SALA PLENA


AUTO SUPREMO:                    8/2017.

FECHA:                                Sucre, 25 de enero de 2017.

EXPEDIENTE Nº:                        51/2015.

PROCESO:        Homologación de Sentencia.

PARTES:        Miguel Villarroel Argote contra Maura Claros Coca.

MAGISTRADA TRAMITADORA:        Rita Susana Nava Durán.


VISTOS EN SALA PLENA: La solicitud de Homologación de la Sentencia Divorcio dictada por Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil Nº 88 de Argentina, caratulado Miguel Villarroel Argote y Claros Coca Maura de 30 de diciembre de 2010, antecedentes del proceso.


CONSIDERANDO: Que, Miguel Villarroel Argote representado por Marcos Díaz Márquez, por memorial de fojas 102 a 103, solicita la Homologación de la Sentencia Divorcio dictada por Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil Nº 88 de Argentina, caratulado Miguel Villarroel Argote y Claros Coca Maura de 30 de diciembre de 2010.


Que, admitida la homologación y ante el anuncio de la parte actora respecto el desconocimiento del domicilio del demandado, se dispuso oficiar   al Servicio de Registro Civil (SERECI)  y la Servicio de Identificación Personal (SEGIP)  en previsión del art. 78.I del Código Procesal Civil, para establecer el domicilio de este último, que al no haberse establecido el mismo  se ordenó la  notificación mediante edictos (fs. 118) y que notificado éste último, no contestó dentro del plazo de previsto en el art. 78.III del Código Procesal Civil.


Que, mediante decreto de fs. 127 de obrados, luego de sucesivas excusas,  se designó como defensor de oficio de Maura Claros Coca a Marisol Campos Doria Navas, quien se apersonó y contesto la solicitud de homologación  manifestando  en síntesis que se allana a la solicitud de homologación al cumplirse lo dispuesto en los arts. 503 y 505 del Código del Código Procesal Civil.

Que, ordenado el dictamen fiscal, el Fiscal General del Estado fs. 168 a 170, dictamina por homologar la solicitud de homologación de sentencia de divorcio vincular de 30 de diciembre de 2010.


CONSIDERANDO: Que, el art. 552 del Código de Procedimiento Civil, dispone que las sentencias y otras resoluciones judiciales dictadas en país extranjero tendrán en Bolivia la fuerza que establezcan los tratados respectivos, disposición aplicable al presente caso por mandato de la Disposición Transitoria Cuarta del Código Procesal Civil, que establece que los procesos en curso y presentados con anterioridad a la vigencia del presente Código continuarán rigiéndose por el Código de Procedimiento Civil.


Que, entre la República Argentina y el Estado Plurinacional de Bolivia se encuentra ratificado el Tratado de Derecho Procesal Internacional de Montevideo de 1889 por mandato de la Ley de 17 de noviembre de 1903 en el ahora Estado Plurinacional de Bolivia y por Ley 3.192 de 6 de diciembre de 1884 en la República Argentina, lo que hace aplicable la previsión contenida en el art. 5 del mencionado Tratado y en consecuencia, en relación al cumplimiento de los requisitos que se contemplan en la precitada norma en la Sentencia Divorcio dictada por Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil Nº 88 de Argentina caratulado Miguel Villarroel Argote y Claros Coca Maura de 30 de diciembre de 2010, se tiene: 


  1. Que la sentencia o fallo haya sido expedido por tribunal competente en la esfera internacional.


Esta condición se circunscribe a que la competencia general del Tribunal o Juez extranjero,  en cuanto a la decisión tomada;  sea competente para conocer de un determinado asunto, es decir el Tribunal o Juez que emite la sentencia cuenta con el ejercicio de la potestad jurisdiccional en cuanto normas sustantivas y adjetivas de acuerdo a la Legislación interna, sin que el Tribunal o Juez, pueda fundamentar su competencia en ninguna otra norma extranjera.


En el presente caso de autos, la Sentencia Divorcio dictada por Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil Nº 88 de Argentina caratulado Miguel Villarroel Argote y Claros Coca Maura de 30 de diciembre de 2010, es competente conforme al art. 214 inciso segundo del Código Civil de Argentina, que es mencionado en el encabezamiento de la Sentencia a homologar y que señala: “Son causas de divorcio vincular: 1ro. Las establecidas en el artículo 202; 2do. La separación de hecho de los cónyuges sin voluntad de unirse por un tiempo continuo mayor de tres años, con los alcances y en la forma prevista en el artículo 204”, el citado artículo es complementado con el art. 202 del citado cuerpo legal argentino que establece: “Son causas de separación personal: 1ro. El adulterio; 2do. La tentativa de uno de los cónyuges contra la vida del otro o de los hijos, sean o no comunes, ya como autor principal, cómplice o instigador; 3ro. La instigación de uno de los cónyuges al otro a cometer delitos; 4to. Las injurias graves. Para su apreciación el juez tomará en consideración la educación, posición social y demás circunstancias de hecho que puedan presentarse; 5to. El abandono voluntario y malicioso”.


  1. Que tenga el carácter de ejecutoriado o pasado en autoridad de cosa juzgada en el Estado en que se ha expedido.


En el caso de autos, la Sentencia Divorcio dictada por Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil Nº 88 de Argentina caratulado Miguel Villarroel Argote y Claros Coca Maura de 30 de diciembre de 2010, cumple el requisito de haber adquirido fuerza de cosa juzgada o que tenga el carácter de ejecutoriada, conforme a la solicitud de que se libren testimonios y oficios a la Cámara de Apelaciones del Fuero, a fin de inscribir la sentencia en el Registro Civil de Cochabamba, que cursa a fs. 34 de obrados, a lo cual el juez argentino, dispuso a fs. 35 de obrados, estese al proveído a fs. 32, es decir estese a lo dispuesto en la sentencia que señala expresamente: “A los fines de la inscripción de la presente en la jurisdicción donde se celebró matrimonio, líbrese exhorto diplomático (Conf. Art. 74/76 Ley 26413).


  1. Que la parte contra quien se ha dictado, haya sido legalmente citada y representada o declarada rebelde, conforme a la ley del país en donde se ha seguido el juicio.


Tal como consta  a fs. 26 y 27 de obrados, Maura Claros Coca, contesta a la demanda de divorcio, por lo que se tiene por cumplida la notificación legal a la contraparte, conforme a la legislación de la República Argentina.


  1. Que no se oponga a las leyes de orden público del país de su ejecución.


La jurisprudencia constitucional, no ha definido qué debe entenderse por orden público, sin embargo, se deduce de la Sentencia Constitucional Nº 779/2005-R de 8 de julio de 2005, que el orden público son las libertades y garantías constitucionales fundamentales y que tienen un límite en la Ley (principio de reserva legal), en ese sentido, la Sentencia Divorcio dictada por Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil Nº 88 de Argentina caratulado Miguel Villarroel Argote y Claros Coca Maura de 30 de diciembre de 2010, no contraviene las libertades, derechos y garantías fundamentales y tampoco infringe las prescripciones del Código de las Familias en materia de divorcio, al fijarse en el art. 207 del Código de las Familias, que la acción de divorcio o desvinculación se ejerce por la o el cónyuge o por ambos o por sí o mediante representación legal.


Que, en conclusión la Sentencia Divorcio dictada por Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil Nº 88 de Argentina caratulado Miguel Villarroel Argote y Maura Claros Coca de 30 de diciembre de 2010, cumple con los requisitos previstos en el art. 5 del Tratado de Derecho Procesal Internacional de Montevideo de 1889 (Ley de 17 de noviembre de 1903).


POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, de conformidad a los artículos 552 del Código de Procedimiento Civil aplicable por disposición de la Disposición Transitoria Cuarta del Código Procesal Civil y 38 numeral 8 de la Ley del Órgano Judicial (Ley Nº 025 de 24 de junio del 2010), HOMOLOGA la Sentencia Divorcio dictada por Juzgado Nacional de Primera Instancia Civil Nº 88 de Argentina caratulado Miguel Villarroel Argote y Maura Claros Coca de 30 de diciembre de 2010 y se dispone que en cumplimiento al artículo 560 del Código de Procedimiento Civil, su ejecución por el Juez de Partido de Familia de Turno de la Ciudad de Cochabamba, quien dispondrá la inscripción de la sentencia homologada en el Servicio de Registro Civil de Cochabamba y la cancelación del matrimonio inscrito en la Oficialía de Registro Civil Nº OF. COL 34, Libro  1/94-1/96, Partida Nº 10, Folio 18 del Departamento de Cochabamba, Provincia Cercado, Localidad Cochabamba, con fecha de partida de 8 de septiembre de 1995, celebrado entre Miguel Villarroel Argote y Maura Claros Coca.


En ejecución del presente Auto Supremo, por Secretaria de Sala Plena, procédase al desglose de la documentación original con los recaudos de Ley  y líbrense las ejecutoriales de Ley para su cumplimiento.


Regístrese, notifíquese y archívese.



Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

PRESIDENTE

Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

DECANO

Fdo. Rómulo Calle Mamani

MAGISTRADO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena