimiento queda patentado por la documental que cursa de fojas 78 a 80. Finalmente, el Acta de Evaluación Final que cursa a fojas 82, hace constar el proceso de evaluación de los postulantes, sus puntajes y la decisión de designar a tres postulantes, entre los que no se menciona al ahora demandante.
  3. Finalmente, el 27 de abril de 2005, el Gerente Regional de Tarija mediante la nota GRT-GR 153/2005, hizo conocer al demandante Walter Alfredo Serrano Wende que su nombramiento fue desestimado por el Comité de Evaluación Integral. Resalta el hecho de que la citada nota, lleva la firma de recepción del ahora demandante (fojas 84; 148).

Establecidos los antecedentes administrativos que dieron lugar a la resolución impugnada y con relación a la afirmación de la autoridad demandada, en sentido de que el Acta de Evaluación Final de fojas 82-83, que fue impugnada por el demandante, no es un acto definitivo porque, en el caso de Walter Alfredo Serrano Wende, no tomó ninguna decisión sobre su situación en cuanto a su designación o que ésta hubiera sido desestimada, se tiene que dicho documento refleja que el Comité de Selección se reunió a horas 10:00 del 23 de abril de 2005, con el objeto de realizar la elección final del candidato al cargo de Técnico Aduanero I (Vista Aforador), puesto que tenía seis posiciones y que en dicho acto, consideró la nómina y los resultados obtenidos en cada una de las etapas del proceso de selección de cada uno de los candidatos, entre los que se encontraba el ahora demandante con la segunda calificación. Dicho documento, refleja también, que este Comité decidió elegir a Luis Julio Bustamante Acosta, Erik Antonio Balderrama Peñarrieta y Enrique Augusto Barreto Guerrero para ocupar tres de los seis puestos disponibles en esa posición, reservándose la elección de los demás postulantes previa justificación mediante informe, concluyéndose entonces, que resulta evidente lo afirmado por la autoridad demandante, puesto que dicha acta, no  concluyó con el proceso de elección de los seis cargos vacantes y en el caso del ahora demandante, se postergó su situación respecto a la convocatoria, a un informe posterior para cubrir las acefalías restantes.

La documental que fue presentada por la Aduana Nacional en oportunidad de tramitarse el recurso jerárquico, da cuenta también, de tres aspectos que son relevantes para la resolución de la presente causa, siendo el primero que el 25 de abril de 2005, el Gerente Regional de Tarija informó a la Gerente Nacional de Administración y Finanzas de los resultados finales de la Convocatoria Pública Interna a 73 cargos correspondientes a la Gerencia Regional Tarija e hizo constar el listado de las personas designadas y de aquellas cuya designación había sido desestimada como es el caso del ahora demandante (ver Informe de Evaluación de Selección Convocatoria Interna de fojas 196 a 197); el segundo, que con nota GRT-GR 153/2005 de 27 de abril de 2005, se comunicó a Walter Alfredo Serrano Wende que su nombramiento había sido desestimado por el Comité de Evaluación Integral, nota en la que consta la firma y el sello del ahora demandante y tercero; que conforme a la estrategia de Reclutamiento y Selección para Procesos Masivos de la Aduana Nacional, la información del proceso y específicamente el resultado del mismo, fue publicada en la página web de la Aduana Nacional el 4 de julio de 2005.

Ahora bien, siendo la nota GRT-GR 153/2005 de 27 de abril de 2005, el acto final con el que se concluyó el proceso de selección para el cargo al que postuló el demandante y que pudo ser impugnado por éste, al constar en su firma y sello en constancia de recepción de dicha comunicación y aunque posteriormente, desconoció ese hecho, su afirmación relativa a que recién tomó conocimiento del resultado cuando la documentación le fue remitida mediante nota AN-DRHAC Nº 629/2006 de 18 de octubre de 2006, queda desvirtuada por la publicación el 4 de julio de 2005, de los resultados de la tantas veces mencionada convocatoria en la página web de la Aduana Nacional, notificación que resulta válida por estar expresamente prevista en la normativa que reguló la convocatoria, postulación, evaluación y resultados; consecuentemente, es evidente que la impugnación planteada en sede administrativa y en el presente proceso, respecto al Acta de Evaluación Integral del Comité de Selección, es errónea y extemporánea por los motivos expuestos precedentemente. 

Por consiguiente, no son evidentes las vulneraciones a los principios establecidos en el artículo 1 incisos b), c), d) y e) de la Ley 2027, ni al principio de transparencia menos al derecho de defensa y al de recurrir, así como tampoco existió error al interpretar el artículo 9 del Decreto Supremo 26319 que es el que aprobó el Reglamento de Recursos de Revocatoria y Jerárquicos para la carrera administrativa, resultando inatinente la cita de la Sentencia 047/2005 pronunciada por la Sala Plena de la entonces Corte Suprema de Justicia de la Nación, en razón de que los antecedentes fácticos que dieron lugar a dicho pronunciamiento, no son similares a los presentes, pues en ese proceso se cuestionó la negativa de la Superintendencia del Servicio Civil contenida en la Resolución Administrativa SSC-051/2002 de 4  de diciembre de 2002, de incorporación a la carrera administrativa. 

POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en el ejercicio de la atribución conferida en el artículo 10 parágrafo I de la Ley Nº 212 de 23 de diciembre de 2011, Ley de  Transición para el Tribunal Supremo de Justicia, Tribunal Agroambiental, Consejo de la Magistratura y Tribunal Constitucional Plurinacional, falla en única instancia declarando IMPROBADA la demanda y en su mérito, se mantiene firme y subsistente la Resolución Administrativa Nº SSC/IRJ/025/2007 pronunciada por la Superintendencia General del Servicio Civil, sea con costas.

Notifíquese la presente resolución al Ministro del Trabajo, Empleo y Previsión Social y remítanse a su despacho los antecedentes de emisión de la Resolución Administrativa Nº SSC/IRJ/025/2007.

Regístrese, notifíquese y cúmplase.

Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena