SALA PLENA


RESOLUCION:                        79/2015

FECHA:                                Sucre, 10 de abril de 2015

EXPEDIENTE N°:                        532/2014

PROCESO:        Contencioso Administrativo

PARTES:        Willians Julián Vega Orellana contra la Autoridad General de Impugnación Tributaria



VISTOS EN SALA PLENA: La solicitud de medida precautoria de suspensión de ejecución tributaria formulada por Willians Julián Vega Orellana en el proceso contencioso administrativo que sigue contra la Autoridad General de Impugnación Tributaria y el informe de la Magistrada Tramitadora Maritza Suntura Juaniquina.


CONSIDERANDO I: Que mediante memorial de fs. 110, Willians Julián Vega Orellana, solicita se disponga la suspensión de los efectos de la Resolución de Recurso Jerárquico AGIT - RJ 0160/2014 de 4 de febrero, pronunciada por la Autoridad demandada, y al efecto señala que la Gerencia Distrital del SIN emitió un Proveído de         Ejecución         Tributaria N° IN/GDLPZ/DJCC/UCC/PIET/201420401250 de 25 de agosto de 2014, la misma que dispondría la ejecución de la Resolución Jerárquica, así como del Auto Motivado AGIT - RJ 0019/2014 de 27 de febrero.


Añade que Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, en tanto resuelva lo que en derecho corresponde dentro del proceso contencioso administrativo interpuesto, la Administración Tributaria no podría ejercer competencia alguna a través de medidas de ejecución, ya que la resolución impugnada no habría adquirido la calidad de cosa juzgada, amparándose en el art. 199 de la Ley Nº 3092 y que al haberse interpuesto la presente demanda contencioso administrativo impediría cualquier declaratoria de firmeza del acto emitido por la Autoridad General de Impugnación Tributaria o pretensión de ejecución en tanto no se resuelva en sentencia lo que Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia decida sobre la demanda incoada, en previsión de los arts. 54 y 70 de la Ley Nº 2341.


Argumentando finalmente, que la interposición de dicha demanda infiere claramente en una suspensión de cualquier ejecución de la Resolución Jerárquica y en consecuencia como medida precautoria, solicitó ordenar a la Administración Tributaria suspender cualquier ejecución tributaria con referencia a la resolución jerárquica impugnada y el correspondiente Auto Motivado señalado.


CONSIDERANDO II: Que corrida en traslado la solicitud, fue respondida mediante memorial que cursa a fs. 133, mediante el cual la Autoridad General de Impugnación Tributaria señaló que las distintas entidades de la Administración Pública del Estado gozan de autonomía respecto a la ejecución de sus propios actos, no estando supeditada tal acción a otros órganos, refiriéndose al art. 55 de la Ley Nº 2341.


Concluye, solicitando que de acuerdo a lo establecido por el art. 108.1 núm. 4) de la Ley Nº 2492, la Resolución Jerárquica, constituye Título de Ejecución Tributaria, no existiendo normativa alguna que disponga que la ejecución de dicho acto administrativo, pueda quedar en suspenso con la sola interposición de la demanda contenciosa administrativa y que además debe considerarse que el art. 2 de la Ley Nº 3092 prevé que la ejecución de la resolución dictada en recurso jerárquico podrá suspenderse a solicitud del contribuyente en el plazo de cinco días de su notificación, debiendo además ofrecerse las garantías suficientes, aspecto que no habría ocurrido en el presente caso.


CONSIDERANDO III: Que de la revisión de los antecedentes del proceso, se tiene que la Autoridad General de Impugnación Tributaria, emitió la Resolución de Recurso Jerárquico AGIT-RJ 0160/2014 de 4 de febrero por el que se confirmó la Resolución de Alzada ARIT-LPZ/RA 1121/2013 de 4 de noviembre, pronunciada por la Autoridad Regional de Impugnación Tributaria La Paz y en consecuencia, revocó parcialmente la Resolución Determinativa No 717/2013 emitida por la Gerencia Distrital La Paz del Servicio de Impuestos Nacionales, dejando sin efecto la deuda tributaria sobre base cierta de UFV's 6.532 por el IVA e IT del periodo abril de 2008, y manteniendo firme y subsistente la deuda tributaria sobre base cierta de UFV's 3.000 equivalente a Bs. 5.525, así como la deuda tributaria sobre base presunta de UFV's 233.279 equivalente a Bs. 429.588 por el impuesto del IVA e IT de los periodos fiscales abril, mayo y junio de 2008.


Finalmente, la Autoridad General de Impugnación Tributaria el 27 de febrero de 2014 habiendo emitido el Auto Motivado AGIT-RJ 0019/2014, declaró no ha lugar a la solicitud de aclaración y complementación de la resolución que resolvió el recurso jerárquico.


Que el art. 55 de la Ley Nº 2341 señala que los actos administrativos se ejecutan en forma inmediata en razón del poder de autotutela que tiene cualquier ente público de ejecutar sus actos o disposiciones sin necesidad de aprobación, autorización o declaratoria de conformidad de ningún órgano jurisdiccional, en razón de que se encuentra investido de varios caracteres, entre ellos la legitimidad, que hace presumir su validez mientras no se declare su nulidad por autoridad competente y, su ejecutividad por la cual tiene fuerza obligatoria desde su notificación; en este entendido, los efectos de las resoluciones administrativas impugnadas, no pueden ser suspendidos por la interposición de una acción contencioso administrativa. Así lo ha establecido este Tribunal Supremo en los AASS Nos 038/2004 de 2 de abril, 81/2005 de 8 de junio, 06/2006 de 11 de enero, 187/2007 de 30 de mayo y 276/2007 de 26 de septiembre, entre otras, emitidos por Sala Plena.


Que en materia tributaria, el art. 2 de la Ley Nº 3092 de 7 de julio de 2005, Ley de Incorporación al Código Tributario Boliviano del "Título V, Procedimiento para el Conocimiento y Resolución de los Recursos de Alzada y Jerárquico, aplicables ante la Autoridad General de Impugnación Tributaria, en su parte in fine señala: ”... a ejecución de la Resolución dictada en el recurso jerárquico, podrá ser suspendida a solicitud expresa de suspensión formulada por el contribuyente y/o responsable presentada dentro del plazo perentorio de 5 días de su  Notificación con la resolución que resuelva dicho recurso. La solicitud deberá contener además el ofrecimientos de garantías suficientes y el compromiso de constituirlas dentro de los 90 días siguientes...". De la norma glosada se concluye, que la suspensión de la resolución dictada en el recurso jerárquico, inicialmente, es de competencia de la Autoridad General de Impugnación Tributaria, en el plazo de cinco días computables a partir de la notificación con la resolución impugnada y antes de presentarse la demanda contencioso administrativa prevista por el señalado art. 2 de la Ley Nº 3092.


Ahora bien, el régimen procesal del contencioso administrativo como proceso ordinario de puro derecho, incluido en el Código de Procedimiento Civil contiene previsión expresa en su art. 169, respecto a la posibilidad de diferirse una medida precautoria innominada, que tiene como finalidad la eficacia de la sentencia o resolución de fondo que se dictará en el proceso principal. La norma señalada prescribe que: "quien tuviere fundado motivo para temer que, durante el tiempo anterior al reconocimiento judicial de su derecho, éste pudiera sufrir un perjuicio inminente o irreparable, podrá solicitar las medidas urgentes, que según las circunstancias, fueren más aptas para asegurar provisionalmente el cumplimiento de la sentencia", en todo caso, dicha medida procede además con la contracautela prevista por el art. 173 de la misma disposición legal y previo análisis de las causas que justifiquen el peligro en la demora, por lo que se concluye que también es facultad de la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia considerar su aplicación.


Que es menester señalar que las normas administrativas en razón de la materia son de preferente aplicación por ser Ley especial en el caso de autos, pues como se tiene dicho, la resolución impugnada emerge de un procedimiento administrativo de determinación de tributos a cargo de la Administración Tributaria, concluyendo de esta manera con los recursos de impugnación en sede administrativa, no existiendo evidencia alguna, de que el contribuyente Willians Julián Vega Orellana, hubiera, en resguardo de sus derechos, acudido ante la Autoridad General de Impugnación Tributaria a solicitar la suspensión que ahora presenta en sede judicial; en consecuencia, no existe mérito para disponer la suspensión solicitada como medida precautoria.


POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, RECHAZA LA SOLICITUD DE SUSPENSIÓN de los efectos de la Resolución de Recurso Jerárquico AGIT-RJ 0160/2014 pronunciada el 4 de febrero por la Autoridad General de Impugnación Tributaria.


Por lo demás, al encontrarse la causa con la presentación de la dúplica correspondiente, se dispone autos para sentencia a los efectos previstos por el art. 396 del Código de Procedimiento Civil.


No interviene el Magistrado Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano por uso de vacación judicial individual conforme a la Ley Nº 586/2014 de fecha 30 de octubre de 2014.


Regístrese, notifíquese y archívese.


Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena