SALA PLENA


AUTO SUPREMO:                    121/2017.

FECHA:                                Sucre, 29 de noviembre de 2017.

EXPEDIENTE Nº:                        36/2017.

PROCESO:        Revisión Extraordinaria de Sentencia.

PARTES:        Rudy Gerardo Flores contra la Sentencia 26/2015 de 21 de agosto de 2015.

MAGISTRADA TRAMITADORA: Rita Susana Nava Durán.


VISTOS EN SALA PLENA: El recurso de revisión de sentencia interpuesto por Rudy Gerardo Flores Herrera y Roberto Kenny Rollano Velásquez, emergente del fenecido proceso penal seguido por el Ministerio Público y Andrés Poma Tola  contra Ormar Ramiro Ayaviri Challapa y otros por la comisión del delito de lesión seguida de muerte, antecedentes presentados.


CONSIDERANDO I: Que Rudy Gerardo Flores y Roberto Kenny Rollano por memorial de fojas 55 a 59 y memorial de subsanación de recurso de fs. 76 y 77 interponen recurso de revisión de sentencia condenatoria ejecutoriada, invocando la causal numeral 4 incs. a) y b) del art. 421 del Código de Procedimiento Penal, manifestando que:


  1. Sentencia en primera instancia. De la sustanciación del juicio oral, público y contradictorio, el Tribunal de Sentencia concluye emitiendo una sentencia condenatoria en contra de Franz Eduardo García Salas, Rudy Gerardo Flores Herrera y Roberto Kenny Rollano Velásquez por el delito de lesión seguida de muerte tipificado en el art. 273 del sustantivo penal, afirmando que en la tarde del 7 de febrero del 2011 en campos de sangre de la escuela de cóndores de Sanandita provincia Gran Chaco del Departamento de Tarija se lesiona en la Cabeza al SUTTE. Grover Poma Guanto, causándole traumatismo encéfalo craneal seguido de fractura de base de cráneo, quien no recibe atención médica oportuna e idónea, falleciendo luego en la ciudad de Santa Cruz, luego de ser sometido a cirugía de alto riesgo en fecha 9 de febrero de 2011, al efecto se ha tomado como prueba de ésta sentencia la MP12 (Acta de autopsia- Informe Médico Legal) y la declaración del Dr. Neni Celso Cuellar Rossel, así como la declaración del sanitario Remberto Duran Calle, estas pruebas descritas por el Tribunal de sentencia demuestran las lesiones en el cuerpo de la víctima, pero no demuestran la participación de los acusados, así como tampoco demuestran las causas de las lesiones, más aún si existe prueba literal que evidencia que no hubo fractura nasal y craneal. Sobre la participación del acusado Rudy Gerardo Florez Herrera solo se toma en cuenta las atestaciones de Diego Cesar Luizaga, Miguel Ángel Zambrana Peñafiel y Gary Jhon Olivera Atahuchi, quienes afirman que a la víctima le dieron golpes todos los alumnos, por lo que no existe certeza de la participación directa del acusado Flores. Sobre la participación de Roberto Kenny Rollano Velásquez, se tiene la declaración del Sbtte. Diego Cesar Luizaga Pozo, quien afirma que son varios los que atienden a Poma, que cuando es preguntado por Rollano, alzando la voz, responde que no recuerda donde estaba; de la declaración de miguel Angel Zambrana Peñafiel y Jhosef Álvaro Flores Ramírez, se tiene que vieron en un círculo al Tte. Rollano y se hace una descripción del comportamiento de Rollano en audiencia, hechos que no deberían haberse tomado en cuenta para emitir una sentencia condenatoria. De lo descrito al exordio, se evidencia que el Tribunal de Sentencia no ha demostrado objetivamente, la participación de los oficiales Flores y Rollano en los hechos suscitados el 7 de febrero de 2011 en la escuela de Cóndores de Sanandita Finalmente manifestar que el Tribunal de Justicia militar, sobre estos hechos, encontró responsabilidad en contra de Jorge Castro Ureña y Franz García Sala y no contra Flores y Rollano, otro hecho no valorado por el juez.


  1. Recurso de apelación restringida interpuesto por los recurrentes.  En la apelación restringida interpuesta por los acusado, se ha denunciado los agravios sufridos y descritos en el art. 370 numerales 1), 6) y 8) del Código de Procedimiento Penal, sobre todo en lo referente a la ausencia de lesión ósea en la nariz, ausencia de otorrogia y fractura a nivel nasal, extremo corroborado por la radiografía tomada en el centro médico de Yacuiba. También se hace referencia a la historia clínica de la víctima en la que se demuestra la inexistencia de la fractura a nivel cráneo (MP.4), así como la prueba MP15, tomografía donde se observa una fisura y no una lesión craneal, al margen de señalar que la víctima estaba en mal estado nutricional, enfermo, mal alimentado y sin defensas, literal no tomado en cuenta por el Tribunal de Sentencia. Además se debe señalar que la Sala Penal Primera del Tribunal Departamental de Tarija fuera de procedimiento declaro sin lugar al recurso de apelación.


  1. Recurso de Casación interpuesto por los recurrentes. Con estos nefastos antecedentes y en aplicación del art. 416 y 417 el adjetivo penal se interpuso recurso de casación contra el Auto de Vista 24/2016 dando por resultado que el tribunal Supremo, en su Sala Penal, afirma que no se precisó cuál es la contradicción en los precedentes contradictorios, sin revisar que los recurrentes alegaron y demostraron que el Auto de vista impugnado es atentatorio a los derechos y garantías constitucionales como el debido proceso (art. 115 de la Constitución Política del Estado y art. 8 del Pacto de San José de Costa Rica), argumentando que en la apelación restringida había denunciado la inobservancia y errónea aplicación de la ley sustantiva, la que derivó en una errónea valoración probatoria , respaldando la motivación en las Sentencias Constitucionales 1401/2013-R, 0546/2004-R, 191/2015-R y Auto Supremo 229 de 4 de julio de 2006, que refrenda lo fundamentado en la apelación y cumple con los requisitos de admisibilidad de los recurso de apelación y casación, razonamiento jurídico y jurisprudencial no revisado por el Tribunal de Casación.


  1. De lo anteriormente sumariamente descrito se tiene que se ha vulnerado derechos y principios constitucionales básico, establecidos en el art. 180, 115 y 116 de la Constitución Política del Estado como son los principios de inmediación, oralidad, objetividad, legalidad, debido proceso e indubio pro reo. No se ha tomado en cuenta las pruebas periciales en las cuales se demuestra que no hubo fractura nasal, ni golpes en el pecho, como tampoco no hubo factura nasal, sino fisura, pues se ha afirmado que cuando cayó de nuca, fue como consecuencia de un golpe de puño y un supuesto planchazo en el pecho de la víctima, es decir, no hay plena prueba de cuál fue la causa de la muerte y sobre todo no se demostró la participación de los acusados, pues, el día de los hechos habían muchos alumnos en el círculo y todos golpearon al Señor poma, tampoco se ha tomado en cuenta las declaraciones testificales de cargo y descargo, en la que se afirma lo señalado al exordio, pero sobre todo no se ha tomado en cuenta la Resolución del Tribunal militar en la que se tiene como responsables a Jorque Castro y Franz García Salas.


  1. La prueba de reciente obtención que viabiliza la admisibilidad del recurso es: a) Historial clínico que demuestra la ausencia de fractura a nivel del cráneo; b) Tomografía de fecha 8 de febrero de 2011, realizada a la víctima donde se observa una fisura y no una fractura craneal; c) Declaración del Dr. Luis Conde, especialista en traumatología de la Clínica de San Roque de Yacuiba, en la que afirma categóricamente la ausencia de lesión ósea, como la ausencia de otorragia y de fractura a nivel nasal extremo, corroborado por la radiografía tomada en el referido centro médico de Yacuiba; d)Declaraciones de todos los oficiales que estuvieron y participaron en el curso de cóndores de 7 de febrero de 2011; e) Inspección seguida de reconstrucción sobre la verdad histórica de los hechos; y f) Informe periciales sobre el estado fisiológico de la víctima antes, durante y después de los hechos de 7 de febrero de 2011.


  1. La revisión extraordinaria de sentencia condenatoria ejecutoriada ha sido de vital importancia desde siempre, por cuya razón los estudiosos del derecho sentaron bades fundamentales para su consideraciuón. A nivel Nacional, resulta importante el art. 326 del Código de Procedimiento criminal de 1858 que ya establecía las demandas de revisión y que actualmente se encuentra en el Código de Procedimiento Penal de 1999 que establece que procederá el recurso de revisión de las sentencias condenatorias ejecutoriadas, en todo tiempo y a favor del condenado, en los siguientes casos: 1) Cuando los hechos tenidos como fundamento de la sentencia resulten incompatibles con los establecidos por otra sentencia penal ejecutoriada; 2) Cuando la sentencia impugnada se funde en prueba cuya falsedad se declaró en fallo posterior ejecutoriado; 3) Cuando la sentencia condenatoria haya sido pronunciada a consecuencia de delitos propios de la función judicial, cuya existencia se haya declarado en fallo posterior ejecutoriado; 4) Cuando después de la sentencia sobrevengan hechos nuevos, se descubran hechos preexistentes o existan elementos de prueba que demuestren: a) Que el hecho no fue cometido. b) Que el condenado no fue autor o partícipe de la comisión del delito, o, c) Que el hecho no sea punible; 5) Cuando corresponda aplicar retroactivamente una ley penal más benigna; y, 6) Cuando una sentencia del Tribunal Constitucional tenga efecto derogatorio sobre el tipo o norma penal que fundó la condena. Dentro de los instrumentos internacionales, el art. 14 numeral 6 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, considera el recurso de revisión de sentencia condenatoria, aunque no con el nombre de nuestra economía jurídica, como recurso extraordinario de ultima ratio, cuando se ha vulnerado derechos y garantías al debido proceso y a la seguridad jurídica, tal como acontece en el presente caso.


  1. De la prueba nueva original y su origen. Cumple lo observado y se presenta: a) Declaración Jurada Voluntaria por ante la Notaria de Fe Pública Nº 18 de Roberto Eduardo Navarro Hurtado; Declaración Jurada Voluntaria por ante la Notaria de Fe Pública Nº 14 de Marcelo Carrillo Guerrero; y Declaración Jurada Voluntaria por ante la Notaria de Fe Pública Nº 14 de Beatriz Barriga García, pruebas que demuestra de forma plena, precisa y con certeza que los oficiales Flores y Rollano, no cometieron o participaron de forma directa en la muerte de Grover Poma Guanto; b)  Certificado médico de 10 de noviembre de 2017 emitido por el Dr. Rodolfo Ramallo Acá con matrícula R-580 que demuestra que de la revisión del historial Clínico elaborado en fecha 7 de febrero del 201 del Sbtte.  Grover Poma Guanto, se evidencia que los estudios realizados en el hospital de Seguro militar de Yacuiba “no presenta FX de tabique nasal, ni FX en base del cráneo”, literal que demuestra con seguridad que el Sbtte. Poma, no falleció como consecuencia de la instrucción de combate; c) Para mayores luces se tiene a fs. 1 el CD de tomografía craneal, obtenido del cuaderno de juicio, pues no sale fotocopias de las placas tomografías; y d) fotocopias legalizadas del Historial Clínico, intervención quirúrgica, descripción de síntomas, evaluación y tratamiento de Grover Poma guanto, que avala lo descrito en el exordio.


  1. El memorial de recurso cumple con el art. 423 del Código de Procedimiento Penal, pues se trata de prueba literal y testifical y se relaciona con la causal invocada y descrita en el art. 421 numeral 4 incs. a) y b) por lo que se pide admita el presente recurso.


CONSIDERANDO II: Que la revisión extraordinaria de sentencia es de carácter extraordinario y que el art. 421 del Código de Procedimiento Penal dispone que para su admisión se deben cumplir cualquiera de los casos previstos en dicha norma para su procedencia.


Que del análisis y fundamentos del recurso interpuesto se establece que:


  1. El presente recurso de revisión de sentencia condenatoria ejecutoriada, se funda en la causal cuarta incs. a) y b) del art. 421 del Código de Procedimiento Penal referidos a: Cuando después de la sentencia sobrevengan hechos nuevos, se descubran hechos preexistentes o existan elementos de prueba que demuestren: a) Que el hecho no fue cometido y b) Que el condenado no fue autor o partícipe de la comisión del delito”.
  2. Con relación a la causal invocada para la revisión de sentencia condenatoria ejecutoriada, es necesario definir los presupuestos arriba señalados, que son: hecho nuevo, hechos preexistentes y elementos de prueba nuevos. Así se tiene que: 1) Hecho nuevo que sobrevenga después de la sentencia, se refiere a aquel acontecimiento o suceso fáctico vinculado directamente al delito que fue objeto del proceso penal fenecido, pero que no se conoció en ninguna de las etapas del proceso penal; no se trata, pues, de algo que haya ocurrido después de la sentencia, ni siquiera con posterioridad al delito que se le imputó al procesado y por el cual se le condenó, sino del suceso ligado al hecho punible materia de la persecución penal del que, sin embargo, no tuvo conocimiento el juzgador en el desarrollo del proceso penal por lo que no fue considerado ni analizado por el juez para emitir sentencia; 2) Hecho preexistente, es aquel acontecimiento o suceso fáctico anterior a la emisión de la sentencia relacionado directamente con el hecho y que determina que no sea punible, es decir aquel acontecimiento o suceso fáctico relacionado con los eximentes de responsabilidad (Legítima Defensa, Ejercicio de un Derecho, etc.), y, 3) Los elementos de pruebas nuevos, son aquellos mecanismos probatorios (documental, pericial, testimonial) que por cualquier causa no se incorporaron al proceso, pero cuyo aporte tiene tal valor que podría modificar sustancialmente el fallo que se emitió en la sentencia revisada por inocencia, inimputabilidad o eximentes de la responsabilidad penal.


  1. En el caso de autos, efectuada la revisión de todos los actuados realizados en proceso penal que culminó con la sentencia que se quiere revisar, se evidencia que existen varias declaraciones testificales que concuerdan en que los recurrentes Rudy Gerardo Flores Herrera y Roberto Kenny Rollano Velásquez, se encontraban en el campo de sangre de la Escuela de Cóndores de Sanandita en fecha 7 de febrero de 2011 y los involucran como autores del delito de lesión seguida de muerte previsto en el art. 273 del Código Penal y además los recurrentes presentaron testigos de descargo, cuya declaración fue valorada por el Tribunal de Sentencia Segundo de Yacuiba y en el caso de autos los recurrentes pretenden que se revise la sentencia emitida con la presentación de las declaraciones testificales ante Notaria de Fe Pública de Roberto Eduardo Navarro Hurtado, Marcelo Carrillo Guerrero y Beatriz Barriga García, que a pesar de que supuestamente no se presentaron dentro del juicio oral no invalidan las declaraciones de los testigos que inculparon a los ahora recurrentes y por los cuales se les condeno.


  1. Se debe acotar a lo ya razonado, que la prueba testifical presentada infringe los principios de publicidad, contradictoriedad e inmediación que son la base del juicio oral conforme prevén los arts.  329 y 330 del Código de Procedimiento Penal.


  1. Se ha presentado también historia clínica de Grover Poma Guanto y CD de Tomografía efectuada al citado Grover Poma Guanto, empero esta prueba ya fue de conocimiento del Tribunal de Sentencia Segundo de Yacuiba para emitir sentencia condenatoria por lo que no puede ser considerada como prueba nueva, puesto que no se puede reputar como prueba nueva, aquella prueba que ya ha sido de conocimiento del tribunal durante el proceso penal y que en uso de su facultad soberana de apreciación ya ha valorado.


  1. Se ha interpuesto igualmente, Certificado Médico de 10 de noviembre de 2017 emitido por el Dr. Rodolfo Ramallo Acá sobre supuesta nueva pericia efectuada al historial Clínico elaborado en fecha 7 de febrero del 2017 del Sbtte.  Grover Poma Guanto, empero esta certificación no puede ser considerada como prueba nueva puesto que las únicas pericias que valen para revisar la sentencia condenatoria emitida son aquellas que invalidan los resultados y conclusiones obtenidas como consecuencia de nuevas técnicas o descubrimientos científicos y como se ha señalado anteriormente infringe los principios de publicidad, contradictoriedad e inmediación que son la base del juicio oral conforme prevén los arts.  329 y 330 del Código de Procedimiento Penal.


  1. En conclusión, se infiere que el recurso interpuesto, no se ajusta a la causal invocada para interponer el recurso de revisión de sentencia prevista en numeral 4 incs. a) y b) del art. 421 del Código de Procedimiento Penal, a no poder ser considerada como prueba nueva en razón a la taxatividad de esta causal.


POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, de conformidad al art. 421 numeral 4) inc. a) del Código de Procedimiento Penal y art. 38 numeral 6 de la Ley del Órgano Judicial, declara INADMISIBLE el recurso de revisión de sentencia interpuesto por Rudy Gerardo Flores Herrera y Roberto Kenny Rollano Velásquez del fenecido proceso penal seguido por el Ministerio Público y Andrés Poma Tola contra Ormar Ramiro Ayaviri Challapa y otros por la comisión del delito de lesión seguida de muerte.


No interviene el Magistrado Fidel Marcos Tordoya Rivas por encontrase haciendo uso de la vacación individual conforme a la Ley Nº 586 de 30 de octubre de 2014.


Regístrese, notifíquese y archívese.


Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

DECANO EN EJERCICIO DE LA PRESIDENCIA

Fdo. Rómulo Calle Mamani

MAGISTRADO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena