SALA PLENA

    

AUTO SUPREMO:                104/2015.

FECHA:                                Sucre, 29 de septiembre de 2015.

EXPEDIENTE Nº:                22/2015.

PROCESO:        Recurso de Revisión Extraordinaria de Sentencia.

PARTES:        Rubén Coajera Vaquita, Teresa Ribera Chávez, Cristina Quispe Choque y otros.

                       

VISTOS EN SALA PLENA: El recurso extraordinario de revisión extraordinaria de sentencia, interpuesto por Rubén Coajera Vaquiata, Teresa Ribera Chávez, Cristina Quispe Choque, Mary Luz Chávez Rodríguez, Rodolfo Guayo Bate, Edith Durán Vda. de Vélez, Dionicio Quispe Carrillo, Mayerli Chao Vaca, Luciano Desiderio Pomacusi, Rosalía Yapu Mamani, Ángel Mamani Febrero, Silvia Quiroz Condori, Ramiro Antonio Chalco Quispe, Leonardo Rodríguez Loayza, Wilfredo Saavedra Cartagena, Luciano Ventura Rojas, Marina Rodríguez Mamani, Silvia Cordero Saire, Flavia Eudaldi Limachi Quispe, Ángel Tapia Chocata, Ydelberto Murillo Rodríguez, Jacinto Murillo Rivera, Teresa Salas Cuéllar, Alfredo Apaza Condori, Mario Mamani Ramos, Viviano Ochoa Apaza, Agustín Murillo Rivera, Vino Alcida Macías, Antoliano Churqui Merma, Nemecio Sonco Chura, Milton Ricky Romero Miranda, Moisés Elías Guzmán Flores, Brian Antonio Arquiza Amutari, Luis Antonio Urquiza Amutari, Rosario Amutari Chinari, Faviana Chiri Porco, Marina Rodríguez Mamani, Silvia Cordero Saire, Facundo Vallejos Maldonado, Pánfila Yucra Vargas, Favio Fernando Mercado Luisaga, Sulma Kahuana Gonzáles, Regina Puni Mamani, Severino Puni Mamani, Fortunato Gerardo Chino, Demetrio Condori López, Orlando Tórrez Gutiérrez, Gladys Ventura Quispe, Juana Machaca Vda. de Quispe, Marcela Quispe Machaca, Emilio Castro Chacón, Porfirio Álvarez Condo, Carmen María Riguera Ovales, Flora Ope Villca, Norman Vargas Cuno, Víctor Condori Poma, Mario Mamani Choque, Regina Canliaga García, Juan Lurici Puro, Addy Gonzáles Salvatierra y Elvira Cusi Mamani dentro del Proceso Ordinario de Hecho sobre Usucapión Decenal seguido por Miriam Crespo de Choma contra Martha Azevedo Vda. de Saucedo; contra la Sentencia Nº 11 de 19 de abril de 2010, pronunciada por el Juez de Partido de la Niñez y Adolescencia, en suplencia legal del Juez de Partido de Familia, ambos de Cobija, dentro del proceso ordinario de conocimiento sobre prescripción adquisitiva decenal (usucapión extraordinaria), seguido por Miriam Crespo de Choma contra presuntos interesados y posteriormente contra Martha Azevedo Vda. de Saucedo, el Informe de la Magistrada Maritza Suntura Juaniquina.

CONSIDERANDO I: Que mediante memorial cursante de fs. 106 a 108, y el memorial de subsanación que cursa de fs. 138 a 140 vta., los recurrentes, interponen Recurso de Revisión Extraordinaria de  la Sentencia Nº 11 de 19 de abril de 2010, pronunciada por el Juzgado de Partido de la Niñez y Adolescencia, en suplencia legal del Juzgado de Partido de Familia, ambos del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, manifestando que:

  1. En el hoy denominado “Barrio Perla del Acre”, existían terrenos que no pertenecían a nadie; es decir, sin dueño, por lo que ingresaron el año 2005 hasta la fecha, al ser todo monte realizaron trabajos de desmonte con herramientas de mano, para en una pequeña porción construir sus viviendas, al ser gente que no cuenta con terrenos, provenientes del lugar como de otras regiones del país.
  2. En esa ocupación pacífica encontraron a Miriam Crespo de Choma, quien inició un proceso de Usucapión ante el Juez de Partido en lo Civil, del predio denominado “Santa María”, ubicado en el cantón Santa Cruz, provincia Nicolasa Suárez del departamento de Pando, sobre una extensión de 39.077,62 Has., en la que actualmente conviven más de 800 familias, aparentando ser propietaria Martha Azevedo Vda. de Saucedo, asume defensa y reconviene la demanda, sin considerar que los recurrentes eran moradores anteriores a Miriam Crespo de Choma, sin que se los cite ni se les haga conocer la demanda.
  3. Dicho proceso culminó con la Sentencia Nº 11 de 19 de abril de 2010, que declaró Probada la demanda de Usucapión, la cual fue confirmada por el Auto de Vista de 07 de octubre de 2010, pronunciado por la Sala Civil del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, el cual fue recurrido de casación, siendo resuelto por el Auto Supremo Nº 220/2012 de 21 de septiembre, emitido por la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia, declarando Infundado el recurso en la forma e Improcedente en el fondo.
  4. Ante esa situación los moradores del “Barrio Perla del Acre” ahora recurrentes-, iniciaron un proceso pidiendo la nulidad de dicha Sentencia por haber sido lograda con Fraude Procesal, el cual concluyó con la Sentencia Nº 10/2014 de 27 de marzo, dictada por el Juez de Partido Primero en lo Civil del Tribunal Departamental de Pando, declarando Improbada la demanda, apelada la Sentencia la Sala Penal y Administrativa del referido Tribunal, por Auto de Vista de 12 de septiembre de 2014, revocó la Sentencia apelada y declaró Probada la demanda de fraude procesal e Improbadas las excepciones, contra el referido fallo la parte perdidosa interpuso recurso de casación, el cual fue declarado Infundado por Auto Supremo Nº 28/2015 de 14 de enero, emitido por la Sala Civil del Tribunal Supremo de Justicia.
  5. Asimismo, de la revisión de antecedentes que cursan en Sala Plena de este Tribunal, no se advierte Protesta Formal que hubiese sido presentada por los recurrentes; empero, se tiene el expediente 1278/2013, en el cual por memorial interpuesto el 30 de diciembre de 2013, el Gobierno Autónomo Municipal de Cobija, representado por Jacinto Condori Torrez y Tiana Pinheiro Lauria, presentó Protesta Formal de hacer uso del recurso de revisión extraordinaria de sentencia una vez se concluya el proceso de fraude procesal.
  6. Por memorial de 12 de junio de 2005, el Gobierno Autónomo Municipal de Cobija, representado por Carmelo Vargas Guerra, se adhiere a la revisión extraordinaria de sentencia formulada por Rubén Coajera Vaquiata, Teresa Ribera Chávez, Cristina Quispe Choque, Mary Luz Chávez Rodríguez y otros.

CONSIDERANDO II: Que para la resolución del conflicto es necesario efectuar las siguientes consideraciones de orden legal:

Mediante el Recurso Extraordinario de Revisión de Sentencia, se pretende revisar nuevamente una sentencia ejecutoriada, en casos excepcionales que justifican el reexamen de una sentencia con sello de calidad de cosa juzgada y donde se pretende subsanar un error judicial; siendo este recurso extraordinario y excepcional: “…el remedio procesal extraordinario encaminado a reexaminar de nuevo una sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada, cuando se ha llegado a ella por medios ilícitos o irregulares, sin culpa o negligencia del vencido, prescindiendo o incorporando nuevos elementos de prueba en el nuevo juicio” (Ramiro Podetti -Tratados de los recursos judiciales en el derecho civil, pag. 457). Condicionándose su procedencia sólo a procesos de conocimiento y a la existencia de dos sentencias: la primera la que se impugna y la segunda, dictada con posterioridad, que demuestra una de las causales que permite la revisión de la primera.

El ordenamiento jurídico boliviano regula este recurso en los arts. 297 y ss. del Código Procesal Civil, y condiciona su procedencia a la existencia de causales o motivos señalados de manera expresa y sujeta al sistema de números clausus.

Respecto al plazo para la interposición del recurso, el art. 298 de la norma civil adjetiva, en sus parágrafos I y II establece que: “…sólo podrá interponerse dentro del término fatal de un año computable desde la fecha en que la sentencia adquirió ejecutoría. Si se presentare pasado este plazo será rechazado de plano. Sin embargo, si hasta el término del año no se hubiere fallado aún el juicio dirigido a comprobar algunas de las circunstancias señaladas en el artículo precedente, bastará que dentro de ese plazo se hiciere protesta formal de usar este recurso, el cual deberá ser formalizado en el plazo fatal de treinta días a contar de la ejecutoria de la sentencia pronunciada en dicho juicio”.

Los señalados plazos son fatales e improrrogables, iniciándose el cómputo de la siguiente manera: a) Para el caso de que se hubiere fallado dentro del proceso tendiente a demostrar las causales de revisión de sentencia, señaladas por el art. 297 del Código de Procedimiento Civil, se deberá interponer el Recurso en el plazo de un año a partir del día siguiente de ejecutoriada la sentencia que se pretende revisar; y, b) En el caso de que no se hubiere fallado aún dentro del proceso tendiente a demostrar las causales de revisión de sentencia, señaladas por el art. 297 del Código adjetivo Civil, bastará que dentro del año de ejecutoriada la sentencia, de la cual se pretende la revisión, se haga protesta formal de usar el citado recurso y una vez obtenido y ejecutoriado el fallo el recurso deberá ser formalizado dentro de los treinta días computables a partir de la ejecutoria del mismo. En caso de incumplimiento de dichos plazos, el tribunal se halla facultado para rechazar in límine o de plano y sin mayor sustanciación el Recurso, correspondiendo en tal caso ejecutar la sentencia de la que se pretende la revisión, sin mayor dilación.

Respecto a la caducidad de los plazos otorgados a las partes para la realización de los actos procesales, estos caducan por el transcurso del tiempo y la inacción de la parte, siendo perentorios e improrrogables y transcurriendo ininterrumpidamente, así lo ha establecido el legislador en el art. 1517 del Código Civil, al disponer que “la caducidad solo se impide mediante el acto por el cual se ejerce el derecho”, lo que conlleva a que el cómputo del plazo sólo se interrumpe con la presentación de la acción, demanda o recurso judicial respectivo.

CONSIDERANDO III: En el caso de autos se establece que la Sentencia Nº 11 de 19 de abril de 2010, pronunciada por el Juzgado de Partido de la Niñez y Adolescencia, en suplencia legal del Juzgado de Partido de Familia, ambos del Tribunal Departamental de Justicia de Pando, dentro del proceso de Usucapión seguido por Miriam Crespo de Choma contra presuntos propietarios, posteriormente dirigida contra Marta Azevedo Vda. de Saucedo y Juan Silvestre Saucedo Azevedo, de la cual se pretende la Revisión, concluyó con la emisión del Auto Supremo Nº 220/2012 de 21 de septiembre, emitido por la Sala Civil Liquidadora del Tribunal Supremo de Justicia. A esto se añade que los impetrantes no hicieron uso de la Protesta Formal, dentro del plazo fatal de un año establecido por el art. 298.II del Código Procesal Civil, de lo que se concluye que al haber interpuesto el recurso de revisión extraordinaria el 01 de junio de 2015, los recurrentes no dieron cumplimiento a los requisitos previstos en el art. 299 inc. 1) del Código Adjetivo Civil, ni observaron el plazo legal para interponer el presente recurso conforme señala el art. 298 del referido Código, lo que ha ocasionado que su derecho de accionar haya caducado.

En cuanto al Gobierno Autónomo Municipal de Cobija, como se detalló en el acápite I de la presente Resolución, si bien presentó protesta formal, la misma no adjuntaba el respectivo mandato con las facultades para poder proseguir el proceso de conformidad a los arts. 811.I y 831.I del Código Civil, ni acompañaba las fotocopias debidamente legalizadas del proceso de fraude procesal y de la Sentencia que se quiere sea revisada, por lo cual con carácter previo se le solicito subsane dichas observaciones; sin embargo, el Gobierno Autónomo Municipal de Cobija, pese habérsele concedido un nuevo plazo a objeto de cumpla con las observaciones a la protesta, no subsanó dichos defectos advertidos, por lo que en aplicación de la amplia jurisprudencia emitida al respecto por este Tribunal, contenida en el Auto Supremo 134/2014 de 14 de agosto, entre otros, no corresponde la consideración de su memorial de adhesión, al no haber cumplido con los requisitos establecidos en el 298 del Código de Procedimiento Civil.

Finalmente, es pertinente señalar que aunque el recurrente pueda tener razón en el fondo de su recurso (lo cual no se reconoce en esta Resolución), este Tribunal Supremo de Justicia no tiene competencia para ingresar a ese análisis, ya que, bajo los principios Dispositivo y de Preclusión, la dejadez de los supuestamente afectados con el fraude procesal al dejar vencer los plazos que la ley otorga han permitido que su derecho caduque.


POR TANTO: La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, declara INADMISIBLE la solicitud de Revisión Extraordinaria de Sentencia cursante de fs. 106 a 108, y la adhesión que cursa de fs. 112 a 114 vta., por haber sido interpuestos de manera extemporánea.

Providenciando el memorial cursante de fs. 176 a 179, en observancia del art. 4 inc. 2) del Código de Procedimiento Civil, que en cuanto a las facultades especiales de los Jueces y Tribunales señala: “Rechazar todo escrito que contuviere expresiones ofensivas para las partes, el juez o la moral, o que no sea atinente al motivo del proceso”, por lo que, al contener el memorial de referencia, expresiones ofensivas dirigidas contra los Magistrados y Magistradas de este alto Tribunal, que van contra su honor y dignidad, específicamente en los puntos 1, 2, y 3 de la última parte de dicho memorial (fs. 178), se rechaza el mismo; sin perjuicio de ello, por Secretaría de Sala Plena, remítase una copia legalizada del referido escrito y de la presente Resolución al Ministerio Público a efectos de que se investigue la denuncia formulada.

No suscribe la Magistrada Norka Natalia Mercado Guzmán por no encontrarse presente en Sala.

Regístrese, notifíquese y archívese.


Fdo. Jorge Isaac von Borries Méndez

PRESIDENTE

Fdo. Rómulo Calle Mamani

DECANO

Fdo. Antonio Guido Campero Segovia

MAGISTRADO

Fdo. Pastor Segundo Mamani Villca

MAGISTRADO

Fdo. Gonzalo  Miguel Hurtado Zamorano

MAGISTRADO

Fdo. Rita Susana Nava Durán

MAGISTRADA

Fdo. Maritza Suntura Juaniquina

MAGISTRADA

Fdo. Fidel Marcos Tordoya  Rivas

MAGISTRADO


Fdo. Sandra Magaly Mendivil Bejarano

Secretaria de Sala

Sala Plena