SALA PLENA


AUTO SUPREMO:                        107/2015.

FECHA:                                Sucre, 29 de septiembre de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                        17/2015.

PROCESO:        Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia.

PARTES:        José Ramiro Matías Claros.

                       

VISTOS: En Sala Plena el Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia Condenatoria Ejecutoriada interpuesto por José Ramiro Matías Claros representado por José Matías Valencia  de fs. 293 a 296, dentro del proceso penal por apropiación indebida, abuso de confianza y daño simple tipificado en los arts. 345, 346 y 357 del Código Penal, seguido por María Julia López Vda. de Claros.


CONSIDERANDO I: Que, José Matías Valencia  en representación de José Ramiro Matías Claros, deduce Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia,  invocando los art. 421 num. 4) inc. a) y b) del Código de Procedimiento Penal, manifestando en síntesis lo siguiente:

  1. El Juzgado Primero de Sentencia de Quillacollo, emitió Sentencia de 26 de agosto de 2010 vulnerando principios  legales normativos y garantías constitucionales, puesto que no se demostró con prueba contundente el supuesto perjuicio causado a la demandante ni tampoco  la existencia de incumplimiento o negativa de devolver la cosa recibida, en virtud a que la prueba que acompaña demuestra que los dineros fruto de la expropiación que se menciona en el proceso fueron cobrados por la demandante María Julia López Vda. de Claros y no por el demandado, ya que los mismo fueron girados a nombre de la demandante, aspecto que revela que la sentencia es arbitraria e injusta, asimismo la Certificación del Municipio de Quillacollo demuestra que en ningún momento se entregó documentación original del inmueble expropiado al demandado sino más bien a la demandante, aspecto que no fue valorado por la juzgadora.
  2. Que la sentencia se funda en atestaciones que en su mayoría fueron de personas con interés directo sobre el bien, como ser los hijos de la demandante, a quienes no se permitió cuestionarse, asimismo se funda en hechos inexistentes, porque su mandante cumplió responsablemente sus labores y que los dineros y documentos sindicados de apropiación indebida y abuso de confianza  fueron entregados a la propia demandante, así como los documentos públicos de anticipo de legítima mencionados en la acusación y la sentencia se encuentran ante la autoridad pública detentadora de los mismos y además, que el proceso  fue dirigido por los hijos de la demandante como apoderados,  en virtud a su avanzada edad y en interés de lo varios bienes hereditarios existentes.
  3. La sentencia cuestionada no cuenta con una fundamentación fáctica que refiera tiempos hechos, lugares, personas y circunstancias de los hechos acusados de manera clara, puesto que erróneamente declaró culpable a su representante en base a declaraciones y prueba insuficiente tal el caso de la libreta de anotaciones obtenida ilegalmente; sin embargo, por la prueba documental consistente en una certificación de 21 de marzo de 2014 emitida por el Jefe Regional de Operaciones del Banco Unión y por el Encargado de  Sucursal del Banco Unión S.A., se demuestra que el demandado no se apropió de dinero alguno de la Sra. María Julia López Vda. de Claros, y por lo que injustamente fue sentenciado por apropiación indebida y abuso de confianza conforme el art. 345 y 346 del Código Penal, certificación  que no deja lugar a dudas, que los cobros respectivos cancelados por el Gobernó Municipal de Quillacollo fruto del proceso de expropiación y compensación fueron entregados a misma demandante en cheques por las sumas de Bs. 640,512.00 en fecha 08 de abril de 2008 y otro por la suma de Bs. 640,512 de14 de mayo de 2007 y cobrados por la misma, en oficinas del Banco Unión S.A. y en presencia del testigo Isidoro Rodríguez, esto fue confirmado por la Sra. Rosario Terán y el testigo a ruego Ramiro Choque, demostrándose que el hecho acusado no fue cometido por el demandado ni fue participe del hecho ilícito.
  4. Finalizó enfatizando que uno de los hijos de la demandante Filiberto Claros López quien actuó activamente en el proceso, en forma pública y en reiteradas oportunidades calumnió e injurió a su mandante de haber robado dineros de la demandante, que es abuela de su representado, sin embargo esto no fue probado y como se demuestra por certificación de audiencia pública de 3 de octubre de 2012 en la cual aquel tuvo que retractarse de las acusaciones y ésta fue publicada en diario de circulación nacional, el 5 de octubre de 2012, y concluye solicitando se anule la sentencia de 26 de agosto de 2010 y se pronuncie una nueva absolviéndolo.


CONSIDERANDO II: Que la revisión extraordinaria de sentencia es de carácter extraordinario y que el art. 421 del Código de Procedimiento Penal dispone que para su admisión se deben cumplir cualquiera de los casos previstos en dicha norma para su procedencia.


Que del análisis y fundamentos del recurso interpuesto se establece que:

  1. El presente recurso de revisión de sentencia condenatoria ejecutoriada se funda en el numeral 4) incisos a) y b) del artículo 421 del Código de Procedimiento Penal que dispone: “Cuando después de la sentencia sobrevengan hechos nuevos, se descubran hechos preexistentes  o existan elementos de prueba  que demuestren: a) Que el hecho no fue cometido, y b) que el condenado no fue autor o participe de la comisión del delito”. A efectos de rever la  Resolución dictada en su contra, el recurrente adjuntó copia legalizada de todo el proceso cursante de fs. 1 a 291 de la cual se establece que mediante  Sentencia  de 26 de agosto de 2010 de fs. 152 a 161, declaró al recurrente autor  de los delitos de apropiación indebida y abuso de confianza, previsto por los arts. 345 y 346 del Código de Procedimiento Penal, sancionándosele con 3 años de reclusión, además del pago de costas, daños y perjuicios a la parte civil, asimismo  fue absuelto del delito de  daño simple calificado por el art. 357 de la norma citada precedentemente, tomando en cuenta el tiempo de detención preventiva impuesta al recurrente  se le otorgó el beneficio de suspensión condicional de la pena. La citada Sentencia  fue recurrida en apelación restringida y fue resuelta por Auto de Vista Nº 59 de 26 de diciembre de 2012 declarándola  improcedente y confirmando la sentencia apelada (fs. 201 a 206), igualmente mediante Auto Supremo Nº 090/2013-RA de 10  de abril de 2013 se declaró inadmisible el Recurso de Casación presentado (fs. 229 a 231).
  2. Mediante proveído de fecha 21 de enero del presente año  cursante a fs. 299, se  solicitó al recurrente adjuntar  elementos de prueba nueva que respalde su petición, concediéndole para el efecto un plazo de 10 días para su presentación, en efecto mediante memorial de fecha 13 de febrero del presente, el recurrente cumple con la presentación de la documental solicitada, misma se ingresará a valorar.
  3. La fotocopia legalizada de Acta de Audiencia de Conciliación  de 3 de octubre de 2012 efectuada en el Juzgado de Partido Penal Liquidador y de Sentencia de la Ciudad de Quillacollo-Cochabamba dentro del proceso de Difamación, Calumnias e Injurias a Instancia de José Matías Valencia, María Salome Matías Claros y José Ramiro Matías Claros contra Filiberto Claros López, audiencia en la cual, éste último aceptó la retractación de las calumnias e injurias vertidas en favor de los querellantes disponiéndose en virtud a ello la extinción de la acción penal en contra de Filiberto Claros López previa publicación en diario autorizado de la retractación en el término de 3 días misma que fue publicada el 5 de octubre de 2012 como se tiene de fs. 301 a 303. Asimismo se adjuntó Certificación emitida por el Banco Unión de 21 de marzo de 2014, en la se  hace constar que los cheques intransferibles Nos. 01423 y 01079 respectivamente de 8 de abril de 2008 y de 14 de mayo de 2007 otorgados por el Gobierno Municipal de Quillacollo en favor de María Julia López Vda. de Claros fueron cobrados  por la nombrada, adjuntándose los respectivos títulos valores, y por último la nota emitida por el Secretario Municipal Administrativo y Financiero del Gobierno Municipal de Quillacollo en respuesta a la solicitud efectuada por el ahora recurrente, mediante la cual se otorgó fotocopias simple de los cheques Nos. 1079 y 1423 de las gestiones 2007 y 2008 correspondientes al pago de expropiación a favor de Sra. María Julia López Vda. de Claros.
  4. Del análisis de las citadas pruebas se establece que la mismas no demuestran que el delito no fue cometido, ni mucho menos que el recurrente no fue autor o participe de la comisión del ilícito de apropiación indebida de documentación original, de Bs. 122.850.- y $us. 15.505 y abuso de confianza atribuidos, tomando en cuenta que en el proceso que se le siguió no se le acuso de que éste se hubiera apropiado de los dineros de la expropiación o que este fue quien realizó el cobro de los cheques entregados por el Gobierno Municipal de Quillacollo en compensación a la expropiación del inmueble de la demandante, sino de la apropiación de documentación original entrega a tiempo de asumir su mandato de continuar el trámite de expropiación y de dineros que fueron entregados en diferentes fechas que hacen un total de Bs. 122.850 y de $us. 15.505 por su mandante para iniciar un negocio de compraventa de autos y que los mismos debían ser devueltos al cabo de un tiempo, por otro lado la prueba adjunta tampoco demuestra que el recurrente no abuso de la relación de nieto y abuela existente entre su  mandante (María Julia López Vda. de Claros) y su persona.
  5. En el caso de autos, se concluye que la prueba adjuntada por el recurrente, no se ajusta a las causales invocadas para interponer el recurso de revisión de sentencia previstas en numeral 4 incs. a) y b) del art. 421 del Código de Procedimiento Penal,  toda vez que la Certificación del Banco Unión no demuestra ningún hecho o prueba nueva no conocida por el juzgador, debido a que en la sentencia que se pretende rever, se dejó claramente establecido que los montos en pago de la compensación por expropiación fueron cobrados por la demandante, lo propio la Nota del Gobierno Municipal de Quillacollo y finalmente la Certificación de Audiencia de Conciliación no tiene relación con el caso en cuestión, por lo que la documental adjuntada, no demuestra  que el hecho no fue cometido que el recurrente, no es participe o autor del delito, al no concurrir los presupuestos necesarios, por consiguiente  se debe declarar inadmisible el recurso interpuesto, salvándose el derecho del recurrente a oponer un nuevo recurso por otras causales, conforme establece el artículo 427 del Código de Procedimiento Penal. 


POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, con la facultad conferida por el numeral 6 del art.  38 de la Ley del Órgano Judicial, en aplicación de la primera parte del art. 423 del Código de Procedimiento Penal, declara INADMISIBLE el recurso de Revisión de Sentencia Condenatoria interpuesto a fs. 293 a 296, por José Matías Valencia en representación de José Ramiro Matías Claros, emergente del fenecido proceso penal seguido a instancias de María Julia López Vda. de Claros, por los delitos de apropiación indebida, abuso de confianza y daño simple tipificado en los arts. 345, 346 y 357 del Código Penal, salvando el derecho que le asigna el artículo 427 del Código de Procedimiento Penal.


No suscriben los Magistrados Pastor Segundo Mamani Villca y Maritza Suntura Juaniquina al evidenciarse que emitieron el Auto Supremo Nº 093/2013 - RA de 10 de abril de 2013, cuando conformaban Sala Penal Segunda del Tribunal Supremo de Justicia, asimismo no suscribe el Magistrado Gonzalo Miguel Hurtado Zamorano por encontrarse en comisión de viaje oficial.

Regístrese, notifíquese y archívese.


Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Norka Natalia Mercado Guzmán

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena