SALA PLENA

RESOLUCION:                         118 /2014

FECHA:                                Sucre, 17 de julio de 2014   

EXP. N°:                                   457/2013

PROCESO:                                 Contencioso Administrativo.

PARTES:                            Néstor Enrique Bruno Millan contra la Universidad  Mayor de San Andrés (UMSA)

VISTOS EN SALA PLENA: La excepción previa de impersonería de fojas 86, interpuesta por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) representada por la Rectora a.i. Fátima Consuelo Dols de Moreno, en la demanda contencioso administrativa que le sigue Néstor Enrique Bruno Millán; la respuesta a la excepción y el informe de la  Magistrada tramitadora Maritza Suntura Juaniquina.

CONSIDERANDO: Que la representante de la UMSA interpone excepción previa de impersonería, manifestando lo siguiente:

El demandante Nestor Enrique Bruno Millán interpuso demanda contencioso administrativa contra Heriberto Cuevas Lizárraga, Decano de la Facultad de Medicina, no siendo ésta la Autoridad que representa a la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), existiendo una errónea notificación a una persona que en la actualidad no cumple funciones de Rector de esta Superior Casa de Estudios, refiriéndose al artículo 327 inciso 4) del Código de Procedimiento Civil (CPC).

Por lo que, al amparo del artículo 336 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil, solicita se practique nueva diligencia de notificación a la autoridad legalmente constituida en la Universidad  Mayor de San Andrés, para lo cual pide se anule la notificación realizada en la presente demanda y se emita un nuevo Auto motivado, en cumplimiento al artículo 120 y siguientes del Código de Procedimiento Civil.

CONSIDERANDO: Que los fundamentos jurídicos y jurisprudenciales aplicables al presente caso son los siguientes:

1ro. El artículo 336 inciso 2) del Código de Procedimiento Civil, establece la excepción previa de impersonería como medio de defensa formal, que está referida a la legitimación de las partes, que consiste en la "facultad de poder comparecer y actuar en juicio como demandante, demandado, tercero o representante de cualquiera de ellos"; por tanto la personería es la capacidad procesal que reconoce el Estado a la persona, sea natural o jurídica y, dependerá de la condición de las partes para hablar de una legitimación activa (demandante), o de una legitimación pasiva (demandado).

2do. El Código Civil en su artículo 54 reconoce ampliamente la capacidad jurídica de las personas colectivas, entendiendo que para la consecución de un fin determinado, está reconocida por el ordenamiento jurídico para que como sujeto de derecho, actúe a través de sus representantes, adquiriendo derechos y obligaciones.

3ro. Por otra parte, el artículo 55 del mismo cuerpo legal en consonancia con la doctrina, señala que: “Para determinar el domicilio de la persona jurídica, es preciso establecer donde está asentada su administración para fijar en ese lugar el domicilio de ésta, ya que las personas morales tienen por lo general su domicilio en lugar donde se halla establecida la sede de su administración: es decir, el lugar donde se halla la sede de su institución...(Limberg Duran Notificaciones Judiciales en Materia Civil)” ; es preciso aclarar que el domicilio de las personas jurídicas se denomina domicilio legal, pero aunque se llama así, no es un domicilio especial, ya que el domicilio legal de estas personas jurídicas se equipara al domicilio general de las personas físicas porque en realidad le sirve para todos los actos que realice y es independiente de los domicilios de elección o contractual que pudiera tener y también es independiente de los domicilios procesales que pueda también tener la persona jurídica.

4to. En lo que respecta a la validez de las notificaciones, la jurisprudencia constitucional, contenida entre otras, en la SS.CC. 0486/2010-R de 5 de julio, señaló que: "(...) aún cuando la notificación sea defectuosa, pero que llegue a conocimiento de la parte, se tendrá por cumplida y como válida (…)", criterio respaldado también por la Nº 1845/2004-R de 30 de noviembre, que respecto a la finalidad de la notificación, señala que las "(...) notificaciones, que son las modalidades más usuales que se utilizan para hacer conocer a las partes o terceros interesados las providencias y resoluciones de los órganos jurisdiccionales o administrativos, para tener validez, deben ser realizados de tal forma que se asegure su recepción por parte del destinatario; pues la notificación, no está dirigida a cumplir una formalidad procesal en sí misma, sino a asegurar que la determinación judicial objeto de la misma sea conocida efectivamente por el destinatario, ... (sic)... sólo el conocimiento real y efectivo de la comunicación, asegura que no se provoque indefensión en la tramitación y resolución en toda clase de procesos (...)".

CONSIDERANDO: Que de la revisión de obrados, se puede evidenciar que Heriberto Cuevas Lizárraga fue designado Rector a.i. de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) por Resolución del H. Consejo Universitario Nº 211/2013 de 22 de abril, cumpliendo esa función a partir del 23 de abril, y en esa su calidad emitió la Resolución Rectoral Nº 299 de 23 de mayo de 2013, que ahora es objeto de autos. Posteriormente por Resolución del H. Consejo Universitario Nº 392/2013 de 17 de julio, es designada como Rectora Ad Interin de la UMSA, Fátima Consuelo Dols de Moreno, ejerciendo su función a partir del 22 de julio de 2013, ambas autoridades nombradas en las mismas condiciones y características, considerando la antigüedad por prelación del listado de antigüedades de los señores Decanos Titulares y por el lapso de tiempo de 89 días, tal como se puede observar de las Resoluciones Universitarias señaladas, toda vez que no cuentan con autoridad titular.

Realizada esta precisión corresponde referirnos a la excepción planteada, es así que de antecedentes se tiene que la citación con la presente demanda fue realizada mediante cédula en el domicilio ubicado en la Avenida Villazón, Nº 1995, Edificio Monoblock Central de la UMSA, recibiendo la copia de ley el Departamento de Asesoría Jurídica de dicha institución, el 9 de septiembre de 2013, firmando como testigo Arthur Pérez Aliaga, tal cual se puede evidenciar de la diligencia de fojas 111 de obrados; y si bien en esta citación se consigna el nombre de Heriberto Cuevas Lizárraga Rector a.i. de la UMSA, sin embargo esta diligencia fue recepcionada por el Departamento de Asesoría Jurídica de dicha institución, en el domicilio señalado, siendo por tanto de conocimiento no solamente del nombrado si no de la institución como persona jurídica; por lo que este Tribunal considera que la diligencia es válida. Además, la excepcionista ha tomado conocimiento de la presente demanda, no otra cosa significa el hecho que interpone la presente excepción, por lo que la diligencia ha cumplido su finalidad, cual es poner en conocimiento la demanda al demandado, consecuentemente no corresponde la nulidad de la notificación, mas cuando no se demuestra indefensión alguna.  

Consiguientemente, este Tribunal Supremo de Justicia considera que no corresponde los fundamentos alegados por la excepcionista, al no sujetarse a los cánones doctrinales establecidos para la procedencia de la excepción de impersonería.

POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, en sujeción al artículo 38 numeral 16 de la Ley Nº 25 del Órgano Judicial y artículo 338 parágrafo II del Código de Procedimiento Civil, declara IMPROBADA la excepción previa de impersonería, interpuesta por la M.Sc. Fátima Consuelo Dols de Moreno, Rectora a.i de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Regístrese, notifíquese y cúmplase.

Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Rómulo Calle Mamani

DECANO

Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena