SALA PLENA


RESOLUCION:                        231/2015.

FECHA:                                Sucre, 9 de septiembre de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                        340/2009.

PROCESO:        Contencioso Administrativo.

PARTES:        Cervecería Boliviana Nacional S.A. contra el Viceministerio de Producción Industrial a Mediana y Gran Escala.

MAGISTRADO RELATOR:    Fidel Marcos Tordoya Rivas.                        

VISTOS EN SALA PLENA: La demanda de fojas 15 a 19 y vuelta, interpuesta por Miguel Ángel Sandoval Ortiz en representación legal de la Cervecería Boliviana Nacional S.A. (CBN), en virtud del Testimonio de Poder N° 561/2009, otorgado por ante la Notaría de Fe Pública N° 20 correspondiente al Distrito Judicial de La Paz, a cargo de Heberto J. Arduz Ruiz (fojas 7 a 12 y vuelta), quien dedujo demanda contenciosa administrativa en contra del Viceministerio de Producción Industrial a Mediana y Gran Escala, por haber lesionado y perjudicado los derechos subjetivos e intereses legítimos de su representada al disponer la revocatoria de la Resolución Administrativa Nº R-023/2006 de 24 de marzo, pronunciada por el Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (SENAPI), el que a su vez, en recurso de revocatoria, confirmó la Resolución Administrativa N° 1909/05 de 5 de diciembre.


CONSIDERANDO: Que entre las partes precedentemente citadas, se controvierte el registro de la marca PILSEN CALLAO (ETIQUETA), respecto de lo cual, la Cervecería Boliviana Nacional (CBN), alega que existe similitud entre las palabras “PILSEN” y “PILSENER”, lo que provoca un innegable riesgo de confusión de las marcas en cuestión.

La demandante señaló que de acuerdo con las reglas básicas y esenciales de la comparación de marcas, debe estarse más a las semejanzas que a las diferencias, aclarando que la causal de irregistrabilidad en que basa la Cervecería Boliviana Nacional (CBN) su oposición, es la contenida en el inciso a) del artículo 136 de la Decisión 486, ante el riesgo de confusión, alegando al respecto y citando, la interpretación prejudicial realizada por el Tribunal Andino de Justicia en el proceso N° 124-IP-2005.


Reiteró más adelante que Backus y Johnston no lograron demostrar que en el fondo, las marcas en conflicto sean lo suficientemente distintivas entre las mismas como para identificar diferentes productos en nuestro mercado o identificar a diferentes titulares, por lo que de acuerdo con la demanda de oposición presentada por CBN en relación con las marcas “PILSENER” (etiqueta) “PILSENER” (denominación y etiqueta) y “PILSEN” (etiqueta) Vs. “PILSEN CALLAO”, induciría aun inminente riesgo de confusión al público, más aun tomando en cuenta la similitud de la clase internacional (32) y el rubro al que se dedican las partes, Cervecería Boliviana Nacional y Unión de Cervecerías Backus y Johnston, constituyendo motivo suficiente para revocar la Resolución Administrativa N° 001/2008 y en consecuencia se disponga el rechazo del registro de la marca “PILSEN CALLAO”, tal como fue comprendido por la autoridad nacional experta en materia de propiedad intelectual en Bolivia (SENAPI) al dictar la Resolución Administrativa N° 1909/05, confirmada por la del mismo rango N° 023/2006.


Que el artículo 32 del Tratado de Creación del Tribunal de Justicia Andina del cual es parte la República de Bolivia, prevé que “corresponde al Tribunal interpretar por vía prejudicial las normas que conforman el ordenamiento jurídico de la Comunidad Andina, con el fin de asegurar su aplicación uniforme en el territorio de los países miembros”.


Del mismo modo, el segundo párrafo del artículo 33 del Tratado de Creación del Tribunal de Justicia Andina, dispone: “En todos los procesos en los que la sentencia no fuere susceptible de recursos en derecho interno, el juez suspenderá el procedimiento y solicitará directamente de oficio o a petición de parte la interpretación del Tribunal.”


Por su parte, el artículo 123 de la Decisión N° 500, Estatuto del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina, prevé que cuando los jueces nacionales conozcan procesos en los cuales la sentencia sea de única o última instancia deben efectuar consulta obligatoria cuando deba aplicarse o se controvierta alguna de las normas que conforman el ordenamiento jurídico de la Comunidad Andina; en consecuencia y siendo necesario que en el control de legalidad que debe efectuarse al pronunciar sentencia en el presente caso, se apliquen las normas contenidas en el inciso b) del artículo 134 e inciso a) del artículo 136, ambos de la Decisión 486 “Régimen Común sobre Propiedad Industrial”, corresponde cumplir la normativa mencionada previo cumplimiento de las formalidades señaladas en el artículo 125 de la citada Decisión N° 500.


POR TANTO: La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, DISPONE:


1.- Solicitar, mediante nota oficial al Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina, la interpretación prejudicial del inciso b) del artículo 134 e inciso a) del artículo 136, ambos de la Decisión 486 “Régimen Común sobre Propiedad Industrial”, a cuyo efecto se remitirá fotocopia legalizada del proceso.


2.- En aplicación de las disposiciones contenidas en los artículos 33 del Tratado de Creación del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina y 124 de la Decisión N° 500, se suspende la tramitación del proceso hasta que el señalado Tribunal, haga conocer al Tribunal Supremo de Justicia, la interpretación prejudicial solicitada.

3.- Se deja sin efecto el sorteo realizado, hasta que Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina emita su interpretación prejudicial.

No suscribe el Magistrado Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano por no encontrarse presente.

Regístrese, notifíquese y cúmplase.




Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena